Blog de Luis Vicente León

¿Qué es lo relevante de la marcha?; por Luis Vicente León

Por Luis Vicente León | 4 de septiembre, 2016
Que es lo relevante de la marcha por Luis Vicente Leon 640

Manifestantes opositores al gobierno de Nicolás Maduro en Av. José Antonio Páez de El Paraíso el 1 de septiembre de 2016, en la denominada “Toma de Caracas”. Fotografía de Andrés Kerese.

A juzgar por el debate que he oído recientemente sobre la Toma de Caracas, el interés parece centrarse en el tamaño de la manifestación: que si había un millón de personas o medio millón o treinta mil. Mientras, el mensaje implícito es entender si la oposición es más grande que el chavismo, medido a través de la dimensión de las marchas opositora y oficial.

Arranco por decir que esa interpretación no es, en mi opinión, la relevante. La dimensión de las marchas de la oposición tienen poco que ver con el respaldo popular de esas fuerzas políticas. Si recuerdan las gigantes y entusiastas manifestaciones opositoras contra el presidente Chávez,  inmediatamente antes del Referendo Revocatorio al cual fue sometido y que ganó por más de quince puntos porcentuales, entenderán que las marchas no miden la dimensión del grupo, sino su motivación.

Las marchas miden la disposición de un grupo a estar en la calle defendiendo sus puntos y sus derechos. Y esa motivación puede ser más grande en los grupos minoritarios o en los mayoritarios. Una cosa no tiene que ver con la otra. El problema en aquel entonces fue que, al confundir motivación con dimensión, la población opositora se construyó una expectativa equivocada de triunfo electoral, pensando que debía ganar porque tenía más gente en la calle. Pero la verdad era sólo que la oposición tenía más gente dispuesta a marchar de la que tenía el chavismo, pero el chavismo en aquel momento era más grande en total, algo que se demostraba en el momento de la votación.

¿Mi comentario trata de minimizar el éxito de esta nueva manifestación masiva de la oposición, que por cierto rompe un período largo de apatía? Sin duda, eso dirán, como es usual, los linealpensantes. La realidad es todo lo contrario: el tamaño de la oposición frente al gobierno no se mide con marchas, sino con encuestas y votaciones. Y esta vez, en ambos casos, está claro que la oposición es contundentemente mayoritaria, lo que nunca sucedió en el pasado contra Chávez.

Hoy la evaluación de gestión del presidente Maduro ronda apenas el 20% y la población que quiere cambio se acerca al 80%.

No hay ni la menor duda de que el chavismo es minoría.

Es claro que la oposición ganaría un referendo, una elección presidencial, las elecciones regionales y cuidado si no una elección de Junta de Condominio en Miraflores. Esto es tan evidente que el gobierno intenta por todos los medios evitar cualquiera de esos eventos, usando para eso su control institucional. Esto no lo descubrimos con la marcha. Eso lo sabíamos, con total seguridad, antes de que cualquiera pusiera sus piecitos en la calle. Pero lo sabíamos el año pasado también, aunque casi nadie salía a marchar. No importaba cuál líder ni cuál partido opositor lo convocara ni a quién había que defender. Entonces, ¿qué hay de nuevo viejo?

Lo distinto, lo nuevo, lo relevante, es que la gente ahora está dispuesta a participar, a marchar, a defender sus derechos de nuevo en la calle. Pero, además, siendo mayoría y con la seguridad de que llegaría a cualquier elección para ganar.

También es verdad que la marcha no resuelve, por ahora, el problema central. El gobierno continúa controlando las instituciones, y no importa el tamaño de las marchas: no cederá institucionalmente la demanda por el referendo, porque eso es equivalente a ceder el gobierno.

Pero en una batalla que hace rato no es institucional sino política, la oposición reconectó sus masas. Les dio una esperanza de lucha política. Le recordó al gobierno que sí se puede y lo puso pendiente de su hoja de ruta.

Esto es un cambio cuántico y no sé si, al final, convertirá esta energía potencial en cinética, pero queda claro que la oposición avanzó en el campo más que con ningún otro chutazo pasado.

Amanecerá y veremos.

♦♦♦

análisis del #1S Qué viene ahora

El sonido de una olla

100 de la toma de Caracas

Qué fue lo que dijo Nicolás Maduro sobre la #TomaDeCaracas y la inmunidad parlamentaria

ÇQué puede pasar con la inmunidad parlamentaria, tras el anuncio de Maduro; por José I. Hernández

Ésta son las acciones comunicadas por la MUD para después de la #TomaDeCaracas MonitorProDaVinci-1

Luis Vicente León 

Comentarios (12)

Victoria I
4 de septiembre, 2016

Interesante artículo , invita a otras reflexioes..

…………. Con honestidad venezolana creo que esta gran Marcha del 1S..puede verse como una gran *revolución libertadora y pacífica*..que habló por sí sola, al punto que logró sorprender a propios y extraños, además ..*sin querer queriendo..* le quitó la silla a un presidente ya que los VOTOS para revocarlo salieron a las calles y marcharon por todo el país. Gracias Venezuela !!

Hernan Cortez Regalado
4 de septiembre, 2016

“Amanecerá y veremos…” no que va. Muy bueno su análisis. Pero eso de que “Como vaya viniendo, vamos viendo” o “amanecerá y veremos” no es compatible con la gente que gerencia un proyecto de cambio. Lo que debe seguir es un plan de acción, seguimiento y control. Aprovechar el descontento general de la población para promover el cambio por las diferentes vías que contempla la Constitución de 1.999.

miriam harrar
4 de septiembre, 2016

Me confieso linealpensante de acuerdo al criterio del autor al cual considero,sin ninguna duda,guabinoso y oscilante en sus planteamientos.Si pero no sr leon?Mucha gente opositora pero no es determinante?una determinación política mayoritaria que sin embargo no se sabe si tendrá éxito? Yo creo que ya el hecho contundente de esta megaconcentracion es respuesta afirmativa a la voluntad de cambio del pueblo venezolano.Eso merece,en mi opinion,que enfilemos nuestros titubeos,si es que no son interesados,en la dirección correcta de laproxima victoria democrática

Daniel Delgado
4 de septiembre, 2016

Excelente como siempre Luis Vicente!!!, Lo malo de tus articulos es que siempre son MUY CORTOS… Como ya advertiste ya saldra algun linealpensante a decir que estas desmeritando los hechos, cuando sin duda alguna eres uno de los mejores analistas politico economicos del pais, Saludos y espero que nos sigas deleitando con mas articulos y analisis y no le hagas caso a los acusadores de oficio!!!

antoraliz
4 de septiembre, 2016

yo sin ser politico analista ni mucho menos lo sugeri en el mes de febrero.. porq concentranos en el referendo sin tenemos las regionales a pata e mingo… un error de la MUD… Y LO Q DICE LEON es cierto.. la oposicion es mayoria absoluto y culquier eleccion barre y con las regionales queda totalmente debilitado al perder por lo menos 20 estado y cuidado todos ya serian la asamblea y las gobernaciones en manos de la oppsicion y dejar el referendo para el 2017.. q quien quiera q asuma del cahvismo tiene q bailar pegao hasta termniar el mandato

antoraliz
4 de septiembre, 2016

como dice viecente leon… yo hice ese comentario en el mes de febrero q la oposicion es mayoria absoluta… aqui era lanzar la regionales para debilitar al chavismo por completo.. porq es seguro q ganamos 20 estado minimos…y dejar el revocatorio para el 2017… ya serian las gobernaciones y la asamblea en manos de la oposicion aqui el cahvismo no vuelve a ganar ni que quieran

Pedro Aranguren
4 de septiembre, 2016

Con todo el respeto,siempre te consideré un analista muy inteligente, pero últimamente pareces jugar para no sé cual bando, para los chavistas serias pagado por el imperio y para la MUD por el gobierno. Pienso que en vez de aclarar, oscureces y confundes. Por favor, un poco mas de sindéresis…

Diógenes Decambrí.
5 de septiembre, 2016

“la oposición es contundentemente mayoritaria, lo que nunca sucedió en el pasado contra Chávez”: Me permito recordarle que en el 2003 la Oposición solicitó un Revocatorio contra Chávez, y la mayor evidencia de que entonces era minoría y lo habría perdido por paliza, es que hizo muchas trampas para RETARDARLO UN AÑO. La Oposición tuvo que recolectar sus firmas tres veces, las dos primeras ocasiones el CNE rojo rojito las rechazó (“por ocurrir a destiempo” y “por planas”). Durante ese año levantó el espejismo de las misiones, repartió dinero y promesas ilimitadamente, apoyado por sus camaradas cubanos, porque tuvo que salir del clóset y asumir su condición de agente del castrismo abiertamente desde entonces. La diferencia hoy, es que Maduro no tiene la más remota posibilidad de revertir la situación, con apenas 25% de respaldo popular, sin dólares para repartir y comprar votos, y demasiada desesperación -como para mostrar imágenes de hace 4 años y agredir a una mujer que lo cacerolea-.

Victoria I
5 de septiembre, 2016

Aquí no se trata de hablar bien o mal de un tema, se trata de hablar sobre el tema, y dejar en el aire multiples reflexiones que colleven a desenmarañar con acierto los pasos a seguir, y creo es un poco lo que hacen los opinadores del país en materia de política gubernamental y temas afines..Lo importante aquí es que existen dos buenas alternativas CONSTITUCIONALES para DEBIlitar y deshacer este malgobierno: 1-el revocatorio que ya tiene un largo recorrido ( muy efectivo por cierto), y 2-las próximas elecciones de gobernadores; ninguna de las dos propuestas FIRMES de cambio se pueden abandonar, al contrario , deben seguir alineadas al unísono para perseverar, EN CONTINUO en este gran cambio político que se avecina en este 2016. ¡¡SUERTE VENEZUELA !! ABAJO CADENAS YA !!!!

Sergio Zavarce
5 de septiembre, 2016

Con respecto a la persona “linealpensante” (Miriam), LVL no se refería a los que apoyaron la marcha o si la consideraron exitosa. Se refiere a los que piensan que hay que tumbar el Gobierno con guarimbas y que no saldrán con Votos.

Respecto al comentario de Antoraliz, no creo que habrían podido conectar con la gente de igual manera si la MUD hubiera enfilado sus esfuerzos hacia las regionales. No porque no tenga razón, sino porque con toda seguridad, las encuestas reflejarían la preferencia de la gente en buscar el revocatorio por encima de las gobernaciones. Es un momento muy delicado y cualquier decisión debe ser analizada profundamente, en un momento en el que se trata de captar la simpatía de los chavistas también.

Siempre hay que escuchar a alguien que hace un esfuerzo por mantenerse objetivo y con encuestas en la mano para emitir comentarios, pues la mayoría se deja llevar por la pasión o intereses propios.

Adolfo Granados
6 de septiembre, 2016

“La realidad es todo lo contrario: el tamaño de la oposición frente al gobierno no se mide con marchas, sino con encuestas y votaciones”.No estoy de acuerdo con esta afirmación del articulista porque la considero una media verdad la oposición ha demostrado que es superior tanto por la marchas como por los apoyos de la comunidad internacional y otros factores cuyo análisis requeriría mas espacio.”También es verdad que la marcha no resuelve, por ahora, el problema central. El gobierno continúa controlando las instituciones, y no importa el tamaño de las marchas: no cederá institucionalmente la demanda por el referendo, porque eso es equivalente a ceder el gobierno”. El hecho que el gobierno no quiera entregar el poder no significa que la fuerza de las circunstancias que se están presentando lo obliguen a renunciar o a salir con el revocatorio.Si bien es cierto que la tesis obviamente falsa del articulista ha sido siempre que no va a haber revocatorio porque Maduro no lo va permitir.

agustín
6 de septiembre, 2016

No tenía espectativas pa el 1S, mi espectativa era en febrero cuando esperaba una agenda clara de la MUD, que incluyera el cronograma tentativo del RR y se contrastara con el del CNE. Pero no ocurrió, ni MUD ni CNE presentaron cronograma, la ley de amnistía era más importante. Señores necesitamos un proyecto de país, y que mejor que poner sobre la mesa, CON CLARIDAD, por lo menos la metas a corto plazo. Ahora el TSJ anuló a la Asamblea, cuando más bien debió ocurrir lo contrario.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.