Blog de Luis Vicente León

¿Qué va a pasar ahora?; por Luis Vicente León

Por Luis Vicente León | 17 de septiembre, 2017
Fotografía de Mariana Bezo para Reuters

Fotografía de Mariana Bezo para Reuters

Si vamos a ser sinceros, la única respuesta certera a esa pregunta es que puede pasar cualquier cosa, desde lo que más deseas hasta lo que más temes.

Pero, aunque esa sentencia es cierta, nos sirve poco para la toma de decisiones. Entonces voy a hacer algo riesgoso: describir lo que creo mas probable, aunque sea sólo uno de los muchos escenarios posibles.

A diferencia de la visión de mis amigos, que piensan que la agudización de la crisis, condimentada por sanciones y aislamiento internacional, generará las condiciones de salida del gobierno, mi opinión es que mientras más fuerte sea ese deterioro, más primitiva sea la economía y más autocrático se vuelva el gobierno, la probabilidad de su permanencia en el poder se amplifica.

Pero, ¿cómo es posible que debilitando económicamente al gobierno, pueda más bien afianzarse? Veamos.

La primitivización del país, producida por un modelo intervencionista y controlador, se ve amplificada por la aplicación de sanciones. No me refiero a las sanciones personales, que afectan sólo a sus destinatarios. Se trata de las sanciones financieras y económicas al país, que si bien no son la razón de la crisis, sin duda la amplifica. Es un absurdo decir que restringir las operaciones financieras de PDVSA y el financiamiento del país no tiene impacto en la gente. No me tienen que explicar qué buscan esas medidas. Obviamente lo se. Lo que si me deben explicar es por qué esas mismas acciones no funcionaron para sacar a los gobiernos sujetos a sanción en prácticamente ningún país donde han sido utilizadas. ¿Te suena Cuba, Rusia, Corea, Zimbabue, Siria, incluso Irán?

Ahora, si reconocemos que el objetivo de esas medidas es aislar a esos gobiernos (que permanecerán en poder) y debilitarlos económicamente para que no se conviertan en un riesgo a la región y de carambola le den una ayudadita de popularidad a algunos líderes de los países donde se originan las sanciones, entonces estamos siendo más sinceros y podría acordar que las mismas les funcionan perfectamente. El tema es que para quienes vivimos en Venezuela sólo sirven para complicarnos la vida y empobrecernos más, como si el gobierno venezolano ya no fuera suficiente karma para nosotros.

La tesis de que retar mas al pueblo tiene el efecto equivalente a las banderillas en un toro y finalmente la gente se rebelará para sacar por las mechas al gobierno, además de chocar contra la evidencia empírica de los países sujetos a sanciones, donde nada de eso ha pasado, parece olvidar un tema central del comportamiento humano. Bloquear al gobierno por supuesto lo empobrece a él y a los suyos. El problema es que también empobrece aún más al resto de la gente y ahora con un nuevo culpable para explicar porque estamos tan mal (probablemente olvidando que ya lo estábamos).

Resulta que en esa primitivización, el gobierno afectado es, de todas maneras, el único capaz de conseguir algo de oxígeno, por ejemplo en Rusia o en China. Y es además el único que tendrá algo que vender, aunque sean migajas. Es decir, seguirá siendo el único repartidor de algo y puede convertirse en el Big Brother del charquero en el que ya estamos.

¿Puede ser distinta esta historia? Claro. Si la acción internacional se convierte más bien en una fuerza que eleva el poder de negociación de la oposición y obliga al gobierno a buscar mecanismos de negociación política, que no comprometen su cabeza, pero si le presionan a abrir espacios para el rescate de la democracia a futuro y se plantean claramente  los mecanismos de reducción del costo de salida de ese gobierno, cuando corresponda, entonces, y sólo entonces, podríamos ver una luz al final del túnel.

Luis Vicente León 

Comentarios (19)

carlos torres
17 de septiembre, 2017

Por lo visto, y me lo explico, todavía sigues confundido, Digo que me lo explico porque todos estamos confundidos. No es para menos. Dices que solo si la acción internacional se convierte en una fuerza que eleve el poder de negociación de la oposición podremos ver luz al final del túnel. Y me pregunto ¿cómo crees que elevan esa fuerza si no es cerrándoles los espacios de sobrevivencia? ¿No será que seguimos buscando salidas que no comprometan nuestra comodidad? Siempre hay precios que pagar, por cómodos es que estamos como estamos, porque como dice el dicho “No hay almuerzo gratis”.

Virgilio Alvarez
18 de septiembre, 2017

Creo que todos estamos de acuerdo que el único apoyo que tiene el gobierno es el ejército, ergo, para sacar al gobierno la condición necesaria y suficiente es buscar un cambio radical en la posición del mismo. De la definición anterior se deriva la pregunta esencial: ¿Porque el ejército apoya al gobierno? De una respuesta objetiva y bien analizada se desprenderán las opciones que podrían utilizarse para lograr el objetivo propuesto de eliminar el gobierno de Maduro. No es mi propósito presentar esta respuesta porque se requiere un espacio que en un comentario no tiene cabida. El articulista, Luis V. León no inicia ni incluye en su narrativa esta proposición que es en mi opinión central para el destino venezolano. Mi experiencia con DAVINCI me ha enseñado que sus artículos, algunos de indiscutible calidad, no acometen con la firmeza necesaria. Pero admito que conlleva un riesgo, sobre todo en Venezuela donde la prensa libre no existe y, si es así, lo respeto.

Silvia Bauder
18 de septiembre, 2017

Estoy totalmente de acuerdo con Ud en su muy claro analisis. Pero como convencer a los representantes de la MUD (nuestra Oposición) si para una cosa tan sencilla y tan obvia como que por supuesto hay que ir a la batalla para elegir nuestros alcaldes y nuestros gobernadores no se pusieron de acuerdo ?

emisael ustariz
18 de septiembre, 2017

creo que tanto los comunicadores sociales asi como las empresas encuestadoras son tan responsables de la terrible crisis que vivimos los venezolanos,unos porque se autocensuraron y otros porque son ambiguos en sus articulos.quien puede creer que unas negociaciones con los mismos actores de los dialogos fracasados esten en capacidad de llevar una negociacion seria donde el gobierno lleve las de perder,es una infantilada creer en ese escenario.definitivamente en nuestro pais no hay voluntad politica para cambiar el rumbo a esta debacle,si creo que la comunidad internacional tiene las herramientas necesarias para hacer claudicar a este gobierno,dado que tan solo analizar el problema en que nos hemos convertido para el hemisferio son suficientes razones para que las potencias puedan llegar a un acuerdo que termine definitivamente con la neodictadura que se instalo’ en nuestro pais.

juan jose figueroa
18 de septiembre, 2017

ese editorial esta totalmente claro, a mas acorrales al enemiho se hace mas fuerte hay que convatirlo en el terreno con inteligencia

marìa
18 de septiembre, 2017

Siempre he sido y desde siempre de su mismo parecer…..èsta dictadura socialista necesita de un pueblo pobre con hambre enfermo y con educación paupérrima para sostenerse y si nos aíslan, mejor para ellos….. 18 años y aun existen personas y sobretodo dirigentes que no han entendido la psicología de esta revolución de miseria con papel de regalo dorado que hace rato se empezó a romper

enrique tineo suquet
19 de septiembre, 2017

!Así es que se responde¡

Jesus Lares
19 de septiembre, 2017

Suscribo por primera vez en mi vida todo lo que dice este agente del gobierno Luis Vicente León. El aislamiento de la dictadura por medio de sanciones sólo afecta a la población y genera simpatías de parte de los menos informados y de parte de los comunistas de vino tinto, Sartré y caviar. nos falta casi nada para convertirnos abiertamente en una república centro africana pues los clanes y las mafias ya operan abiertamente desde hace tiempo. Ya hasta consiguieron la manera de deshacerse de los dolares manchados de sangre a través de la conversión a monedas de países malandros como el Rublo y el Yuan y que decir de la Rupia que engorda bolsillos de potentados Hindúes mientras su pueblo muere de hambres y pestilencias en las calles.

Carlos Portillo
19 de septiembre, 2017

Ni China, ni Rusia, ni Cuba, ni las Farc, ni ELN , ni Iran , ni colectivos, ni FAN ni GNB ,Ni cogollo Chavista, cederan espacios, la unica salida es una intervencion militar, la que la MUD no acepta, entonces a seguir CUBANIZANDONOS

Gina
19 de septiembre, 2017

EL problema con la ciencia de la estadística es que confunde al ser humano con un objeto, no como ser humano con derechos universalmente conocidos, con principios y valores. Los derechos se defienden pero como se va a defender algo que no se conoce? Desde ese punto de vista el Sr. Leon es un ignorante, el nos explica lo que va a pasar desde un territorio donde estos derechos y valores universales no existen. Cuando Churchill decide entrar a la 2da guerra mundial, lo hace a pesar de las encuestas, lo hace porque era lo correcto, basándose en estos valores y derechos humanos, informado por el horror de los campos de concentración. Lo mismo sucedió con Rosa Parks, ella decidió que ella tenia derecho a sentarse en la parte delantera del autobús, era su derecho, porque era, ante todo, un ser humano. Luis Vicente Leon no puede hablar de lo que no conoce; no es tiempo de encuestadores es tiempo de principios, de valores , de derechos universales y de gente que nos hable de ellos.

Jorge
19 de septiembre, 2017

La solución, el mecanismo, la forma, son palabras que atormentan la desesperación de la desolación social en nuestro país. No importa que se haga o no contra del gobierno, él siempre va a estar ahí, al menos que Europa deje comprar oro, diamantes y coltán, y las potencias económicas dejen de tener un mercado viable para el narcotráfico. Los militares corruptos, solamente saben de esas dos cosas, el resto, es algo que no les importa cómo funciona, porque simplemente no les importa, por ende, no importa que se haga para debilitar al gobierno. Lamentablemente Venezuela se hunde y seguirá hundida en esta desesperación que tenemos, y no por desesperanza, sino porque la salida ante la desesperación en la vida, amerita una simple acción llamada “la racionalidad del sacrificio” solamente así, saldremos adelante con los chavista o con la MUD o con cualquiera de esos tumores enquistados en nuestra sociedad. Te admiro mucho desde hace 16 años, pero esa es nuestra concreta y lamentable realidad.

roramora
19 de septiembre, 2017

Con respecto al artículo de Barrera Tyszka, muy acertadas sus apreciaciones. este gobierno es cínico y sigue buscando conejos. Tengo la misma pregunta del autor, por qué conejos? Han salido explicaciones desde la seudo científica o lógica (son muy prolijos) hasta las esotéricas(por decir lo menos) referida a rituales de santerías. Con respecto al artículo de Luis Vicente, aunque triste y doloroso, es muy cierto y mis esperanzas son cada vez más pequeñas.

Jose Pirela
20 de septiembre, 2017

Si las premisas del analisis son falsas el analisis es falso.

Mar Díaz
20 de septiembre, 2017

Gracias, tu siempre, sincerando las cosas. En lo cotidiano se ve tal cual, en los bancos la gente protesta, con una queja que se desinfla, detrás de sentir que no puede hacer nada para cambiar su situación y de la preocupación de que carrizo va ha ser con lo que tiene.

gerardo
21 de septiembre, 2017

Muy pesimista la vision de Leon, reconoce que estamos secuestrados por terroristas, entonces hay que darles la plata que piden, el avión para huir y prometerles formalmente que no los perseguiran nunca, hasta El Chacal estuviera feliz con ese acuerdo. La oposicion en Venezuela no tiene poder de fuego para enfrentar a la banda delictiva armada mas grande de America, son 100.000 delincuentes(guardias nacionales) dispuestos a obedecer las ordenes de los capos contra la poblacion desarmada, detenciones, torturas y aniquilacion, todo con impunidad; entonces, no es un problema de que el chavismo vuelva a la democracia o que la oposicion negocie su salida( eso era posible antes de la masacre) es que la justicia internacional sancione a los asesinos, como lo esta haciendo Almagro, y despues nos sentaremos a negociar con los comunistas racionales que queden.

Ruben enrique
21 de septiembre, 2017

Es muy evidente que la parte internacional no esta presionando al regimen Venezolano para que salga del poder ya que eso seria un error, lo que si esta haciendo es precionando al gobierno para que negocie con la oposicion y mejore la situacion del pais abra espacios de ayuda y de democracia, es muy evidente que eso es lo que se esta haciendo ya que acorralar al regimen de otra forma seria un error, simplemente el que el regimen se revestira con una coraza como lo han ello otros dictadores y se radicalizara, eso ya es historia viejo y muy bien entendida en el plano internacional por que otros dictadores lo han hecho. Los regimenes dictaroriales son como el pulpo si lo tiras por los tentacules se retraen pero si los empujas se salen. Si el dictador empobrece a un pueblo para quedarce, entonces la riqueza y libertades es la medicina que seria veneno para el regimen dictatorial.

Actoresdecambios
21 de septiembre, 2017

Gobierno ligh, no escatima en gastos suntuarios, se dan vida. La ciudadanía en estado Nerdenthal por autoritarismo llega a niveles de aguante insoportables, Venezuela no es Cuba, Siria ni otras sociedades complacientes con sátrapas. Las sanciones internacionales derivadas de acuerdos multilaterales son justas, legales y legítimas, necesarias aplicarlas so pena que estas imploten por ineficientes e impracticas. Gestiones externas hacen lo suyo, se requiere adentro del país hagan lo indicado.

Rodrigo J. Mendoza T.
22 de septiembre, 2017

El presupuesto nacional, incluso erosionado por baja de precios petroleros, endeudamiento irresponsable e inercias de compromisos y gastos desordenados, sigue siendo un enorme botín para ambiciones privadas y un instrumento muy poderoso de control y opresión.

Si existe todavía el futuro, habrá que aprovecharlo para que el Estado deje de ser un poder invencible frente a los ciudadanos y a los sectores sociales organizados. De lo contrario, estaremos condenados al despotismo, a uno, por cierto, no ilustrado, sino bárbaro.

Benjamin Cote
1 de octubre, 2017

Luis Vicente, ahora entiendo porque los militares siempre tienen una solucion a los problemas economicos a los cuales los economistas no se la ven !!! resulta mi amigo que la ventana muy amplia por la que los economistas ven a el futuro nunca les ha permitido ver con tanta claridad como ve el militar a travès de la mira telescopica… la solucion a la “complicacion del liderazgo no es economica … es de un solo tiro !!”

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.