#Numeralia

¿Qué significa el nuevo aumento del salario mínimo?; por Anabella Abadi M. y Joastin Rangel

Por Anabella Abadi M. | 17 de octubre, 2015

Qué significa el nuevo aumento del salario mínimo por Anabella Abadi M. y Joastin Rangel 640. y Joastin Rangel 640

El 15 de octubre de 2015, el presidente Maduro anunció un aumento de salario mínimo de 30% que entrará en vigencia el 1 de noviembre, llevándolo de BsF.  7.421,66 a BsF. 9.648,16: un aumento de alrededor de BsF. 111 por día de trabajo (20 días al mes). También anunció un incremento en la base de cálculo del llamado ticket de alimentación: pasará de 0,75 a 1,5 de la Unidad Tributaria (U.T.)y se estimará sobre la base de 30 días. Con esto, el salario integral llegará a BsF. 16.398,16.

1. Más aumentos del salario mínimo por año reflejan una creciente de la inflación:

− Es la primera vez que se decretan cuatro ajustes en un año.

− Durante la gestión de 14 años del presidente Chávez se ajustó el salario mínimo en 21 ocasiones: un solo ajuste salarial por año en el período de 1998-2002 y dos ajustes por año entre 2003-2012 (con excepción de los años 2005, 2007 y 2008).

− Durante la gestión de cerca de dos años y medio del presidente Maduro se han aprobado 10 aumentos de salario mínimo: 3 aumentos en 2013, 3 aumentos en 2014 y 4 aumentos en 2015.

2. Aumento de salario mínimo de 30%: ¿muy alto o muy bajo?

− Es la tercera vez que desde 1999 se hace un aumento tan grande del salario mínimo en un solo tramo, tal y como ocurrió en mayo de 2008 y mayo de 2014.

− Este cuarto aumento de salario mínimo que se aprueba en 2015 sucede luego de uno del 15% en febrero, otro del 20% en mayo y el de 10% en julio. Estos aumentos acumulan un aumento de 97,3%.

− Al anunciar el aumento del salario mínimo, el presidente Maduro también precisó que la inflación “puede estar cerca del 80%”. Si bien es inferior a proyecciones extraoficiales de inflación acumulada de 141,5% entre enero y septiembre de 2015, 80% en una cifra extraordinaria en un mundo en que, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación promedio se espera se ubica en 3,5% para el cierre de 2015. Incluso, según el mismo FMI, si se excluyen las inflaciones de Venezuela y Ucrania el promedio de la inflación de las economías emergentes y en desarrollo se espera baje de 4,5% en 2014 a 4,2% en 2015.

− Sabiendo que los cuatro aumentos del salario mínimo de 2015 suman 97,3%, si se toma como referencia la inflación de 80% precisada por el presidente Maduro, los aumentos superan la inflación del año; pero si se toma como referencia la inflación extraoficial de 141,5%, el aumento resulta insuficiente.

− El aumento del salario mínimo no debería responder sólo a la inflación, sino que debería prever futuros aumentos de los precios. Aún más: el salario mínimo debería permitir cubrir la Canasta Básica y ahorrar. A agosto de 2015, el Cenda estimaba que la canasta básica llega a BsF. 78.611,5: 8 veces el nuevo salario mínimo anunciado.

3. ¿Qué impacto tendrá el aumento del salario mínimo?

− En el actual contexto recesivo que atraviesa Venezuela, un aumento del salario mínimo pasa de ser una solución de corto plazo a ser un problema de mediano y largo plazo.

− Un aumento del salario mínimo impacta el gasto en nómina pública: a enero de 2015 el sector público contaba con 2.527.771 trabajadores. Un aumento de salario mínimo también aumenta los recursos que se deben pagar vía pensiones.

− El aumento del salario mínimo en medio del actual déficit fiscal obligará al Gobierno Central a continuar cubriendo ese déficit con la impresión de dinero inorgánico, generando así aún más inflación.

− Un aumento del salario mínimo impacta al sector privado: en la medida que los costos se incrementan en un contexto recesivo, se presenta el riesgo de cierre de pequeñas y medianas empresas así como el cierre de líneas de producción de las grandes empresas. Esto se traduce en la pérdida de puestos de empleo con calidad y una posible acentuación de los niveles de desabastecimiento. A su vez, la pérdida de empleos formales con calidad impulsa el crecimiento de la actividad informal.

− Un aumento del salario mínimo impactará los niveles de inflación, ya que si no es respondido por un aumento suficiente en la oferta de bienes y servicios, los precios de los bienes y servicios disponibles subirán. Aún más, al caer la capacidad de compra del nuevo salario mínimo, el Gobierno Central tendrá que recurrir a otro aumento en los próximos meses.

− Los aumentos de salario deben corresponder también con aumentos de la productividad y no simplemente como mecanismos que pretende reponer la pérdida de poder adquisitivo.

4. ¿Qué sabemos del aumento de la base de cálculo del ticket de alimentación?

− Según la Reforma Parcial del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Alimentación para los Trabajadores y las Trabajadoras (G.O. Extr. Nº 6.147, 17/11/2014), el beneficio de alimentación –conocido como ticket de alimentación− no podrá ser inferior a 0,5 Unidades Tributarias (U.T.) ni superior a 0,75 U.T. Incluso este último no debe superar el 40% de la suma del salario mensual y el ticket alimentación (artículo 5). Vale decir, la Ley establece que el ticket alimentación busca garantizar una comida balanceada durante la jornada de trabajo (entre 20 y 22 por mes, aproximadamente).

− Al informar el nuevo aumento de salario mínimo, el presidente Maduro también anunció la modificación de la base de cálculo de 0,75 a 1,5 de la U.T. para el ticket de alimentación, que ahora se estimará sobre la base de 30 días. Esto quiere decir que se debe modificar la Ley, una reforma que probablemente se hará vía Ley Habilitante.

− Sabiendo que la U.T. vigente es de BsF. 150, el trabajador pasa de recibir un máximo de BsF. 112,5 a recibir un máximo de BsF. 225 por día. Ahora bien, considerando que el cálculo se hará ahora con base en 30 días al mes en vez de entre 20 y 22 días de trabajo, eso equivale a decir que el trabajador pasa de recibir un máximo de BsF. 112,5 por día de trabajo a BsF. 337,5 por día de trabajo (BsF. 225 x 30 días al mes / 20 días de trabajo).

− Incluso con estas modificaciones, al aumento resulta insuficiente: según el Cenda, en agosto de 2015 un almuerzo para un trabajador costaba –en promedio− BsF. 450.

Anabella Abadi M. Economista egresada de la UCAB y Especialista en Gobierno y Gestión Pública Territoriales (PUJ, 2011). Profesora en la UCAB, y Analista de la Unidad de Investigación y Análisis de ODH Grupo Consultor.

Comentarios (5)

Freddy Siso
17 de octubre, 2015

Todo parece indicar, de acuerdo a los números, que el gobierno, no tienen ni la más remota idea de lo que está haciendo. Tienen 17 años en el poder y aún no han aprendido el ABC de lo que significa gobernar y de economía ni hablar.

Yociris Rodriguez
18 de octubre, 2015

Es importante señalar además que no se puede hablar de salario integral por cuanto según la Ley de alimentación este beneficio no tiene carácter salarial, por otro lado se deberá modificar una de las premisas de esta ley que establece que es por jornada laboral.

Hon Lim
18 de octubre, 2015

Al ser mayor los costos de contratar personal, las empresas deciden no contratar personal, con ello genera un detrimento de la calidad de los servicios y productos ofertados al mercado. Adicionalmente, aumentan la carga laboral de los empleados en la organización, contribuyendo a reducir calidad de vida y condiciones laborales.

Los jóvenes sin experiencia laboral, éstos no son contratados, o las personas que tienen una edad superior al productivo. Hay que ser honesto, a la hora de decidir por candidatos, se escogerán a la persona más capacitada o presente un mejor perfil. En pocas palabras, en vez de ayudar a los más necesitados, los perjudica.

El salario mínimo no aumenta solo, todos los salarios (también costos de servicios) aumentarán para compensar el incremento de costos.

Lamento que las escuelas ni los liceos (al menos cuando yo lo estudié) no enseñen economía. El público en general está oscuras con temas de economía. Aclamarán estas medidas porque creen que es la solución a sus problemas, no se debe atacar una enfermedad por sus síntomas sino por sus causas.

La manera eficaz y eficiente de vencer la escasez y el incremento constante de precios es a través de la oferta de productos y servicios. Para ello hay que relajar los controles cambiarios, las regulaciones en materia de importación, costos, y los incesantes acosos gubernamentales.

Deng Xiapin fijó como filosofía de gobierno: “da igual que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones”

Lisla Pico
19 de octubre, 2015

La inflación se tragó el “aumento” del salario desde el día del anuncio del mismo. No hay aumento en inflación de más de dos dígitos sino disminución o pérdida total del poder adquisitivo.

Odoardo Graterol
21 de octubre, 2015

Hay personas dentro de la oposición que siguen insistiendo en que el aumento de salario mínimo es insuficiente. El problema no es el salario, sino el conjunto de medidas económicas que deben realizarse para el equilibrio. Si la oposición sigue “hablando” de “insuficiencia del aumento”, llegará un momento en que el gobierno (que no tiene la más mínima idea de lo que se trata) puede tomar la medida de duplicar, triplicar o cualquier contrasentido para contrarrestar la “opinión” (parcial) de la oposición; y llegaremos al mismo reto de la construcción de viviendas que se acometió, sin planificación alguna, para contrarrestar las “opiniones” (parciales) de la oposición de “escasez de construcción” de viviendas. Más aun, el gobierno hará cualquier “cosa” sin medir las consecuencias multidimensionales de las decisiones, sin sentido integral alguno. La oposición debería estudiar mejor sus “opiniones” antes de lanzar “propuestas parciales sin sentido integral y planificador”, pues el gobierno actúa como si se tratara de un “tener la razón” en situaciones puntuales; lo cual atenta contra una planificación económica general, integral y coherente.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.