Actualidad

Alemania tras el Mundial: los otros perdedores

por Deutsche Welle

29/06/2018

Verano, Mundial, fútbol… un sueño para cerveceros, restaurantes y comerciantes. Hasta que Alemania salió del Mundial.

Zonas de aficionados, cervecerías, bares… este miércoles por la tarde todo estaba lleno de espectadores que esperaban ansiosos la victoria alemana en el Mundial de Rusia 2018. Tras el final del partido contra Corea del Sur y la eliminación de Alemania en primera ronda, en las calles solo había desilusión. Primero, para los aficionados, pero también para los que trabajan en eventos, cervecerías o bares. Todos habían invertido, por ejemplo, en nuevos televisores o gigantescas pantallas. Y todos ellos tendrán que contar ahora con grandes pérdidas.

Adidas pendiente del resultado

Por primera vez, Alemania se despidió del torneo en primera ronda. “¿Quién querrá llevar unas Adidas si nos eliminan?”, declaraba a DW Robert Halver, experto en acciones del Baader Bank, tras la primera derrota ante México. Precisamente eso es lo que sucedió. El gran fabricante de artículos deportivos tendrá que reducir probablemente sus expectativas de ventas, aunque algunos de los equipos que usan su marca, como Argentina, España o México, sigan en el torneo. Incluso las acciones reaccionaron ante los rivales exactamente como la defensa de la selección alemana: a la baja.

Tras la derrota de los chicos de Löw, también se les acabó el juego a las cervecerías alemanas, que hasta ahora se mostraban satisfechas con un aumento del 0,7% en el volumen de ventas en el primer trimestre de este año. En 2006, antes y durante el Mundial de Alemania 2006, aumentaron sus ventas en un 5%, y en los siguientes Mundiales de 2010 y 2014 en un 4%.

Ni cerveza de consuelo

Con un tiempo sorprendentemente propicio para disfrutar de una cerveza al aire libre, este año los fabricantes habían llenado las cisternas hasta arriba, reconocían desde la cervecería Veltins. En mayo se vendieron alrededor de 315.000 hectolitros de esa cerveza, un 10% más que el mes anterior. En el caso de la competidora Krombacher, la cervecería más grande de Alemania, el consumo fue de 650.000 hectolitros. Todo un récord que caerá en saco roto, puesto que ni siquiera las cervezas de consuelo tras la derrota servirán para recuperar el consumo el resto del año.

Otro sector que tendrá problemas será la publicidad en televisión, periódicos e internet. ¿Quién va a querer ver a Thomas Müller en un anuncio del gigante alimentario REWE? ¿O a Jogi Löw en la publicidad de ventanas Schüco? Esta última empresa pretende quedarse con el seleccionador como embajador de marca. Pero otros, como Mercedes Benz, patrocinador de la “Mannschaft” hasta final de año, podrían retirar algunos anuncios de la selección porque ya nadie quiere verlos. Además, a partir de 2019 el patrocinio correrá a cargo de Volkswagen, una marca que también espera iniciar una nueva era. ¿Una casual coincidencia?

Por su parte, la Federación de Fútbol Alemana (DFB) también sufrirá pérdidas con la derrota en el Mundial. Según las estimaciones, tras una inversión de 11 millones de euros para defender el título y solo 9,1 millones de ingresos, se esperan pérdidas de 1,7 millones. Para compensar la inversión, deberían haber llegado, por lo menos, a semifinales.

Por otra parte, también cayeron las expectativas del comercio minorista de beneficiarse del buen estado de ánimo del Mundial, así como las de tiendas de electrodomésticos que aspiraban a vender algún televisor más. Por lo menos algunos expertos como Rolf Bürkl, de la Sociedad de Investigación del Consumidora de Núremberg (GfK), están seguros de que ese descenso del consumo por la debacle del Mundial no se mantendrá a largo plazo. Aunque admite que “afortunada o desafortunadamente, la verdad es que no tenemos experiencia suficiente sobre los efectos de una salida tan temprana del Mundial”.

Autor: Henrik Böhme (JAG/ER)


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo