Blog de Julio Castro Méndez

¿Qué es el Zika? ¿Cuáles son los síntomas y cuáles las amenazas?‎; por Julio Castro M.

Por Julio Castro Méndez | 19 de enero, 2016

Zica ¿otra amenaza viral para Venezuela-; por Julio Castro Méndez

Zika: ¿otra amenaza viral para Venezuela?‎; por Julio Castro Méndez

Es terrible, pero en Venezuela ‎a muchos puede empezar a parecerle normal que cada cierto tiempo haya amenazas virales: chikungunya , dengue , influenza… pero no es normal que estos virus se hayan convertido en parte cotidiana de nuestra historia sanitaria.

Ahora tenemos entre nosotros el Zika, un virus descrito por primera vez en 1947 en Uganda y cuya actividad reaparece en África cada tantos años. Y no es sino hasta el siglo XXI cuando sobrepasó las fronteras africanas y produjo  epidemias en  Tailandia, Micronesia y otras islas del Pacífico.

Aquellas primeras teorías asomaron la posibilidad de que el virus haya salido del continente africano por el mundial de fútbol, bien por viajeros africanos que salieron del continente o asiáticos que lo visitaron.

Según reportes de la Organización Mundial de la Salud, el virus Zika entró en América  muy probablemente proveniente de las Islas de Pascua, relacionado con el Campeonato Mundial de Canoismo de 2014 que se realizó en Río de Janeiro, en el cual participaron equipos de la Polinesia Francesa, Nueva Caledonia, las Islas Cook y las Islas de Pascua. De allí se presume que llegó mueve a la zona noreste de Brasil (Bahia, Pernanbuco y Río Grande del Norte ).

La cantidad de casos que fueron reportados por las autoridades brasileñas en el período 2014-2015 fue cercana a los 400.000. Y, a pesar de su poca severidad en cuanto a manifestaciones clínicas, ya se está presentando un comportamiento que llama a la reflexión y nos compete a todos los venezolanos.

¿Qué es el Zika y cuáles son los sintomas?

‎El Zika es un virus de la familia Flavivirus, una especie de primo del virus del Dengue que puede vivir en el entorno selvático mantenido por primates. Los síntomas característicos de la enfermedad aguda son cuatro: fiebre, erupción en la piel, conjuntivis y dolor en las articulaciones, manifestaciones muy parecidas a las del Dengue y el Chikungunya, dos virus que todavía tienen actividad en el país.

Lo parecido de los síntomas genera complicación adicional a que la mayoría de los diagnósticos se harán con base en el ojo clínico del médico. ‎Aunque, en general, el cuadro clínico es menos severo que Dengue:  la fiebre es más corta, hasta ahora no representa mortalidad ni secuelas, el malestar no es tan importante y las alteraciones de laboratorio son menos notorias que en los casos Dengue.

‎¿Entonces por qué representa una amenaza?

La pregunta que surge en este contexto salta a la vista: ¿por qué un virus con poco potencial de gravedad puede ser una amenaza ?

Una gran proporción de los pacientes infectados (entre 50% y 65% según la OMS) pudieran no tener casi ningún síntoma y aun así tener virus replicante en su cuerpo, algo que dificulta el seguimiento de los casos.

Ya hemos dicho que la mayoría  de los brotes o  epidemias de esta enfermedad ha sido descrita en pequeñas comunidades de África, islas del Pacífico y zonas aisladas del sudeste asiático, pero fue la epidemia producida en Brasil durante el 2015, en especial en la zona noreste, la que dejó en evidencia una de sus principales amenazas: la infección en las madres embarazadas.

Hasta el momento en Brasil se han detectado 3.700 casos de niños con microcefalia (cráneo y cerebro diminutos) y la evidencia apunta fuertemente hacia la infección por Zika en las madres durante las primeras doce semanas de embarazo.

Y la combinación de una infección asintomática con potencial de lesión en madres embarazadas es extremadamente preocupante.

Y surgen más preguntas: ¿cómo detectar el riesgo de una embarazada de una infección por Zika si no tienen síntomas? ¿Cómo evitar el contacto de una embarazada en un entorno familiar donde puede haber Zika con pocos (o casi ningún) síntomas?

Una enfermedad neurológica severa

Una segunda razón para preocuparse es la posibilidad que tiene el virus de desencadenar un respuesta del sistema inmunológico del ser humano que tenga un efecto nocivo para el propio paciente.

Se ha descrito una asociación posterior a la infección por Zika con una condición de deterioro neurológico (concretamente de los nervios periféricos) conocida con el nombre de Síndrome de Guillain-Barré.

Se trata de una poliradiculoneuropatía sensitivo-motora, condición neurológica que se produce porque el sistema inmune de alguna manera confunde al virus con las propias estructuras neurológicas y las ataca de manera aguda, produciendo un cuadro de debilidad o parálisis nerviosa que habitualmente evoluciona desde los pies hacia la cabeza y puede producir incapacidad para respirar, con todas las consecuencias que eso implica.

Si bien esta condición se produce en una proporción que oscila entre 2 y 6 por cada 100.000 habitantes por año, siempre como producto de infecciones virales, ya se han detectado casos de Síndrome Guillain-Barre en  Brasil que aumentan esta posibilidad en 5 y hasta 6 veces. En resumen: la infección por Zika puede considerarse un disparador de los fenómenos que conllevan a la condición neurológica aguda del Síndrome de  Guillain-Barre.

En Venezuela durante las ultimas semanas,  según informaciones periodísticas, la cantidad de casos de Síndrome de Guillain-Barré se ha triplicado con relación a la cantidad de casos que se esperan “habitualmente” en este período. Y a pesar de que no se haya establecido una relación explícita entre el virus de Zika y esos casos del Síndrome, el antecedente en Brasil y Polinesia plantea una asociación bastante clara.

Para la segunda semana de enero, se han identificado cerca de 50 casos en varios estados del país que fueron vistos entre diciembre del año pasado y este mes. Es importante destacar que esta condición neurológica sólo se produce en una proporción muy baja de pacientes que padecen  de Zika.‎ Por estas razones nos enfrentamos a un agente viral que tiene la posibilidad real de causar impacto importante en la salud de los venezolanos: en el corto plazo, por el manejo de los síntomas complicados con afecciones neurológicas severas; y en el mediano plazo, por el riesgo de niños con alteraciones cerebrales.

Se requiere la articulación del sector científico, epidemiológico y logístico. Se requieren políticas públicas inmediatas en salud, que incluyan el acceso a información de calidad. Ya hemos expresado en anteriores artículos que sin áreas  severamente comprometidas en nuestro país. Y las nuevas autoridades del Ministerio de Salud tienen una oportunidad clara para demostrar amplitud y concertación a favor de los ciudadanos, que son quienes terminan siendo los mas afectados.

Si bien era bastante difícil evitar la entrada del virus al país, la labor del entorno de salud para  minimizar el impacto de esta amenaza es crucial .

Desde 2014 la OMS notificó a los gobiernos de América sobre estos riesgos, con una marca sugerencia de adelantar la preparación necesaria. Pero, lamentablemente, a los venezolanos nos vuelve a atacar un agente infeccioso con potencial epidémico preocupante en coincidencia con cambio de Ministro de Salud y, por ende, cambio en los equipos técnicos.

Pero en los últimos dos años ya llevamos cuatro  ministros de Salud. Y esta situación era previsible, como queda en evidencia haciendo click acá.‎

La ciudadanía debe promover políticas que los protejan de estas enfermedades. La lucha contra el vector trasmisor del virus (Aedes aegypti o patas blancas) debe ser una prioridad, tanto desde la perspectiva familiar de lucha contra los criaderos como en las estrategias de los diferentes niveles de gobierno para el combate de la lucha contra los vectores. Y hasta ahora el saldo en esa lucha la han ganado el vector y la enfermedad. Hay que evitar que se repita.

Julio Castro Méndez es Médico Cirujano (UCV) con postgrados en Medicina Interna (UCV) e Infectología (Hospital Vargas de Caracas). Research Fellow en enfermedades infecciosas Deaconess Beth Israel Medical Center y maestría en bioestadística en Harvard School of Public Health. Profesor UCV.

Comentarios (6)

Flor Bello
19 de enero, 2016

Gracias Dr. Castro por tan importante explicación sobre el Zika, que me aclara dudas sobre la misma y así tomar previsiones y ayudar a las personas cercanas sobre este tema tan importante. Ojalá muchas sean las personas que puedan enterarse por este medio.

Olmar Centeno
19 de enero, 2016

Gracias por añadir la conjuntivitis al conjunto de síntomas. Hace pocos dias, tambien en forma similar, me enteré de la erupcion en la piel y fue entonces que me di cuenta que lo había padecido en octubre y que aún tengo secuelas del mismo. Me permito sugerirle use todos los medios a su disposicion para hacerlo del conocimiento del público. La ignorancia de los mismos a nadie favorece, o al menos eso creo

Zulma Bermudez Guere
19 de enero, 2016

Sin duda a Venezuela la azotan las mil plaga de Egipto desde 1999,sin duda, no solo desde el punto de vista de enfermedades ,sino desde todo punto de vista, sin embargo es desde ese periodo que aquí nunca mas se supo lo que es un anal de Epidemiología, reporte de nada,enfermedades como la TBC , Lepra , Malaria,Leishmaniasis ,dengue ,se habían erradicado o por lo menos controlados, Y de pronto el repunte ha sido tan intenso que ya no tenemos dengue clásico ,ahora tenemos 5 tipos de dengues, sumado a ChiKunguya, vaya usted a saber de donde vino y el tal Zika , y lo peor no hay medicamentos, ni reactivos para realizar una hematología y ni se diga material para hacer replicas virales,Ruego a Dios, como Pediatra que soy,que no comience aparecer Poliomielitis , meningococcemia ,meningitis,hepatitis B y A ,nadie sabe de donde proceden la vacuna y hacen campañas de vacunación sin conservar la cadena del frío porque cada vez que se va la luz se interrumpe.Dios SOS

Elizabeth Ball de Picon
19 de enero, 2016

Felicito al Dr Julio Castro por tan excelente y didactico articulo

CEFÁS ROCAFIRME
19 de enero, 2016

GRACIAS ! distinguido COLEGA Dr. CASTRO MËNDEZ, por su importante y didáctica información…Pero seguimos “en las mismas”!…Desde las últimas EPIDEMIAS: de la GRIPE AVIAR, pasando por el DENGUE, la ZIKUNGUNYA y el ZIKA, visitante de recién; las autoridades sanitarias nacionales, no han tenido las RESPUESTA ADECUADAS para ENFRENTARLAS… Los PROGRAMAS y EQUIPOS TÉCNICOS humanos, usados para la PREVENCIÖN de estas VIROSIS, que dependen de VECTORES (los conocidos mosquitos “patas blancas” : Aedes Aegypti), están DESAPARECIDOS! La “única” PREVENCIÖN que-hasta este momento de la investigación médica- puede usarse contra estas epidemias, es el combate contra el MOSQUITO TRANSMISOR…y ello sólo se consigue con “AGRESIVAS” y BIEN DIRIGIDAS CAMPAÑAS de EDUCACIÓN SANITARIA, a la poblaciön, por todos los MEDIOS que posee la INFORMÁTICA oficial y privada…y el COMBATE EFICAZ dirigido a los RESERVORIOS acuáticos, donde se reproduce el VECTOR y a los sitios – urbanos, domésticos y foráneos – donde suelen vivir! Ante la AUSENCIA de estas DEFENSAS, que nos son NEGADAS por quienes están OBLIGADOS CONSTITUCIONALMENTE en OFRECARLAS, y frente a nuestra lamentable situación de INDEFENSIÖN; sólo le queda al COMÚN -que todos somos SUSCEPTIBLES de ser víctimas de esas EPIDEMIAS- la posibilidad de CUIDARNOS hasta donde podamos, EVITANDO la reproducción de ZANCUDOS, en cualquier depósito de agua clara en nuestros hogares, instalando telas metálicas en puertas y ventanas y cualquier otra BRECHA de acceso desde afuera, en nuestras viviendas, usando REPELENTES de mosquitos y vestidos apropiados que nos cubran el cuerpo de sus picaduras…Y tener SUERTE y ORAR al CIELO, para que NO NOS PIQUE un ZANCUDO INFECTADO, mientras deambulamos por la calle o cualquier otra parte ! Y -finalmente- darle GRACIAS a los RESPONSABLES del MINISTERIO concernido, por DEJAR CONOCER, a la ciudadanía en general, su INDOLENCIA, INCOMPETENCIA o INCAPACIDAD, para ATENDER y SOCORRER en situaciones de ENFERMEDADES EVITABLES, y MUCHAS MÁS, a TODA la COMUNIDAD NACIONAL!, a quien le han de RESPONDER y PAGAR, en su DEBIDA OPORTUNIDAD !!!

Irma Sànchez de Dìaz
24 de enero, 2016

QUE BUEN ARTICULO Dr. CASTRO, gracias por explicarnos a los que sabemos nada esto,poder ver la magnitud del peligro de ese Virus Zica, y saber cuan peligroso es, y lo màs triste, saber en en nuestro Pais, no hay como tratar a los enfermos, ya que carecemos de insumos y de reactivos para detectarlo y tratarlo, un Paìs tan rico como dicen ser, da verguenza como estàn los Hospitales y como se mueren los pacientes. RESPECTO A LOS MINISTROS DE SALUD, que han pasado por este gobierno, pienso que ninguno tiene la capacidad necesaria, para ostentar ese tìtulo, la ùltima Ministra dijo, que nosotros eramos muy quejones, que de todo nos quejabamos, segùn dio a entender que habia de todo, que todo el problema es que somo quejones, yo no soy mèdico y me doy cuenta de la magnitud del problema en que estamos metidos, y que el Gobierno es incapaz de resolverlo, si uno de ellos se enferma lo mandaran de inmediato a EE.UU. a curarse, el pueblo que se hunda, y se muera- Es todo.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.