FotografíaEntrevista

Vasco Szinetar: Quien hace un retrato tiene la obligación de construir algo hermoso

por Nolan Rada Galindo

01/05/2018

Vasco Szinetar retratado por Nolan Rada

Vasco Szinetar se presenta en Argentina con tres muestras fotográficas en dos bibliotecas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El proyecto está compuesto por las series “Descoloridos”, “Cheek to cheek” y “Frente al espejo”. A través de ellas se puede advertir el interés del fotógrafo por los trabajos de largo aliento y su vocación lectora. El Ministerio de Cultura argentino le preparó una agenda de actividades que involucró una presentación en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. En la plataforma de uno de los stands, conversa con Prodavinci.

¿Cuáles fueron los primeros libros con los que incursionaste en la literatura?

Comencé leyendo poesía; a Pedro Salinas, Pablo Neruda, Andrés Eloy Blanco, Emilio Carrere. Después tuve la oportunidad de conocer otros grandes poetas, como (Giuseppe) Ungaretti y (Czesław) Miłosz. En la medida que pasaba el tiempo iba ampliando el universo de mis lecturas.

¿Cuáles libros podrían definir la idiosincrasia venezolana?

La idiosincrasia venezolana se está construyendo a través de su literatura. Creo que es plural. Hay grandes escritores; desde Rómulo Gallegos hasta los actores contemporáneos como Alberto Barrera Tyzka, Rodrigo Blanco Calderón, (Alfredo) Armas Alfonzo, Oswaldo Trejo, Antonia Palacios, Salvador Garmendia. La idiosincrasia venezolana es un mosaico: cada escritor le aporta parte del gentilicio.

En la era de la imagen, ¿cuál es el rol del retratista?

El retratista no tiene un rol asignado; es como cualquier artista que tiene una pulsión, un deseo, una obsesión de construir una imagen a través del retrato. Es el retrato quien habla. Quien hace un retrato, quien hace un poema, quien escribe una novela, quien construye un edificio tiene una obligación de construir algo hermoso, equilibrado, sólido como expresión.

¿Cuál ha sido el mensaje que ha querido transmitir a través de su trabajo?

Los artistas no se proponen mensajes. La obra dice lo que tiene que decir. Y dice algo nuevo y diferente todos los días. La verdadera obra es compleja, plural, universal, y se va transformando a través del tiempo. Lo que una obra dice ahora no necesariamente es lo que dirá dentro de diez años.

¿Con cuáles lentes y equipos le gusta trabajar?

Trabajo con un lente 35 milímetros porque me permite una mirada amplia de lo que estoy enfocando. Lo he convertido en la forma de mirar; miro el espacio a través de ese encuadre. Pero no hago de eso una ortodoxia: puedo moverme también con otros enfoques, otros lentes, de acuerdo con las circunstancias.

Fotografía de Nolan Rada Galindo

De la serie “Frente al espejo”, ¿cuál fue el retrato que le exigió más a nivel de composición?

Los retratos que me abrieron un espacio en el mundo de la fotografía fueron los de Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez. Me permitieron entender que ahí había un trabajo de largo aliento.

¿Otra persona importante en estos procesos fue Tomás Eloy Martínez?

Tomás Eloy Martínez, quien fue un gran amigo, me permitió retratar a García Márquez. Tuvo la generosidad de llevarme a una reunión privada en la que estaba el Gabo, en casa de su amiga Soledad Mendoza, hermana de Plinio Apuleyo Mendoza. Ellos fueron unos exiliados colombianos que aportaron a Venezuela un trabajo enorme y extraordinario. El padre de Soledad Mendoza hizo uno de los libros referenciales sobre la ciudad de Caracas, que se llama Así es Caracas. Se hizo en el año 1952 y es un panorama sobre el comienzo de la modernidad en Venezuela.

Al menos 44.026 venezolanos solicitaron residencia en Argentina durante 2016 y 2017, según datos de la Dirección Nacional de Migraciones argentina. ¿Qué opinión le merece la diáspora venezolana?

La diáspora es expresión de la crisis, de la tragedia venezolana; no solamente la Argentina: Perú, España, Colombia. O sea, Venezuela es la tragedia de Latinoamérica, donde la gente joven, la gente humilde, todo tipo de persona, ha optado por huir de Venezuela porque la capacidad de futuro y de vida se ha reducido al máximo con ese proyecto totalitario y asesino que expresa el gobierno venezolano.

En sus fotografías también se registra el paso del tiempo en usted, a diferencia de sus retratados, que parecen inmunes. ¿Cómo maneja el paso del tiempo?

La sabiduría consiste en ajustarse al paso del tiempo. Cada edad, cada tiempo tiene su propia dinámica. Si uno entiende que somos seres finitos, que tenemos un término, llevas la vida con mayor humildad y con mayor tranquilidad. La muerte va a llegar. Bienvenida sea.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo