Skip to content

Actualidad

Limes: más que un muro fronterizo romano

por Philipp Jedicke

10/01/2020

La parte histórica de la frontera de defensa romana en Germania inferior tenía una longitud de 385 kilómetros. Ese sector del Limes era también conocido como «Limes Húmedo». Desde el 19 a.C. hasta el 430 d.C., empalizadas, trincheras, muros, torres de vigilancia y hasta 30.000 legionarios aseguraron el movimiento de mercancías y personas a lo largo de la orilla izquierda del río Rin, y aún más allá de las fronteras del Imperio. La parte germánica inferior del Limes se extendía desde la actual ciudad de Bad Breisig, en Renania-Palatinado, pasando por Neuss, en Renania del Norte-Westfalia, hasta Katwijk, en los Países Bajos, cerca de la desembocadura del Rin.

Un lugar para hacer carrera militar

Limes era la frontera mejor custodiada del Imperio Romano. Servir en esta zona era como una carta de presentación para los soldados. De hecho, ahí varios militares hacían carrera antes de su regreso a Roma. «Este era un punto central para todo el ejército romano», dijo a DW Steve Bödecker, Comisionado del Limes del Estado de Renania del Norte-Westfalia. Ciudades como Colonia, Bonn, Xanten, Neuss, Kalkar y Kleve se encontraban entre los lugares más importantes para los romanos. Las tropas auxiliares acampaban en Kleve, los jinetes estaban en Krefeld, había un campamento de legionarios en Bonn y el centro de mando militar estaba situado en Colonia. En Neuss y Bonn las calles de los campamentos de legionarios todavía son visibles en el paisaje urbano.

Los estados alemanes de Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado, bajo el liderazgo de los Países Bajos, quieren ahora que Limes de la zona germánica inferior de la época romana se incluyan en la lista del Patrimonio de la Humanidad. La solicitud se presentará en la UNESCO en París el 9 de enero. La decisión podría tomarse ya en julio de 2021. Las posibilidades son buenas, ya que «Limes Húmedo» es la pieza de unión entre dos fronteras romanas que ya son Patrimonio de la Humanidad: en Inglaterra, la Muralla de Adriano y la Muralla Antonina, y en Alemania, el Limes germano-rética superior, que comienza al sur de Bonn, tiene 550 kilómetros de longitud y llega hasta Ratisbona.

Nuevos descubrimientos

Según Steve Bödecker, gracias a la arqueología de la fotografía aérea, se están descubriendo a menudo nuevos lugares que antes no formaban parte del Limes. Debido a que los romanos siempre construyeron sus campamentos utilizando un mismo patrón, los planos del terreno pueden ser fácilmente vistos desde el aire. «De ese modo sabemos inmediatamente que este es un campamento romano», agrega el arqueólogo.

En 2012 se encontró cerca de Wesel un campo de entrenamiento en el que se habían ejercitado los soldados romanos, y cerca de Kalkar se descubrieron los restos de un campamento de caballería. Los arqueólogos pudieron incluso ver en las fotografías que el Rin había arrastrado un rincón del campamento durante una inundación.

La condición de Patrimonio de la Humanidad del Limes de la zona germánica inferior no sólo preocupa a los arqueólogos e investigadores de la antigüedad. La experiencia demuestra que la inclusión oficial en la lista de la UNESCO también conlleva un impulso al turismo, y ciudades como Kalkar, Kleve o Krefeld podrían celebrar sus raíces romanas.

(ju/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo