Blog de Luis Vicente León

¡Sí, Luis!; por Luis Vicente León

Por Luis Vicente León | 17 de abril, 2016

¡Si, Luis!; por Luis Vicente León 640

No me cabe duda que, en medio de su profunda crisis de flujo de caja, el gobierno venezolano se verá obligado a buscar recursos externos para parapetear la economía y evitar el colapso social.

El problema es que los primeros pasos que toma en ese sentido no lucen muy efectivos.

La primera estrategia fue engañar a las empresas privadas y autorizarles divisas para importaciones que luego no fueron honradas. El gobierno pensaba que se la estaba comiendo. Las empresas trajeron productos con créditos de proveedores o de sus casas matrices. Eso permitió que entraran al país mercancías que abastecieron parcialmente el mercado durante un período en el cual el gobierno redujo sus asignaciones de divisas sin caídas dramáticas de abastecimiento. Pero cuando los retrasos de pago se hicieron insostenibles, ocurrió lo esperado: las empresas habían vendido sus mercancías en bolívares, tomando como referente el tipo de cambio oficial que no recibieron.

Para las empresas formales no había forma legal de obtener divisas para pagar a sus proveedores o headquarters, quienes bloquearon los créditos y despachos, produciéndose un desabastecimiento severo. Las empresas menos formales, que participan directa o indirectamente en el mercado paralelo, igual tuvieron pérdidas relevantes. Como no hay mercado paralelo legal, no pueden valorar sus mercancías al precio real y, por ende, o no pueden recuperar sus inversiones y pulverizan su patrimonio o deben trabajar ilegalmente y exponerse peligrosamente.

No había posibilidad de que el mercado funcionara, así que las importaciones se desplomaron, junto a la producción y el abastecimiento.

El gobierno hizo un segundo intento. Amenazó a las empresas con expropiarlas o apresar a sus dueños si no mantenían su producción. Algunos alargaron la agonía, pero al final se bloquearon los procesos ante una realidad concreta: Prefiero parar, cerrar o que me expropien, antes que perder la empresa de todas maneras habiendo metido más plata, como un bolsa, jugando un juego perverso en el que no hay salida.

Mientras tanto, el gobierno aumentó las importaciones públicas creyendo que podría obtener mayor margen de maniobra sin tener que negociar las deudas previas. Pero el problema sólo empeoró. Más ineficiencia, más corrupción y menos importaciones por dólar colapsaron la estrategia y condujeron al país a su situación actual, que no vale la pena describir. Es obvia: entregas parciales e insuficientes de divisas para importaciones nuevas; negociaciones de pagos de deuda con bonos raros; más amenazas; reuniones para explicar que no tienen ni un duro; más aquella declaración presidencial: “No se preocupen por los dólares, porque dólares no hay”.

Y, finalmente, la invitación del ministro para que “otros” rompan sus cochinitos para tratar de evitar lo inevitables han sido las “grandes” estrategias para enfrentar la crisis. Pero no a un cambio en el modelo colapsado. Ni al reconocimiento de sus errores y un propósito serio de enmienda. Ni a la apertura cambiaria. Ni a alianzas inteligentes con el sector privado. Ni a la búsqueda de financiamiento en organismos internacionales en lo cuales Venezuela es miembro.

Se decantan por un llamado desesperado a que los tenedores de capital, que están perdiendo dinero a diario, metan más dólares frescos en una cárcel que el carcelero dice que no abrirá, con los precios de sus bienes regulados por debajo de los costos de producción (es decir: perdiendo real) y con la amenaza de que, cuando el gobierno quiera, los expropia. En resumen: sin cambiar un ápice las condiciones que explican por qué ya no son viables ni sostenibles sus actividades.

Sólo cabe una expresión para responder a la pregunta: ¿Es posible que esta estrategia de convocatoria oficial a la inversión, sin cambios en el modelo primitivo que origina la crisis, funcione?

“¡Sí, Luis!”

 

Luis Vicente León 

Comentarios (19)

Ramón
17 de abril, 2016

Si desmotrado ha quedado que el gobierno es incapaz, que es mal administrador, mentiroso por demás. ¿Para que quieren gobernar si ya los dolares apetecidos se agotan o se han ido? La fiesta se ha terminado, solo quedan vasos quebrados, botellas vacias y hasta la música se ha apagado. Sin luz, agua, comida esto se lo llevo quién lo trajo.

L V Sega
17 de abril, 2016

Con una LOPJ, que te obliga a reconocer un costo no mayor al de un dólar que tú no tienes acceso, y el diferencial o lo asumes y quiebras, o te arriesgas a incluirlo para recuperar la inversión; de lo

Elio
17 de abril, 2016

respondiendo a Ramon, quienes gobiernan saben que tienen pocos destinos de asilo de ocurrir la caída del gobierno, comenzaría una persecución de políticos rojos y la luz verde a las figuras internacionales más temidas, que como han dado a demostrar su jurisdicción es amplia, como Interpol y la Dea, esa es la razón por la cual se prolonga la agonia. para ser más específicos el gobierno es el pran de la carcel más grande del continente llamada Venezuela, paradójicamente está más seguro dentro de la carcel que fuera de ella.

José Angel Ferrer
17 de abril, 2016

Y para colmo de males, ahora el país entero (todo menos la Gran Caracas) desde hace dos meses viene afrontando la calamidad de los racionamientos de luz a cualquier hora y sin aviso. No hay fabrica, negocio, grande, o pequeño que aguante está situación de perdida. No conforme con eso, se han registrado casos de recién nacidos que han fallecido al no haber luz para funcionamiento de incubadoras. Pero el gobierno está tranquilo por que allá en Caracas poco les importa lo que pase en el interior mientras no estalle un zaperoco en la sucursal del cielo rojo rojito.

@manuhel
17 de abril, 2016

Todo es tan repititivo que no hacemos más que seguir hundiéndonos.

lars
17 de abril, 2016

Para el gobierno la economía es un daño colateral en la constante búsqueda de resolver la inmediatez política. La filosofía es: mañana se verá… Todo consiste en mantener las cosas como están, en el sentido de los privilegios anejos a los controles. Por ahora siguen cruzando los dedos para que el petróleo suba. Sin duda el gobierno buscará recursos externos, siempre que ello no signifique levantar los controles. Un plan de ajustes no está entre las posibilidades, incluso queriendo, por el tema de la credibilidad y la confianza. La única solución es otro gobierno con apoyo popular y político y perspectivas estables. Estamos lejos aún, me parece.

Vicente
17 de abril, 2016

No soy economista pero seguramente Luis Vicente león tiene razón pero el problema en Venezuela es que unos culpan exclusivamente al gobierno mientras que el gobierno culpa a los empresario.

Porque LVL nunca habla de dolar today y todo lo que provoca en la frontera con colombia y porque carrizo los empresarios que tienen fama histórica de jugar con fugas de capitales para tumbar a gobiernos a cuenta de que el gobierno tiene que proveerles dolares y no utilizan los suyos.

Repito el gobierno tiene clara responsabilidad con lo que esta pasando pero acaso no son responsables también los vagubundos que juegan con el precio del dolar o los que contrabandean???

Freddy Siso
17 de abril, 2016

Como dijo un filósofo del Guaire: lo bueno es lo malo que se les está poniendo la cosa a los corruptos del gobierno chavista. Venezuela está contra la pared, pero todos, aquí nadie se salva del desastre chavista.

Cesar Medina
18 de abril, 2016

Y para colmo de males ahora andan provocando el “saqueo” (lo invocó una flamante Alcaldesa chavista en Miranda) como la solución a la crisis. Y la pregunta que deben hacerse es, que pasará en Venezuela el día después de que arrasen con todo lo que queda? No se les ocurre nada constructivo a esto “genios” de la Economía.

Miguel Mata
18 de abril, 2016

Objectivo y acertado como nos tiene acostumbrados en sus blogs, excelente trabajo. Apreciaria mucho de su parte poder leer un articulo referente a como afectaria en el Corto y mediano plazo a la economia venezolana una posible activacion de la carta democratica por parte de la OEA hacia vzla. SALUDOS

ARNALDO
18 de abril, 2016

El empresario revolucionaro perez abad que diga cuanto tenia en el cochinito pues, tan buen cantante y manda a otros a cantar. Si luis…

José
18 de abril, 2016

Al igual que el Sr. Vicente, yo veo para los dos lados, no excuso al gobierno de su responsabilidad, sin embargo me retuercen las tripas cada vez que un sujeto de aquí o de allá habla de la “inocencia del importador que trae su mercancía y la vende angelicalmente a precio de dolar oficial”, eso no existe, lo hacen cuando los fiscalizan y al día siguiente siguen vendiendo al paralelo, oojo me refiero solo a aquellos a los que le asignaron divisas aunque el estado no haya honrado la misma y dicen que vendieron a “oficial”, jamas he visto u oído que en una tienda, negocio o fábrica hayan bajado precios porque …por decir algo, “tuvimos la suerte de que nos asignaron las divisas”, ahora bien eso no lo toman en cuenta nuestros economistas élites?, ellos asumen y nos hacen creer que los empresarios son las inmaculadas almas de la caridad, en resumen por un lado el gobierno corrupto e ineficaz y por el otro líderes y opinadores manipuladores, falsos y tramposos

enrique morin
18 de abril, 2016

Es una copia de los ocurrido en Cuba por largos años, Lo dijo Aristobulo hace años, y lo puso en marcha Chavez y el pato lo paga Maduro por comunista de corazón.

Vamos a ver que piensan los militares si Maduro es colombiano y si los sobrinos dicen la verdad, puede ser un punto de inflexión mas allá de lo moralmente aceptable.

lars
18 de abril, 2016

A Vicente y a José les digo que lean de nuevo el artículo, que por lo visto no lo entendieron…

alex bueno
19 de abril, 2016

yo lo unico que se, es que cuando llego chavez, las arcas estaban vacias y con un petroleo a 7 dolares y desde el 1er trimestre de mandato la derecha empezo hacerle la guerra para boicotear el proyecto revolucionario y mire que casi lo logran, hay venezolanos que desean que el estado colapse y que hayan saqueos y que volvamos a depender del F.M.I. o del banco mundial.pero si chavez supo aguantar todas esas abversidades y logro derrotarlos en su propio terreno de victoria en victoria, porque maduro no puede hacerlo, con un petroleo a 25$. estamos a tiempo srs.

Cesar Espinoza
19 de abril, 2016

Luis V León dió en el clavo con esta declaración. Esa es la pura verdad Los únicos que reciben $ son los enchufados y para completar el gobierno desde hace tiempo no otorga $ al los que se verdad importan, se los dan a su gente los de las famosas empresas de maletín. Esto se debe a que nada está pasando por casualidad o por impericia del presidente, este es un plan o proyecto de país concebido desde Cuba y se ha ido cumpliendo paso a paso. No hay dólares, porque ellos se los comieron, los $ están en las cuentas de los altos personería de este gobierno corrupto y traidor a la patria. Esta es la verdad y nosotros cada día como que si no pasará nada.

Jairo Moreno
19 de abril, 2016

Quiero contestar o darle una respuesta al amigo vicente hermano quiero aclararte sin ánimos de ofender tu punto de vista la respeto, pero quiero acotar que quien se invento cadivi o un control de cambio así se le llama no.? Fue el mismo que se invento Dollar today ósea inventaron el remedio y también la enfermedad…

Carolina L
20 de abril, 2016

Cuando leo comentarios como el del Sr. Alex Bueno me doy cuenta de que la pesadilla que vive en Venezuela no se va a acabar nunca. Cómo es posible de verdad que alguien pueda estar TAN absurdamente ciego? es que usted vive en otra realidad paralela acaso? usted de verdad cree en la guerra económica que se inventó este mal gobierno robolucionario? por favor señor, abra los ojos!!! Que este ha sido el gobierno más corrupto que ha existido no solo en Venezuela si no en el mundo entero! Espero que Dios me de salud para ver a todos esos miserables corruptos presos algún día y que devuelvan todo lo que han robado.

Fernando
20 de abril, 2016

El señor Alex Bueno, es tan bueno que todavía cree en la cigüeña, el niño jesus y el burrito sabanero… Siga así amigo, pero tenga cuidado no lo atropelle un carrito de helados… Vaya a trolear a aporrea.org que allí están los suyos, acá pensamos, no somos acólitos de su ideología…

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.