Skip to content

Corpus Christi en Chuao

Corpus Christi (en latín, «Cuerpo de Cristo») o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, es una fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la Eucaristía. La celebración de los Diablos Danzantes de Corpus Christi se celebra en once “cofradías” o hermandades alrededor de Venezuela. Chuao comparte a los Diablos de la Costa con la cofradía de Turiamo, Cata y Cuyagua, todas en Aragua.

Los Diablos Danzantes se realizan sesenta días después del domingo de resurrección, fecha del Corpus Christi. Por tres días, los diablos bailan como interpretación de la lucha entre el bien y el mal. Durante la celebración, los “promeseros” visten indumentarias coloridas y máscaras de diablos. La iglesia católica cumple un papel fundamental en la escenificación –llevando la Eucaristía–, mientras los diablos bailan por los pueblos para espantar al maligno, hasta rendirse ante el Santísimo. Los danzantes utilizan pequeñas cruces como protección del mal, a veces confeccionadas con palma bendita, tela, cintas cosidas al traje, rosarios y escapularios. Los diablos participan en la danza como pago de promesas al santísimo.

Leer más

Panabús

La historia del Panabús es una historia de bondad, un mágico espacio de iniciativa privada que va sobre ruedas tratando de rescatarnos a todos como sociedad. Es un viaje cotidiano al centro de nuestras carencias, una isla para los olvidados. Los que suben al autobús reciben cuidados primarios en salud, alimentación y vestido. Pero también reciben la posibilidad de no bajar nuevamente a la calle, una oportunidad lejos del olvido, una manera de continuar sin mirar atrás. Estas imágenes son una aproximación visual a la esperanza de los más desposeídos, un espejo que refleja lo mejor de nuestra existencia como ciudadanos.

Leer más

Queremos vivir: seis testimonios sobre la escasez de medicinas

En Venezuela los pacientes con enfermedades crónicas tienen dificultades para acceder a sus tratamientos. Algunos dependen de medicamentos de alto costo, distribuidos gratuitamente por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Pero cuando acuden a alguna de sus sedes les informan que no hay en su inventario. La Organización Nacional del Trasplante de Venezuela advierte que 3.500 trasplantados podrían fallecer porque no cuentan con medicinas inmunosupresoras. La asociación civil Codevida afirma que 16.000 pacientes renales están en riesgo inminente de muerte por el cierre de unidades de diálisis en el país. A continuación, seis venezolanos hablan sobre la lucha por las medicinas y el deterioro paulatino de su salud.

Leer más