Blog de José Ignacio Hernández

Sobre el extraño caso de la firma del decreto de la “constituyente ciudadana”; por José I. Hernández

Por José Ignacio Hernández G. | 3 de mayo, 2017

blg_jih_firma_constituyente_640416

En un acto a puertas cerradas en el Consejo Nacional Electoral, con la presencia de la Presidente de esa institución, y como público, diversos representantes del oficialismo, el Presidente leyó y firmó el Decreto –de tan solo dos artículos– por el cual “activa” el proceso de la asamblea nacional constituyente ciudadana.

Esto resulta extraño, pues en acto televisado del 1° de mayo, ya el Presidente había firmado el Decreto. ¿Para qué firmarlo dos veces?

Más extraño todavía. Si vemos el video con cuidado, podremos ver que la fecha del Decreto firmado el 1° de mayo es, en realidad del mes de abril, en concreto, del día veintiocho. Pero el Decreto leído y firmado el 3 de mayo tiene fecha 1° de mayo ¿Por qué cambiar el Decreto?

Quizás la respuesta a estas interrogantes se encuentre en el contenido del Decreto leído el 3 de mayo. Además de inconstitucional, tal Decreto es inútil pues no regula cómo estará compuesta la asamblea nacional constituyente. Por el contrario, se anunció que las “bases” de esa asamblea serían entregadas en un momento posterior.

1.- Lo que dice el Decreto

En su primer artículo, y citando los artículos 347, 348, 70 y 236.1 de la Constitución, el Presidente convocó “una asamblea nacional constituyente, ciudadana y de profunda participación ciudadana, para que nuestro pueblo como depositario del poder constituyente originario (…) pueda decidir el futuro de la patria (…)”.

En su segundo artículo, se indica que los integrantes de esa “asamblea nacional constituyente originaria” serán elegidos “en los ámbitos sectoriales y territoriales bajo la rectoría del Consejo Nacional Electoral, mediante el voto universal, directo y secreto (…)”.

2.- El Gobierno usurpa la soberanía popular al convocar a la asamblea nacional constituyente

El artículo 1 del Decreto usurpa la soberanía popular, pues es el Gobierno quien convoca a la asamblea nacional constituyente, cuando esa decisión solo puede tomarla el pueblo, a través del correspondiente referendo.

Para explicar esto, antes debo explicar la diferencia entre la convocatoria de la constituyente y la iniciativa para esa convocatoria.

La convocatoria a la asamblea nacional constituyente consiste en la decisión de acudir a ese mecanismo para dictar una nueva Constitución. El artículo 347 de la Constitución señala que el pueblo de Venezuela “puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente”. Esa decisión es expresada de acuerdo con el artículo 5, mediante los mecanismos de participación ciudadana, y entre ellos, el referendo, al cual alude el artículo 70.

Por ello, la decisión de convocar a una asamblea nacional constituyente solamente puede tomarla el pueblo mediante un referendo, mediante el voto directo, secreto y universal. En ese referendo el pueblo deberá decidir si quiere o no acudir a una constituyente.

Ahora bien, ese referendo tiene que ser convocado a solicitud de alguien. Precisamente, ello es regulado en el artículo 348 de la Constitución, norma que señala quiénes tienen la iniciativa para la convocatoria, o lo que es igual, quiénes pueden solicitar que se convoque a un referendo para que el pueblo decida si quiere o no acudir a una constituyente.

La única competencia que tiene el Presidente de la República en Consejo de Ministros, por ello, es solicitar al Poder Electoral que convoque al referendo popular. Más nada.

Pero en el artículo 1 del Decreto comentado, el Gobierno tomó la decisión de convocar a la asamblea nacional constituyente, a pesar de que no se ha consultado al pueblo si quiere o no acudir a ese mecanismo.

Alguien me replicará que, según el Decreto, el pueblo sí participará en la “elección” de los miembros de la asamblea nacional constituyente. En el punto siguiente atenderé a ese aspecto. Pero incluso así, lo cierto es que “participación” solo permitiría “elegir” a los constituyentes, pero no permitiría al pueblo decidir si quiere o no acudir a una asamblea nacional constituyente.

Por ello, el Decreto usurpa la soberanía popular y es parte del golpe de Estado causado, precisamente, por el sistemático desconocimiento de tal soberanía.

3.- El fraudulento uso de la palabra “universal” y la asamblea nacional constituyente estamental

Si repasamos nuevamente el video del 1° de mayo, podremos ver cómo el Gobierno dijo, ese día, que la asamblea será electa por el pueblo de manera “directa, secreta”. Y hasta allí llegó. Ninguna referencia al carácter universal de esa elección.

Pero en el Decreto firmado el 3 de mayo la palabra universal sí aparece. Sin embargo, el propio artículo 2 desdice esa universalidad cuando advierte que los miembros de la asamblea  serán electos de manera “sectorial y territorial”.

¿Esto qué significa?

Como ya explique aquí en Prodavinci, esto lo que significa es que la esta asamblea no será resultado del derecho al sufragio, sino de un sistema de elección por “sectores”, permitiendo a cada sector definido por el Gobierno (la clase obrera, por ejemplo), designar, dentro de su seno, a los representantes ante la asamblea constituyente. Al menos, como se dijo el 1° de mayo, para la mitad de los constituyentes, lo que garantiza al Gobierno controlar a esta fraudulenta asamblea nacional constituyente.

Esta elección no es universal. De acuerdo con los artículos 62 y siguientes de la Constitución, universal significa que cualquier elector puede postularse al cargo de constituyente y cualquier elector podrá votar por el candidato de su preferencia. Una elección sectorial no es universal, y no es democrática.

Por ello, este Decreto ratifica que no estamos ante una legítima asamblea nacional constituyente, sino ante un fraude constitucional.

4.- ¿Y qué significa lo de “originaria”?

El Decreto también califica a la asamblea nacional constituyente como originaria. Esto quiere decir que esa asamblea asumirá todos los poderes del Estado y que ningún Poder Público podrá afectar su funcionamiento, incluyendo a la Asamblea Nacional.

Por ello, con la fraudulenta asamblea nacional constituyente lo que se pretende es concentrar todos los poderes, y culminar el proceso de disolución de la Asamblea Nacional.

5.- ¿Y qué viene ahora?

El Decreto “convocó” a la asamblea nacional constituyente, pero no reguló sus bases, o sea, las normas que determinan el número de constituyentes, su forma de elección y otros aspectos de organización. Con lo cual, es un Decreto inútil, pues sin esas basas, nada podrá hacer el Consejo Nacional Electoral.

Por ello, el próximo paso debería ser la publicación, mediante Decreto, de las bases de la asamblea nacional constituyente, tal y como se anunció en el acto de 3 de mayo.

Ello implicaría otra usurpación de la soberanía popular, pues esas bases no serían producto de la consulta popular. Solo el pueblo convoca a la constituyente y solo el pueblo aprueba sus bases. Pero como estamos ante un fraude, entonces, esas bases serán dictadas por el Gobierno.

Estaré comentando, aquí, el contenido de bases apenas sean publicadas.

José Ignacio Hernández G.  José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV y UCAB. Puedes seguirlo en Twitter en @ignandez

Comentarios (22)

Noris Hernández
3 de mayo, 2017

Profesor gracias por lo oportuno y pertinente que son sus artículos

Migda Elizabeth Soto
3 de mayo, 2017

La pregunta es y el pueblo va a permitir tamaña violación? No existe nadie que pare esta locura?

Pablo Arraiz
3 de mayo, 2017

Cuándo y quién procederá a solicitar la nulidad de este decreto por inscontitucional? Quien tiene la capacidad para demandar tal nulidad? Ante quién debe proponerse la demanda? Se puede ejercer una acción colectiva?

Martínez V
3 de mayo, 2017

Vista la ambigüedad, tanto del acto del Presidente (Decreto 2.830, el cual considero una vía de hecho, usurpador y de talante golpista); como de las declaraciones parcializadas de la Rectora Lucena; que aún cuando en una batalla perdida, deberá inundarse al TSJ de interpretaciones de los artículos 5° y 347 de la CRBV, toda vez que el Soberano es el Pueblo venezolano, ya él, ¡solo a él! le corresponde decidir si quiere sustituir una Carta Magna por otra. Ojo, jugando a abogado del diablo, pudiera realizarse en un mismo proceso, pero en necesario consultar al Pueblo si quiere cambiar la Carta Magna

Gabriel Sánchez
3 de mayo, 2017

Como siempre un acertado análisis profesor.

Francisco Ramírez
4 de mayo, 2017

Excelente denuncia, estamos frente al fraude mas arbitraio de la historia democrática de nuestro país.

milagro sequera
4 de mayo, 2017

Si, toda lo que explica es cierto, entonces porque la AN , no pide la anulación de esa convocatoria presidencial, y pide un referendo para que la gente diga si quiere una nueva constitución ó no….que a mi entender no resuelve nada de lo que ahora padecemos los venezolanos ,es sólo una burla más de maduro para no dejar el poder

miguel
4 de mayo, 2017

Evidentemente hay quienes pretenden manipular, y solo lo logran con idiotas que no leen y analizan. El presidente de la república Bolivariana de Venezuela si puede tener la iniciativa de convocar a una asamblea nacional constituyente. Lean detenidamente el artículo 348 de la constitución de la República Bolivariana de Venezuela, Figura que no tiene ninguna constitución de los países que nos critican, que son gobiernos inmorales.

glibertv
4 de mayo, 2017

Excelente ilustración acerca del fraude y del golpe de estado, continuado, sistemático del Régimen de Maduro. Estudiantes de derecho, abogados, profesionales y demás comunidad venezolana atentos, mañana la historia, la nación, los condenara.

domingo alberto jimenez martinez
4 de mayo, 2017

efectivamente profesor, si el poder originario es residente en el pueblo y la eleccion del constituyente es mediante el voto universal, directo y secreto, lo que esta montando el gobierno, no puede ser otra cosa que un gran fraude constitucional continuado, en contra del pueblo venezolano violando descaradamente la constitucion de la republica bolivariana

Sofia
4 de mayo, 2017

“Esto quiere decir que esa asamblea asumirá todos los poderes del Estado y que ningún Poder Público podrá afectar su funcionamiento, incluyendo a la Asamblea Nacional” Disculpe mi ignorancia, pero: Entonces la titularidad de la acción penal, si esto ocurre, no estaría en manos del actual Ministerio Público y esta asamblea electa por ellos mismos sería la encargada de investigar las recientes y gravísimas violaciones a los derechos humanos incluidas las muertes durante las manifestaciones?

Eduardo
5 de mayo, 2017

Para quienes preguntan sobre si debe interponerse un recurso. Desde el punto de vista jurídico no tiene cabida. Este Decreto es un acto administrativo emanado del Poder Ejecutivo que es NULO DE PLENO DERECHO (Art. 25 C.R.B.V.), por lo que no se debe interponer Recurso de Interpretación ni de Nulidad. En todo caso, si se quiere solicitar algo, sería la Declaratoria de Nulidad Absoluta del Acto Administrativo (Decreto) ante el TSJ. Si se solicitara otra cosa caeríamos en interpretaciones ajustadas a lo que ellos necesiten. OJO CON ESTO

Eduardo
5 de mayo, 2017

Retomando mi idea, solicitar otro tipo de Recurso podría resultar -tomando en cuenta el actuar irresponsable y reiterado del TSJ en estos últimos tiempos- en CONVALIDAR el Decreto y virtualmente permitirles seguir remando en aguas inconstitucionales. Espero prudencia por parte de quien vaya y ejerza alguna acción ante al TSJ y solicite la simple Declaratoria de Nulidad, que a mi humilde entender, es lo que corresponde.

Eduardo
5 de mayo, 2017

Para quienes no lo tengan claro, el Recurso de Interpretación es para cuando hay duda respecto al contenido de una norma -en este caso Constitucional-, que a mi entender no la hay. La norma es clara. Y el Recurso de Nulidad es para cuando se entiende que un Acto Administrativo -como un Decreto- es ANULABLE por algún vicio de baja importancia. En el caso de este Decreto es NULO DE PLENO DERECHO. La propia Ley/Constitución lo determina como NULO (Arts. 19 L.O.P.A. Y 25 C.R.B.V), por lo que no hace falta que nadie más lo determine como tal. Es por esto que, en estos casos aplicar solicitar una Declaratoria de Nulidad que sólo se avocará a reiterar por escrito y comcretamente respecto al caso específico lo que la Ley/Constitución ya prevé.

Juan
5 de mayo, 2017

HOW TO NEUTRALIZE MADURO’S CONSTITUYENTE? 1. Article 348 of the CRVB gives the “initiative” not only to the president but also to the 15% of the electorate. Does this mean that 15% of the electorate could impose a Constituyente on all the people? Well if CNE gives that privilege to Maduro CNE would have to give that privilege to 15% of the electorate. How could CNE say NO if according to 348 both Maduro and 15% of the electorate have that privilege? 2. Then the signatures of 15% of the electorate are collected and a new request for a Constituyente is submitted to CNE with different electoral basis. 3. The CNE will be on a bind.

Tibisay Ramirez
5 de mayo, 2017

Reconozco mi ignorancia en temas jurídicos, pero a la vez entiendo la desconfianza y rechazo del pueblo venezolano hacia una decisión tan significativa como esta en manos de un gobierno tan irresponsable como el de Maduro, lo cual explica el revuelo que ha causado. Sin embargo el art. 348 indica que “la iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrá hacerla el Presidente o Presidenta de la república en Consejo de Ministros,…” además de otras instancias como la asamblea Nacional, los Consejos Municipales y el 15% de los electores inscritos. Considero que lo que hace ilegal a esta iniciativa es el resto de componentes del decreto, hacia lo cual debe enfilarse la divulgación de su ilegalidad. Creo que la oposición debe asesorarse muy bien en cómo defender su rechazo a la constituyente, pues el gobierno usará todas las triquiñuelas y manipulaciones de que sabemos es capaz de hacer. Ya lo demostró con la manera en que desmontó la convocatoria a referendo.

Miguel Carvajal
6 de mayo, 2017

¿Por qué hay tantísimos venezolanos de bien buscando razones legales contra un Gobierno que no respeta Ley?

Carlos Maldonado
6 de mayo, 2017

Sería interesante que hiciera un artículo enumerando la cantidad de veces que el gobierno ha hecho golpe de estado. También haciendo diferencia de los “golpes de estado” que acusa Maduro y su gente. Saludos.

Eduardo
7 de mayo, 2017

Tibisay un año entero se negó a recibir a la oposición y su solicitu de revocatorio pero a Nicolas lo recibe con alfombra roja esta es otra razón para protestar.

jose
7 de mayo, 2017

lo mas descarado de todo es ver a escarra hablando que no tiene porque hacer referéndum, cuando esta en las fichas del debate de los artículos en la constituyente del 1999, donde se explica que en el espíritu donde nació el referéndum consultivo en el 99, quedaran estos artículos para que el soberano decida si desea convocar una ANC!!..TSJ dio golpe de estado en su sentencia del 27-03 y ahora el 01-05 el poder ejecutivo lanza un 2do golpe de estado. YA es suficiente 350 y fuera los golpistas YA

Crismar García
12 de mayo, 2017

En el país se han estado activando Asambleas de ciudadanos, cabildos, entre otros, pero debemos tomar en cuenta como venezolanos que esas reuniones entre ciudadanos deben tener un objetivo, debemos informarnos cada vez más del por qué esta convocatoria viola los derechos constitucionales, pues muy bien como derecho universal, el pueblo es quien puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente, estamos hablando nada más y nada menos que el nuevo rumbo que tendría Venezuela, nuevos principios, nuevas leyes, un nuevo ESTADO, pero no vamos a permitir que los poderosos continúen gobernando al país como si no tuviera un pueblo que está en la calle día a día y que seguirá defendiendo la libertad y la democracia, el nuevo camino de Venezuela, todos atentos a su deber por la Nación.

Damarys Benítez
20 de mayo, 2017

De lo que no cabe duda alguna, es que es necesario una restructuración del Estado, a través de una Asamblea Constituyente. Si ésta, incluye a las bases, es perfecto! yo, quiero participar; por cuanto tengo propuestas en el ámbito Educativo,Participativo,Comunal y en lo relacionado a la Responsabilidad y Corresponsabilidad Social, entre otros.Considero además, que hay que ponerse de acuerdo en diálogo responsable, para dirimir las dudas de forma, inicialmente, pues el fondo,lo decidiremos los electores si nos gusta o no. Recuerden que en el 99, se crearon unos “KINOS ELECTORALES” para elegir a los constituyentistas. Es importante que todos los que amamos a Venezuela, participemos; independientemente del lado partidísta que apoyen, afortunadamente…soy libre pensadora, independiente y no estoy fanatizada, por lo que veo con mayor claridad lo bueno o malo de un lado u otro. Buenas tardes

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.