Blog de Rafael Cadenas

Si el desengaño, ese sol; por Rafael Cadenas

Por Rafael Cadenas | 11 de julio, 2017
30-luisa-richter-aventura-1991-reverso-2

Reverso de obra de Luisa Richter




Busco un país
inocente.
Ungaretti

Un viejo samurái
lamenta haberse dedicado
a la guerra, en vez de vivir.

*

Flor del sendero

De pronto mientras caminamos
hablando, irrumpe
y nos rescata.

*

Lo que salvas de los escombros
es la mirada.

No importa la intemperie
si te vuelves espejo.

Se habita
con el desnudo no saber.

*

¿Por qué no viste el pájaro
que volaba
en tus ojos?

*

Nos incumbe desaprender
paso a paso,
decir con exactitud,
dejarnos en el camino
y seguir, indecibles
sin rango
ni relieve
ni énfasis.

*

Despertar

Sin ti se está crispado
como niño solo.

Tal vez para hacerle sitio
te tiene en pie la vida.

*

Si el desengaño, ese sol,
no te despierta,
te inmovilizas, repetido
y tu camino deja de esperarte.

*

Crees
que andas
solo.
Olvidaste
que respiras.

*

¿Estás presente en este momento?
Soltamos, pero las ataduras se prenden
del cuello aunque suspendimos
el tiempo, dios del espanto.

*

Te has dejado llevar.
Tal vez otro camino
te esperó en vano.

Eres una contramarcha
sonriente.

*

Siempre has esperado vivir
y lo que has hecho
ha sido desde un mirador.

Vigía a cargo de percepciones,
descuidas tu quehacer,
te distraes contigo.

No obstante te absuelves.

*

Lo que no digo me persigue,
se instala en el día,
lo corroe.

Ácido que iba a ser tinta
me azuza hacia adentro
donde se hastían mudeces.

*

Sin canon

Vives
dejándote ir.
Has cedido tanto terreno
que no te sientes.
Buscas en el ayer
tu viejo diseño
y no lo puedes recuperar
ni lo cambiarías por el ahora
donde te plantas
ajeno.

*

Los alquimistas

Viven enzarzados en discusiones sobre la mejor forma de producir la piedra. Se dan a inacabables pesquisas, consultan libros en latín, en árabe, en griego y aún en chino. Pasan sus días encerrados frente al atanor, mezclando peregrinas sustancias, sin vislumbrar un signo favorable. Quedan exhaustos pero son persistentes; al siguiente día vuelven a su fantasmagórica tarea. En el fondo saben de qué se trata, pero prefieren llevar a cabo un interminable rodeo. Es como si la piedra que ellos podrían obtener de súbito, dando un salto, reclamara este paciente ejercicio.

 

Tomado de En torno a Basho y otros asuntos, Rafael Cadenas, Colección La Cruz del Sur, Editorial Pre-Textos, España, 2016. Curaduría a cargo de Josefina Núñez.

Rafael Cadenas 

Comentarios (3)

Ana María Del Re
11 de julio, 2017

Excelentes poemas. En ellos se refleja una apacible y profunda sabiduría que nos conmueve.

Jill
11 de julio, 2017

Excelente…sin más…

elmer jesus
11 de julio, 2017

es lo mejor que se ha escrito en prodavinci desde hace 3 años que ingreso a este portal

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.