Blog de Alberto Barrea Tyszka

Un electrón libre; por Alberto Barrera Tyszka

Por Alberto Barrera Tyszka | 4 de junio, 2017
Fotografía de Marco Bello para REUTERS

Fotografía de Marco Bello para REUTERS

La imagen se cuela debajo de tus ojos. No sabes cuándo la viste. ¿Fue esta mañana, en un tuit, después de cepillarte los dientes? ¿Te la mandó tu hermana por teléfono? ¿O la imaginaste con brutal nitidez cuando, al final de la tarde, la comentaron en la radio? La imagen sigue ahí. Tras tus párpados. Titilando. Aún a las doce de la noche. Es la espalda de un muchacho que no llega a los 20 años. Está llena de hoyos. Disparos. Alrededor de cada agujero la piel se levanta. Parece un retrato de ciencia ficción. Cuando despiertas en la mañana, la imagen sigue ahí. Se ha mudado dentro de ti. Y duele. Y se queja. Y cruje. Y tú sientes ese dolor, ese ay, ese crujido. Tú sientes la impotencia, la rabia, el ácido. Cómo arden las lágrimas antes de salir.

Todos los muertos, todos los heridos, todos los detenidos, son nuestros huéspedes.

Viven en nosotros. Siguen moviéndose dentro de nuestro cuerpo. Inquietos. Preguntan. Protestan. No pueden descansar. No conocen la paz. Siguen diciendo sus nombre. Tercos, testarudos. Son la memoria de la vida en contra de toda la publicidad oficial, en contra de toda la propaganda que diariamente distribuye el poder.

¿Qué suena más? ¿Una cadena o el nombre de César Pereira, de Paola Ramírez o de Juan Pernalete? ¿Qué vale más? ¿Qué tiene más rating? ¿Un programa pagado en la televisión de los poderosos o todos los gritos y los llantos que repican noche a noche en los barrios populares?

Llevamos más de 60 días de violencia. El Estado actúa como si el pueblo fuera un enemigo. Como si su derecho a manifestarse no fuera legítimo. Basta ver lo ocurrido esta semana en La Vega o en El Valle. Ahora el oficialismo piensa que la democracia participativa y protagónica es una conspiración. Por eso necesitan la Constituyente. Están buscando un nuevo marco legal que les permita traicionarse sin pudor. Necesitan una nueva Constitución para prohibir al pueblo.

El oficialismo continúa igual. No está dispuesto a cambiar nada. La única oferta del gobierno es la simulación. Te propongo aparentar que este método electoral es democrático. Te propongo aparentar que, después de la Asamblea Nacional Constituyente, tendremos un referendo consultivo. Te propongo aparentar que aquí no pasa nada, que la solución es el diálogo. Pero mientras tanto, no se ahorra una sola bala. Sigue disparando. Día a día. Cada vez con más saña. Llevamos más de 60 muertos en este tránsito. El Estado actúa como si estuviera de cacería.

Esta semana, en una entrevista a la agencia EFE, Antonio Benavides Torres, Mayor General de la Guardia Nacional Bolivariana, declaró que el comportamiento de sus soldados durante todo este tiempo ha sido “muy profesional e impecable”. No ha visto él nada de lo que tanto denuncian. No tienes bajo sus ojos las imágenes que la mayoría de los venezolanos tenemos. El Mayor General Benavides Torres está tranquilo, satisfecho. Piensa que todo es culpa de la oposición. Cree que las multitudes en las calles responden a una sola vocación, a un plan de “golpe suave”, dictado por una manual extranjero.

Escuchas a Benavides Torres y algo tiembla tras tus pupilas. Sientes que se quema un grito entre las cuerdas vocales. Recuerdas el rostro ensangrentado y desfigurado del obrero que recibió una bomba lacrimógena. Ves de nuevo, sobre la pantalla de la memoria, los demasiados videos donde soldados golpean, abusan, roban, detienen… entre varios e impunemente a cualquier ciudadano. Aquí hay un país indignado, desesperado, que ya no sabe cómo estallar. Pero el Mayor General Benavides Torres no se entera. Ni se inmuta. Apenas reconoce que, quizás, “uno o dos” funcionarios pueden haber cometido algún “exceso”. Nada más. Y, además, los considera una excepción, un “electrón libre” en medio la combustión que existe.

Un electrón libre es un átomo o una molécula que anda por la libre, que se desprende de la estructura a la que pertenece y actúa un poco por su cuenta. Así explica y resuelve Benavides Torres todo lo que ocurre. Así define lo que te duele, lo que no te deja dormir, las ganas de llorar que te esperan apenas despiertas cada mañana.

No es cierto. Un electrón libre es una fantasía mediocre. Una ofensa. La mayoría de los venezolanos hemos visto, vivido o padecido los excesos de la represión militar. Su violencia no es una excepción. Es una orden. Es un método. Es un plan. Es un proyecto de sumisión, de muerte. Nadie puede venir ahora a maquillar esta historia. Es imposible contarnos otra versión. Vive aquí adentro. Aquí se mueve. Nosotros somos todos nuestros heridos, nuestros detenidos; todos nuestros muertos.

***

Suscríbete al canal de Prodavinci en Telegram haciendo click aquí

Alberto Barrera Tyszka 

Comentarios (6)

Brother Full
4 de junio, 2017

No cabe dudas que Maduro es un agente de Putin en Latinoamerica

Pedro Mejías
4 de junio, 2017

Estoy de acuerdo con el enfoque general del artículo, su mensaje y su intención, sin embargo tengo una apreciación sobre el uso del concepto de electrón como figura comparativa: Un electrón NO es un átomo o una molécula, es un constituyente del átomo, una parte de un sistema más complejo y está libre cuando no está asociado precisamente a un átomo o estructura molecular en particular.

Zen Ten Xiao
4 de junio, 2017

La imagen es elocuente, el verde oliva, resguardado, apunta a quemarropa, no mide distancias, los quiere cerca, es la fuerza contra la voluntad, el esbirro cobarde y el ciudadano en rebeldía, la osadía contra el poder. Y se hacen llamar bolivarianos?, qué absurdo no?, entrenados para defender?, pero en realidad lo que mejor hacen es reprimir, lo hacen con crueldad y brutalidad. La GNB es un componente desprestigiado en cualquiera de sus funciones, lo contrario para lo que fueron creados, no combaten el delito, se asocian con el, no controlan, distribuyen, no persiguen, protegen carteles poderosos que actúan al margen de la ley que deberían defender. Lo que mejor hacen es “matraquear”, extorsionar, intimidar ciudadanos y proteger delincuentes, cuando no participar en el negocio del delito. La GNB es desde mucho una vergüenza y hoy es un cuerpo corrompido que merece todo nuestro rechazo… pobres oficiales que apuntan contra el pueblo indefenso que protesta con derecho, que apuntan y disparan siguiendo la injusta orden de sus ciegos superiores… dejaron de ser un componente para convertirse en un cuerpo de mercenarios… en el después habrá que pensar con sinceridad en su desaparición, habrá que borrar de la memoria de un futuro país de civiles respetosos la de una GNB marginal, delincuencial y vergonzosa. Un electrón libre? se le escaparon todos los elementos al átomo, desencadenaron el caos. Y hay que recordar que en la teoría del caos, pequeñas variaciones en sistemas complejos ocasionan grandes cambios y resultados no esperados… quien le devuelve su electrón al átomo?

Migda Elizabeth Soto
4 de junio, 2017

Bayly pasó el video de Benavides, estaba indignado. Al parecer Benavides vive en otro país y en consecuencia no tiene información de lo que sucede en el país real Venezuela. O se está haciendo el que no sabe nada. Independiente de lo que el crea, hay delitos de lesa humanidad y tendrá que responder por ello. Y esos videos donde se hace el gafo serán su perdición.

Ivonne Curcio
5 de junio, 2017

Usted ha expresado,muy bien,lo que muchos venezolanos estamos sintiendo.

Jesus Salcedo
6 de junio, 2017

Los escritos de Barrera Tyszka nos dan la oportunidad de vernos en medio del fragor de estos días, de encontrar las palabras que nos faltan para expresar como nos sentimos (tal como dice Ivonne) Quiero destacar de su texto este párrafo: “Llevamos más de 60 días de violencia. El Estado actúa como si el pueblo fuera un enemigo. Como si su derecho a manifestarse no fuera legítimo. Basta ver lo ocurrido esta semana en La Vega o en El Valle. Ahora el oficialismo piensa que la democracia participativa y protagónica es una conspiración. Por eso necesitan la Constituyente. Están buscando un nuevo marco legal que les permita traicionarse sin pudor. Necesitan una nueva Constitución para prohibir al pueblo…”

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.