Skip to content

Actualidad

Dialogar sobre el caos

por Saraí Suárez

03/04/2018

El mundo desea comprender qué ha ocurrido en Venezuela para evitar cometer los mismos errores. En Europa la curiosidad se ha transformado en solidaridad y cada vez son más quienes se interesan en asistir al final de la tragedia venezolana.

(París, 3 Abril 2018). — Es mucho lo que se ha podido decir en los últimos días en Europa a la luz del documental “Mujeres del caos venezolano”, de Margarita Cadenas. Venezuela se ha convertido en tema de reflexión y análisis que da para conferencias, debates, discusiones y diálogos. En los festivales de cine donde ha participado el documental, y gracias a él, el país parece tendido sobre una mesa de operaciones, con el vientre abierto de par en par, mientras expertos de todo tipo desfilan frente a él para tratar de entender: qué ocurrió, cómo se llegó a este punto y cuáles son las posibles soluciones. Venezuela es una palabra que se pronuncia hoy en inglés, francés, danés, alemán, checo y hasta en holandés. Nos hemos convertido en un mal universal. En países como La República Checa, donde se proyectó el documental a principios de marzo, la reflexión apunta hacia el aprendizaje. En Praga quieren evitar replicar los errores venezolanos en su joven democracia. Dentro de todo hay un elemento favorable, como afirmó la directora del documental, Margarita Cadenas, el silencio de la comunidad internacional ha terminado.

En la ciudad de la Corte Penal Internacional

Acaba de concluir el Festival “Movies that matter” (Películas que importan), celebrado en la ciudad de La Haya, sede de la Corte Penal Internacional (CPI). El Parlamento Europeo aprovechó para conmemorar el 30 aniversario del Premio Sajarov con una proyección especial de “Mujeres del caos venezolano”. Después de la proyección se llevó a cabo un diálogo entre la directora del documental, Margarita Cadenas, Leopoldo López Gil, padre del líder de la oposición y preso político Leopoldo López, la politólogo Sasha Ojeda Mendoza y el periodista Edwin Koopman. Tal y como ha ocurrido en los diferentes festivales donde se habla de la situación en Venezuela la emoción y la curiosidad se fusionan y buscan entender qué es lo que ha ocurrido en el país latinoamericano.

La empatía entre los miembros del panel fue inmediata, el padre de Leopoldo López no contuvo sus lagrimas al subir al escenario y agradecer a la directora, Margarita Cadenas, por el valioso testimonio que representa su documental. La reflexión recorre casi siempre el mismo camino, nadie entiende como un país tan rico ha podido llegar a estos niveles de pobreza, inseguridad, injusticia, escasez, ignominia y anarquía. Concluye mirando hacia el futuro y tratando de visualizar las posibles salidas a la crisis.

Controversia en foro de derechos humanos

Previamente el documental se presentó en el Festival de Cine y Foro Internacional de Derechos Humanos (FIFDH) en Ginebra, Suiza, un evento donde el dolor no tiene escondite. Allí se ventilan las tragedias más dramáticas del mundo actual, las injusticias más absurdas, las realidades más inverosímiles. Allí estuvo Venezuela.

Comparado con un festival de cine donde la ficción y la imaginación suelen ser el hilo conductor, en el FIFDH es la realidad la que prima y conecta. El único espacio que se deja a la imaginación es el que sirve para ponerse en los zapatos del otro.

El documental “ Mujeres del caos venezolano” sirvió de base para un debate sobre Venezuela. Durante la proyección, en una sala repleta de espectadores, las redes sociales se apoderaron del hashtag #FIFDH2018 criticando la participación de la ex fiscal venezolana, Luisa Ortega Díaz, en este evento y denunciando algunos de los casos de quienes aún permanecen tras las rejas o cuyos derechos humanos fueron violados impunemente durante su gestión.

Organizar un debate sobre Venezuela no es tarea fácil, las pasiones tropicales pueden encenderse con facilidad. Si hay algo que todavía el gobierno venezolano está interesado en defender es su imagen internacional, por ello, el debate en Ginebra recibió algunas amenazas de saboteo y los organizadores se vieron forzados a incrementar las medidas de seguridad. Conscientes del terreno sobre el cual caminaban, el debate se inicio solicitando respeto y calma por parte del publico.

El Coordinador general de la ONG venezolana Provea, Rafael Uzcátegui, la activista de derechos humanos y esposa del líder de la oposición y preso político Leopoldo López, Lilian Tintori, la ex fiscal venezolana, Luisa Ortega, y el ex secretario ejecutivo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Santiago Cantón, conformaron el panel para dialogar sobre ese caos llamado Venezuela. Las mujeres que protagonizan el documental dejan en evidencia la escasez, la inseguridad, la impunidad, la crisis económica, el colapso del sistema de salud y las violaciones de derechos humanos.

La gran expectativa de la noche fue sin duda la participación de Luisa Ortega Díaz quien comenzó por decir: “ No he cambiado, yo sigo siendo la misma persona que estaba en el Ministerio Publico”. Esta afirmación, luego de escuchar su voz en el documental diciendo que Venezuela tiene el mejor sistema de derechos humanos del mundo resulta desconcertante. Al ser increpada por una espectadora sobre esta contradicción la ex fiscal prefirió obviar la pregunta y decidió dar cuenta de las acciones que ha tomado desde que rompió con el gobierno agregando: “Siempre he tenido la virtud de asumir todo en toda su extensión, no a beneficio de inventario, no tengo nada que temer y enfrentaré todo lo que tenga que enfrentar”, aseveró Luisa Ortega Díaz ante la sala repleta.

Santiago Cantón, uno de los tres abogados que dirige hoy la investigación preliminar de la Corte Penal Internacional (CPI), explicó ante todo que “la CPI determina responsabilidades individuales” y que el juicio a los responsables de violaciones de derechos humanos en Venezuela dependerá de la decisión que tome la CPI de abrir o no una investigación formal. “La responsabilidad de lo que ha ocurrido en Venezuela la tienen los funcionarios del gobierno de estos últimos 15 años pero también la tiene la comunidad interamericana” que no pudo resolver el problema a tiempo según Cantón. Ante la pregunta muy directa del moderador sobre la posibilidad o no de enjuiciar a figuras como Luisa Ortega Díaz, Cantón explicó que : “la investigación debe retroceder por lo menos hasta el 2005 cuando claramente los funcionarios del gobierno ignoraban o apoyaban violaciones a los derechos humanos de todo tipo”, explicó.

Cara a cara

Por su parte, Lilian Tintori, desde Caracas, reafirmó su discurso conciliador y de esperanza: “Venezuela es un caos como lo dicen las mujeres de este documental, pero somos también pasión, esperanza, fuerza y ese sueño que tenemos todos de reencontrarnos. Estamos llenos de ganas de reconciliarnos y de salvar a Venezuela de la peor crisis que hemos vivido en nuestro país. La comunidad y el mundo tienen que hacer más, no nos pueden dejar solos”, puntualizó.

Ante una suerte de cara a cara que intentó establecer el moderador entre Tintori y Ortega Díaz, amabas esquivaron el ejercicio. La primera en responder fue Lilian Tintori quien afirmó: “Todo aquel que sume a la libertad y la democracia de Venezuela es necesario. Necesitamos que todas las personas tengan la valentía, como la tuvo ella en su momento (en referencia a Luisa Ortega Díaz), de denunciar las violaciones sistemáticas de derechos humanos y separarse claramente de la dictadura”, indicó. Por su parte Ortega Díaz afirmó que “en este momento Venezuela necesita de todos. Necesita la unión de la sociedad civil sin importar su tendencia política, su religión o su creencia, es necesaria la unión de todos y el perdón de todos para trabajar con un solo objetivo: rescatar las libertades de Venezuela”, recalcó la ex fiscal.

Rafael Uzcátegui, con su gran experticia en el terreno de los derechos humanos, aseguró que las ONG en Venezuela vienen denunciando la situación hace años, sin embargo, anteriormente solo se escuchaba el discurso del gobierno, “a las ONG nos ha costado mucho hacernos oír. Hoy lo hemos logrado, la comunidad internacional esta jugando un papel muy importante al hacer presión sobre la situación venezolana”, afirmó Uzcátegui. “Cada vez nos sentimos menos solos. Hace unos años era impensable que un documental como este (en referencia a Mujeres del caos venezolano) despertara tanto interés. Antes había un apoyo automático y sin criticas con el gobierno, solo por el hecho de tener una actitud antiimperialista. Esto ha cambiado, el peso de las evidencias es cada vez más dramático”, agregó Uzcátegui.

Cambio obligatorio

Para Santiago Cantón el cambio de gobierno es indispensable para que se produzca una transición y se haga justicia en Venezuela. “Lo que la gente quiere luego de las violaciones de derechos humanos es justicia, y la justicia es que vaya alguien preso. Cuando las transiciones se llevan a cabo con un gobierno saliente que tiene una cuota de poder importante esa justicia es mucho más difícil. En el caso venezolano esto va a depender de los procesos políticos y de un cambio de gobierno. Es necesario un gobierno democrático, porque evidentemente el actual no lo es”, explicó Santiago Cantón.

“La presencia de Nicolás Maduro en el poder es una imposibilidad para la realización de elecciones libres y creíbles. Por ello nuestra propuesta es una gran movilización que pide la renuncia de Nicolás Maduro para la realización inmediata de elecciones”, señala Rafael Uzcátegui respecto a la imperiosa necesidad de cambio político para solucionar la crisis. En Europa es difícil comprender cómo es posible que para una elección tan importante como la que se avecina en Venezuela, una elección presidencial, no haya candidato por parte de la oposición. Lilian Tintori explica con firmeza: “No hay candidato porque están presos, inhabilitados o en el exilio. El régimen quiere seguir insistiendo en que no estamos unidos. Pero esto es falso. Hoy hay unidad firme. Tenemos una oposición que ha vivido la peor persecución de la dictadura y a pesar de ello sigue adelante exigiendo condiciones. La muestra de unidad es que no hay candidato de oposición porque queremos elecciones, queremos votar, queremos una salida pacifica pero con elecciones libres y transparentes”, concluyó Tintori.

“Mujeres del caos venezolano” continúa su recorrido, esta vez por el Festival Internacional de Documentales de Canadá “HOT DOCS” en la ciudad de Toronto, y la salida en salas de cine de Estados Unidos y Francia. El público podrá continuar reflexionando sobre el drama Venezolano, en cuyo espejo se están mirando algunas democracias del mundo que no desean cometer los mismos errores.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo