Skip to content

ActualidadBéisbol

“No termina hasta que se termina”

por Mari Montes

Fotografía de Rich Schultz | GETTY IMAGES NORTH AMERICA | AFP

17/01/2020

El título es una cita de Yogi Berra pero no se refiere a un juego de béisbol.

¿Dónde y cómo terminará este escándalo del robo de señas en las Grandes Ligas? Difícil determinarlo. Luego de la lectura del informe de MLB el lunes 13 de enero, van cuatro hombres fuera, este jueves le tocó a Carlos Beltrán, único jugador señalado con nombre y apellido:

“Aproximadamente dos meses luego del inicio de la temporada 2017, un grupo de jugadores, incluyendo a Carlos Beltrán, discutió con el equipo como podían mejorar el descifrar las señas de los equipos rivales y comunicarle las mismas a los bateadores».

Eso dice el reporte de MLB y esa es la causa para que Carlos Beltrán, nombrado en noviembre manager de los Mets de Nueva York, haya acordado con la gerencia del club, hacerse a un lado y no tomar las riendas del equipo como estaba previsto, en unos días, con el inicio de los entrenamientos de primavera.
¿Afectará esto la votación que reciba cuando su nombre aparezca en la boleta de los postulados al Salón de la Fama de Cooperstown? Su participación en esta trama ocurrió en su último año como jugador activo, habrá quien tome esto en cuenta.

Entrevistado por la periodista Marly Rivera de ESPN el de Puerto Rico declaró:

“Durante mis 20 años en el béisbol siempre me he enorgullecido de ser un líder y hacer las cosas de la manera correcta, y fallé en esta situación. Como jugador veterano en el equipo, debí haber reconocido la gravedad del problema y realmente lamento las acciones que se tomaron. Soy un hombre de fe e integridad y lo que ocurrió no demostró esas características que son tan importantes para mí y mi familia. Lo siento mucho. No es quien soy como padre, esposo, compañero de equipo y educador».

Se percibe la vergüenza del ex-manager que no llegó a dirigir. Admitió que falló, que estuvo mal y entiende que no le haría bien a los Mets tenerlo al frente.

A días de la apertura de los campos de entrenamiento primaveral, Houston, Boston y ahora Nueva York, se quedaron sin pilotos.

Pero esto no ha sido todo. Ante la especulación que señala que José Altuve habría usado un dispositivo adherido al cuerpo a través de cual se le anunció el lanzamiento de Aroldis Chapman y por eso esperó, se ajustó y dio el jonrón para titular a los Astros campeones de la Liga Americana, que llegó a ser tendencia número uno en los Estados Unidos, el segunda base respondió por intermedio de su agente Scott Boras:

“Nunca he usado un dispositivo electrónico en mi desempeño como jugador de las Grandes Ligas. He sido transparente y sincero con MLB y su investigación”.

MLB no encontró evidencias de que se hayan usado dispositivos electrónicos bajo los uniformes.

En 2019, personal de MLB estuvo en todos los estadios para evitar el uso de tecnología para descifrar lanzamientos y comunicarlo al bateador. Se reitera en el informe que estas situaciones no se dieron en 2019.

El episodio que ha hecho que tres hombres no puedan dirigir en las Grandes Ligas este año y quien sabe si nunca más y que tiene en tela de juicio a un equipo que fue Campeón de la Serie Mundial, acumula elementos suficientes para
convertirse en una exitosa serie de televisión, ya deben estar escribiendo los primeros capítulos a la espera de lo que falta por verse para poner el letrero de “FIN”.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo