Blog de Luis Vicente León

¿Y qué haces tú para surfear la crisis?; por Luis Vicente León

Por Luis Vicente León | 25 de junio, 2017
mercado-afp-640

Fotografía de Federico Parra para AFP

El resto del año 2017 va a ser económicamente peor que la primera mitad. No se han aplicado estrategias económicas de cambio. La confianza está en el piso. La convulsión sociopolítica deteriora el ambiente económico. La capacidad de endeudamiento es nula, la producción petrolera se contrae, las inversiones se desploman y el precio del petróleo se porta peor de lo esperado.

¿Y qué haces tú para protegerte? Comencemos por decir que no hay forma de evitar el empobrecimiento de la población. La caída del ingreso real apunta a una cifra cercana a 20%. La inflación se acercará a 1.000%. La producción de bienes se desploma, caen las importaciones y se reduce el empleo. Somos y seremos mucho más pobres.

Esto quiere decir que un primer paso lógico para las familias es ordenar y planificar la reducción de su consumo. Debemos jerarquizar los gastos y escoger cuáles podemos reducir con el menor costo posible sobre la calidad de vida. En el caso de los estratos D y E, no hay forma de evitar una reestructuración del consumo alimentario, considerando que casi 65% del presupuesto familiar se dedica a esta partida, habrá que revisar cómo reducir el gasto. Manteniendo en la medida de lo posible la carga nutricional, la idea es combinar las proteínas, carbohidratos y vegetales más económicos. Reducir el consumo de productos fritos y empacados y aumentar el consumo de agua. Los gastos de transporte deben ser racionalizados, acortando en la medida de lo posible los desplazamientos. Y, finalmente, es importante intentar generar ingresos adicionales, que incluyen actividades complementarias en quienes ya trabajan e incorporar nuevos miembros de la familia a la generación de ingresos, incluso desde el hogar.

En el estrato medio, la estrategia de ahorro es conceptualmente igual. Las holguras de consumo en este estrato son evidentemente mayores y es ahí donde debe enfocarse el ahorro. Se tienen que reducir las “indulgencias”. El menú familiar debe estar planificado y deben evitarse los consumos fuera del plan. El hogar es el mejor lugar para consumir y la búsqueda de lugares más económicos para hacer el mercado debe ser permanente. Cada bolívar de ahorro cuenta y es clave meterle este concepto a toda la familia. Prefiera, en la medida de lo posible, productos nacionales, que tendrán un mejor precio y esté dispuesto a probar nuevas opciones y empaques.

Elimine los gastos superfluos, incluso aquellos que puede pagar. El ahorro de hoy será vital mañana para adquirir productos esenciales en una economía brutalmente inflacionaria. Adelante las compras que pueda financiar y preservar en el tiempo. Todo lo que compre hoy será mucho más barato que mañana y eso incluye alimentos no perecederos. Endéudese incluso por encima de su aparente capacidad de pago.

Deje que el límite lo pongan los bancos, no usted. Cada bolívar que le presten es un regalo que le cae del cielo. Con una tasa de interés inferior a 30% y una inflación estimada de 1.000%, en un abrir y cerrar de ojos su cuota a pagar será ridícula. Sólo garantice que ese dinero del préstamo se convierta en activos fijos, monedas de reserva de valor o inventario para consumo a futuro.

No mantenga activos improductivos que se conviertan en centros de costos. Salga de todo lo que esta vacío, varado o inútil.

Y finalmente, haga todo el esfuerzo posible por incrementar sus ingresos con actividades alternativas o nuevas y trate de generar moneda extranjera. Eso podría cambiar dramáticamente su posición actual. Y esto incluye trabajo e inversiones financieras.

A los ricos no puedo recomendarles nada. Seguramente están mucho más claros que todos nosotros.

Luis Vicente León 

Comentarios (5)

Brother Full
25 de junio, 2017

Sr. Luis Vicente

Lo más razonable que he encontrado para surfear la crisis es recurrir al recuerdo de los hábitos de vida de mis abuelos, que vivieron la época anterior al boom petrolero (1973) y la economia doméstica estaba basada en el ahorro, con decirle que para tomar el café, se sacaba un primer café y luego un segundo (guarapo).

Nelson Seijas
25 de junio, 2017

Este tipo de información orienta al venezolano exactamente en este año:se hace dificultoso luchar contra un monstruo como la inflación.Estamos acostumbrados a adquirir,obtener muy algo sin ver la consecuencia inmediata donde caemos.

Ivan Jose Gimenez
26 de junio, 2017

Estimado Sr. LVL y BF

Al leer el comentario del reciclaje de la borra del café le quiero decir que eso se hacía en muchos hogares de una para ahorrar y mas que todo en hogares donde se habituaba a tomar mucho café, pues en esa segunda colada salia ese GUARAPO SABROSO.

Y sin pena les digo: siempre lo hago acá en mi casa y repito: SABROSO y lo mas importante me hace recordar los tiempos de mi abuela.

Conclusión: 1) En el Pensum de estudios de Bachillerato se deberá incluir una materia o incluir en materia de sociales la MOTIVACION AL AHORRO, pues de esto nacen buenos habitos.

Saludos y gracias

IJG

Paolo Viagna
26 de junio, 2017

buen articulo.

Asdrubal Camejo
27 de junio, 2017

Excelente orientación ya yo la he aplicado desde hace mucho tiempo claro todos estamos afectados en esta crisis brutal casi apocalíptica unos en menor grado que otros, claro debemos aplicar correctivos en el gasto excesivo sugerencia adquirir rubros por bultos sea pasta, arroz y granos por supuesto teniendo la manera de preservarlo un tiempo de seis meses pudiera ser un perco o nevera exclusiva para ese fin eso te garantizara algo de alimentación fija solo te enfocaras en el salado (carnes, pollo y pescado) y vegetales eso aliviara la carga del stress vivido día a día saludos a todos especialmente a los periodistas en su día

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.