Skip to content

Fútbol

La decisión de Salomón Rondón

por Jován Pulgarín

Fotografía de Pedro UGARTE | AFP

18/07/2019

No existe jugador más vilipendiado que Gonzalo Higuaín. El delantero de la selección de Argentina es más recordado por los goles que falló —en específico uno contra Alemania en Brasil 2014— que por los anotados, que superan los 300. No es dado a hablar, lo que le suma enemigos. Pero en una de las pocas entrevistas que dio, demostró que sabe tanto con los pies como con la cabeza. En una de sus extrañas intervenciones frente a la cámara, antes del Mundial de Rusia 2018, dejó una frase que define muy bien su profesión: “Yo sé que el jugador de fútbol es descartable”.

Existe en el discurso de Higuaín una gran amargura y una plena conciencia de lo que es, de lo que significa y de lo que quiere. En la entrevista que da a TNT Sports, reflexiona sobre el fanatismo, sobre los técnicos, sobre el público y al final dice: “Hoy en día lo que sirve, es criticar al otro, hacerle mal al otro”. Invito, en un extraño y exigente movimiento narrativo, a ver el video (específicamente el minuto 8) que nos servirá de contexto para hablar de Salomón Rondón y su mudanza a un bosque de la China:

Rondón es uno de los mayores talentos futbolísticos nacido en Venezuela, poseedor de todas las herramientas que se buscan en un delantero: potencia, habilidad y físico. Dice el técnico Richard Páez a Prodavinci: “Salomón evolucionó, desde su llegada a Europa. Se convirtió en un jugador cognitivo, es decir, sabe solucionar la jugada antes de recibir el balón. Excelente pivoteador y tiene comprensión en fase defensiva. El mejor ‘9’ que ha salido de Venezuela”.

Como saben la mayoría de lectores, Rondón dejará el fútbol inglés para recalar en el torneo chino (Dalian Yifang), de la mano del técnico que parece haber comprendido mejor sus virtudes: Rafael Benítez. Ganará muy buen dinero, como la mayoría de jugadores que parten hacia este destino. Las redes sociales y las discusiones de café se centran en juzgar si el movimiento es oportuno y certero.

El desempeño de Rondón ha estado siempre en la mira de los fanáticos y de los analistas. Se convirtió en la gran esperanza blanca en un fútbol sediento de héroes y victorias. “Cuando Venezuela tenga un gran’9’, su historia será otra”, se le escuchaba a técnicos y periodistas extranjeros. Salomón parecía ser el enviado divino para cumplir con la profecía, pero, como suele suceder con las leyendas, el ariete terminó siendo más terrenal.

La carrera del jugador nacido en Caracas, el 16 de septiembre de 1989, es bastante sólida. No hay forma de negarlo. Pasar de un club venezolano, como el Aragua FC, al Newcastle United Football Club es un verdadero reto al destino. Salomón dejó huella con todas las camisas que sudó: Las Palmas (12 goles), Málaga (22 goles), Rubin Kazán (13 goles), Zenit  (20 goles) y Newcastle (11 goles). Su actuación más discreta fue con el club que compró su ficha: el West Bromwich (24 goles en tres temporadas).

Precisamente, en 2015, cuando dejó el Zenit por el Bromwich, la discusión de si Rondón había tirado su carrera por la borda, existía. En ese entonces, los manejadores del delantero fueron muy sinceros con este cronista: “Fue la única oferta concreta que tuvimos”. La frase de pablo Martínez, representante del venezolano, era un imán a tierra. El mercado en el fútbol es el que es, no el que quisiéramos que fuera.

La idea entonces era que Rondón jugara como sabe y que sus goles hablaran por él. Como no tiene pasaporte extracomunitario, debía ocupar la plaza de un extranjero y eso limitó mucho su espectro. De manera que solo con grandes actuaciones y un poquito de suerte, terminaría vistiendo una camiseta de un club líder. La teoría, sin embargo, no funionó.

¿Hemos sobrevalorado a Rondón? ¿Ha sido realmente el mejor venezolano en el extranjero? “Hay tres jugadores venezolanos que podrían ser considerados como los mejores futbolistas de la historia de Venezuela en el extranjero, y se me hace muy difícil poner a uno por encima del otro: Juan Arango, Tomás Rincón y Salomón Rondón. Después hay un cuarto que está muy cerca de ellos, Roberto Rosales. Pero para ceñirnos a los primeros tres, debemos entender el contexto que le tocó a Arango, que no es el mismo al de hoy en día ni al que se enfrentaron Rondón y Rincón”, dice Fernando Aristeguieta, delantero de la selección de Venezuela.

Aristeguieta encontró en el fútbol colombiano (América de Cali) un trampolín para seguir su carrera fuera de Venezuela. Ya ha jugado en Europa (Nantes y Getafe) y Estados Unidos (Philadelphia Union), actualmente está por debutar en México, con el Monarcas Morelia. Ese recorrido, además de haber compartido con Rondón en la pasada Copa América celebrada en Brasil, le da una autoridad objetiva para hablar del futbolista criollo y su repecursión en el exterior.

“En el momento que Arango sale de Venezuela y va a México, era impensable que un venezolano triufara en alguna liga importante de Europa y Juan no solo se convirtió en una figura en la liga de España, sino que terminó siendo el capitán del Mallorca y eso cambió radicalmente la historia del futbolista venezolano. Juan es quien rompe con los prejuicios que existían sobre el jugador criollo”, explica el “Colorado”.

En cuanto a valorar a Rondón, describe: “Salomón ha sido extremadamente regular para ser un delantero. Le fue bien en todas las ligas de Europa, donde jugó. El fútbol inglés es muy difícil para los delanteros y él rindió, en un nivel muy alto”.  Después enfatiza que el más exitoso ha sido Rincón: “Llegó a la elite, a la Juventus. Después de eso no hay nada más. Jugó en la semifinal de Champions League y estuvo en la final (aunque no tuvo minutos)” y sobre Rosales advierte: “Ha tenido una continuidad en una Liga top (España), tal vez no fue a un club más grande porque no tiene el físico y la altura que tanto gusta a los europeos”.

Carlos Domingues, columnista de El Estímulo, y narrador de fútbol, que ha seguido a la selección nacional por décadas, sí cree que Rondón es el mejor venezolano que ha pisado suelo extranjero: “Es indudable, el venezolano que ha tenido mejor trayectoria en el extranjero. Arango se mantuvo desde muy joven al más alto nivel, sin embargo sus equipos no fueron tan trascedentes como lo han sido los de Salomón. Además ha demostrado una gran capacidad para adaptarse, su crecimiento es real. Hoy es un gran pateador de tiros libres por ejemplo, una faceta que no conocíamos hasta hace menos de cinco años. El nivel que mostró en cada equipo al que fue dejó en evidencia que vive en constante crecimiento”.

¿Entonces por qué no llegó a ningún club de los llamados “grandes”? En 2015, justamente para hablar de Rondón, Alexis Correia, que cubrió la fuente deportiva para el diario El Nacional durante finales de los años 90s, cuando comenzó la “revolución Vinotinto”, con Richard Páez a la cabeza, decía que no se debía apelar al victimismo por el tema del pasaporte. Esto, porque según algunos analistas, el fútbol venezolano y los jugadores no son tomados en cuenta por un prejuicio. Hoy mantiene esa idea.

“Creo que el paso de Rondón a China es un tema muy personal. ¿Cuáles son sus opciones? ¿Volver al Bronwich? Tomando en cuenta eso y que está por cumplir 30 años (en septiembre), aseguró su futuro económico. Es probable que piense que el tren de un gran equipo ya pasó. O tal vez esté buscando lo mismo que Josef Martínez, ir a una liga menor pero donde la puedes romper y así relanzar tu nombre. El tiempo lo dirá”, sentencia Correia.

Tal vez para no perder las esperanzas, durante estos días se han recordado casos comos el de Paulinho, que fue convocado por Tité para reforzar el mediocampo de la selección brasileña cuando militaba en el desconodido Guangzhou Evergrande y rindió tanto que llegó al Barcelona (aunque solo una temporada). Algo parecido sucedió con Renato Augusto, que respondió en las eliminatorias, militando en el Beijing Guoan. Pero son excepciones que remarcan la regla.

Ezequiel Lavezzi, Graziano Pellè, Jackson Martínez, Hulk, Oscar, Axel Witsel, Alexandre Pato, Ramires, Freddy Guarín, Gio Moreno, Mao Molina, Nicolás Anelka, son agunos de los buenos jugadores que tenían pasado y presente, pero que se fueron diluyendo por su transitar en la liga asiática.

Aún así, es prácticamente imposible asegurar que el rendimiento de Rondón empeorará. Si a las estadísticas vamos, la Superliga China tiene a sus clubes bien colocados en los ránkings oficiales, por encima de equipos de Europa y Suramérica. Por ejemplo, el Shanghai SIPG se ubica en el puesto puesto 32, tres lugares por encima del Inter de Italia y ocho del Manchestr United. El equipo al que va Rondón, apenas empieza a escribir su nombre después de ascender en 2017, tras una compra de derechos de la franquicia.

Ahora, asumamos que la liga China es en efecto poco competitiva. Esta debería ser la discusión menor. Primero, con o sin Rondón, la Vinotinto muestra uno de los peores promedios de gol de Suramérica. Y esto no se debe a que su máxima estrella juegue en la Conchinchina o en el Compotica FC. Se debe, entre muchas cosas, a la estructura del fútbol nacional, la desidia de la Federación Venezolana de Fútbol y a las decisiones que toman los técnicos.

Según el periodista Esteban Rojas, el promedio de gol por entrenador de la Vinotinto no varía demasiado en los últimos años: 1° Richard Páez 1.21, 2° César Farías 1.15, 3° Rafael Dudamel 1.08 y 4° Sanvicente 1.05. Todo esto a pesar de que cada técnico contó con jugadores ofensivos de buen desempeño es ligas extranjeras: Giancarlo Maldonado, Juan Arango, Josef Martínez y el propio Rondón, por nombrar a algunos. Y en este precario contexto, Salomón se las arregló para gritar 24 veces gol y superar a Arango.

En la entrevista a Higuaín, el argentino dice que vio a muchos cracks “caer en el camino” y “gente menos crack hacer una carrea de la ostia”. La carrea de Rondón continúa. No ha muerto. Se habla mucho de sus decisiones, pero poco de lo profesional que ha resultado en cada equipo al que llegó. No se le conocen escándalos ni problemas de disciplina. En el campo, según ESPN, no ha recibido tarjetas rojas con sus clubes. Tal vez nunca llegue a un equipo élite, pero su hoja de vida indica que tampoco le hace falta.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo