Air Europa

Entre canales, historia y arquitectura: Bienvenido a Venecia

por Contenido patrocinado

18/05/2019

Con el propósito de trasladar mentalmente a aquellos que tienen sus dudas acerca de visitar o no a la ciudad más romántica, y para servir de prólogo para quienes se encuentren planeando su viaje a dicha ciudad, los invitamos a abordar esta increíble experiencia que es conocer Venecia.

Para dar comienzo al recorrido, iniciaremos visitando una de las atracciones características como lo son los preciosos canales que recorren todos los rincones de la ciudad como si se trataran de calles, pero el más representativo es el Gran Canal de Venecia, el cual es el más grande e importante entre todos los canales de la ciudad, ya que la recorre dividiéndola en dos con sus 4 kilómetros de longitud. Dicho canal se puede recorrer a través de Vaporettos, que son autobuses urbanos acuáticos, los cuales le aportan un encanto especial que solo posee Venecia. Otra opción para trasladarse en el Gran Canal es mediante el Traghetto, la cual es la alternativa más agradable. Los Traghettos, son góndolas que atraviesan los lugares por donde no se encuentra ningún puente.

Sin embargo, si es de su preferencia, también puede atravesar el Gran Canal caminando, mediante uno de sus cuatro puentes, los cuales son:

  • Puente Rialto
  • Puente de la Academia
  • Puente de los descalzos
  • Puente de la Constitución

La segunda cita debe realizarla en la Plaza de San Marcos, cuya ubicación se encuentra en el corazón de Venecia, de la cual se tiene conocimiento que mide 180 metros de largo por 70 metros de ancho y es la única Piazza de Venecia, ya que el resto son piazzales o campos. Es una de las plazas más hermosas del mundo, Napoleón Bonaparte la definió como “El Salón más bello de Europa”.

Su construcción se inició en el siglo IX adoptando el tamaño y la forma que actualmente posee en 1177, siendo finalmente pavimentada 100 años después.

La Plaza de San Marcos está constituida en sus alrededores por la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, la Torre dell´ Orologio y el Campanario de la Basílica.

En el balcón superior de la Torre del Reloj (Torre dell´Orologio), de estilo renacentista dos moros de bronce tocan las horas. También es importante nombrar las destacadas columnas de San Marcos y San Teodoro junto a la entrada de la Plaza en el Gran Canal, las cuales fueron construidas en granito en 1172, en el lugar en donde se llevaban a cabo las ejecuciones públicas.

La Basílica de San Marcos, situada junto al Palacio Ducal ha sido el centro de la vida religiosa veneciana desde sus inicios. En el interior de la Basílica el color dominante es el dorado, están presentes los mosaicos de la cúpula de la Ascensión (cúpula principal), los cuales datan de principios de siglo XIII y representan escenas del Nuevo Testamento; y los mosaicos del atrio fueron realizados en teselas de cristal y pan de oro, los cuales detallan escenas del Antiguo Testamento. Punto importante para dar a conocer a los visitantes, es que debajo del altar, soportado por cuatro columnas de alabastro y mármol, reposa el cuerpo de San Marcos.

Una de las visitas más recomendadas por quienes ya han recorrido Venecia, y debería ser una parada obligatoria, es el Museo de la Basílica de San Marcos, en el cual podrá observar de cerca los techos y mosaicos de la Catedral, admirar las obras del propio Museo, y lo más impresionante es ver las esculturas originales de los Caballos de San Marcos.

La construcción de la Basílica, que en principio iba a ser una prolongación del Palacio Ducal, comenzó en el año 828 y su principal cometido sería para ese entonces era albergar el cuerpo de San Marcos, llevado desde Alejandría. Aunque la obra actual pertenece al siglo XI, con el paso del tiempo se le han realizado alteraciones.

El ya nombrado anteriormente, Palacio Ducal, fue usado desde sede de residencia de los dux, hasta prisión de la República de Venecia. Inicialmente fue un castillo fortificado en el siglo IX, aunque debido a un incendio tuvo que ser reconstruido y fue usado como fortaleza y presión.

Durante la visita al Palacio, se empieza por la escalinata dorada que los conducirá a la segunda planta, pasando así por las salas donde residían los dogos, las salas de votaciones, la armería, los patios y finalizando el recorrido en la prisión.

En el trayecto dentro del Palacio podrá conocer el “apartamento del Duque”, en el cual podrá admirar la decoración de las salas y los cuadros de grandes artistas como Veronés, Tiziano y Tintoretto, obras en las cuales se muestra la historia de Venecia.

Luego de pasar por el “apartamento del Duque” llegará hasta la Sala del Maggior Consiglio, lugar que fue destinado para que más de 1.000 personas llegaran a votar por el destino de Serenissima República de Venecia; lugar donde también podrá contemplar “El Paraíso”, el mayor lienzo del mundo, obra de Tintoretto.

Al final de la visita, en la prisión, verá los calabozos y los pozos húmedos, espacio en donde le contaran la historia del famoso prisionero Casanova, quien escapó por los tejados en 1756.

Aprovechando la cercanía entre la Basílica, el Palacio Ducal, y la Torre del Reloj, no se puede retirar de la Plaza sin visitar el Campanario de la Basílica de San Marcos. El Campanario posee 98.5 metros de altura y es reconocido por ser el edificio más alto de la ciudad, renombrado por ofrecer una vista espectacular de Venecia. Si sube hasta lo más alto de la torre podrá encontrar una estatua dorada del Arcángel Gabriel. En lo más alto también observará cinco campanas las cuales tenían destinadas diferentes funciones durante la República:

  • La Maragonda: la más grande, la tocaban cuando iniciaba y finalizaba la jornada laboral.
  • El Maléfico: la más pequeña, anunciaba las condenas de muerte.
  • La Nona: era tocada a las nueve.
  • La Trottiera: servía para llamar a los miembros del “Maggior Consiglio”, para que fueran a la Cámara del Consejo, y la “Mezza terza” anunciando una sesión del Senado.

Desde lo alto del Campanario tendrá la vista de toda Venecia: la Basílica, la Iglesia de la Salute, San Giorgio y si el cielo se encuentra despejado también logrará ver algunas islas como Murano.

La Plaza de San Marcos es el lugar más bajo de Venecia, por lo que cuando hay “acqua alta” es el primer espacio en inundarse. En el momento que esto ocurre las autoridades encargadas colocan pasarelas para el tránsito de los ciudadanos y turistas. La temporada en que podrá visitar o evitar ir a la Plaza inundada es entre los meses de octubre y enero, aunque solo dura una o dos horas, es necesario que se den varios factores naturales: vientos fuertes soplando al norte desde el mar Adriático, influencia de la luna en su fase llena o nueva, y baja presión atmosférica.

Otra atracción turística, bastante famosa y visitada, es el Puente de Rialto, el cual mencionamos al principio. Es el puente más antiguo de los cuatro puentes que atraviesan el Gran Canal, y es el que más renombre tiene por su diseño e historia, y posee una característica resaltante la cual es que fue el centro económico más importante de Venecia.

Si desea visitar el Puente, no necesita ir en algún horario en específico, ya que cualquier hora es agradable recorrerlo, aunque si quiere conocer el mercado Rialto, este abre todos los días de la semana, desde las nueve de la mañana hasta las doce del mediodía.

Este mercado es un lugar que tiene la singularidad de ser muy colorido, en donde predominan las frutas y verduras. Su historia y tradición se remontan al año 1097, época desde la cual se instala el mercado en el mismo lugar.

Para conocer aún más de la historia y arquitectura de Venecia, planee su itinerario para esta encantadora ciudad y reserve su boleto con Air Europa, escogiendo la frecuencia de su preferencia: miércoles, sábado y domingo, dirigiéndose a la agencia de viaje de su preferencia o visitándonos a través de www.aireuropa.com


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo