El Vestier

¿Qué aprender de la alfombra roja de los EMMYs 2014? Mejor TV y mejor Moda; por Amira Saim #ElVestier

Por Amira Saim | 26 de agosto, 2014

Lo mejor de las mejores cosas que tienen el mundo hoy en día se reunieron en una noche. La alfombra roja de los premios EMMYs es la oportunidad en la que los amantes de la moda y los apasionados crónicos de la televisión tienen las mejores golosinas para todos los gustos. ¡Y vaya que las decisiones estéticas de anoche estuvieron a la altura de lo que la TV ofrece hoy en día! Diversidad, calidad, clase (o clases… y magistrales), personalidad y buenos semblantes.

Ayer hubo razones para aplaudir desde la alfombra roja hasta la tarima.

Es probable que en muchas partes del mundo se aplaudiera tanto el vestido de Juliana Margulies como su merecido galardón a Mejor Actriz Principal en una Serie Dramática, por The Wood Wife. (Yo lo hice). Pero hablemos de moda con la misma emoción que nos da escuchar el intro de MadMen o Game of Thrones cada vez que comienza un nuevo capítulo.

Lo mejor de la televisión y la moda en una Alfombra Roja; por Amira Saim 640

Jon Hamm y su mujer Jennifer Westfeldt

1. Mad Men. Esta serie, que en sí misma es una cátedra de buena televisión y estilo, no podía darnos menos de lo que nos dieron sus actores nominados (quienes están a seis capítulos de dejarnos con el corazón roto). ¿Qué importa que el traje Marchesa de Christina Hendricks pareciera más de los ochenta que de nuestros tiempos? El apoyo es incondicional y el daño no fueron tan graves gracias a esos zarcillos tan grandes como sus curvas, que rescataron un vestido que bien pudo haber llevado Joan Collins alguna vez. Extrañamos a Elizabeth Moss, nuestra querida Peggy Olson, pero ahí estaban January Jones (también de rojo, rojísima) en Prabal Gurung para dar clase de cómo se lleva un look arriesgado y no morir en el intento. ¡Y Jessica Paré! Con un Lanvin perfecto y luego Kiernan Shipka, que demuestra cómo la hemos visto crecer hasta enorgullecernos cuando está frente a las cámaras y frente al clóset. Anoche, vestida de Antonio Berardi, nos dejó claro que ni ella ni Sally Draper son unas niñas. ¿Jon Hamm aka Don Draper? Clásicamente sexy, como siempre… y con una barba ejemplar.

2. Game of Thrones. Las reinas, así como en la serie, llevaron la batuta en la representación del equipo de esta mega serie. Lena Heady, lasciva y sexy. La reina más reina llegó de negro completo, hasta su pelo. Un look  correcto, acorde, pero curiosamente de ella no esperamos cosas ni correctas ni seguras: queremos más Cersei y menos actriz de la academia. Pero estuvo Natalie Dormer, la que quiere ser reina y lo logró en la alfombra roja. Escogió muy bien sus movidas para llegar al trono y con ese J. Mendel de dos colores, que nada tenían que ver con el resto de los vestidos de la noche, se apuntó unos puntos importantes para que el mundo hablara de ella y bien. De los hombres, Peter Dinklage puede ponerse lo que quiera e igual lo querremos por ser Tyrion Lannister, pero siempre se agradece un hombre vestido con buen un traje de tres piezas. Decepcionaron Kit Harrington (Jon Snow) y Leslie Rosie (Ygritte). Quizás no se han recuperado de la pérdida de la última temporada y por eso lucían tan tristes.

taylor-schilling-emmy-awards_181546357692.jpg_gallery_max

Taylor Schilling

3. Orange Is The New Black. Ninguna fue de naranja y bien que pudieron haberlo hecho, repasando la cantidad de trajes rojos, corales y casi naranja que dominaron la alfombra roja. Esta serie es tan desconcertante (para bien) como sus actrices. Se han tomado la labor, en la ficción y en la vida real, de hacernos mirar dos veces para que nos demos cuenta que las apariencias engañan. UzoA duba con sus crazy eyes lucía maravillosamente femenina. Taylor Schilling iba relajadísima en un Zuahir Murad color piel. Laverne Cox dio clases de cómo llevar el color blanco, mientras TarynMannin y Natasha Leone estaban divirtiéndose con trajes, nuevamente, descorcentantes y que nada tienen que ver con lo que esperábamos de ellas. Es lo que pasa cuando te encariñas con un personaje. Finalmente, Laura Prepon (forever Donna, ahora Alex Vause), empeñada en parecer ruda con un toque chic, no lo logró, pero era Lanvin y sospechamos entonces que la mala elección tuvo, en el fondo, buenas intenciones.

4. GIRLS. Lena Dunham ya nos demostró que puede hacer lo que quiera. Es un dolor de cabeza para quienes comparten con ella su misma edad. La mujer escribe, dirige, actúa… y todo lo hace bien. No hay discusión. Entonces, ¿cómo no va a hacer lo que le dé la gana al vestirse para una alfombra roja? Anoche dijo que son pocas las veces en el año que le toca vestirse así, así que tenía que aprovecharlo al máximo. Y aprovecharlo al máximo se traduce muy bien en llevar el traje más lindo que se vio en las pasarelas de la Alta Costura el pasado mayo en París y que tanto le agradecimos a Giambattista Valli. ¿Qué importa que no nos guste como le quedaba? Es ella quien lo vistió. A veces la moda se trata de tener la oportunidad de llevarla y aprovecharla. Allison Williams, la correcta y atormentada Marnie, confirma cada vez más las sospechas que pueda tener cualquiera de que ese nombre tiene mucho del universo Hitchcock: también llegó de Giambattista Valli, con un traje de la misma pasarela que el de Lena (esta vez perfecta) con el estilismo que se espera de un traje como el que ella llevó. Y así, de nuevo, nos vuelven a categorizar las chicas de esta serie: ahora el mundo se divide en dos tipos de Girls, las que llevan Couture como Lena Dunham y las que lo hacen como Alison Williams.

5. Breaking Bad. Todos ganadores. Todos merecidos. El peinado à la Farrah Fawcett de Anna Gunn hizo un poco de ruido, así como los bigotes de Bryan Cranston. Pero todo bien: ustedes a lo suyo, que se peinen como se peinen como se peinen, se afeiten como se afeiten, siempre brillarán bajo la luz de sus (varios) EMMYs.

Lo mejor de la televisión y la moda en una Alfombra Roja; por Amira Saim 640B

Woody Harrelson y Matthew McConaughey

6. True Detective. ¡Gracias por ir de trajes de colores, Woody Harrelson y Matthew McConaughey! ¡Gracias! Se robaron el show con su presentación llena de chistes internos, tal como se habían robado todo 2014 con la mejor serie nueva de este año. Matthew fue lo suficientemente sexy y ganador para soportar un smoking azul y Woody lo suficientemente cool para llevar bien un traje vinotinto y sin corbata. Michelle Monaghan, esa mujer que obliga a hacer pausa, claro que fue de blanco. La silueta perfecta y atlética para que nada estuviera fuera de lugar, porque ésa es la cosa con el blanco traidor. Y esas ondas perfectas de estrella de cine… o, mejor dicho, estrella de buena televisión.

7. Algunas notas aparte. La primera nota nada tiene que ver con la moda ni lo estético: hay que ver Fargo. Ahora las mujeres de las cuales hay que hablar: Debra Messing estuvo vestida por Ángel Sánchez (Yes!).

julia-roberts-emmys-vogue-26aug14-rex_b_592x888

Julia Roberts

 Juliana Margulies es toda una excepción: ¿cómo tener cincuenta y verse mejor que cualquiera de veinte? ¡Esos brazos, Margulies, esos brazos! ¿Cómo llevar un Narciso Rodríguez y convertirlo en el traje más ganador de toda una ceremonia? ¿Cómo tener décadas en la televisión y siempre hacerlo bien? Pues como ella y como Jessica Lange: es obligatorio suspirar cada vez que aparece esa mujer. Si alguien duda que es una suprema, repase su perfil en IMDB: bella y única desde los años sesenta.

Siempre se agradece ver un modelo de Marni en cualquier alfombra roja. ¡Y Sarah Silverman estuvo de Marni y con ese escote! De nuevo una mujer para tomar nota: tiene cerebro para hacernos reír y ha logrado el porte para llevar un vestido así. Robin Wright llevó un diseño a la medida de Ralph Lauren, ¡y de blanco! Todo es envidiable cuando se trata de Robin Wright: tiene muy claro que su mejor atributo es su espalda y por cosas como su espalda descubierta en un traje de Ralph Lauren y su papel en House of Cards es que uno espera con ansias una nueva temporada (y una nueva alfombra roja).

Finalmente, señoras y señores: Julia Roberts. Esta mujer es tan inteligente como fotogénica. Ningún actor astuto puede dejar pasar una oportunidad en la televisión. Ninguna actriz que pase los 40 perderá la oportunidad para dejar ver lo bien que se ve (y cómo se le ven sus piernas a su edad). Julia tomó una gran oportunidad y lo hizo vía con HBO. Sí: llegó tarde… pero en Elie Saab (¡y qué Elie Saab!) a la alfombra roja. Es así como se hace, jovencitas…

Amira Saim  Comunicadora Social egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Como editora, se ha especializado en moda y cultura pop. Fashion blogger desde 2009. Conduce el proyecto Dress Code Magazine.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.