Pez Linterna

¿Quién presentó a Tío Tigre y Tío Conejo?, por Pez Linterna

Por Pez Linterna | 3 de Julio, 2013
0

Oramas_4

Matías Rivas es un joven curioso. Su obsesión por la fotografía lo lleva a registrar, por medio del lente, sus aventuras en la selva amazónica. Pero la repentina aparición de un misterioso animal al que no puede retratar se transforma en su segunda y nueva obsesión. En la búsqueda por fotografiar a la enigmática criatura, Matías pierde el camino de Oramas_5vuelta al campamento y la selva se convierte en un espacio insondable. La travesía de este joven se traduce en la novela corta La danta blanca, publicada por Ekaré y considerada una de las primeras novelas dirigidas al público infantil en Venezuela.

Rafael Rivero Oramas era también, como Matías, un personaje curioso: se adentró en la selva de la cultura venezolana de la época y, junto a La Danta blanca, publicó  una extensa obra. Resaltan, entre otros, títulos como La bruja Candelaria, El hojarasquerito del monte, Tío Caricari, La ratoncita Margarita, La sangre del sapo negro y El hombre, el tigre y la luna, publicados por Ekaré, Banco del Libro, Ministerio de Educación y Monte Ávila. Sin embargo, nunca le fue suficiente ser escritor y trabajó por ofrecer mayor independencia de lectura a los niños.

Oramas_3Especialistas en el área de la literatura infantil, como Norma González Viloria y Fulvio Quintana, anuncian a Rivero Oramas como una figura que “se propuso proveer a los infantes venezolanos de una literatura que se opusiera a las ‘lecturas escolares’ imperantes en la época en que vivía”. Su intención era inmortalizar una imagen de la cultura para niños en Venezuela haciéndola,  además, una experiencia más literaria y menos didáctica.

Uno de sus aportes más vitales fue el programa radial Las aventuras del Tío Nicolás que inició su trasmisión en 1931. La creación de este espacio logró que el personaje cuentero de Tío Nicolás diera a conocer los relatos de Tío Tigre y Tío Conejo durante treinta años, tiempo que estuvo el programa al aire. Estos personajes, recogidos de fuentes folclóricas de Centroamérica, son representaciones de parte de nuestra identidad: la fuerza bruta encarnada en Tío Tigre versus la astucia, inteligencia y viveza de Tío Conejo. Dos personajes que, más que simples construcciones, se han convertido en arquetipos de nuestra idiosincrasia y que recrean una picaresca propia, en especial Tío Conejo.

Ekaré recoge muchos de los relatos de esta emblemática pareja —contados por Rivero Oramas— en un libro titulado Cuentos de Tío Tigre y Tío Conejo. En esta reivindicación por la tradición oral se hicieron eco otros libros que rescataban a los dos personajes. Antonio Arráiz, en los años cuarenta, publicó Cuentos de Tío Tigre y Tío Conejo, así como en los setenta lo hicieron Pilar Almoina y Eduardo Egui bajo otros títulos. La presencia de Tío Tigre y Tío Conejo en la cotidianidad los hizo referentes obligatorios de nuestra tradición cultural.

En 1934, el periódico El Universal abrió sus páginas a Oramas para que publicara estas emblemáticas historias en estampilla_tío tigre y tío conejoforma de caricatura. También surgieron otros experimentos en los que se unió Tío Morrocoy. El Instituto Postal Telegráfico de Venezuela, IPOSTEL, buscó incentivar nuevas formas de lectura en los niños y creó una serie llamada “Cuentos Infantiles”, iniciada con la historia de estos tres personajes. Eran diez sellos postales que recreaban escenas del relato original y cada una de las ilustraciones en las estampillas era independiente. Aún así, los sellos contenían en su reverso el fragmento del cuento al que correspondía la imagen. De esta forma, las diez estampillas juntas formaban la historia, como si fuera un álbum de barajitas.

Oramas_2La constancia de este autor generó más respuestas: fue miembro fundador del Ateneo de Caracas y creador de revistas dirigidas al público infantil como El Fakir, Cuás Cuás y Caricaturas. En 1938 se unió a la idea original de Mariano Picón Salas de crear la revista dirigida para niños Onza, Tigre y León, en calidad de director. Este proyecto se inició con la publicación de textos de información sobre la flora y la fauna, pero luego fueron incorporando artículos sobre hechos históricos y tradiciones. Con esta experiencia, Oramas decidió crear, en 1949, la emblemática y aún vigente revista Tricolor. En ella resaltan no sólo el uso de la imagen, sino la inclusión de varios autores, ilustradores e investigadores que colaboraron con entrevistas, relatos, poemas e, incluso, caricaturas para el público infantil que acercaban al niño a la tradición del cómic a partir de referentes nacionales. Ilustradores como Arturo Moreno, Sancho o Pardo creaban distintos tipos de caricaturas seriadas dentro de la revista, con personajes como Tío Conejo o la figura del indígena venezolano.

Oramas_1El estado inquieto, el trabajo constante y la necesidad por fortalecer el espacio de la cultura para los niños hacen de Rafael Rivero Oramas una figura vital para nuestra literatura. La búsqueda de la danta blanca se vio recompensada. Más que descubrir al animal mítico, este autor dejó un legado que reivindica al lector niño, lo respeta y fortalece. Ningún niño curioso como Matías, en la actualidad, escapa de su poderosa, divertida y emblemática obra.

Pez Linterna  Isabella Saturno y Freddy Gonçalves, a cuatro manos, revisan la historia, temas y novedades de la literatura infantil y juvenil. Puede visitar la página oficial de Pez Linterna y seguirlos en Twitter en @pezlinterna

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.