Actualidad

5 preguntas clave sobre el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR)

por Francis Peña e Indira Rojas

La Asamblea Nacional en sesión de calle el martes 23 de julio de 2019 en la que se aprobó la reincorporación al TIAR. Fotografía de Alfredo Lasry | RMTF

23/07/2019

La Asamblea Nacional aprobó en segunda discusión la Ley de Reincorporación al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), durante una sesión de calle realizada el martes 23 de julio de 2019 en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes, en Caracas. 

El proceso de reincorporación al Tratado inició el 7 de mayo de 2019, cuando los diputados del Parlamento discutieron el proyecto de acuerdo para su adhesión, propuesta de Juan Guaidó, presidente de la AN y presidente encargado de Venezuela, reconocido por más de 50 países. Tres semanas después, el 28 de mayo, se realizó la primera discusión de la ley de reincorporación al TIAR.

El 7 de julio, Guaidó anunció en Twitter que buscarían apoyo en los demás países de la región luego de la aprobación del TIAR por parte de la Asamblea Nacional. 

¿Qué es el TIAR y cuál es su origen? 

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), también conocido como “Tratado de Río”, se suscribió en la Conferencia Interamericana para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad del Continente en Río de Janeiro, Brasil, en 1947. Se firmó el 2 de septiembre de ese año como un pacto interamericano de defensa mutua para prevenir y reprimir amenazas y actos de agresión contra algún estado integrante. El documento del tratado señala que su fin es “asegurar la paz por todos los medios posibles, proveer ayuda recíproca efectiva para hacer frente a los ataques armados contra cualquier Estado Americano y conjurar las amenazas de agresión contra cualquiera de ellos”. 

Incluye la región entre Alaska y Groenlandia y la zona ártica hasta las Islas Aleutianas en el norte. En el sur, las regiones antárticas y los islotes de San Pedro, San Pablo y la isla de Trinidad. 

Tres años después, se creó otro tratado en materia de defensa: el Tratado del Atlántico Norte. 

¿Quiénes son los países miembros? 

En 1947, 19 Estados se suscribieron al tratado. Luego se incorporaron cuatro países más entre 1948 y 1982. Actualmente forman parte del tratado Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú, Costa Rica, Estados Unidos, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Uruguay, Trinidad y Tobago y Bahamas. 

Venezuela renunció al TIAR el 14 de mayo de 2013, sumándose a la lista de países que a comienzos de la década de los 2000 abandonaron el tratado: México, Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador. 

La Asamblea Nacional, liderada por Juan Guaidó, aprobó la reincorporación de Venezuela. El siguiente paso es comunicar la ratificación del tratado a la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos para su depósito y notificación a los demás Estados partes del tratado.

¿Cuáles son los principales compromisos adquiridos por los países firmantes? 

Asegurar la defensa colectiva ante un eventual ataque de cualquier país y decidir acciones conjuntas en caso de un conflicto entre dos Estados partes. Las partes contratantes del tratado deben condenar la guerra, lo que las obliga en sus relaciones internacionales a “no recurrir a la amenaza ni al uso de la fuerza”. Por lo tanto, “se comprometen a someter toda controversia que surja entre ellas a los métodos de solución pacífica y a tratar de resolverla entre sí”.

En su artículo 3.1 el tratado establece que “un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos, y en consecuencia, cada una de dichas Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque”. 

Entre las medidas a adoptar por los países firmantes está el retiro de los jefes de misión, la ruptura de relaciones diplomáticas y consulares, la interrupción parcial o total de las relaciones económicas o de comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas o radiotelegráficas y el empleo de la fuerza armada. 

Todas las decisiones que exijan las aplicaciones de las medidas son obligatorias para todos los países firmantes, pero el artículo 20 señala que “ningún Estado estará obligado a emplear la fuerza armada sin su consentimiento”. 

¿Cómo se invoca y aplica? 

En diciembre de 1948, el TIAR entró en vigencia. Ese mismo año se aprobó la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y desde entonces el organismo actúa como mecanismo de consulta. Solo participan en la votación los firmantes del TIAR. 

Cuando un país miembro invoca el tratado, el Consejo Permanente de la OEA llama a una Reunión de Consulta entre todos los cancilleres de los países firmantes a fin de acordar medidas para ayudar al país agredido, la defensa común y el mantenimiento de la paz y seguridad de la región. 

¿Cuándo se ha invocado y utilizado? 

Desde su firma en 1947, el TIAR ha sido invocado al menos en veinte ocasiones, según la Oficina del Portavoz de Estados Unidos. Su aplicación hasta ahora nunca ha implicado el uso de la fuerza. Se han celebrado siete reuniones de consulta de Ministros de Relaciones Exteriores en la OEA bajo las condiciones del TIAR, según los archivos del organismo

Por ejemplo, en 1960 la Organización de Estados Americanos impuso sanciones diplomáticas y económicas a República Dominicana, luego de celebrar la sexta reunión de consulta de cancilleres convocada por Venezuela por el intento de asesinato al entonces presidente venezolano Rómulo Betancourt. El atentado fue atribuido a un grupo financiado por el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo.

En 1964 se planteó su aplicación contra Cuba, cuando la Organización de los Estados Americanos impuso sanciones a La Habana. El Órgano de Consulta adoptó tres medidas: el cese de relaciones diplomáticas y consulares con Cuba, el cese de relaciones comerciales excepto alimentos, medicinas y equipos médicos y la suspensión de comunicación marítima, salvo para casos humanitarios. Venezuela, Colombia y Costa Rica invocaron el TIAR en 1974 para pedir el levantamiento de estas sanciones y un año después once países se sumaron a la solicitud.

En 1982, Argentina invocó el TIAR durante la Guerra de las Malvinas y pidió asistencia para defenderse del Reino Unido. Sin embargo, Estados Unidos decidió prestar ayuda al país británico como parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). 

El más reciente intento de aplicar el TIAR se registró en 2001, cuando Estados Unidos invocó el tratado luego del ataque a las Torres Gemelas en Nueva York el 11 de septiembre. La Oficina del Portavoz señaló en una nota de prensa que hasta entonces el tratado había sido invocado 19 veces y que este “provee un mecanismo de seguridad colectivo. Bajo sus términos, un ataque a un miembro debe ser considerado un ataque a todos”.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo