Blog de José Ignacio Hernández

Sobre el decreto de venta forzada de productos a los CLAP; por José Ignacio Hernández

Por José Ignacio Hernández G. | 14 de octubre, 2016

Sobre el decreto de venta forzada de productos a los CLAP por Jose Ignacio Hernandez

La Resolución N° 10/2016, dictada por la Jefatura del Comando para el Abastecimiento Seguro, establece el régimen por medio del cual las empresas —públicas o privadas— pueden ser obligadas a vender hasta la mitad de productos agroalimentarios y de cuidado personal e higiene del hogar a favor de los Comites Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Básicamente, de acuerdo con esta nueva regulación, el Gobierno puede obligar a importadores, productores, distribuidores y comercializadores a vender a empresas públicas hasta la mitad de su inventario de determinados alimentos y productos de aseo personal e higiene, a los fines de que estos sean distribuidos por los CLAP.

A continuación explico los aspectos más relevantes de esta nueva regulación

¿La nueva regulación es constitucional?

La nueva regulación de venta forzosa viola la Constitución por muchas razones, de las cuales resumo cuatro:

1. La Resolución N° 10/2016 creó una limitación que no está prevista en la Ley. Aun cuando esa Resolución se dictó en el marco del Estado de Excepción, lo cierto es que no podía delegarse, en el marco de ese Estado, la función legislativa a favor del Comando Superior para el Abastecimiento Seguro. Esto demuestra cómo, indebidamente, el Estado de Excepción está siendo interpretado como si fuese una especie de “Ley Habilitante” que permite a cualquier órgano del Gobierno regular la economía.

2. Esta regulación viola la propiedad privada y la libertad económica. En realidad, la venta forzosa no es una venta, pues falta el libre consentimiento. Por tanto, estamos ante una especie de expropiación de los productos sometidos a la nueva regulación, la cual no cumple con las garantías de la expropiación.

3. La regulación viola el derecho de los consumidores a escoger y seleccionar, libremente, los bienes de su preferencia. La Resolución N° 10/2016 no incide en la cantidad de productos disponibles, sino en la forma en la cual esos productos son distribuidos. Por ello, al desviar productos de sus canales regulares de importación, producción, distribución y comercialización, el Gobierno privilegia a unos consumidores en detrimento de otros.

4. Esta regulación es inconstitucional, pues permite que hasta la mitad del inventario de alimentos y productos de aseo personal existentes en Venezuela, sean distribuidos únicamente a través de los CLAP, a pesar que esta figura, como ya expliqué aquí en Prodavinci, deriva en tratos discriminatorios e ineficientes.

¿Contribuye la nueva regulación a mejor el abastecimiento?

La nueva regulación afectará la eficiencia en el acceso a alimentos y productos de aseo personal, con lo cual, lejos de mejorar al abastecimiento, agravará las condiciones de desabastecimiento y escasez, y generará incentivos para el comercio informal —bachaqueo— de los productos.

En efecto, como vimos, la Resolución N° 10/2016 limita, arbitrariamente, los canales de acceso a alimentos y productos de aseo personal e higiene. Como sea que la cantidad disponible de esos productos no va aumentar por la Resolución, el efecto natural de la nueva regulación será premiar a unos consumidores en detrimento de otros: premiará a quienes logren acceder a los sistemas poco transparentes de los CLAP, y castigará a los consumidores que no pueden acceder a esos productos a través de los otros canales. Con lo cual, el bienestar general de la sociedad no va a mejorar. Por el contrario, al tratarse de una regulación ineficiente, ella afectará el bienestar de la sociedad y, por ende, la seguridad alimentaria. Además, no es osado pensar que ante los riesgos derivados del sistema de venta forzosa, las empresas opten por disminuir la importación, producción, distribución y comercialización de productos. ¿El resultado de ello? Muy sencillo: más desabastecimiento y escasez, y mayores incentivos para el bachaqueo.

Al final, el diagnóstico del cual parte la Resolución N° 10/2016 es errado: el problema no reside en cómo se distribuyen los productos sino en la cantidad de productos que pueden ser distribuidos. Y esa cantidad de productos disponible solo puede mejorarse incrementando la oferta de productos, a través del estímulo de las actividades de importación y producción. Exactamente lo contrario a lo que hace la Resolución N° 10/2016.

¿Qué productos quedan sometidos a la nueva regulación?

La nueva regulación aplica únicamente a los productos agroalimentarios y de aseo personal e higiene que han sido identificados en la Resolución N° 06/2016 dictada por el Comando para el Abastecimiento Seguro (artículo 4). Esa Resolución N° 06/2016 definió los productos que podían ser vendidos al Estado, con un procedimiento simplificado de inscripción en el registro nacional de contratistas. Allí se identifica a los productos según su tipo y presentación.

Como la lista es muy larga, he preferido colocarla completa al final de este artículo. En todo caso, entre los alimentos se incluyen los siguientes: aceite de maíz;  arroz blanco; azúcar; café; carne de bovino;  lomo de porcino; pollo, arvejas; lentejas; caraotas negras; harina de maíz blanco precocida; huevo de gallina;  leche en polvo; leche pasteurizada; ciertos quesos así como pastas alimenticias. Por su parte, entre los productos de cuidado personal sometidos a la regulación encontramos las toallas sanitarias; champú para el cabello y desodorante.

¿Quiénes quedan sometidos a la regulación?

Quedan sometidas a la regulación todas las empresas públicas y privadas dedicadas a la producción, importación, distribución y comercialización de esos productos (artículo 3).

Ese ámbito es, ciertamente, amplio: abarca a quienes producen o importan esos productos (incluyendo a granjas); a quienes distribuyen esos productos, y quienes se encargan de su venta final, tanto al mayor como al detal, lo que abarca a supermercados, abastos y otros locales similares.

¿Cómo se ejecuta la orden de venta forzada?

La Resolución no contiene ningún deber de venta forzada. Por el contrario, es preciso que la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Económicos (SUNDDE) identifique, en cada caso, qué empresas estarán en el deber de vender forzosamente esos productos (artículos 6 y 7).

Por ello, hasta tanto esa orden individual no sea dictada, la Resolución no tendrá efecto alguno. Los destinatarios de esas órdenes específicas de venta serán considerados “sujetos obligados a la venta priorizada al pueblo venezolano”.

¿Qué porcentaje de productos deberán ser vendidos?

La orden específica de venta definirá qué productos deberán ser vendidos y en qué cantidad. La Resolución establece, como límite, el 50% de la “producción” (artículos 2 y 7).

Ahora bien, ese límite debe ser tomado en función al total de productos en inventario no comprometido que manejen los productores, importadores, distribuidores y comercializadores. Esto es así, pues la regulación sólo establece la orden de venta, pero no la orden de importar, producir o adquirir productos para su distribución y comercialización.

Por ejemplo, el Gobierno puede obligar a un importador a vender hasta la mitad de los productos que ya importó, pero no puede obligarle a importar. De igual manera, el Gobierno puede obligar a un supermercado a vender la mitad de los productos que tiene en inventario, pero no puede obligarle a adquirir esos productos. Asimismo, el Gobierno no puede obligar a un productor a vender los productos que, aún cuando mantiene almacenados, ya fueron vendidos a otro proveedor.

¿Cómo se determinan las empresas
y productos sometidos a la regulación?

La decisión acerca de qué empresas deberán vender y qué productos deberán ser vendidos, será tomada por el Comando de Abastecimiento Soberano, de acuerdo con las necesidades de los CLAP (artículo 5). La notificación de la orden de venta corresponde a la SUNDDE, aun cuando el Gobierno puede designar para esa función a otros órganos.

¿A quiénes deberán ser vendidos los productos?

Los productos serán vendidos a las empresas públicas que identifica la Resolución, como Mercal, PDVAL, VENALCASA, la Red de Abastos Bicentenarios y Lácteos los Andes. El Gobierno podrá designar a cualquier otra empresa pública (artículo 10).

¿A qué precio serán vendidos los productos?

La regulación no aclara a qué precio serán vendidos los productos. Sin embargo, puede afirmarse que, si se trata de productos cuyo precio fue regulado (precio justo), la venta se hará a ese precio. Y si el precio no ha sido regulado, el precio se hará al precio fijado por la empresa vendedora, precio que deberá adecuarse al precio máximo de venta determinado de acuerdo con la Ley Orgánica de Precios Justos.

De conformidad con el artículo 5 de la Resolución N° 06/2016, la SUNDDE puede crear un sistema referencial de precios, lo que en modo alguno implica en la regulación del precio de venta para productos que no están sujetos al precio justo.

¿Cómo serán distribuidos los productos?

Los productos serán distribuidos por las empresas públicas compradoras a través de los CLAP (artículo 9).

Listado de productos sometidos a la nueva regulación

Los alimentos que quedan sujetos a la nueva regulación son los siguientes:

aceite de maíz; aceite de mezcla; arroz blanco de mesa tipo I; arroz blanco de mesa tipo II; arroz blanco de mesa tipo III; atún fresco en ruedas; atún enlatado y/o ahumado; azúcar refinada, integral, con aspartame y refinada con miel; azúcar lavada, morena, rubia y con sabor a papelón; café tostado y molido; carne de bovino de cocción seca (lomito, solomo de cuerito, chocozuela, pollo de res, pulpa negra, ganzo, muchacho redondo y muchacho cuadrado); carne de bovino de cocción húmeda (solomo abierto, paleta, papelón, cogote, lagarto sin hueso, falda y chuleta); carne de bovino con hueso (lagarto con hueso, pecho y costilla); hígado de bovino; lengua de bovino; panza de bovino; patas de bovino; pulmón de bovino; corazón de bovino; rabo de bovino; riñones de bovino; baso de bovino; conjunto de trastes de bovino en el centro de beneficio; ganado en pie; ganado en canal en el centro de beneficio (productor); carne en canal; carne de bovino en pie novillo o torete; toro; vaca;  lomo de porcino; costilla de porcino; chuleta de porcino; pernil de porcino; paleta de porcino; tocino de porcino; porcino para levante; porcino en pie;  carne en canal de porcino; arvejas; lentejas; caraotas negras; harina de maíz blanco precocida; harina de maíz amarillo precocida;  huevo de gallina;  leche en polvo en (bolsa);  leche en polvo (lata);  leche pasteurizada en todas sus presentaciones, modalidades y denominaciones comerciales, incluyendo las enriquecidas, esterilizadas y de larga duración;  margarina (se excluyen las refrigeradas, light, líquidas y saborizadas) (envase plástico); pastas alimenticias elaboradas con mezcla de trigo (sémola durum y sémola); pollo beneficiado entero y/o picado; pechuga de pollo con hueso, con o sin piel, en todas sus presentaciones, modalidades y denominaciones; pechuga de pollo sin hueso, con piel o sin piel en todas sus presentaciones, modalidades y denominaciones (se incluyen: churrascos, medallones, milanesas y filetes);  pollo con hueso o sin hueso, con piel o sin piel en todas sus presentaciones, modalidades y denominaciones. (se incluyen churrascos, medallones y filetes); muslo y/o contramuslo de pollo sin hueso, con piel o sin piel en todas sus presentaciones, modalidades y denominaciones. (se incluyen churrascos, medallones y filetes); alas de pollo en todas sus presentaciones modalidades y denominaciones; pescuezo de pollo; chupetas alas de pollo; queso blanco duro en todas sus modalidades, presentaciones y denominaciones comerciales (se excluye queso de año); queso blanco semiduro en todas sus modalidades, presentaciones y denominaciones comerciales (se excluye queso guayanés, telita, de mano y mozzarella); queso blanco pasteurizado envasado al vado en todas sus modalidades y denominaciones comerciales; queso gouda; queso dambo; queso edam;  queso fynbo; queso munster; queso fundido; sardina fresca y sardinas enlatadas.

Los productos de cuidado personal e higiene son:

toallas sanitarias; champú para el cabello; champú para el cabello; champú para el cabello;  desodorante; jabón de baño;  pañales para bebe (tallas P, M, G, XG y XXG); papel higiénico y detergente.

José Ignacio Hernández G.  José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV y UCAB. Puedes seguirlo en Twitter en @ignandez

Comentarios (14)

maria camacho
14 de octubre, 2016

no estoy de acuerdo, porque como ciudadana tengo todo el derecho de ir al supermercado de mi preferencia y comprar lo que se me antoje. es mas en estos momentos que estoy disfrutando de haber criado mis hijos quisiera ir con ellos a darme el lujo de realizar mis compras el dia y a la hora que yo quiera y junto con mi familia.

Sammy Eppel
14 de octubre, 2016

En el decreto no se habla del pago a las empresas. Sabiendo lo “maula” que es el regimen y teniendo en cuenta que debido a la situacion, la gran mayoria de las empresas se ven obligadas a vender de contado o a credito corto, ?cuando el regimen pagaria por los productos? Si el pago tambien seria “obligado” a discrecion del regimen, entonces se trata de una confiscasion. ?Pudiese usted aclarar esos puntos?

DORAIDA
14 de octubre, 2016

mi comentario es que el abastecimiento de los Clap debería de ser semana ya que esa bolsa no alcanza para esos 21 dias o mas que es cuando la traen aqui en la florida de valencia llegan cada mes si acaso y lo que trae es 2 pasta 2 arroz 1 azucar 2 harina 2 aceite 1 sal eso es todo y si no trae leche le colocan 2 papas y 2 cebollas tremendo mercado para un mes

yraima mota
14 de octubre, 2016

buena noche y a los que no somos veneficiados o tomados en cuenta con las bolsas de comida, donde quedamos que vamos a comer si en los mercados no hay nada.. el gobierno tambien tiene que tomar en cuenta a mas de la mitad de los venezolanos que no tenemos el veneficio de los clap. porfavor analicen eso , beneficios a todos por igual,, igualdad, justicia, eficiencia a nada como dijo el comandante chaves

charles
15 de octubre, 2016

Este gobierno protege el salario. Prueba: tengo una casa en el interior, 150 m de terreno, lo limpio, crece el monte, a machete, hace año y medio pagaba 800 bs el trabajo, medio dìa, un machete costaba 400, el sr que hacía el trabajo se podía comprar 2 machetes con 1 un día de sueldo. Las últimas dos 2 veces he pagado 4000 bs el mismo trabajo, un machete cuesta hoy 16000 bs, cuatro días de trabajo, será que sigo sin etender Por favor, alguién que me explique

Olmar Centeno
15 de octubre, 2016

Gracias, siempre iluminando nuestros senderos. Ahora, respecto a la venta forzosa o expropiación, me ha hecho recordar algo que nos explicaron cuando estudiabamos derecho administrativo. Era la requisa que establecia ya no recuerdo que artículo de alguna ley militar. La obligatoriedad de vender al ejército lo que éste te solicite y te pagarán si ganan la guerra. Y, lamentablemente, esto se le parece. Estamos en guerra?

Maria
15 de octubre, 2016

Ahora si va a estar peor la situación porque esos clap no funcionan en algunos lugares como lo es el sector 4 de puente Ayala en Barcelona que desde que trajeron la 1ra bolsa a en julio no han vuelto a traer mas nada…1 sola vez supimos lo q era comprar una bolsa de comida del clap.

Irma Sánchez de Díaz
15 de octubre, 2016

Dr. José Ignacio, más clara su información, imposible. Yo en lo personal, no me queda más que comentar, que unos se alimentaran y otros no, y que seguirá el bachaqueo,casi se entiende que quién decidirá el que come o no es el Gobierno,el libreto está clarito como el agua( no la de Caracas), para todo el que pueda entender, esto es terminar de cortarle la cabeza ZAS, de una vez, a las Empresas, y dejar sin trabajo a muchas personas,porque eso de que las Empresas públicas les vendan la producción ? Cual producción¿ ello no producen nada,las que se robaron acabaron con ellas, es solo y nada más que las pocas Empresas privadas que quedan, cargaran con ese Calamar,y no creo que sea por mucho tiempo, y para concluir solo comento,esto es obra de unas manos peludas, que los perdone Dios,porque que creo que Venezuela NO. Es todo.

Ruben Hurtado
15 de octubre, 2016

Este gobiernito¡ Le entregaron a los militares no solo las competencias, sino también los medios ique para enfrentar la “guerra economica”, o sea, les dieron la catajarra de empresas que la robolucion fue sumándose estos años en el sector de la producción, tanto las procesadoras como las de produccion primaria, tierras, fincas, etc. Ahora como una muestra de su “profundo conocimiento” en la materia, se dan cuenta que son puros cascarones vacíos, que las reciben en la carraplana, a la que por supuesto la llevaron los enchufados. Entonces no se les ocurre sino, a la macha, manu militari, vamos a meterle la mano a todos los productores y distribuidores (los que quedan), como todo administrador de cantina de cuartel a los portugueses del vecindario. Para que estés en las buenas con nosotros (los enchufados verde oliva). Ya veremos cuando les toque entregar cuentas, como dejaran lo que queda de prestigio de la fuerza armada, en el sótano.

Hector Aular
16 de octubre, 2016

Esto lo que trae mas corrupción estas mismas personas crean sus propios vicios negociando estos productos,generando mas escases de la que hay, primeramente los supermercados chinos que nadie supervisa se agrupan con esta gente y crean estas mafias el bachaqueo

wilmer caruci
17 de octubre, 2016

Por mi casa nunca a llegado el clap barquisimeto papmero via duaca ni el clap ni ningun otro veneficio nadie se preocupa por nada.

Evelin Dugarte
17 de octubre, 2016

En Capitanejo, Estado Barinas, solo llega aceite, harina, arroz, papel, el jabón, la leche, y la pasta una vez a la cuaresma, al pollo, la carne y demás productos, sobre todo los productos d e higiene no se les ve la cara, que está pasando que no revisan bien la entrega de productos. Debn venir del gobierno a checar esto, por más que el gobierno se esfuerce por hacerlo bien, si existen corruptos dentro del mismo gobierno a nivel de estado municipio o parroquia que se quedan con las cosas para bachaquear luego, no se esta haciendo nada, Nuestro Presidente Chavez se estará revolcando en la tumba de ver lo que su misma gente hace, Por Dios!!!Ojo pelado

maria morales
17 de octubre, 2016

disculpan por lo q les voy a escrbir a mi pensar y ver la situacion q ahi en el estado Falcon por parte del municipio los taques..los del clap no vendieron nada lo de la lista…….. y segun no pueden ser el personal de alcaldia gobernacion ni mucho menos ls del consejo comunal…. ellos tienen q pasar el listado y los uniformados tiene q ser la fuerza armada militres junto con personas de la comunidad…. aqui es alcontrario todos los q estan en el clap son de la alcaldia de gestion social y compran en los PDVMERCAL cada 8 dias….y la comunidad q se frieguen y esperar cada 41 0 50 dias para poder ser las compra….. o sino te sacan los hijos q tienen hijos y viven con uno en la casa sera q nuestros hijos y sus hijos no comen o como es la vaina

pepe
17 de octubre, 2016

Patria, socialismo o muerte.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.