Skip to content

ActualidadIgualdad de género

20 mujeres del siglo XX: así cambiaron nuestra historia

por Maruja Dagnino

De izquierda a derecha, comenzando por el primer cuadro superior: Ana Lucina García Maldonado, Mercedes Pulido de Briceño, Evangelina García Prince, Gioconda Espina, Adicea Castillo y Lucila Palacios.

12/11/2019

El siguiente texto es el primer capítulo del libro 20 mujeres del siglo XX: venezolanas que cambiaron nuestra historia, escrito por la periodista Maruja Dagnino. Este libro, iniciativa de Transparencia Venezuela y la Comisión de Mujeres y Género de la Asamblea Nacional, es un homenaje a las mujeres que fueron venciendo la insensibilidad de una sociedad decimonónica.

El día que el presidente Luis Herrera Campins se disponía a estampar su firma sobre la reforma del Código Civil, Mercedes Pulido de Briceño, ministra para el Desarrollo de la Mujer, se dio cuenta de que habían sustituido el documento original, producto de todas las propuestas, observaciones y enmiendas que hicieron las organizaciones involucradas en sus reuniones de los martes. 
La mano peluda estaba saboteando una ley que reconocía una serie de derechos para las mujeres, lo que significaba restar el control de los hombres sobre ellas.

Estos cambios eran fruto de un largo esfuerzo para lograr que los niños y niñas no fuesen estigmatizados por haber nacido fuera del matrimonio y tuvieran legítimo derecho a heredar los bienes de su padre, y para que las mujeres pudieran administrar sus propios patrimonios, y acabar así, de una vez por todas, con el chantaje de que “si me dejas te quito todo”. Y ese “todo” incluía la custodia de hijos e hijas.

¿Cómo se atreven unas mujeres a ocupar espacios que siempre han sido de los hombres? Espacios que han ocupado por el solo hecho de ser hombres y a las mujeres les son negados por ser mujeres,
y porque así lo dice una cultura ancestralmente dominada por los que hacen las reglas.

La reforma, de todas maneras, se firmó en 1982.

Todas las conquistas que las mujeres han emprendido por la defensa de sus derechos en Venezuela durante el siglo XX, desde el derecho al voto en adelante, lo hicieron plantadas sobre sus propios pies. Poca o casi ninguna ayuda obtuvieron de los hombres, salvo escasas y honrosas excepciones. Incluso cuando los organismos internacionales comenzaron a incorporar la opresión a las mujeres como un tema de derechos humanos, fue porque ellas —las mujeres del mundo— conquistaron espacios de poder dentro de la estructura del Estado, en la academia, en la política, en la sociedad civil…, estructuras y ámbitos que les permitieron llegar hasta la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) con denuncias y con propuestas.

Las discusiones sobre los fueros del feminismo han sido muchas y profundas. Son diversas y abordan temas realmente novedosos, que ofrecen una visión del mundo que ha contribuido no solo a crear conocimiento, sino a sentar unas nuevas bases de equidad con las cuales sea posible imaginar una sociedad un poco más feliz.

Las venezolanas dieron sus batallas larga e intensamente durante el siglo XX como individuos y, colectivamente, como grupos u organizaciones. Pasaron de enfrentar dictaduras a conquistar su derecho a votar y a ser reconocidas, por tanto, en su identidad civil. Junto con el voto también lograron el derecho a postularse a cargos de elección popular, que era una manera de obtener posiciones que les permitieran abrir espacios de poder para las causas de la mujeres. Ellas eran átomos que chocaron y se convirtieron en moléculas y luego en masa, levadura y pan. Ganaron su derecho a ocupar el espacio público que solo estaba destinado a los hombres y a convertirse en personas con ideas propias. Antes se consideraba que no pensaban, que estaban diseñadas para ser bibelots, en el mejor de los casos, o condenadas a un fregadero y a una hornilla. A una mopa y una escoba. Un apéndice de los hombres. Un objeto para uso y abuso del género masculino. Y una máquina de hacer muchachitos, de preferencia varones para mantener el apellido y garantizar el sistema patriarcal.

Maltratadas por la misoginia invisible, las mujeres del siglo XX en Venezuela también eran víctimas de la violencia en todas sus expresiones, pasando por el desdén, la subestimación, la procacidad; la imposibilidad de ejercer su derecho a decidir sobre su cuerpo y si querían o no procrear; hasta el homicidio sin culpa y sin condena, con la complicidad de todo un sistema creado por los hombres para su propio beneficio y en contra de la libertad de las mujeres. Pero cuando se enfrentaron las mujeres a los cepos de La Rotunda, descubrieron cuán grande era su poder. Y dejaron de mirar a los hombres y comenzaron a mirarse a sí mismas. Algunas perdieron la vida en el camino, como Concha Velázquez y Antonia González, quien prefirió el suicidio antes de seguir soportando los abusos sexuales de los verdugos de la dictadura.

Este libro, iniciativa de Transparencia Venezuela y la Comisión de Mujeres y Género de la Asamblea Nacional, es un homenaje a las mujeres que en el siglo XX, desde la academia, el barrio, la calle, las instituciones, las organizaciones civiles, el arte, el periodismo, fueron venciendo la insensibilidad de una sociedad decimonónica, incluso medieval, en relación con los derechos primordiales de sus mujeres, incluyendo el derecho a la vida y el derecho a la igualdad, consagrados en la Constitución.

Haga click en la imagen para descargar el libro. Portada del libro por María Alejandra Domínguez.

Diversas voces dan estructura a este relato zigzagueante, en el que los saltos temporales siguen las líneas trazadas por los testimonios de algunos de sus protagonistas y de los puntos de vista relatados por voces expertas, en textos ya publicados. El libro ofrece una mirada
a estos movimientos y se detiene en algunos episodios que le dieron sentido a esa gesta, bien desde lo íntimo o desde el espacio exterior.

Sin ánimo de sembrar desesperanza, pero sí de entender en qué punto de esta historia se encuentra la mujer en Venezuela con respecto
a sus derechos, era ineludible confrontar ese proceso lento, pero constante, que fue el siglo XX hacia el logro de sus reivindicaciones, con los retrocesos que han sufrido los derechos de las mujeres en el socialismo del siglo XXI. Atrasos evidenciados con mayor intensidad durante la Emergencia Humanitaria Compleja, que ha puesto a las mujeres en una situación de vulnerabilidad de dimensiones extraordinarias, según los informes presentados por organizaciones de la sociedad civil, especialmente el que lleva por título Mujeres al Límite, elaborado por la Asociación Civil Mujeres en Línea, la Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa (Avesa), el Centro de Justicia y Paz (Cepaz) y el Centro Hispanoamericano para la Mujer Freya.

Los lectores encontrarán en este libro 20 biografías de mujeres que en el siglo XX destacaron en ese camino lleno de bifurcaciones y fallas de borde hasta llegar al segundo milenio con unas organizaciones no gubernamentales bastante sanas, un sistema jurídico robusto y una estructura para la protección de la mujer, de los niños y niñas y de la familia. Llegar hasta allí tomó al menos siete décadas de ensayos y errores, diálogos, protestas, hasta conquistar espacios de consenso. Son 20 mujeres que, como personas, profesionales, líderes de movimientos u organizaciones, durante el siglo XX lograron promover en Venezuela los derechos de las mujeres. Desde esos espacios, profesiones y oficios hicieron posible el tránsito hacia el siglo XXI con una mejor posición relacionada con la igualdad de género como valor democrático.

Con sus talentos, sus frustraciones, sus deseos de libertad y sus vínculos con otras mujeres, ellas ejercieron presión desde sus posiciones nacionales e internacionales en entornos a veces muy hostiles, para que las próximas generaciones pudieran encontrar caminos para avanzar en este segundo milenio hacia nuevos desafíos, propios de los avances democráticos que estuvieron planteados durante el siglo XX y debían profundizarse en el XXI.

Las mujeres que integran esta selección atienden a una o varias de las premisas que se enumeran a continuación: acumularon méritos en pro de la conquista de los derechos ciudadanos de las mujeres | Lideraron algún movimiento feminista, fueron activistas de los derechos de la mujer y ejercieron presión para lograr los cambios en
el siglo XX en ese sentido, tanto en ciudades como en el campo, en sus comunidades o en sus centros de estudio y sindicatos | Lograron cambios fundamentales para la igualdad de género desde cargos de poder | Abrieron camino al acceso a la educación desde bachillerato hasta niveles académicos de posgrado | Representaron a los grupos feministas regionales | Gracias a su formación académica fueron representantes de Venezuela ante los organismos multilaterales y desde allí ayudaron a crear las bases para las políticas públicas en materia de reivindicaciones de las mujeres en Venezuela (y el mundo) | Fueron clave en la creación y ejecución de políticas públicas dirigidas al logro del respeto por los derechos de las mujeres | Desde su oficio (periodistas, abogadas, políticas, médicas, docentes, artistas, etcétera) contribuyeron con el movimiento feminista, entendido como un mecanismo para lograr reivindicaciones civiles y democráticas
| Dedicaron su vida a reflexionar sobre las mujeres, su condición y sus derechos, sea desde un plano filosófico, artístico, jurídico…, y contribuyeron con ello a crear un clima de respeto por las mujeres, al tiempo que desmontaron el lenguaje y las estructuras basadas en prejuicios patriarcales.

En términos generales, 20 mujeres del siglo XX | Venezolanas que cambiaron nuestra historia pretende ofrecer una mirada amplia y unificadora de diferentes puntos de vista sobre la historia de las reivindicaciones de las mujeres en la Venezuela del siglo pasado, y cabalga sobre anécdotas y reflexiones de diferente naturaleza, pero con la esperanza puesta en la necesidad de que el país retome el hilo democrático para seguir construyendo una sociedad más equilibrada y justa, en la que las mujeres, los niños, los mayores y las minorías tengan los mismos derechos ciudadanos y los puedan expresar en libertad.

*

Puede descargar el libro en PDF aquí: 20 mujeres del siglo XX | Venezolanas que cambiaron nuestra historia

Ellas son

Ada Pérez Guevara, Adicea Castillo, Ana Lucina García Maldonado, Argelia Laya, Carmen Clemente Travieso, Elisa Jiménez Armas, Esperanza Vera, Eumelia Hernández, Evangelina García Prince, Franca Donda, Gloria Comesaña, Gioconda Espina, Isolda Heredia Salvatierra, Lali Armengol, Lucila Palacios, María Teresa Castillo, Mercedes Fermín, Mercedes Pulido de Briceño, Rosa Paredes y Sonia Sgambatti.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo