DeporteBéisbol

George Bush, primera base

por Mari Montes

01/12/2018

En Baseball Reference, imprescindible portal de consulta para ubicar datos de jugadores de beisbol, hay una página dedicada a George Herbert Walker Bush. La información está acompañada de una fotografía del expresidente número 41 de los Estados Unidos, posando al lado de la bandera de barras y estrellas. Debe ser una de las tantas gráficas oficiales que le tomaron en su paso por la Casa Blanca. Al final del resumen, otra foto nos muestra al joven Bush, estudiante de la Universidad de Yale, acompañado de la inmensa leyenda de los diamantes “El Sultán de Swat”, su tocayo George Herman Ruth, el “Babe”.

Tuvieron en común el primer nombre, la inicial del segundo y el amor por uno de los pasatiempos predilectos de los estadounidenses y varios países del Caribe.

La imagen que destaca la publicación, fue tomada en el campo de pelota de la Universidad de Yale. “El Bambino” le hizo entrega de un libro con sus manuscritos al joven capitán, quien tuvo el honor de recibir la donación en junio de 1948. Ruth murió días más tarde.

Apenas se supo el fallecimiento del expresidente, las redes sociales y páginas webs se inundaron de recuerdos suyos, y aparecieron fotos de sus días de servicio a la Marina estadounidense en la Segunda Guerra Mundial, de sus años en la presidencia, al lado de su esposa Barbara, una de las Primeras Damas más elogiadas y mejor recordadas de todas las que han pasado por la Casa Blanca. Ella, por cierto, era la anotadora de Yale y según su criterio una vez cometió un error en la inicial, decisión que siempre usó él como un reclamo jocoso. Con esa anécdota, MLB Network comenzó el homenaje que el canal le rindió al hombre de beisbol.

Hay otras fotos en el Salón Oval y montones al lado de mandatarios de todo mundo, y claro, como el beisbol fue parte inseparable de su historia, además de esa al lado de Ruth, hay otras que nos lo muestran uniformado cuando era del equipo del bachillerato en la Academia Phillips y con el de la Universidad de Yale, donde se convirtió en capitán por su capacidad de liderazgo y su sobresaliente defensa, características que fueron notorias en su ejercicio político y ciudadano desde Washington.

Se me hizo inevitable no recordar que el primer presidente que se comunicó con Carlos Andrés Pérez en la madrugada del 4 de febrero de 1992, fue él, dicho por el venezolano en su primer mensaje al país cuando todavía transcurría la asonada. Fue un defensor de los valores democráticos.

En Baseball Reference, hay otros datos relevantes del jugador universitario. El que más, haber bateado la escalera, es decir, todos los batazos inatrapables posibles: sencillo, doble, triple y jonrón, contra la Universidad de Carolina de Sur. Según el prolífico escritor Paul Dickson, fue seriamente considerado por los cazadores de talento de las Grandes Ligas.

Fue protagonista de dos Series Mundiales universitarias, en 1947 y 1948 con el equipo de Yale. De su desempeño dijo Rod Dedeaux, coach de la Universidad de Southern California rival de Yale: “Era un excelente jardinero y un jugador difícil. Lo puse en mi equipo oponente de todos los tiempos”.

Era zurdo para lanzar y batear y en su paso por la pelota de Yale dejó promedio de .224 con 1 jonrón en 76 juegos, obviamente no fue un gran bate, pero sí fue un fildeador sobresaliente, según su manager, el ex jugador de las Mayores, Ethan Allen.

Hay interesantes notas y reseñas que nos ilustran la vida de Bush 41, y entre las publicaciones mas simpáticas está en box socore del 12 de abril de 1947. Por Yale está él y por Fordham Vin Scully, quien años más tarde y para siempre, se convertiría en una de los hombres legendarios del beisbol de Grandes Ligas, un narrador formidable y también destacable ciudadano de valores democráticos inalterables, como quedó claro poco antes de retirarse cuando hizo referencia a la tiranía que padece Venezuela.

A Bush 41 se le recordó por sus acciones como político, como hombre de empresa, como vice presidente al lado de Ronald Reagan, como padre de George W Bush, presidente número 43, y en las páginas beisboleras videos y fotos haciendo el primer lanzamiento en juegos inaugurales, Juegos de Estrellas, de Serie Mundial. Al lado de la Reina Isabel a quien invitó en 1993 al Memorial Stadium de Baltimore, donde Cal Ripken Jr. se acercó a saludarla. New York Times publicó el mascotín que usaba en Yale entre sus objetos más apreciados.

Entre las últimas imágenes, está una del año pasado, junto a Justin Verlander, cuando tuvo el honor de lanzar la primera pelota en el quinto juego de la Serie Mundial en el Minute Maid Park y fue ovacionado.

El beisbol, que es fundamental para la historia de los Estados Unidos, consta en textos de Ernest Hemingway, Walt Whitman, Mark Twain, Paul Auster o Stephen King, fue determinante en la política de integración e igualdad, como lo demuestra el impacto de Jackie Robinson en toda la sociedad fuera del juego.

Agreguemos a tanto, estas palabras del recién fallecido presidente Bush: “En política ayuda el ser competitivo y aprender sobre la deportividad, practicar la deportividad. Así que descubrí que mi modesta carrera en el beisbol en la Universidad de Yale, fue extraordinariamente útil para mí cuando entré en la política y salí a la vida”.

Consultas: Baseball Reference
USA Today
New York Times
MLB Network
@BaseballBySmile


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo