Skip to content

Economía

¿Cómo cambió el poder de compra con el aumento del salario mínimo?

por Richard Obuchi y Manuel León

Fotografía de Federico Parra | AFP

24/09/2018

El último aumento en el salario mínimo ha generado incertidumbre y un impacto significativo en las estructuras de costos de todos los agentes económicos del país, acelerando los problemas de inflación, recesión y escasez de productos. Pero, ¿cuánto es el incremento del salario mínimo integral en términos de poder adquisitivo? ¿Cuánto mejora en términos reales el ingreso de los trabajadores?

¿Cómo ha cambiado nuestro poder adquisitivo?

A pesar de que el último incremento del salario mínimo integral es el mayor en términos relativos de nuestra historia, la inflación en los últimos meses ha sido tan alta que —en términos reales— el salario mínimo integral hace un año era 2,7 veces mayor que el vigente en septiembre de 2018. En otras palabras, al comparar el nuevo salario mínimo integral de Bs.S 1.980, vigente a partir del 01 de septiembre de 2018, con el salario integral vigente un año atrás, en agosto de 2017, encontramos que ajustando por el poder adquisitivo (con base en los precios de agosto de 2018), el salario mínimo integral ha caído 59%. El salario mínimo integral de agosto de 2017 es equivalente a precios actuales a Bs.S 5.041.

En comparación con el valor del salario hace 5 años, el salario mínimo integral actual es equivalente en términos reales a 11% del salario vigente en ese momento. El nuevo salario mínimo integral implicó un aumento de 37 veces en comparación con el valor previo, sin embargo, tiene 89% menos de poder de compra al compararlo con el vigente en abril de 2013.

En los 5 años de gestión de Nicolás Maduro, el salario mínimo integral (el sueldo mínimo más el bono de alimentación) se ha incrementado en 30 oportunidades, pasando de Bs.S 0,03 en abril de 2013 a Bs.S 1.980 en septiembre de 2018, una variación de 6.140.425%. Sin embargo, en el mismo período, la inflación acumula un incremento de 65.165.786%. La aceleración de la inflación en una economía cada vez más pequeña, ha conducido a un deterioro en el poder adquisitivo de los venezolanos sin precedentes en la historia económica contemporánea del país.


¿Qué pasará con lo que resta del año?

Un ejemplo que permite ilustrar el impacto de la hiperinflación en el poder adquisitivo del salario es la relación entre el costo de la canasta alimentaria y el salario mínimo. Estimamos que el costo de la Canasta Alimentaria del Cenda para el mes de agosto fue aproximadamente Bs.S 9.555.04 (Bs.F 955.504.399), una cifra equivalente a 5 salarios mínimos integrales de Bs.S 1.980. Al valor del salario minino vigente en agosto de 2018 (Bs.S 52), se requerían 184 salarios integrales.


El conjunto de medidas anunciadas por el gobierno implica una fuerte carga tanto para las empresas como para el mismo gobierno. Según estimaciones de la consultora ODH, el impacto del incremento del salario mínimo, las pensiones y el bono de Bs.S 600 pagado mediante el carnet de la patria, representa un monto equivalente de 60% de la cantidad de dinero (M2) en circulación a principios de agosto de 2018.

Dada la magnitud del incremento, y la clara dificultad del gobierno de encontrar mecanismos que generen ingresos fiscales, es de esperar que crezca —en lugar de disminuir— el déficit fiscal y el financiamiento monetario de dicho déficit. Una situación que va a conducir a que mantenga la elevada inflación observada en el mes de agosto de 2018, la cual alcanzó 223% según la medición hecha por la Asamblea Nacional.

A un mes de su entrada en vigencia, el salario mínimo integral puede llegar a perder aproximadamente 70% de poder de compra si la inflación de septiembre es similar a la de agosto cuando en tan sólo un mes se triplicaron los precios en promedio. Si la inflación continúa a un ritmo de 120% mensual —mucho menor a la variación de agosto de este año— el poder adquisitivo del salario mínimo integral se contraería 91% en comparación con su valor en términos reales al 01 de septiembre de 2018, pasando de Bs.S 1.980 a tan solo Bs.S 85 en diciembre en términos reales (a precios del 01 de septiembre de 2018).

Luego de los estragos generados por esta medida sorpresiva por parte del gobierno, queda claro que solo controlando el problema de hiperinflación se logrará una mejora real en los ingresos de los venezolanos.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo