Actualidad

El expresidente Lula irá a prisión en los próximos días tras perder un recurso ante el Supremo de Brasil

por Lorena Arroyo

Fotografía de EVARISTO SA / AFP

05/04/2018

En medio de un clima de tensión, el Tribunal Supremo de Brasil rechazó el recurso de habeas corpus al expresidente Lula, quien además es el candidato con más apoyo popular para las elecciones de octubre.

El expresidente brasileño Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva deberá entrar en prisión en los próximos días después de que el Tribunal Supremo rechazara el pedido de habeas corpus al exmandatario tras haber sido condenado en segunda instancia a doce años de prisión por corrupción.

En un juicio que duró más de diez horas, seis jueces votaron en contra de la solicitud de la defensa del expresidente y cinco a favor de Lula, en una sesión que fue transmitida en la televisión pública y seguida por los brasileños con los nervios propios de un partido de fútbol, en el que la presidenta del tribunal Carmen Lúcia tuvo que desempatar el marcador.

El pasado 26 de marzo, los jueces de segunda instancia del TRF4 de Porto Alegre confirmaron una sentencia de 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero contra Lula. Al expresidente se le acusa de haber recibido de parte de la constructora OAS un apartamento en la playa de Guarujá a cambio de haber intercedido para que la empresa cerrara tres contratos con la semiestatal Petrobras.

La defensa de Lula, que ha negado todos los cargos y ha afirmado que su cliente es víctima de una “persecución política” que intenta impedir que vuelva al poder, todavía puede apelar esta sentencia en los tribunales superiores pero, con el rechazo del habeas corpus por parte del Tribunal Supremo, deberá hacerlo tras las rejas.

Se prevé que el expresidente entre en prisión a partir del 10 de abril, cuando los abogados agoten todos los recursos jurídicos que le quedan al expresidente y el juez Sergio Moro emita el mandato.

Lula irá a una cárcel de Paraná, el estado en el que se le juzgó en primera instancia. Según informó el diario Folha de Sao Paulo, la Policía Federal considera el Complejo Médico Penal de Pinhais, conocida como la ‘cárcel de Lava Jato’, que alberga a otros condenados por corrupción.

El candidato más popular de las elecciones, tras las rejas

Con esta decisión, el tribunal no sólo decidió el destino del expresidente sino también el de las próximas elecciones de octubre, a las que Lula se presenta como candidato por el Partido de los Trabajadores (PT) y quien, según las encuestas, tenía el mayor apoyo popular.

A pesar de que Lula ha repetido en diversas ocasiones que mantendrá su candidatura aunque sea desde la cárcel, los resultados de los comicios pueden modificarse drásticamente si el expresidente hace su campaña preso.

Además, las posibilidades de que Lula realmente pueda participar de los comicios son mínimas porque una vez inscrito como candidato -algo que también puede hacer desde prisión- el Tribunal Superior Electoral, basándose en la Ley de la Ficha Limpia, eliminaría su candidatura por el hecho de estar condenado por un tribunal de segunda instancia.

Pero, según fuentes del PT, a esas alturas Lula podría convencer a su electorado de transferir sus votos a otro candidato del partido. Las mismas fuentes aseguran que desde la cárcel, el poder de convicción del expresidente sería mucho menor.

Presiones del ejército y la calle

La audiencia se celebró en medio de un ascenso de la conflictividad social en el país y con la seguridad reforzada en las calles de Brasilia, donde unos 4,000 policías velan para evitar posibles incidentes ante la previsión de manifestaciones a favor y en contra de Lula.

Pese a que no hizo alusión directa al juicio de este miércoles, algunos congresistas interpretaron su declaración como una presión sobre la Corte Suprema y otros como una amenaza de golpe de Estado. Los mensajes recibieron además el respalo de al menos tres generales.

“De nuevo el comandante del ejército expresó las preocupaciones y los deseos de los ciudadanos brasileños que visten uniforme. Estamos juntos, comandante Villas Boas”, escribió en su Twitter el general Dias Freitas.

Sin embargo, los seguidores del expresidente consideran que Lula es víctima de un juicio político, una sentencia injusta con pruebas insuficientes y una condena que tendría como objetivo evitar que gane las elecciones de octubre.

Los abogados del expresidente aseguraron que presentarán un segundo recurso al Tribunal Regional Federal de la 4ª Región antes del 10 de abril. El pasado 26 de marzo este tribunal ya rechazó los embargos de declaración que había enviado la defensa de Lula, por lo que se prevé que también rechace ese nuevo recurso. A partir de esa fecha, Lula tendrá que ingresar en una cárcel de Paraná, el estado en el que se le juzgó en primera instancia.

Cuando dejó el poder hace más de siete años, Lula estaba considerado como el presidente más popular de la historia reciente de Brasil. Su Gobierno alcanzó una aprobación superior al 80%, cifra inimaginable en estos tiempos tanto para Dilma Rousseff, que dejó el poder con un 13%, como para Michel Temer, cuyo gobierno no supera el 5% de aprobación.

En cualquier caso, el carismático fundador del Partido de los Trabajadores sigue siendo una figura que divide a los brasileños, por lo que en las próximas horas se esperan manifestaciones a favor y en contra del mandatario.

***

Este texto fue publicado originalmente en Univisión Noticias.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo