Blog de José Ignacio Hernández

¿Puede el Presidente impedir la aplicación de una Ley de Amnistía?; por José Ignacio Hernández

Por José Ignacio Hernández G. | 9 de diciembre, 2015

¿Puede el Presidente impedir la aplicación de una Ley de Amnistía; por José Ignacio Hernández

Los resultados del 6-D han permitido plantear, nuevamente, la posibilidad de una Ley de Amnistía dictada por la nueva Asamblea Nacional. Y el gobierno central, adelantándose a esa posibilidad, declaró que no “aceptaría” esa Ley.

Conviene explicar, entonces, qué es una Ley de Amnistía.

La amnistía

En un anterior artículo que publiqué en Prodavinci,  expliqué que la amnistía es una facultad de la Asamblea Nacional que le permite “desaparecer” el delito. Es decir: mediante una Ley se “olvidan” los delitos tipificados legalmente y que fueron cometidos o que pudieron haber sido cometidos.

De allí viene su nombre, precisamente: la amnistía implica olvidar las ofensas que puedan haberse realizado. Y ese olvido es absoluto: los delitos (o posibles delitos) quedan eliminados y respecto de ellos no puede exigirse ningún tipo de responsabilidad. Es como si en la práctica tales delitos nunca se hubiesen cometido.

¿Quién puede dictar la amnistía?

De acuerdo con el numeral 5 del Artículo 186 de la Constitución, corresponde a la Asamblea Nacional “decretar amnistías”. Aquí “decretar” se emplea como sinónimo de “dictar”. Por eso la amnistía es dictada por la Asamblea mediante una Ley, como reitera el Artículo 74 constitucional.

En el pasado, sin embargo, el Presidente de la República ha dictado estas medidas a través de un Decreto-Ley, como sucedió con la Ley Especial de Amnistía, del 31 de diciembre de 2007, relacionada con los sucesos del golpe de Estado del 11 de abril de 2002.

En todo caso, la Asamblea Nacional puede dictar una Ley de Amnistía para olvidar cualquier delito cometido o que pudo haberse cometido. Y esa Ley es dictada por el procedimiento ordinario de formación de leyes previsto en la Constitución.

La Ley de Amnistía y los delitos de lesa humanidad

La Ley de Amnistía tiene un importante límite: en el Artículo 29 de la Constitución se explica que no puede dictarse esa ley para olvidar delitos por violaciones de derechos humanos ni los delitos de lesa humanidad.

Como igualmente expliqué en Prodavinci, se considera que los delitos de lesa humanidad no pueden ser objeto de medidas que impliquen impunidad, como la amnistía (Corte Interamericana de Derechos Humanos, sentencia de 14 de marzo de 2001, caso Barrios Altos vs. Perú).

Recordemos que el concepto de delitos de lesa humanidad debe definirse estrictamente. El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, por ejemplo, define a tales delitos como un “ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque, como parte de una política de Estado o de una organización política”.

En todo caso, la calificación de un delito como un crimen de lesa humanidad o como un delito por violación de derechos humanos, de acuerdo con los parámetros señalados, corresponde al legislador, como la Sala Constitucional concluyó en su sentencia Nº 537/2005. Esto quiere decir que sólo la Ley puede determinar los delitos que serán considerados de lesa humanidad o violatorios de derechos humanos, sin que simplemente pueda entenderse que un delito cualquiera, por ser considerado “grave”, es delito de lesa humanidad.

Fuera de estos casos, la Ley de Amnistía es plenamente válida y constituye una decisión que sólo le corresponde adoptar a la Asamblea Nacional.

Un supuesto en el cual se ha aceptado la Ley de Amnistía es en relación con los delitos políticos, especialmente para consolidar la paz, como ha destacado la Corte Constitucional en Colombia.

En todo caso, la Ley de Amnistía no puede negar el derecho de acceso a la justicia de las víctimas de los delitos cuyo olvido quiere declararse. Tal y como también ha señalado la Corte Constitucional de Colombia en la decisión citada, no se admite el otorgamiento de “auto amnistías”, amnistías en blanco, leyes de punto final ni “cualquiera otra modalidad que impida a las víctimas el ejercicio de un recurso judicial efectivo”.

En pocas palabras, y desde una perspectiva general, las amnistías deben ser para delitos concretos y deben dejar a salvo el derecho de las víctimas de reclamar daños civiles y en general, de conocer la verdad de los hechos investigados.

¿Hay casos de delitos de lesa humanidad en Venezuela?

Un argumento que se ha empleado por quienes se oponen a una Ley de Amnistía es que esa ley pretendería olvidar delitos de lesa humanidad. Este argumento se ha utilizado, sin embargo, con mucha ligereza.

Ya expliqué que los delitos de lesa humanidad responden a un concepto específico, que debe ser catalogado como tal por la Ley. No es la gravedad del delito ni su repercusión lo que permite calificarlo como un delito de lesa humanidad, sino una circunstancia concreta: que la sentencia condenatoria haya calificado al delito, de acuerdo con la Ley, como un crimen de lesa humanidad.

Por ello, por ejemplo, aquí en Prodavinci expliqué que ninguna de las sentencias condenatorias contra Iván Simonovis se habían pronunciado, expresamente, sobre la existencia de un delito de lesa humanidad. Luego, en esos casos, es perfectamente admisible la Ley de Amnistía.

¿Puede el Presidente impedir la promulgación de la Ley de amnistía?

El Presidente de la República no puede impedir la promulgación de una Ley de Amnistía ni de ninguna otra Ley dictada por la Asamblea Nacional.

Según la Constitución, una vez que la Asamblea Nacional aprueba una Ley, el Presidente de la Asamblea la declara “sancionada”. Ese texto es remitido al Presidente de la República, pero todavía no es Ley pues para ello se requiere su publicación en la Gaceta Oficial. Esto es lo que se conoce como “promulgación de la Ley”.

El Presidente de la República, una vez que recibe el texto aprobado por la Asamblea, puede vetar ese texto. Es decir: puede formular observaciones para que la Asamblea decida si las considera o no. Una vez que la Asamblea remite de nuevo el texto aprobado al Presidente, éste sólo tiene una opción: promulgar la Ley.

Si el Presidente se niega a promulgar la Ley, la Asamblea Nacional podrá promulgarla por sus propios medios.

Por eso el Presidente de la República no puede impedir la promulgación de las Leyes dictadas por la Asamblea.

No obstante, el Presidente de la República también puede considerar que el texto aprobado por la Asamblea —en este caso, la Ley de Amnistía— es violatorio a la Constitución, caso en el cual requerirá la opinión de la Sala Constitucional. Si la Sala Constitucional opina que la Ley de Amnistía aprobada por la Asamblea esa violatoria de la Constitución, la Ley no será promulgada por el Presidente.

Es importante recordar que luego de que la Ley de Amnistía sea publicada en Gaceta Oficial, cualquiera podría demandar su nulidad ante la Sala Constitucional, lo que llevaría a un resultado similar.

Esta atribución de la Sala Constitución —de cuyo riesgo advertí aquí mismo en Prodavinci— no puede degenerar en un fraude constitucional que desconozca la representación nacional que ejerce la Asamblea. Es a la Asamblea Nacional (y no a la Sala Constitucional) a quien le corresponde decidir sobre las amnistías.

Así que lo único que podría controlar la Sala Constitucional es si la Ley de Amnistía cumple o no con el Artículo 29 de la Constitucional, básicamente en lo que respecta a los delitos de lesa humanidad que, insisto, deben ser interpretados restrictivamente.

Por ello, como se ve, el principal riesgo frente a la Ley de Amnistía no reside tanto en el Presidente de la República sino en la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia.

José Ignacio Hernández G.  José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV y UCAB. Puedes seguirlo en Twitter en @ignandez

Comentarios (33)

Nelly Tsokonas
9 de diciembre, 2015

Hay tantas urgencias en materia de reformas, no es posible que solo tres personas (Sala Constitucional) puedan anular una decisión tomada por una mayoría de representación popular, ni que pasen por encima de las sentencias en sala plena del TSJ. Es una aberración.

Gracias, José Ignacio. Como siempre, clarísima y detallada explicación. Saludos. @abezeta

Jhon Velasco
9 de diciembre, 2015

Por eso es q lo primero q debe hacer la nueva Asamblea es nombrar nuevos magistrados del TSJ que sean de la mayor probidad, imparcialidad y honorabilidad, generando así confianza en ellos y en las decisiones que tomen

Divad
9 de diciembre, 2015

Excelente artículo. Entendido todo. Entonces, a partir de la toma de posesión de la nueva asamblea, el hueso duro de roer va ser la Sala Constitucional. Por ello van a ser asignados nuevos magistrados en los próximos días.

Rafael Chacón
9 de diciembre, 2015

La Sala Constitucional prochavista siempre ha actuado como si tuviera más autoridad que las otras Salas, inclusive invadiendo sus áreas de competencia, para favorecer al Ejecutivo. Valdría la pena que la nueva Asamblea, facultada para enmendar la constitución, elimine o al menos restrinja la SC.

Esteban Guerra
9 de diciembre, 2015

Una pregunta interesante sería: ¿Bajo qué condiciones puede la “Super” Sala Constitucional declarar la inconstitucionalidad de la supuesta Ley de Amnistia? 1 presupuesto imprescindible: Se necesita primero la sanción de dicha ley. Ya luego veremos.

Yaritza villamediana
9 de diciembre, 2015

Solo queda decir gracias por explicar lo que desconocemos muchos venezolanos,que por no haber cursado estudios superiores desconocemos.

Federico POGGIOLI
9 de diciembre, 2015

Excelente explicación llevada paso a paso. Didáctica! La siguiente pregunta sería, si efectivamente se concreta el nombramiento de nuevos magistrados del TSJ por parte de la actual AN, ¿Qué potestad tiene la nueva AN de revocar esos magistrados y elegir unos nuevos?

Genis Navarro
9 de diciembre, 2015

Estimado José Ignacio, comparto parcialmente tu opinión en el sentido de los delitos de lesa humanidad, mas no en tu planteamiento de que la Ley de Amnistía sigue el mismo procedimiento de creación de las leyes ordinarias u orgánicas. Recuerda el 187.5 constitucional establece DECRETAR AMNISTÍAS. Acto unilateral con fuerza de ley. No comparto que se interprete DECRETAR como DICTAR. Ambos sabemos que el decreto tiene un significado jurídico propio e indiscutible. Si la voluntad del constituyente hubiese sido otra, no utilizaría el termino DECRETAR, y remitirá expresamente al procedimiento ordinario de creación de leyes.

Oscar E. Belisario
9 de diciembre, 2015

En el caso muy particular de Leopoldo López en el cual el Fiscal de su caso denunció fraude procesal y fabricación de pruebas, entonces podría ser favorecdo por una Ley de Amnistía.¿O no?.

Gastón Echeverría C,
9 de diciembre, 2015

Entonces, aunque no nos guste el Presidente, puede o no firmar la ley que e envíe la Asamblea, por lo qe sería un veto y le correspondería al TSJ, emitir la decisión final. Pienso que está complicando mucho lo que es simple. Gracias, GEC.

Olivia Prado
9 de diciembre, 2015

Gracias por aclarar las dudas, mi pregunta al igual que la de el Sr Federico, es si la nueva AN puede revocar los magistrados que juramente el actual presidente de la misma.Gracias.

Franco
9 de diciembre, 2015

Esa Ley no existe en ningún país civilizado. Es como autorizar que se cometan todo tipo de aberraciones porque pueden ser amnistiados. Solo el poder jurídico puede amnistiar cuando haya sentencia definitiva y se haya cumplido buena parte de la condena con con recomendación de los custodios del delincuente. Si recomiendan una Ley así, que se puede esperar de la delincuencia ?

Carlos Ruiz Soler
9 de diciembre, 2015

Aqui lo que esta planteado es un conflicto de poderes. Efectivamente el TSJ al servicio del gobierno puede declarar una ley de amnistia como inconstitucional. La solución seria remover al TSJ actual la cual es una competencia de la AN pero dicha remoción tiene que estar avalada por el poder ciudadano el cual esta conformado por el contralor de la República (no existe), defensor del pueblo y fiscal general. Como veran hay una especie de juego trancado.

Raul Padron
9 de diciembre, 2015

Una pregunta. ¿Que sucede si la AN no aprueba la memoria y cuenta del presidente?

sonia cisneros
9 de diciembre, 2015

ya entiendo porq el gobierno esta apuradito al cambiar a todos los juece del TSJ naguara!!

jose gomez
10 de diciembre, 2015

Ahora mi pregunta es? esta nueva asamblea vino a liberar politicos presos, no debemos olvidar los crimenes de la guarimba, creo que hay otros horizontes donde de verdad pueden lograr el llamado cambio si no lo veo como mas batalla politica que soluciones

marga
10 de diciembre, 2015

Muchas gracias por aclarar mis dudas de forma breve y concreta

cesar perez
10 de diciembre, 2015

Buenos dias una pregunta si la asamblea saliente designa los nuevos magistrado ante del 5 de enero ,puede ser sustituidos por la nueva asamblea o cual sera el camino seguir , gracias por la atención dispensada

Horacio Idarraga Gil
10 de diciembre, 2015

Mal comienzo para la asamblea. Ellos saben que el TSJ siempre va a fallar a favor del gobierno. Seria mejor que se concentraran en impulsar las acciones que sean posibles de realizar como la reforma de las leyes del BANCO CENTRAL, PDVSA y del TRABAJO.

Eduardo Yerena Martinez
10 de diciembre, 2015

Por favor indicar si los Magistrado del Tribunal supremo de Justicia que nombre la Asamblea saliente antes del % de Enero del 2016, tal como se ha hecho saber, pueden ser sustituidos y de ser así en que momento sería esta nueva sustitución.Gracias anticipadas por su respuesta.

Gustavo Torrealba
10 de diciembre, 2015

hay que hacer una aclaratoria en la parte donde hablan del Art. 186 Nº 5 ese no es el Art. 187 Nº5

Zulma Bermudez Guere
10 de diciembre, 2015

Muy claro todo, entendi lo de los crímenes de lesa humanidad, la lay de amnistía y todo lo demás, Es bueno saber que el presidente no puede echar para atrás una ley dictada por la AN , aquí lo que hay que hacer es cambiar a todos esos magistrados parcializados al gob,a los nuevos que designaron hoy son completamente violatorios de la constitución por no cumplir los plazos y pasos protocolares de selección ,los pueden invalidad , Así que aqui lo que hay que hacer es ponerse a redactar leyes , asesorarse bien y poco a poco ir haciendo los cambios , no se les ocurra hacer un CARMONAZO, NADA DE PRECIPITACIÓN .

Pedro
10 de diciembre, 2015

En razón de estar minado todo el entramado del Poder Público que ha derivado en tener un régimen totalitario, y que avanza cada día más en esa línea, la Nueva Asamblea Nacional debe actuar para hacer los cambios fundamentales de los poderes derivados, como ya sabemos que eso se llevara mucho tiempo, y el país tiene tanto urgencias políticas como económicas, creo que tendremos que pasar el Rubicón, es decir, convocar Asamblea Constituyente para remediar estos asuntos en 1916.Comenzando por reducirle el período al Presidente. Se requiere adicionalmente que se mantenga unida la MUD, sin peleas ni pescueceos, y segundo, informar razonadamente al pueblo de dificultades, actos y decisiones que se tomen o haya que tomar.

Luisana Gutiérrez Ruggia.
11 de diciembre, 2015

Quiero Acotar que es el Artículo 187 y NO el 186 el que le da estas atribuciones a la asamblea nacional. Saludos.

Carlos Venegas
12 de diciembre, 2015

La nueva Asamblea puede nombrar mas jueces para obtener la mayoria, porque no hay un limite de jueces segun la constitucion y despues que tenga la mayoria puede aplicar la ley de AMNISTIA,, NO soy ABOGADO pero creo que es lo primero que hay que hacer por si es rechazada cualquier ley y considero que hay que llamar a una constituyente no esperar mucho tiempo como hizo Chavez en el 98.. Hay que aprovechar que el pueblo quiere sacar a Maduro,, no nos precipitemos vamos actuar dentro de la constitucion

RAMON VASQUEZ
14 de diciembre, 2015

Gracias Estimado Dr.HERNANDEZ. Sus esclarecimientos simplemente son MAGISTRALES.Solo lamento que esta informacion TAN REQUERIDA por toda la nacion no se publique con lujo de detalles EN LOS PERIODICOS MAS POPULARES de toda la nacion. ¿Cuantos leen informacion tan valiosa en INTERNET? Metase como un curioso en un CYBER, y haga nimia estadistica, de QUE COSA VEN O LEEN LOS USUARIOS DE LA WEB. No obstante, siempre agradecido de esta gentileza. Una vez mas gracias por explicarnos como es que NUESTRO GOBIERNO procede de LA HONORABLE ASAMBLEA NACIONAL y no de LA FIGURA EN SOLITARIO del Presidente.

RAMON VASQUEZ

Aeturo Oliveros
17 de diciembre, 2015

¿Quién puede dictar la amnistía? Creo que hay un error en el articulo, es el 167 este tiene 24 numerales el 5 es decretar amnistia si no me equivoco. Revisen el articulo esto lo vuelve desconfiable.

Natali Lopez Olivo
18 de diciembre, 2015

Estimado profesor, excelente analisis, sin embargo aunque muy justa la Ley de Amnistia, en el caso de los presos politicos (leopoldo lópez y los estudiantes) que estan siendo penados con base a montajes, pruebas falsas, comisión de delitos falsos y un sin fin de cosas más que son a todas luces montajes de este gobierno, sería injusto “olvidar delitos” que estas personas no cometieron….sin embargo, si el resultado es la libertad de inocentes, entoces es urgente su aprobación, luego se vera como se limpia el nombre de los enjuiciados injustamente. Gracias

wilmer fernandez
10 de febrero, 2016

recuerden q los diputados q se encuentran actualmente en la AN, fueron elegidos por el pueblo venezolano, ok se sobre entiende q el presidente no tiene la facultad de derogar esta ley, todo el peso cae sobre el TSJ, pero sin embargo la AN , NO FUE ELEGIDA PARA DECLARAR O APROVAR LEYES A SU FAVOR , ustedes fueron elegidos por el pueblo venezolano, para trabajar en pro del pais, y lo menos q hacen es darle al pais el progreso q se necesita, solo trabajan para su propio bienestar, y el pueblo q les dio esa posicion tambien puede quitarsela.

DELIV
28 de febrero, 2016

esta ley es beneficio para el pueblo de venezuela o es solo una ley de amigos de jerga, por que el país esta patas para arriba y estas personas políticos que solo marean a la gente para robar matar y violar cualquier norma, ley u derecho alguno.

Cecilia Silva
30 de marzo, 2016

Me parece que la propuesta de ley de amnistia aprobada, es como a la medida, parece que preguntaron y tu ¿que hiciste?, bueno yo maté pacificamente. No hay problemas, incluyamos matar pacificamente.

Creo que ese texto debe ser revisado, porque verdaderamente parece una burla apra todas las victimas y sus familiares. Que los que están condenados sean o no los culpables, esa es otra situación, pero no se puede despreciar la vida de inocentes ciudadanos que fueron asesinados con toda la intencionalidad.

Muchas gracias por su articulo y me gustaria su opinion.

MARTHA CONTRERAS
12 de abril, 2016

Esta ley es anticonstitucional y los que se hacen ilusiones de que la Asamblea puede modificar la Sala Constitucional están bien equivocados. Que la Asamblea haga leyes contra los bachaqueros por ejemplo, que no hagan demagogia barata como la ley y que de títulos de propiedad de la Misión Vivienda. O es que no recuerdan que le decía el muy lustrado Diputado Borges “Misión Maqueta” ¿y entonces? Trabajen en pro del pueblo, no de sus intereses particulares. NO A LA LEY DE AMNESIA CRIMINAL…

yoha
13 de abril, 2016

No se recuerdan todo el daño que hicieron con las guarimbas las destrucciones a universidades y preescolares que por poco queman a una cantidad de niños, ellos quieren aplicar amnistía para que se olvide todo esos actos…..y no es que la sala constitucional esta por encima del tsj es lo mismo…..

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.