Blog de José Ignacio Hernández

¿Por qué el Gobierno sacó al Plan de la Patria de la Consulta Nacional por la Calidad Educativa?; por José Ignacio Hernández

Por José Ignacio Hernández G. | 28 de abril, 2014

plan_de_la_patria_consulta_nacional_640

En el marco de la Consulta Nacional por la Calidad Educativa, el Ministerio del Poder Popular para la Educación emitió un conjunto de documentos para instrumentar esa Consulta, a partir de sus diez ejes temáticos. Al comienzo de esos documentos se insistía en que el mandato de la Consulta era el Plan de la Patria, lo cual se reiteraba en el décimo eje.

Esto ocasionó distintos reclamos desde la sociedad civil y los padres. La educación, se sostuvo, no puede estar al servicio del Plan de la Patria, pues ello sería un claro caso de adoctrinamiento.

Pues bien, a fines de la semana pasada, en una nueva “versión” de estos documentos, se eliminaron las menciones al Plan de la Patria. Por ello, en los materiales de la Consulta que varios colegios han comenzado a recibir, no aparece, textualmente, referencia alguna al Plan de la Patria.

¿Y por qué el Gobierno sacó al Plan de la Patria de la Consulta Nacional por la Calidad Educativa? Veamos las hipótesis:

1) El Gobierno retiró el Plan de la Patria pues entiende que el Plan de la Patria no es vinculante. Esta hipótesis es poco creíble. En realidad, el Gobierno ha insistido en que el Plan de la Patria es vinculante y que incluso es una Ley. De hecho, como muestra de la importancia de ese documento, el Gobierno entregó recientemente un ejemplar de ese documento al Papa Francisco. Por ello, que el Plan de la Patria no se mencione en la Consulta, no responde a que el Gobierno considera que ese Plan no es vinculante.

2) El Gobierno quiere desvincular la educación del Plan de la Patria. Tampoco es una hipótesis creíble. A pesar de haber sido eliminado su nombre en la Consulta, lo cierto es que, en la práctica, el Plan de la Patria vincula a la educación. Así lo establece el propio Plan, cuando incluye, dentro de sus objetivos, “desarrollar en el Currículo Nacional Bolivariano los contenidos de la educación integral y liberadora con fundamento en los valores y principios de la Patria”. Además, la vinculación de la educación al Plan de la Patria queda evidenciada en la Colección Bicentenario, como ha sido señalado al denunciar cómo el contenido de esos textos está más que alineado con el modelo socialista establecido en el Plan.

Finalmente, a pesar de que en la nueva versión de la Consulta se eliminó la mención expresa al Plan de la Patria, lo cierto el contenido de esa Plan está presente en los materiales de la Consulta. Por ejemplo, cuando se habla de la educación “liberadora” o del principio de corresponsabilidad, se está aludiendo a los fundamentos socialistas del Plan.

3) El Gobierno prefiere evitar problemas y crear la apariencia de una educación objetiva. El instrumento legal rector de la educación venezolana es la Ley Orgánica de Educación de 2009. ¿Cuántas veces aparece allí la palabra socialismo? Advine el lector. ¿Cinco veces? ¿Diez veces? Respuesta errada. La palabra socialismo no aparece en la Ley Orgánica de Educación, a pesar que se trata de una Ley dictada con el deliberado propósito de llevar, a la educación, el modelo socialista.

Probablemente la Asamblea Nacional quiso evitar problemas y ocultar el socialismo como modelo rector de la educación. Una conclusión similar podría asumirse en relación con la modificación de la Consulta. Así, puede deducirse que el Plan de la Patria fue eliminado en los actuales materiales de la Consulta para evitar problemas y dar la apariencia de una propuesta basada en una educación objetiva y técnica. Pero como en aquel cuento infantil, por más que el lobo se disfrace de cordero, siempre será un lobo. Por más que se esconda, allí está en Plan de la Patria. Por ello, la eliminación del Plan de la Patria no es, en mi opinión, una mejora de fondo, pues ese Plan de la Patria sigue siendo el instrumento en el cual se enmarca la Consulta, incluso, de manera implícita.

Claro, la eliminación expresa de toda mención a ese Plan en los materiales de la Consulta es un hecho revelador, pues permite sostener que el Gobierno entiende que subordinar la educación al Plan es, cuando menos, un tema sensible.

Todo esto es muy importante, pues los padres que autónomamente decidan participar en la Consulta, como primer tema, deben solicitar desvincular la educación al Plan de la Patria, lo que pasa no solo por la reforma de ese Plan y de la Ley Orgánica de Educación, sino además, por la reforma de las políticas públicas que han mediatizado la educación al modelo socialista en los colegios públicos,  mediante la Colección Bicentenario.

Decía Tancredi: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie”. Esto es lo que ha pasado con la nueva edición de la Consulta: se ha cambiado la Consulta, eliminándose toda mención al Plan de la Patria, para mantener la vinculación de la Consulta con el Plan de la Patria.

José Ignacio Hernández G.  José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV y UCAB. Puedes seguirlo en Twitter en @ignandez

Comentarios (7)

Demóstenes Pérez
28 de abril, 2014

Hay un famoso microcuento de Augusto Monterroso, helo aquí (completo): “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”.Ya regresaré con otro cuento.

El Plan de la Patria,dice el prof Hernández, “fue sacado de la Consulta Nacional” por el Gobierno.Hay que diferenciar entre la frase:”plan de la patria” y “Plan de la Patria”: la primera fue borrada de los documentos relacionados con la Consulta Nacional por la Calidad Educativa;el segundo, esa amenaza de llevarnos, a lo bravo, al “socialismo” sigue vivito y coleando.Hasta lo vistieron de “Ley”.

No basta con invisibilizar, en un texto, la frase “plan de la patria”, que hace ruido y genera zozobra en la “sociedad educadora”, hoy muy sensibilizada por la amenaza que la educación sea convertida en adoctrinamiento.

La Ley Plan de la Patria no ha sido derogada.El Gobierno sólo se limitó a sombrear el texto “plan de la patria” y pulsar la tecla suprimir.¡Listo! Ahora la Consulta es más chévere.

No,no,no…no me vengan con ese cuento.Ahora el cuento es otro: Cuando se consultó, el Plan de la Patria todavía estaba allí

Alejandro Del Mar
30 de abril, 2014

Sencillo. Los términos “educación liberadora” y “principio de corresponsabilidad” no son adjudicables exclusivamente al socialismo. Paula Freire acuñó el primer término. Y sí, efectivamente tenía un corte social, y fue expulsado de Brasil en su tiempo… Pero la educación sí debe liberar. No seamos ingenuos, pero tampoco tan “¿?” (no sé cómo calificarlo). Es necesario y vital el diálogo, la construcción colectiva. Y si efectivamente el gobierno quiere robar términos, pues es nuestro deber rescatarlos a su esencia originaria. Sigamos construyendo Venezuela.

Luis Pirela
30 de abril, 2014

Estoy de acuerdo con lo expuesto por el señor José Ignacio Hernández, y además agrego una observación (mera especulación de un joven): creo que otra de las razones (todas audaces) que llevó al Gobierno a sacar al Plan de la Patria de la Consulta, es que -incluso antes- de que ya empiece a materializarse la Consulta per se, se evidencia una aversión al adoctrinamiento implícito de los asuntos que forman la Consulta (actualmente). Esto podría traer consigo un rechazo del Bloque entero, y eso es un mal que el gobierno no necesita (al menos tácticamente). Lo que quiero decir es que removiendo al Plan de la Patria de la Consulta (pero aún así dejarlo implícito en el “fondo” del asunto), el Gobierno se ahorra el riesgo de que vaya a ser rechazado junto con todo los demás consultado.

Juan A. Ramírez Torres
1 de mayo, 2014

El Plan de la Patria no es una Ley, por lo que no puede servir de base jurídica para la consulta, y probablemente esa sea la razón que dio lugar al cambio en la Consulta Nacional por la Calidad Educativa. En la Gaceta Oficial Extraordinaria No. 6.118, de fecha 4 de diciembre de 2013, , mediante un Acto que calificó de “Acuerdo”, la Asamblea Nacional simplemente se limitó a expresar: “…se aprueba en todas sus partes y para que surta sus efecto jurídico, y sea de obligatorio cumplimiento en todo el territorio de la República Bolivariana de Venezuela, las Líneas Generales del Plan de la Patria, proyecto Nacional Simón Bolívar, Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019”. La formulación del Plan Nacional de Desarrollo constituye una atribución del Presidente de la República, según lo previsto en el 18 del artículo 236 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV). El Plan Nacional de Desarrollo formulado por el Presidente debe ser aprobado por la Asamblea Nacional, según lo previsto en el numeral 8 del artículo 187 de la CRBV. En ninguna de las normas citadas se establece que la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo deba efectuarse mediante una Ley. El artículo 212 de la CRBV establece que “…Al texto de las leyes precederá la siguiente fórmula: “La Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela decreta:” El “Acuerdo” de la Asamblea Nacional mediante el cual aprobó las líneas generales del Plan de la Patria no tiene la fórmula que la Constitución exige. Por lo anterior, “El Plan de la Patria” no tiene la calificación de Ley. Por las razones anteriores, el Plan de la Patria no puede ser invocado como un instrumento normativo que sirva de base para la Consulta Nacional por la Calidad Educativa. Esta me parece una explicación más objetiva de por qué fue eliminada de la Consulta la referencia al Plan de la Patria.

Edgard J. González.-
1 de mayo, 2014

“Decía Tancredi: “Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie””, y eso es muy Gatopardiano. ¿A quién le reconocemos el mérito primigenio, a Tancredi o a Lampedusa?.- Nada hay más necesitado de respeto y de protección, como un niño. Que el estalinismo del siglo 21 pretenda corromper a los seres más frágiles y confiados, es la mayor de las cobardías y despropósitos que ha cometido esta secta anacrónica, militarista, corrupta y contraria al Humanismo. Con mayores razones hemos de arreciar en la Protesta.

José Ignacio Hernández G
2 de mayo, 2014

Agradecido por sus comentarios. En efecto, el Plan de la Patria no fue aprobado como Ley ni puede ser una Ley. Pero se ha insistido es su carácter vincultante, incluso, en la educación. Todo parece indicar que, por ahora, no se quiere generar polémica con el tema. Pero el riesgo está allí

lucia alvarez-corvaia
24 de mayo, 2014

gracias por sus comentarios que dan luz amorosa -aunque no sin la sombra del miedo- a la construcción de la patria.

a estas alturas ya debe haber algunos resultados de la tal consulta sobre el sistema educativo. ¿cuantas personas respondieron, cuantos estudiantes, de esos, cuantas mujeres y cuantos chicos? ¿en que medida se abocaron a responder los representantes? ¿cual fue la labor de los docentes? y dentro de ellos, de los docentes autodenominados socialistas? ¿cual el papel de los docentes que se mueven en la llamada oposición? ¿cuantas y cuantos directores y personal ejecutivo de los “planteles” (sera que se llaman así porque “plantan” semillas en el alma de los mas jóvenes?) respondieron críticamente, honestamente? ¿hubo personas que sin querer queriendo vincularon sus comentarios al perfil socialista de la sociedad que se pretende construir? ¿cuantos y cuales insertaron contenidos que valoran la sociedad de consumo y los modos de producción capitalista anti-humanista?

ahi dejo eso, para ir hilando mas fino en esa evaluación. por verse esta el impacto que tal proceso tenga en nuestras simientes de la especie humana…y en los encargados de conducir tal proceso. amorosamente…

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.