ActualidadPetróleo

3 gráficos sobre la caída de la producción de petróleo de Venezuela

por Giorgio Cunto

Fotografía de PDVSA

19/01/2018

La producción de petróleo en Venezuela cayó a 1,621 millones de barriles diarios (mbd) en diciembre de 2017 de acuerdo con el reporte mensual del mercado petrolero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Comparado con la producción registrada en noviembre del mismo año, representa un descenso de 216.300 barriles diarios: la mayor caída mensual registrada en los últimos seis años. Desde 2012, la producción petrolera venezolana ha disminuido en 1,20 mbd.

 

Tomando como base los niveles de enero 2012, se pueden comparar las variaciones acumuladas en la producción de Venezuela con el resto de la OPEP. Notamos que a partir de 2015 empieza a acentuarse una divergencia en la que cae de forma continua, mientras que el resto de la organización tiende a aumentarla. Las diferencias son considerables: desde 2012 la OPEP ha aumentado su producción en 7,70% mientras que la venezolana ha caído 42,50%.

Desde finales de 2016 la OPEP (junto con Rusia) ha mantenido una política de recortes, con el objeto de forzar el alza de los precios del petróleo en el mercado global. Sin embargo, desde abril de 2017  la producción de la OPEP ha aumentado. La razón es simple pero preocupante: la merma en la extracción de crudo en Venezuela es tan grande que los demás países de la OPEP pueden aumentar sus niveles y aun así cumplir con la cuota de recortes de la organización.

Venezuela no solo ha perdido terreno en el seno de la OPEP, sino también frente a sus pares en América Latina. Analizando la última década, se pueden observar los aumentos acumulados en la producción de Colombia (62,40%), Ecuador (3,83%) y Brasil (57,32%). Este último siguió un meteórico ascenso y pasó a producir 2,75 mbd, lo cual lo posicionó en el primer puesto entre los productores regionales.

Para un país que en 2015 registró una concentración de 90% de sus exportaciones en el sector petrolero, una caída de la producción representa un golpe significativo a su estabilidad económica. Sin embargo, como ha expresado en Prodavinci el experto petrolero Francisco Monaldi, mientras PDVSA esté plagada de desinversión e ineficiencia gerencial, lo más probable es que en 2018 la producción siga cayendo.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo