Skip to content

Actualidad

2020, una odisea en el espacio

por Dirk Lorenzen

10/01/2020

Fotografía de picture alliance | Agencia Uno | P. Vega Labra

El año de Marte

A comienzos de octubre, el Planeta Rojo estará a «solo” 62 millones de kilómetros de la Tierra, por lo que nos hallamos ante una buena ocasión para enviar sondas hasta suelo marciano.

Hay cuatro misiones en carpeta: la agencia espacial europea ESA va a enviar su rover ExoMars desde Baikonur, en Kazajistán. El objetivo es buscar rastros de posible vida pasada en la superficie de Marte. La NASA, por su parte, prepara la sonda Marte 2020, un vehículo que explorará el suelo en busca de carbono, además de recolectar muestras geológicas que serán traídas de vuelta a la Tierra. También China y Emiratos Árabes Unidos apuntan sus miradas a Marte.

En el caso de los chinos, enviarán un orbitador que se espera esté operativo varios años, y un módulo que dejará un rover sobre suelo marciano. Si resulta, sería el primer amartizaje exitoso para China. Emiratos Árabes Unidos enviará su misión Esperanza. El nombre del programa lo dice todo: la escasa experiencia de los emiratíes les permite darse un margen para fracasar. Pero el objetivo de ellos es tener un orbitador operativo en 2021, cuando el país cumpla 50 años de vida independiente.

China, a la Luna

No conforme con Marte, China prepara también su misión Chan’e 5 a la Luna. Tras el exitoso alunizaje de Chang’e 4 en el lado oculto a comienzos de enero de 2019, el plan ahora es aterrizar en el otro extremo del satélite. Allí, la misión tomará muestras del suelo para traerlas a la Tierra. Sería un avance sensacional: la última vez que algo así ocurrió fue en 1976, cuando la sonda soviética Luna 24 recogió restos geológicos y retornó a la URSS con ellos.

Si todo sale bien, a fines de 2020 la nave Orión, de la NASA y ESA, hará su viaje inaugural a nuestro satélite. Como parte de la misión Artemis-1, permanecerá cuatro semanas en el espacio, y orbitará la Luna algunos días. Si bien no llevará astronautas a bordo, sí tendrá a dos muñecas del Centro Aeroespacial Alemán, que medirán una serie de variables a las que estarían expuestos los seres humanos que acometieran la travesía.

Eclipses lunares

Por desgracia, 2020 será un año decepcionante en términos de eclipses lunares. Esto, porque si bien habrá cuatro, todos serán penumbrales. ¿Qué significa esto? Que la Luna pasará por la periferia de la sombra de la Tierra, de manera tal que los no iniciados en el tema apenas notarán que está ocurriendo un eclipse.

El primero tendrá lugar el 10 de enero entre las 18 y las 20 horas GMT. El segundo, el 5 de junio entre las 18.30 y las 20.30 GMT. Exactamente un mes más tarde se verá el tercero, entre las 3 y las 4 horas GMT, y finalmente el 30 de noviembre, entre las 9 y las 10.30 GMT.

Eclipses solares

Otra cosa serán los eclipses solares. El 21 de junio será el primero, y será anular. ¿Cómo es eso? Debido a que en esa fecha la Luna está más lejos de la Tierra de lo normal, no puede cubrir toda la cara del Sol, lo que produce un anillo brillante de luz ardiente que siluetea a la Luna. Es como si se pusiera una moneda de 1 euro encima de otra de 2 euros.

Este maravilloso fenómeno será visible a lo largo de una franja de 14.000 kilómetros que pasará sobre Sudán del Sur, Etiopía, Eritrea, Yemen, Arabia Saudita, Omán, Pakistán, India, China, Taiwán y Guam. En parte de África, Asia y Australia, en cambio, será parcial. En horario GMT, el eclipse comenzará a las 3.46 y terminará a las 9.34.

Oscuridad en Chile y Argentina

El evento astronómico del año será el eclipse solar total del 14 de diciembre, en el que la Luna nueva cubrirá totalmente el Sol. Durante dos minutos y diez segundos, el día será noche y hasta será posible ver las estrellas. Casi todo esto ocurrirá sobre el mar, pero los fanáticos de los eclipses podrán disfrutar del clímax de oscuridad, que sí se producirá sobre tierra, específicamente sobre el sur de Chile y de Argentina.

El fenómeno será visible también parcialmente en partes del Pacífico Sur, de Sudamérica, la Antártida, Namibia y Sudáfrica. Allí el sol aparecerá como una galleta mordida, porque la Luna solo cubrirá solo una parte de nuestro astro. Hay que tener precaución: para ver con seguridad este fenómeno se requiere el uso de gafas de sol especiales. No bastan las gafas de sol normales. Mirar el sol sin protección puede provocar ceguera total.

Cada 20 años: Júpiter se encuentra con Saturno

Desde mayo a diciembre, Júpiter y Saturno, los dos planetas más grandes del Sistema Solar, formarán una bonita dupla en el firmamento, que será visible desde todos los rincones del planeta, menos el Ártico. El clímax de esta hermandad cósmica tendrá lugar el 21 de diciembre, cuando, desde un punto de vista terrestre, Júpiter pase por encima de Saturno. Solo cada 20 años ambos planetas están tan cerca en el cielo.

En tanto, nuestro vecino Venus brillará como una estrella vespertina hasta mayo. Desde junio, y hasta fin de año, será visible también en el cielo matutino.

Aniversario del Hubble y año de estrellas fugaces

El 24 de abril se cumple el 30 aniversario de la puesta en operaciones del telescopio espacial Hubble. Un automóvil de 30 años es considerado un clásico o yace en el depósito de chatarra, pero el telescopio operado por la NASA y ESA está en perfectas condiciones y sigue entregando información valiosísima sobre las profundidades del espacio. Además, se da el lujo de maravillar a personas completamente ajenas a la astronomía con sus extraordinarias fotografías de planetas, cúmulos estelas, nebulosas y galaxias.

El equipo del Hubble celebra con entusiasmo, pero también con nostalgia, pues la flota de transbordadores espaciales fue eliminada y ya no es posible enviar misiones de servicio al telescopio. Hubble ha sido reparado ya cinco veces, la última en 2009. Es probable que algunas cámaras e instrumentos fallen en el transcurso de 2020, pero los astrónomos esperan que el telescopio siga operativo muchos años más.

Si bien en 2019 las lluvias de estrellas fueron difíciles de observar debido al brillo de la Luna, el escenario en 2020 será más auspicioso. Para ver las Perseidas entre el 9 y el 13 de agosto, la media luna menguante no será un obstáculo. Aun mejor será la situación para las Leónidas, entre el 17 y 17 de noviembre, y las Gemínidas, entre el 12 y el 15 de diciembre, fechas en las que habrá noches maravillosamente oscuras gracias a la Luna nueva. (dzc/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo