Blog de Angel Alayón

Tumeremo: hallar los cuerpos no bastará, porque nunca ha bastado; por Ángel Alayón

Por Angel Alayón | 8 de marzo, 2016

CdB0R8YW4AAP0qz.jpg large

A estas alturas, hay algo claro: más de veinte venezolanos están desaparecidos en los alrededores de Tumeremo y sus familiares presumen, con base en algunos testimonios, que fueron asesinados.

La palabra masacre inunda las redes. Las hipótesis que pretenden explicar la desaparición de estos venezolanos son escalofriantes. Después de algunas horas de silencio, y en algunos casos de negación polarizada, las autoridades comenzaron a investigar.

Están buscando cuerpos en una selva que parece hecha para ocultarlos. Esperemos que también estén buscando la verdad.

El propio Defensor del Pueblo pidió una investigación. Pero no una cualquiera: pidió, como si una investigación pudiera ser de otra forma, “una investigación objetiva, independiente, imparcial, que determine finalmente la verdad de los hechos y que se esclarezcan los hechos en función, repito, de la verdad”.

Todos esperamos que la verdad sea encontrada, a pesar del silencio como consecuencia del miedo a esos que matan como único método de resolución de conflictos.

Los testimonios de los familiares desaparecidos repiten un patrón: no piden justicia ni claman venganza, sólo piden los cuerpos. Abatidos por el dolor, verbalizan el requerimiento básico de constatar el final de quienes hasta hacen poco los acompañaban. Piden los cuerpos, aun a sabiendas de que son un sustituto imperfecto de la verdad.

Quizás sea porque, en este momento, ellos no pueden exigir justicia. Quizás sientan que es inútil esperar alguna actuación que los acompañe en su dolor por parte de las instituciones terrenales, esas mismas instituciones a las que hay que pedirles que se comporten de modo imparcial e independiente. Porque hallar los cuerpos no bastará. Nunca ha bastado.

Angel Alayón es economista. Puedes leer más textos de Angel en Prodavinci aquí y seguirlo en twitter en @angelalayon

Comentarios (3)

Cecil Perez
8 de marzo, 2016

No es la primera vez que ocurre una “masacre virtual” en áreas mineras del sur de Venezuela. Ya en ocurrió en agosto de 2012 en Irotatheri, Amazonas, donde una ONG local reportó la matanza de 80 integrantes de comunidades yanomamis. La distancia y complejidad de acceso del lugar de la “masacre” dificultó por varias semanas que las autoridades descartaran oportunamente los hechos. El objetivo era la elección presidencial del 7 de octubre por la via de descalificar la política y la gestión de defensa de las naciones indígenas del presidente Hugo Chávez. Esta vez no sabemos si es verdad o no lo la masacre, pero ya se está investigando.

Belkys Hernández de Barrios
8 de marzo, 2016

Todos los dìas tenemos una muestra mas de la sima a donde hemos descendido los venezolanos, como sociedad. Que bueno serìa retomar el rumbo de una vida con un poco màs de sentido. Venezuela està muy enferma. Bien vale la pena hacer esfuerzos para lograr su recuperaciòn.

@manuhel
8 de marzo, 2016

Gente de izquierda hablando de “masacre virtual”.

El chiste negro se explica solo.

Hay nombres y apellidos, hay familiares exigiendo “cuerpos”, hay más que ruido y desestabilización.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.