Actualidad

8 claves sobre el chipo y la enfermedad de Chagas

por Valentina Oropeza

Fotografía de ELMER MARTINEZ | AFP

07/06/2019

Las alcaldías de Baruta y Chacao informaron sobre el hallazgo de chipos infectados con Trypanosoma cruzi, el parásito transmisor de la enfermedad de Chagas, durante la primera semana de junio de 2019. Caracas es un área de riesgo de trasmisión de esta enfermedad. Sepa cómo protegerse frente al riesgo de contagio.

1. ¿Qué es el chipo?

El chipo es un insecto que se alimenta de sangre. También se conoce como pito o chupón. Es marrón y tiene manchas oscuras en el cuerpo. Vive en las grietas de las paredes, debajo de las casas y en madrigueras donde puede alimentarse de ratas, cachicamos, rabipelados o en los nidos de las aves. Pica a animales domésticos como perros y gatos y también a los seres humanos. Es importante porque en ocasiones transporta en su intestino al parásito Trypanosoma cruzi, agente causal de la enfermedad de Chagas.

2. ¿Qué es la enfermedad de Chagas?

Es una enfermedad infecciosa que se contagia a través del chipo infectado con el parásito Trypanosoma cruzi. El chipo transporta en su intestino al parásito, pica a la persona y deja heces en la picadura. Cuando la persona se rasca, las heces penetran la piel, el parásito llega a la sangre y viaja hasta el corazón. Hay otras formas de infección: ingerir alimentos o bebidas contaminadas con chipos completos o sus heces, por trasmisión de la madre al hijo (materno-fetal), por transfusiones, trasplantes y por accidentes en el laboratorio.

3. ¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Chagas?

El paciente puede tener fiebre, dolor de cabeza, agrandamiento de los ganglios linfáticos, palidez, dolores musculares, dificultad para respirar, hinchazón de la cara y las extremidades y dolor abdominal o torácico. En menos de la mitad de los casos aparecen inflamaciones en los párpados o lesiones en la piel.

Si la enfermedad se vuelve crónica, de 10 a 30 años después de haber contraído la infección, el paciente puede sufrir trastornos cardíacos como el agrandamiento del corazón y arritmias o insuficiencia cardíaca progresiva por la destrucción del músculo cardíaco. En 10% de los casos, los pacientes desarrollan alteraciones digestivas (agrandamiento del esófago o del colon), neurológicas o mixtas, según la Organización Mundial de la Salud.

4. ¿Qué puede hacer si tuvo contacto con un chipo?

Lave bien con agua y jabón la piel que estuvo en contacto con el chipo para eliminar las heces que el insecto pudo haber dejado. Como no hay manera de saber si el chipo está infectado con el parásito o no, debe acudir al Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela para que examinen al chipo y para recibir las instrucciones del personal en la Consulta Externa sobre el examen a realizar a la persona o al grupo familiar de la casa donde se encontró el insecto.

5. ¿Dónde están los chipos?

Hay chipos en toda Venezuela. En Caracas, más de la mitad de los chipos en promedio están infectados con Trypanosoma cruzi y pueden transmitirlo. Son insectos nocturnos y entran a las casas atraídos por luces blancas o el brillo de las pantallas de los televisores y las computadoras. Los adultos son voladores y se han encontrado en apartamentos de edificios altos. Los chipos vuelan directamente hasta ellos desde las montañas y han invadido con éxito barrios de la periferia de Caracas.

6. ¿Cómo evitar que los chipos entren a la casa?

Colocar telas mosquiteros o mallas en las ventanas y puertas, especialmente en la cocina y dormitorios. Esta medida es prioritaria en viviendas cercanas a la periferia de Caracas y de bosques, parques, etc. Así se previene la entrada de otros insectos como mosquitos transmisores del dengue, chikungunya, zika, moscas y cucarachas responsables de las diarreas al contaminar alimentos expuestos.

Frisar las paredes para eliminar grietas donde puedan alojarse y reproducirse los chipos.

Sacudir las sábanas antes de dormir.

—Mantener a las mascotas fuera de la habitación.

—Revisar la ropa y los zapatos antes de usarlos.

—No acumular papeles y cartón en lugares donde el chipo pueda vivir.

—Poner protectores de goma debajo de las puertas. Esta medida evita la invasión de las viviendas por roedores, cucarachas, arañas, pequeñas serpientes y alacranes

—Usar luces de baja intensidad (amarillas) en las áreas exteriores de las viviendas.

—Rociar insecticidas como los piretroides.

—Usar raticidas y tapar posibles cuevas de ratas en la periferia de la vivienda. Si se controla a los roedores, no proliferan los chipos.

7. ¿Cómo evitar que los chipos contaminen los alimentos?

La infección por vía oral es la más grave en términos clínicos y de mortalidad. Para evitarla se sugiere:

Cubrir los alimentos para evitar que se contaminen con las evacuaciones de los chipos, moscas y cucarachas.

Revisar la licuadora antes de usar. Si no se logra tapar herméticamente, se recomienda voltearla boca abajo luego de lavarla. Se previene que chipos (probablemente pequeñas ninfas) caigan en su interior y se licuen al preparar alimentos (jugos, teteros, bebidas lácteas, etc).

Cerrar la cocina para que no haya acceso por el techo o comunicación con el exterior. Es frecuente que los rabipelados entren a las cocinas en entornos rurales. Los rabipelados infectados albergan Trypanosoma cruzi en sus glándulas anales y estas secreciones pueden contaminar utensilios y alimentos en las cocinas.

8. ¿Qué puede hacer si encuentra un chipo?

No aplaste ni intente matar al chipo. No lo toque sin cubrir sus manos con guantes que impidan el contacto directo. Capture al chipo vivo con un frasco de vidrio con tapa agujereada o una caja de fósforo. Ponga la caja boca abajo, ábrala y cubra al chipo con la caja sin tocarlo con la mano. Tómela por los dos extremos y ciérrela. Identifique la caja con su nombre y apellido, su teléfono, el lugar y la hora cuando lo capturó. Lleve al insecto a la Consulta Externa del Instituto de Medicina Tropical en la planta baja, donde recabarán información y recibirá instrucciones. En pocos días puede tener el resultado de si el chipo estaba o no infectado. Si hubo contacto con el chipo, proceda como se indica en el punto cuatro. 


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo