Skip to content

Actualidad

Economía venezolana: un mapa de consensos y disensos

por Prodavinci

02/05/2019

La necesidad de acometer reformas en la economía venezolana es urgente. El tamaño de la economía se ha reducido a la mitad en los últimos cinco años. Venezuela no cumple con sus compromisos financieros internacionales y la producción de petróleo ha colapsado a menos de un millón de barriles diarios. El proyecto Economía venezolana: una discusión pública explicó, a través de una serie de podcasts, cómo se gestó la situación actual de la industria petrolera, la deuda externa pública y la hiperinflación en Venezuela. Tras sondear las propuestas en estas materias con artículos e intercambios con la comunidad universitaria, y recolectar opiniones en once paneles de especialistas, Prodavinci divulga un documento que detalla el estado actual del debate en torno a qué medidas deberán implementarse para la solución de los problemas que enfrenta la economía venezolana.

Acuerdos y desacuerdos con la hiperinflación

Las propuestas de economistas de distintos signos coinciden en que para detener la hiperinflación es necesario:

Acabar con la creación de dinero para financiar el déficit fiscal: todos los enfoques coinciden en que ésta es la causa fundamental de la hiperinflación. De hecho, Nicolás Maduro se comprometió a una “disciplina fiscal prusiana y eliminar definitivamente la emisión de dinero no orgánico”. En un panel de economistas realizado por Prodavinci, el 89,47% de los 38 consultados se mostró de acuerdo con atribuir la causa de la hiperinflación a una pronunciada expansión de la cantidad de bolívares por parte del Banco Central de Venezuela, destinados a financiar el déficit fiscal.

Eliminar el control de cambio: las propuestas de economistas no relacionados al Gobierno concuerdan en la necesidad de eliminar el control de cambio. Incluso el Gobierno, aunque no lo ha llevado a la práctica, aprobó una nueva normativa donde “se restablece la libre convertibilidad de la moneda en todo el territorio nacional”.

Financiamiento internacional: los enfoques de economistas no relacionados al Gobierno concuerdan en que es necesario acudir a organismos multilaterales para obtener financiamiento en dólares a fin de acabar con la reducción de las importaciones a fin de recuperar la producción y el abastecimiento. El 92,1% de los economistas consultados por Prodavinci considera que el Estado necesitará financiamiento de organismos como el Fondo Monetario Internacional.

Rechazo a la dolarización: esta propuesta despertó el debate entre los economistas. Las voces que no están de acuerdo con este camino señalan que la dolarización acaba con la posibilidad de devaluar la moneda, una herramienta que podría ser necesaria para enfrentar eventuales caídas en el precio del petróleo o promover la competitividad de las exportaciones. Además, se ha resaltado que la dolarización si bien detiene la posibilidad de que el Banco Central cree dinero para financiar al Gobierno, no resuelve el déficit fiscal. Otro aspecto es que obligaría a la economía a operar con un sistema financiero miniaturizado cuyo activo, medido en dólares, sería ínfimo comparado con otros países de la región.

En las diferencias se encuentran temas relevantes:

La secuencia: entre las áreas de discusión figura si es posible detener de inmediato la creación de dinero por parte del Banco Central o si es necesario ir a una disminución gradual, ya que por su elevada magnitud no será posible acabar con el déficit fiscal en poco tiempo. Un área clave en esta discusión es que se desconoce la magnitud de las pérdidas en las empresas públicas y los montos precisos de la deuda del Estado.

Aumento del precio de la gasolina: si bien hay consenso en que es necesario un ajuste, también hay opiniones divergentes sobre la magnitud del incremento y la modalidad a adoptar para subsidiar a la franja de la población que no podría asimilar el impacto.

Acuerdos y desacuerdos con la deuda externa

El enfoque de los economistas, e incluso del Gobierno, en cuanto a cómo aliviar el peso que ha adquirido la deuda externa en la economía coincide en:

Reestructurar: Existe consenso en que éste es un paso fundamental para aliviar la sequía de dólares porque permitiría alargar los plazos para cancelar e incluso una reducción del monto a pagar. El Gobierno también coincide en esta medida, de hecho, el 2 de noviembre de 2017, Nicolás Maduro anunció “un reformateo completo de los pagos externos para hacer un equilibrio y cubrir las necesidades del país”.

Nueve de cada diez economistas consultados por Prodavinci se declaran a favor de que será necesario una reestructuración de deuda que implique quita, tiempo de gracia y refinanciamiento.

Acudir al Fondo Monetario Internacional: el enfoque de economistas y de partidos políticos que respaldan al Plan País contempla solicitar financiamiento a organismos multilaterales incluyendo al Fondo Monetario Internacional cuyo aval es visto como necesario para lograr un refinanciamiento exitoso de la deuda externa. La administración de Nicolás Maduro ha expresado su negativa a alcanzar algún tipo de acuerdo con el Fondo.

Acuerdos y desacuerdos con la industria petrolera

Existe consenso sobre una serie de medidas para reestructurar la política petrolera e impulsar la producción de PDVSA.

Despolitizar a PDVSA: la empresa debe regresar a ser una compañía con personal altamente calificado, enfocada estrictamente a su actividad y manejada con la mayor transparencia. La Nación debe seguir contando con una empresa estatal de petróleo.

Marco fiscal flexible: el marco fiscal y contractual debe ajustarse a las diferentes características y rentabilidades de los campos petroleros para hacerlos competitivos en la atracción de inversión extranjera.

Agencia Venezolana de Hidrocarburos: al igual que en Brasil, México y Colombia, contar con un ente de este tipo que implemente la política petrolera, administre la asignación de proyectos y fiscalice a toda la industria, para separar estas funciones de la operación del negocio y el diseño de la política para el sector. Esto estimularía la competencia de PDVSA con las demás compañías.

Capital privado: modificar el artículo 22 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos que obliga al Estado a mantener una participación mayor del 50% en todas las empresas mixtas para permitir que el capital privado pueda, en el caso de ser necesario, tener mayoría en proyectos petroleros. El 97,37% de los expertos petroleros sondeados considera que la mayor parte de la inversión del sector deberá venir de capitales privados en la próxima década.

Pero existen áreas donde más que desacuerdos falta debate para afinar cómo llevar adelante las propuestas.

Fondo de estabilización: si bien existe consenso sobre que el país necesita una iniciativa de este tipo para aislar a la economía de las altas y bajas en el precio del petróleo, no ha habido debate para precisar elementos clave como desde qué precio del barril comenzar a ahorrar, cuánto ahorrar, desde cuándo dada la crisis actual y cómo se administra el fondo.

Mecanismo de compensación: existe consenso sobre la necesidad de aumentar el precio de los combustibles, pero no se ha debatido si es conveniente crear un sistema de transferencias directas en efectivo, para compensar a la ciudadanía y en especial a los sectores más vulnerables.

Funcionamiento de la Agencia: no ha habido debate sobre cómo funcionaría la Agencia Venezolana de Hidrocarburos y, en concreto, cómo se garantizaría su autonomía y calidad técnica.

A manera de conclusión

Los problemas económicos de Venezuela tienen solución. No existe en el país una razón estructural que impida a Venezuela reestablecer los equilibrios macroeconómicos y entrar en una senda de crecimiento y prosperidad.  El proyecto Economía venezolana: una discusión pública permitió identificar el mapa de soluciones que los expertos venezolanos le ofrecen al laberinto de los problemas económicos venezolanos. Debe profundizarse en el debate y la conversación pública sobre la economía venezolana, y no menos importante, tomar decisiones basadas en estas discusiones lo más pronto posible.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo