TESTIMONIOSE BUSCA INMUNOSUPRESOR

Luz Marina Gois: He tenido dos rechazos reversibles por la falta del medicamento

por Yorman Guerrero

Fotografía de Roberto Mata

10/07/2018

“En el año 2000 me diagnosticaron hepatitis autoinmune y siete años después me trasplantaron. Tomo Prograf y Prednisona desde agosto de 2007. En estos 10 años he tenido dos rechazos reversibles por la falta del medicamento. El primero fue en 2011. Pasé tres semanas sin tomar el tratamiento completo porque el Seguro Social no tenía los inmunosupresores. Me hospitalizaron. No me sentía mal, pero mis valores estaban mal. En los exámenes se notaba la diferencia. El GGT, la transaminasa, todas esas cosas estaban fuera de sus valores normales. En 2017 tuve el segundo rechazo por la misma razón. En la farmacia de alto costo me decían: ‘No hay, no hay’. Esa vez comencé a sentirme cansada, sin fuerzas. Tuve que conseguirlas por mi cuenta. Intenté ir a Colombia pero no pude. Me sentía débil. Cuando se presentó el rechazo, se me descontroló el azúcar. Tuve que inyectarme insulina. Me costó encontrarla, pero la conseguí. Mi hermano se fue a vivir a Colombia y me mandó los inmunosupresores con un conocido. Las casas de encomiendas no aceptan medicinas. Pasé casi un mes sin tomarlas. Antes me sentía afortunada porque nunca me faltaban los inmunosupresores. Pero desde el año pasado, la falla del medicamento nos ha afectado a todos”.

 

Luz Marina Gois es administradora. Trasplantada de hígado hace 10 años

***

Este testimonio forma parte del especial Se busca inmunosupresor. Haga click en la imagen para ver el especial:


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo