Skip to content

“No hay perdón de Dios para lo que le están haciendo a estos niños”

por Roberto Mata

Pedro Figueras retratado por Roberto Mata

14/05/2019

“Cuando Giovani entró a Sala C, me dijo: ‘Papá, sácame de aquí, ya no aguanto, no quiero sufrir más’. Él sabía que los niños que entran allí salen en camilla directo a la morgue. Había visto madres salir llorando de esa sala.

Era el lunes 6 de mayo, el día de mi cumpleaños. Una noche de la semana anterior, a Giovani lo pincharon 21 veces. Nos dijo a su mamá y a mí: ‘Felicítenme porque lo estoy haciendo bien’.

Él no estaba totalmente consciente pero se estaba despidiendo. Le dijo a su mamá: ‘Quítame el nombre y pónselo a mi hermanito que va a nacer’.

La noche de mi cumpleaños, Giovani me pidió que no lo dejara solo pero me dolía mucho verlo así. Me fui a llorar a la Sala A y regresé. En ese momento, mi esposa estaba dando a luz a nuestro segundo hijo en la Maternidad Santa Ana.

—Hijo, tu hermanito nació —le dije.

Giovani tenía los ojos cerrados y ya no hablaba. El lado derecho de su cuerpo estaba frío. Botaba sangre por la nariz y no había compresas ni gasas para limpiarlo. Duele ver a tu hijo sucio y que no haya con qué limpiarlo.

Me apretó fuerte el dedo. Lo soltó.

Horas después, entró en paro y se me fue.

Desde los tres años estuvo esperando por un trasplante de médula ósea. Pero no se están haciendo trasplantes en Venezuela. Murió a los seis queriendo vivir, no se quería rendir.

Por mi hijo hice todo, aprendí a pedir ayuda, perdí la pena, perdí todo. Del paro no lograron sacarlo, me dijeron que lo iban a intentar y no pudieron. Cuando me avisaron estaba solo, sin nadie que me abrazara.

Participé en un rosario con un cartel donde escribí el nombre de otro niño de 13 años que también espera trasplante, porque no quiero que le pase lo mismo que a mi chiquito, mi príncipe.

Quisiera tener el poder de salvar a los niños que están en Hematología, Nefrología, Oncología. Tienen tanto amor que dar, maduran de una manera tan distinta. Hablan como adultos, se hacen fuertes.

No hay perdón de Dios para lo que le están haciendo a estos niños”.

***

Pedro Figueras, 28 años, padre de Giovani Figueras, fallecido el lunes 6 mayo de 2019 en el Hospital J.M De Los Ríos. Esperaba un trasplante de médula ósea.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo