Pez Linterna

Yockteng y Buitrago, una pareja singular en Venezuela #LiteraturaInfantil

Por Pez Linterna | 10 de Abril, 2013
0

Jimmyelmasgrande

Jimmy es fanático de Muhammad Alí. Boxea como pocos, aprendió de viejos artículos de prensa, de los libros y del señor Apolinar. Jimmy, sin zapatos pero con lentes, contagia a su pueblo del arte por pelear. Suena violento para los niños, pero no, Jimmy pelea por el respeto y la dignidad. Y también por un gimnasio y una biblioteca. Un pueblo de la costa colombiana es el telón de fondo para ¡Jimmy, el más grande! (2010), un libro álbum infantil escrito por Jairo Buitrago e ilustrado por Rafael Yockteng -o visceversa-. Es que en el álbum, la construcción de la ficción va de la mano con el diálogo: el texto y la imagen siempre conversan, pero sobre todo cuentan. Hay una idea, un storyboard y un experimento para que se transforme, como diría el autor Uri Shulevitz: “en una experiencia teatral: directa, inmediata, activa y conmovedora”. Buitrago y Yockteng dominan esta materia, aunque el primero sea más bien fanático del cine y de Buñuel.

En cada uno de los cinco libros que han editado juntos, autor e ilustrador, dan pie a la construcción de un imaginario propio a dos voces. Esto no quiere decir que no puedan ser independientes, que lo son: Buitrago escribió El señor L.Fante (2006) y Días de rock de garaje (2012), por citar sólo algunos. Yockteng ilustró, entre muchos otros, Mi mascota de Yolanda Reyes o Entre gustos, hay amores de la autora venezolana Sashenka García publicado por Ediciones B. Tampoco es la norma que autor e ilustrador se concilien, conversen, en busca de un único mensaje. A veces ni se conocen, y para eso está el rol fundamental del editor. Pero este no es el caso. El revuelo de esta dupla nace en el 2007 cuando ganan el premio “A la orilla del viento” que otorga Fondo de Cultura Económica, con el libro Camino a casa.

CaminoacasaUna niña le pide a un león pasear por el centro de la ciudad, esta espeluznante pero divertida experiencia conduce al lector a múltiples posibilidades visuales donde el miedo controla todos los espacios alternativos de este recorrido: los hombres se desmayan, las mujeres gritan, en la tienda no cobran, y alguno que otro niño los mira con admiración; tal vez porque la infancia es mucho más valiente. Tampoco es cualquier paseo, la niña no quiere quedarse dormida, debe recoger a su hermano, hacer los deberes, cocinar para mamá que llega tarde del trabajo. Las responsabilidades ajenas a su edad obligan a esta niña a transitar las zonas de una ciudad hostil, humilde, y plagada de historias que no se cuentan. Esos espacios en silencio le susurran al lector sobre esa gente que desaparece. Es un libro para Colombia, de donde pertenecen sus creadores (aunque Yockteng naciera en Perú), pero también es una realidad argentina, chilena, uruguaya. Los desaparecidos, lamentablemente, son un lugar común en nuestra identidad latinoamericana. Y la infancia no es ajena a esos temas. Este conmovedor libro, no solo fue galardonado por Los mejores del Banco del libro en el 2010, sino que pertenece a la lista de Honor IBBY, dándoles el justo reconocimiento a esta curiosa pareja.

EloisaylosbichosEl primer día (2010), un libro ilustrado que versa de una ficción histórica en la época de la independencia en Colombia, junto a Emiliano (2007) y Eloisa y los bichos (2010), componen  la obra en conjunto de estos dos creativos, paradigmas en la actual literatura infantil latinoamericana. Abordan realidades de la infancia que dentro de lo local, se acurrucan en el nido de lo universal. Eloísa y los bichos, editada por Babel en Colombia, es ahora traducida al inglés y al japonés. ¿Quién no se ha sentido como un bicho raro alguna vez? Eloísa, una niña humana que se muda a la ciudad, está rodeada de mariposas, grillos, cucarachas, y se aísla. Un álbum que cuenta sobre la experiencia de emigrar y  transformarse: de adaptarse. Su actual visita a Venezuela patrocinada por IBBY y el Banco del libro, nos permite acercarnos a su trabajo y reflexionar sobre la identidad y su renovadora mirada de la infancia. Si buscan conocer a esta dupla que supo mezclar dos discursos para crear libros que reflejan inquietudes propias de los niños, están cordialmente invitados a asistir al encuentro que ofrecerán en la Ludoteca de Los Palos Grandes de 1:00 a 3:00 pm, el día de hoy, miércoles 10 de marzo. Yockteng y Buitrago hablarán de cómo boxean juntos en el mundo de los libros infantiles

***

@PezLinterna recomienda tres libros esenciales:

RESEÑA1_LaCalleEsLibreLA CALLE ES LIBRE

Kurusa
Ilustrado por Monika Doppert
Venezuela: Ekaré, 1981.

En la colección Así vivimos, la editorial Ekaré publicó hace más de treinta años un libro que aún mantiene vigencia en nuestro país. Un grupo de jóvenes, inspirado en los niños de la biblioteca de San José de La Urbina, se propone tener un parque y, manifestando su deseo ante las autoridades, logra que los demás miembros de su comunidad se unan para ayudarlos en su proyecto. El planteamiento social del libro se recrudece junto a las imágenes detalladas de la ilustradora de origen alemán, Monika Doppert, en un juego de imágenes a color intercaladas con ilustraciones en blanco y negro, que retratan como propia no solo la realidad de los ochenta venezolana, sino que, con detalles minuciosos, muestra la cotidianidad de los barrios y las zonas populares del país. Este libro ha sido traducido a varios idiomas. Universal y utópico, se lee desde la razón, la esperanza y el derecho a la libertad. Ganador de Los mejores del Banco del libro en 1982; Lista de Honor IBBY, 1982; The Other Awrads, 1983 y Skipping Stones Book Awards, 1996.

 

RESEÑA2_MiFamiliaDeTrapoMI FAMILIA DE TRAPO
Salvador Garmendia
Ilustrado por Lilian Maa’Dhoor & Teresa Mulet
Venezuela: Playco, 2004.

La familia Fuequinde de Robinsón es bastante particular: todos miden lo mismo, tienen la mirada fija y están hechos de trapo. Pero al niño que narra este libro poco le importa, porque prefiere contar la historia de esta familia de bolsillo a la suya que es real, “y de eso hay en todas partes”. Es un relato sobre las cosas simples del mundo, con una mirada creativa que profundiza en la grandeza de los pequeños detalles. El un trabajo visual no solo va de la mano con el relato, sino que construye una atmósfera hogareña, donde la fotografía de los muñecos y el uso de las telas dan expresividad y nuevas lecturas al relato, involucrando al lector en este juego del niño con los juguetes hechos por la madre y las tías. Su propia autorepresentación de trapo no solo lo iguala, sino que lo conduce a conocer el universo de las pequeñas cosas. Ganador de Los mejores del Banco del libro, 2005.

 

RESEÑA3_DibujosAMáquinaDIBUJOS A MÁQUINA
Rafael Cadenas
Venezuela: Camelia, 2012.

En 1966, Rafael Cadenas publicaría en la revista CAL, dirigida por Guillermo Meneses, unos poemas “ilustrados”, que escribió en su máquina de escribir. El año pasado, la editorial Camelia, en su constante búsqueda por innovar en temas y formatos, recoge este valioso documento del poeta para publicarlo en un libro llamativo. Minimalista, construido con páginas a doble pliego y con una portada hecha de papel cebolla donde se lee la impresión original de la revista, son algunos de los detalles de diseño de Álvaro Sotillo y Juan Fernando Mercerón. Un libro de juegos líricos y formas, donde a través de las teclas de la máquina se construyen discursos visuales que invitan al lector al juego de la abstracción con la pista de la palabra. Un libro para invitar a los jóvenes a decodificar los dibujos y textos de Cadenas y que los acerca a la tradición poética del país. La introducción de Luis Miguel Isava seguro será disfrutada por los expertos en poesía. Postulado para Los mejores del Banco del libro en el 2013.

***

Pez Linterna  Isabella Saturno y Freddy Gonçalves, a cuatro manos, revisan la historia, temas y novedades de la literatura infantil y juvenil. Puede visitar la página oficial de Pez Linterna y seguirlos en Twitter en @pezlinterna

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.