Blog de Roberto Mata

“No te esfuerces mucho que te lo vamos a volver a tumbar”; por Roberto Mata

Por Roberto Mata | 1 de junio, 2017
bettyamadioxrobertomata-6942

Betty Amadio retratada por Roberto Mata

2 de mayo

“Cerca de las dos de la tarde, me llamó el gerente general para pedir permiso y retirar al personal de la planta. En ese momento estaban saqueando camiones en la autopista (Valencia – Campo de Carabobo), justo al frente.

De los doscientos treinta y cinco empleados, se fueron doscientos treinta y uno. Quedaron dos horneros. Uno de mantenimiento, un vigilante interno y un servicio privado de seguridad.

A las dos y media de la tarde el gerente volvió a llamar: ‘Se corre el rumor de que del barrio cercano van a venir a saquear Productos Amadio’.

Mi hermano en la finca, fuera de cobertura. Mi primo en otra finca, fuera de cobertura también. Sin otra opción, sola, tuve que asumir el mando. Hice unas llamadas y logré hablar con la GNB, al mismo tiempo que trataban de controlar saqueos a comercios chinos en Naguanagua. Me dijeron que estarían pendientes, que no me preocupara.

Llamé al vigilante, ‘González, no oponga resistencia, no arriesgue su vida. Si la gente trata de entrar, les dice dónde está la cava de producto terminado, la de las mortadelas, para que vayan directo y las abre’.

En ese momento había ochenta y cinco mil kilos de producto. Producimos veinte mil kilos diarios (seiscientas toneladas mensuales) pero por las protestas de esos días, los distribuidores no habían querido exponerse al saqueo de camiones y se había acumulado la producción.

Pensé sacar todo y ponerlo en unas mesas. Para mí un saqueo es un pueblo con hambre y me pareció que lo prudente era no arriesgar la empresa ni los empleados y que se llevaran la comida. Pero no logré comunicarme con mi primo ni con mi hermano y las decisiones son familiares.

Pensé en mandar un motorizado al barrio y decirles que les estábamos regalando todo para así evitar el mal rato. Solo fue una idea. No lo hice. Lo vi desde lo humanitario. Saciar el hambre y proteger mis instalaciones. Era solo abrir dos santamarías.

‘¡Señora Betty, viene la gente, viene la gente!’

A las nueve de la noche entraron. González les dejó pasar y fueron directo a la planta. De allí se llevaron materia prima de las cavas congeladoras, producto cárnico no terminado, no apto para el consumo todavía. Jamones y mortadelas en moldes que debían entrar al horno, crudos.

Hubo una epidemia de diarrea en la zona después de los saqueos.

Treinta minutos después vino la GNB y la gente por donde entró, salió. Situación controlada.

A las once de la noche, la gente volvió. El de mantenimiento y el vigilante escondidos. ‘Sra. Betty, ayúdeme a salir de aquí’, me escribía el de mantenimiento por mensajes de texto.

Entraron por un boquete que abrieron en el baño de los trabajadores, porque esa pared da al barrio.

Yo me moría por estar allí y no en casa.

Hicieron destrozos. No pudieron abrir la cava de producto terminado. Moldes regados, perniles en el piso, maquinaria rota. A las oficinas solo les rompieron algunos vidrios.

3 de mayo

bettyamadioxrobertomata-6924

Betty Amadio retratada por Roberto Mata

Toda la mañana estuvimos evaluando los daños, recogiendo y limpiando. Yo pensé que los saqueos eran así, un día y ya.

Mientras tapábamos el boquete del baño, hombres, mujeres y niños se asomaban y decían ‘tranquila, que eso lo volvemos a abrir ahorita, no te esfuerces mucho que te lo vamos a volver a tumbar’.

Mi hermana, suspicaz, decidió sacar algunos CPU de las oficinas por si llegaba a pasar algo más, de manera preventiva.

A las tres de la tarde entraron mil personas. Cabecillas, mujeres, señoras, señores, niños. Chocaban unos con otros al pasar las cortinas plásticas que están en las cavas para evitar que el frío salga. Los niños salían abrazados a un jamón y las madres lo celebraban. Un trofeo, el haberlo sacado de acá.

La GNB mandó dos tanquetas, pero antes de eso se llevaron botas, cuchillos, partes de los molinos, computadoras, todos los productos terminados, pocetas, lavamanos, todo el servicio médico de los trabajadores, las cocinas y sillas del comedor, uniformes, fécula de yuca, harina de trigo, pimienta, sal, repuestos, las tripas rotuladas de las mortadelas, bloques, cemento, teléfonos, guantes, cubiertos, el contenido de los lockers de los trabajadores, los cauchos y baterías de todos los carros, camiones, jaulas ganaderas, camiones cavas, y la ambulancia de la compañía.

No se llevaron la camilla.

La GNB logró sacar a la gente y se retiró. Dijeron tener otras situaciones que atender.

Volvieron a entrar.

Arremetieron contra las oficinas, rompieron todas las ventanas, las puertas, los portarretratos, las fotos de los nietos. Se llevaron el maletín de mi papá, que desde su muerte hace dos años, me acompaña al lado de su escritorio, que es el mío ahora. Eso me hizo llorar.

Dejaron chancletas, chancleticas, chancletotas regadas por todos lados. Se las habían quitado para ponerse las botas y no resbalarse en el desastre que habían hecho.

4 de mayo

Los vigilantes privados se llevaron lo que no se había llevado la gente.

El setenta por ciento de nuestra producción es para zonas populares. Quienes nos saquearon comían nuestra mortadela. Ahora no hay.

Si mi papá hubiera estado acá, me habría dicho ‘esto no es nada comparado con lo que yo viví en la guerra’ (Segunda Guerra Mundial). Me hubiera dado fuerzas.

Mi papá, Tomasso Amadio, llegó de Italia por el Puerto de La Guaira en el año 1950 con 20 años y un pasaporte de campesino, que no lo era. Terminó en Valencia trabajando de albañil hasta que logró un empleo en una carnicería, depostando. Se convirtió en el encargado, luego en el dueño, y finalmente cumplió su sueño: montar una fábrica de embutidos.

Yo creo en los decretos. Cuando me secuestraron (2003) yo dije el día que me iban a liberar y así fue, 40 días exactos.

No hay nada más peligroso que un italiano con un proyecto bajo el  brazo y así crecí yo. Mi papá estaba agradecido de estar del lado de los que pueden dar y no de los que tienen que pedir. Su lema era: trabajo, trabajo y más trabajo.

Ahora me toca demostrar si aprendí o no.

Tenemos una póliza de seguro, pero no paga hasta que estemos operativos nuevamente. Así son las letras chiquitas de los seguros.

Decreto que el jueves 13 de julio de 2017, día del cincuenta aniversario de Productos Amadio, comenzará la producción de nuevo”.

***

Betty Amadio, 47, Médico Veterinario de la Universidad Central de Venezuela.

LEA TAMBIÉN: 

reinaldo-portada

estoy-llorando-seco-roberto-mata-1

mama_pedro-es-aquien-arrollo-robertomata

portada-te-duele-mucho-el-pecho-2

me-hace-falta-su-desorden-1

2

Roberto Mata 

Comentarios (60)

rafael ollarves
1 de junio, 2017

Estamos dañadísimos como sociedad… Que triste. Pero a la vez esperanzador ése ánimo del recuerdo del ejemplo del padre. No se rinda.

Ivan Tirado
1 de junio, 2017

Luego de llevarse los productos terminados, las partes automotrices vendibles, y todo lo que podían cargar.

Volvieron a entrar.

Arremetieron contra las oficinas, rompieron todas las ventanas, las puertas…[…]

Por qué la maldad y el resentimiento???

Insisto, eso es culpa del discurso gobiernero desde que Chavez ganó, ESE es EL LEGADO del comandante!!!

isabel
1 de junio, 2017

quisiera decir muchas cosas, desde la actitud de las madres de niños saqueadores, pasar por la GNB hasta llegar a sus empleados y ni que decir de las letras pequeñas del seguro, todo un tema que se debe abrir en la nueva Venezuela. Prefiero referirme a usted y su amor por este país que cobijó a su padre y le dejó la enseñanza del volver a comenzar, No es nada fácil se necesita fortaleza y mucha resistencia, creo que usted encentró la mejor forma de decir “no te dejo lo que contrabajo me gané”

Federico
1 de junio, 2017

Qué entereza! Cualquiera desistiría, pero hay que tener mucha entereza para haber visto todo eso repetirse por varios días y aún así apostar a continuar y levantarse.

pedro vegue
1 de junio, 2017

Le deseo exito que seguro lo tendra, se pudieron llevar cosas todas recuperables, pero lo que no pudieron arrebatarle fue sus valores y vision inculcada por su padre, los paises los construyen personas como ustedes, sigan hacia alante nadie podra contra sus principios y vocacion de trabajo, este episodio los fortalecera yo me comprometo a cuando pueda consumir uno de sus productos animo y felicitaciones a todo su grupo familiar

Elsa Este
1 de junio, 2017

Triste escrito, Sr Roberto Mata. No sorprende nada el accionar de la gente pobre pero no honrada. Conmueve y emociona la actitud de la Sra Amadio ante su presente desgracia. Y como siempre estamos perplejos en un país que se desmorona paulatinamente, ante nuestros ojos. Nos queda convocar el coraje, y la valentía para enfrentar lo que tenemos.

Lolimar Colmenares
1 de junio, 2017

Estoy tan triste y decepcionada. Nos han cercado por todos lados,ya el pueblo no puede más.

Andreina Gómez
1 de junio, 2017

Estoy segura Sra. Betty que la gracia infinita de Dios estará de su lado y pronto logrará poner en marcha su Empresa y brindar un mejor producto al mercado venezolano. Por su parte quienes se hicieron eco del Saqueo estarán hoy celebrando su festín pero la justicia de Dios es precisa, y no disfrutarán para siempre…. La pereza mental no los dejará ser prosperos y mucho menos libres.

Inginio Roa
1 de junio, 2017

Te felicito Betty Amadio, no por lo que te pasó, sino por ser una mujer esforzada y valiente, y por tu fe para seguir adelante. Betty, la palabra de Dios dice: Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.Proverbios 16:3 Biblia NVI. También dice: El dinero mal habido pronto se acaba;quien ahorra, poco a poco se enriquece. Proverbios 13:11 Biblia NVI. Y para los que te saquearon Dios dice: ¡Ay de ti, que has llenado tu casa con el producto de tus robos, para ponerte a salvo de todo peligro! De ese modo has cubierto tu casa de vergüenza, y has causado tu propia destrucción al destruir a numerosas naciones. Habacuc 2:9-10.Biblia DHH. Es terrible lo que les va a pasar a las personas que roban lo ajeno, ellos mismos se echaron encima una maldición. Eso que ellos hicieron es pecado y la paga del pecado es la muerte y muerte en el infierno. Qué terrible para ellos. Betty, Ponga toda su fe y esperanza en Dios y veras los que Dios te va a dar. Que Dios te bendiga.

isael chacon
1 de junio, 2017

Yo tuve la suerte de trabajar con esos burros y me disculpa la expresión , pero es que esos señores eran unos burros para trabajar, he trabajado con muchos europeos y todos contaban esas historias verdaderas donde solo se sale de la pobreza es trabajando y no quitandole nada a nadie, porque una cosa es ser pobre y otra ser miserable, usted saldrá adelante porque lo lleva en la sangre, toda la gloria sea para Dios alabado sea su nombre.

luisa landaeta
1 de junio, 2017

Valiente mujer, un ejemplo para todos los venezolanos. Así han sido casi todos los inmigrantes que tanto dieron al desarrollo del pais. Aunque no la conozco la admiro y le envío mi palabra de aliento. Mucha fuerza y que tengan éxito. Adelante!

Pasante
1 de junio, 2017

que arrech… legiones de malandros nos seguirán infectando… se reproducen con mas celeridad. levantará su fábrica y en lo que pueda se va. también está la lección de que su papá se fué un día de otra tierra.. este país no se levanta ni en 3 generaciones. lo siento así.

Consuelo Moros
1 de junio, 2017

Recuerden lo ocurrido con el caracazo, en el centro comercial La Florida, arrasaron con todo. En un negocio de venta de mascotas, reventaron vidrieras y todas las peceras, los peces murieron en el piso así como tortugas y otras tantas mascotas de ese lugar. Todo por maldad, por destruir. Eso es salvajismo. Admiro la buena voluntad de la gente y su espiritu de colaboración, pero ante una jauria humana no hay contención. Quizás la educación y rescate de valores…No se.

Elena
1 de junio, 2017

Betty Estas en mis oraciones para que Papá Dios y la Virgen de Coromoto les de la fortaleza a ti y a tu familia para seguir adelante.

Estoy más que segura que esta pesadilla que vivimos terminará.

Las buenas personas, que son trabajadoras y honestan reciben a cambio miles de bendiciones.

Animo!! DTB

Brother Full
1 de junio, 2017

Sra. Betty

Su Padre, Tomasso Amadio, la protegerá y la inspirará desde el cielo. Dios la bendiga

Silvia
1 de junio, 2017

Cuando cayo Perez Jimenez tambien se dieron saqueos. Recuerdo que mi papa, venezolano descendiente europeo, salio a la calle y se paro sobre un pilar o murito y comenzo a regalar banderas de Venezuela gritando “Viva Venezuela”. La multitud no entro a saquear el negocio. Por que no? Eran otras epocas cuando el pueblo no pasaba hambre y tenia servicios de salud completamente gratis y con los mejores medicos, gracias a un petroleo bien invertido. Las personas celebraban el fin de la dictadura, porque lo que uno mas ansia, es la libertad y la justicia.

Zayda
1 de junio, 2017

El trabajo futuro sera arduo con un plan educativo para la producción y la valorización de si mismo.

Olga Diaz
1 de junio, 2017

Despues de leer esto pienso,los pueblos tienen el gobierno que se merecen. En el año 1992 cuando observábamos por la ventana los saqueos y mi pequeño me dijo vamos a buscar nosotros también algo, le expliqué que tomar lo que no nos pertenece es robo y yo no quería en mi casa nada que fuera robado. Ojalá los padres no dieran mal ejemplo a los hijos.

Eduardo
1 de junio, 2017

Fuerza y fe, Betty. Mi bisabuelo llegó de las islas canarias con dos cajas de zapato amarradas con una cabuya. En una un yunque, martillo y una bolsita de clavos por su oficio de zapatero. En la otra dos mudas de ropa interior y dos camisas. Al igual que tú me niego a entregarle a mis hijos una Venezuela que no sea mejor que la yo heredé a punta de sudor, sacrificio y esfuerzo. Ánimo guerrera: Nunca es mas oscura la noche que cuando está a punto de amanecer.

dennesys lugo
1 de junio, 2017

amen amiga, así sera en el nombre del padre, Hijo y Espiritu santo.

Luis Cabrales
1 de junio, 2017

esto debe terminar pronto. y que familias como estas Trabajadoras por decadas. puedan disfrutar del fruto de su trabajo. y se multipliquen esta empresas familiares. por todo el País eso es lo que nesecitamos. c

Pedro duque
1 de junio, 2017

Eso es muy cierto. Tomas amadio era un hombre muy trabajador el practicamente llego a venezuela al igual qur mi abuelo lamentablemente yo me fui de venezuela como muchos venezolanos es comico y triste a la vez en mi familia mi abuelo emigro de espana a cuba antes de la guerra civil espanola y despues salio de cuba por el comunismo y yo sali de venezuela por la misma razon.

eduardo
1 de junio, 2017

Señora Betty Amadio: al terminar de leer su narrativa pensé que voy a tomar la frase de su señor padre para mí:

“gracias Dios por dejarme del lado de los que pueden dar y no de los que tienen que pedir”.

Mis deseos porque se cumpla su DECRETO.

Saludos eduardo valera

fernando montoya
1 de junio, 2017

De algo estoy convencido. Cuando ésto cambie, la recuperacion economica no ha de tardar mucho…en menos de tres o cuatro años tendremos otra realidad. Las componendas politicas se concretaran en breve plazo. Pero el odio, la maldad, ese desprecio visceral que se metió en el pecho y corazon de los seguidores del engendro, eso si va a ser bien difícil de erradicar…. Esa escuela si prosperó….y los maestros actuales son peores !!!!

alfredo brando
1 de junio, 2017

sra betty mi respecto y la felicito por su tenacidad debe dar dolor y tristeza ver el esfuerzo de años de sacrificio acabado en medio dia , siempre me lo he preguntado acaso lo saqueo son por hambre ? romper y destrozar lo que no pueden llevarse eso se llama vandalismo puro, robarse maquinaria equipos laptos computadora señores eso no es hambre es robo descarado pero usted seguro estoy va a reabrir su fabrica el dia que lo decreto pero esas personas que les saquearon robaron y destrozaron su empresa van a seguir con su miseria de espiritu y de almas dios la bendiga y para adelante

Maeco Castillo
1 de junio, 2017

Para salir de esta era de oscuridad están de sobra los políticos y “lideres”. Lo que necesita el país es un ejército de luchadores como Betty Amadio, que tienen al trabajo como un valor fundamental y sacan fuerzas de la debilidad y no se doblegan ante nada.

Luis Manuel
1 de junio, 2017

Necesitamos mas mujeres como tu, valiente, definitivamente eres mi tipo de mujer ideal… avanza firme energica con los valores que te dio tu padre…

Gerardo Wilhelm
2 de junio, 2017

Amén Betty, con el favor de Dios saldrán adelante, el siempre está del lado de los justos. Espero leer tu próximo artículo de cómo fue la reapertura, saludos.

Carmen Mata
2 de junio, 2017

Eso lo que produce es tristeza. La gente hace fiesta de lo que nada les cuesta, en eso se ha convertido esta población, y eso no tiene otro nombre que delincuencia.Admiro la valentía de esta señora. Y Dios le ayude en continuar en esa recuperación de su empresa

Merys Alcala
2 de junio, 2017

No fue facil lo que viviste Betty. Fuistes muy valiente al enfrentar a esta gente dañada producto del hambre y necesidades basicas ocasionadas por este gobierno, pero sera peor si no se va este gobierno. Renaceremos de las cenizas como el ave fénix y veras que sera mas prospero tu negocio familiar.

freddy piña
2 de junio, 2017

animo señora , no es esto lo que necesita el país , la barbarie y la delincuencia son las áreas donde nos ha llevado este relimen , toca a los venezolanos de bien rescatar los valores perdidos así construiremos la nueva Venezuela , decretemos la muerte del popularismo , donde se regalan las cosas sin hacer esfuerzo alguno. Esta situación esta de paso . tenga mucha fe .

Yubiri Peraza
2 de junio, 2017

Ese es el legado de Chavez, odio, resentimiento y envidia. En lugar de imitar a los inmigrantes, que se forjaron su futuro y fortunas con su dedicación al trabajo. Con mucha vergüenza, le pido disculpas por estas acciones de estos malandros y confío en Dios, que con ese tesón, propio del pueblo europeo, usted logrará levantar de nuevo la herencia de su padre, quien desde el cielo la bendice y protege. Con la esperanza de que pronto saldremos de éste régimen dictatorial y oprobioso y se reconstruira’ la Patria de nuevo, con la ayuda de empresarios como usted.

susana
2 de junio, 2017

Señora Betty, éste es un país fallido. Usted y su familia deben irse para sobrevivir. Cualquier lugar de Europa, es más seguro que Venezuela. Piense en sus hijos

Miguel Cimino
2 de junio, 2017

Espero de todo corazón Sra Betty que el 14 de julio de este año, pueda leer que su empresa inicio operaciones nuevamente.. Dios la bendiga

NANCY LÓPEZ LINARES
2 de junio, 2017

Que todos los ángeles digan amén yen Julio veamos, esa y muchas otras empresas operativas y vía al Progreso

Pedro R Chacon T
2 de junio, 2017

¡Y DIOS DIRÁ AMEN…!! Ustedes van a volver a abrir esa planta procesadora de embutidos y van a cobrar el seguro, lo sé. Además con el esfuerzo por delante van a surgir aún más. Porque son gente de trabajo. Les doy una sola sugerencia. Tan pronto puedan, muden su empresa de ese sector a una zona o región que por razones operativas este alejada de la población. Esa gente de esos alrededores, no merece que ustedes les den empleo. Es una comunidad que NO es agradecida. Ustedes deben volver a empezar, pero cuando esten en desarrollo pleno. Vayánse. Serán bien recibidos en otras zonas. Mucho éxito y que Dios y la vida les retribuyan tanta mala experiencia.

Jorge Suarez
2 de junio, 2017

Dios te proteja te Bendiga, este articulo me levanto la moral para seguir luchando por mi pais….

Mart
2 de junio, 2017

Que bella!!! Esa es la actitud. El país se construye trabajando no llorando ni quejandose

Reina Teresa Ascanio Hermoso
2 de junio, 2017

Eres una Guerrera de Luz, lo que levantó tu padre, fue cedido a otros más necesitados y lo volverás a levantar en el tiempo en que lo has decretado, así se escribió en el universo y así se te cumplirá aquí en tu tierra. Lo que Dios quita es porque vendrá a ti multiplicado; él sabe mover a sus ángeles terrenales y a ti te tocó servirle… Somos sus herramientas que mueve como el ajedrez. Alabado sea el Señor de Señores, Rey de Reyes.

Marisol
2 de junio, 2017

Cuando yo era pequeña siempre se oyó en mi casa POBRE PERO HONRADO, para mí significaba no tomar nada que no fuera de uno, que la única manera de hacerme de lo que quería era como decía su padre TRABAJANDO TRABAJANDO Y TRABAJANDO, el deterioro social de este país como resultado de la falta de inculcar valores esta destruyendo el país y recuperarlo será un duro trabajo. Dios le abrirá los caminos para que arranque de nuevo y sea muy próspera y productiva

Gabriel C.
2 de junio, 2017

Enorgulleces a tu familia y a tu herencia, y sobre todo enorgulleces a este país de tener gente como tu.

Ricardo Pereira
2 de junio, 2017

Solo me quiero quedar con lo bueno, admiro su actitud, su entereza. Su nensaje cala en todos aquellos que sabemos que esto pasará y es nuestra responsabilidad levantar este pais y hacerlo grande que siempre debio ser..

Irwin Castro
2 de junio, 2017

“Decreto que el jueves 13 de julio de 2017, día del cincuenta aniversario de Productos Amadio, comenzará la producción de nuevo.” ¡Amén!

Waleska
2 de junio, 2017

De corazón espero puedas reabrir tu empresa, te cancelen el dinero correspondiente por el seguro y sigas teniendo éxito. Admiro tu fortaleza, entiendo el horror y también el valor emocional que tienen las cosas pequeñas de los que ya han partido. Un abrazo a la distancia y bendiciones para ti y los tuyos.

Karen
3 de junio, 2017

Amén amiga en el nombre de Dios así será, excelente y Bravo por ese ánimo y fuerza que además contagia

Rosa
3 de junio, 2017

Es de valientes volver a levantarse señora Betty..Dios le va permitir a volver a surgir en su negocio solo por el hecho de que usted lo quiere hacer….Éxitos en todo sus movimientos

Mirta Bastidas
3 de junio, 2017

Mis hermanos y Yo somos de humilde origen muy muy humilde, pero se nos inculco que lo que no es tuyo no lo es ni que lo necesites. Puedo ver un camión volcado en una carretera y ni por un instante se me ocurrirá tomar una sola pieza de este. No es mío simplemente, puedo estarme muriendo de hambre y prefiero meterme a trabajar de interna (que lo hice) así crié a mis muchachos e hice mi linda casa no me ayudó el gobierno ni un marido. Lamentablemente estos son tiempos de oscuridad donde se puede ver maldad y desorden por doquier. No veo luz al final del túnel lamentablemente.

Yvan Chacon
3 de junio, 2017

que gallardía y fortaleza, mujer ejemplar que Dios bendiga su negocio y la prosperidad abunde en su familia , gracias por inspirarme a seguir apostando por este país a pesar de las dificultades.

Lisbeth Jones
3 de junio, 2017

Leer su historia me devolvió al año 89 el el saqueo de Calzados Pocholin. Ellos estaban en la esquina de mi casa. Fue horrible ver como usted como acababan con el sueño y el trabajo de muchos. Apoyo con buena vibra su decreto, pero difiero de las razones por la que fue atacada. No es hambre es MARGINALIDAD MENTAL, ODIO Y RENCOR. Y sabe por qué? Porque quien no se esfuerza a través del trabajo y el estudio, no comprende el valor de eso. Felicito a sus empleados fieles que estuvieron a su lado, conservelos son parte de su familia laboral. Y que Dios la cuide siempre, Venezuela necesita de su ímpetu y esperanza. Mi papá al igual que el suyo llegó a esta tierra huyendo de la tragedia y haciendo o tratando de hacer algo mejor. No desmaye. El legado de su papá continuará con ustedes.

irwin carrillo
3 de junio, 2017

Estamos en una sociedad, donde el mas pobre cada dia es mas pobre y un gobierno que solo se preocupa por mantenerse en el poder como sea. La vida me ha enseñado que si uno cae debe saber levantarse y ud es muestra de eso, ESTA NACIÓN LA HAN FORMADO INMIGRANTES QUE LLEGARON CON MUCHAS ILUSIONES Y SUEÑOS, la felicito y se que lo que decreto se hará realidad, yo también creo y decreto que Dios actuara y hará justicia sobre nuestro país. mas temprano que tarde nos levantaremos en LIBERTAD.

Irma Sánchez de Díaz
3 de junio, 2017

Sra. Betty, que firmeza, creo que se trae en lo genes de nuestras familias, nuestros antepasados,valiente mujer y más por querer empezar de nuevo su Empresa, yo lo que siento, es mucha pero mucha tristeza, al ver que la misma gente del barrio saqueo el negocio de donde se producian los alimentos que ellos se llevaban a la boca,se ve que su padre le inculcó grandes valores, como es caerse y volverse a levantar, las veces que sean,ojalá todo sea para bien, ya se que al escribir esto, ya tiene su fábrica abierta de nuevo, solo le deseo lo mejor, y que la gente de ese barrio, aunque sea uno se acerque a pedirles excusas, porque tener hambre, no es destruir, como hicieron, robarse las computadoras( eso no se come), yo si siento por todo lo que pasó y le deseo todo lo mejor del mundo, y todo sea por nuestra amada Patria. Es todo.

Irma Sánchez de Díaz
3 de junio, 2017

PENSÉ, que la fecha de abrir la Empresa de nuevo, era en junio, es el 13 de julio, aniversario de su querido PADRE, le deseo nuevamente lo mejor de lo mejor. Es todo.

Henry Espinoza
4 de junio, 2017

Quedé verdaderamente conmovido por el relato de la empresa que saquearon. Yo soy de los que cree en el esfuerzo para lograr los sueños y me alegro cuando veo personas que vienen de abajo, se esfuerzan y logran sus sueños. En los últimos años he conversado con algunos venezolanos que tienen una gran fijación en los que triunfan porque según ellos solo los explotan, pero no se ponen en el lugar del empresario, más aún cuando es sabido por todos que las empresas expropiadas y entregadas “AL PUEBLO” no sobreviven, pero como hacer que ese pueblo convertido en estampida de búfalos detenga su carrera, cuando se le ha hecho ver que los que triunfan, estudian y salen adelante son perversos… Cuando he conversado con el llamado pueblo, ese señor o señora que no busca la manera de darle más y mejor educación a sus crías, por el contrario lo que busca es dejarle como legado:Ira, envidia entre otras. Me identifico con el caso de la muchacha de la empresa de embutidos porque mis padres fueron bien humildes pero me dieron buena educación y me inculcaron que hay que esforzarse para obtener triunfos.Tenemos ahora que ponernos a trabajar por reconstruir una sociedad enferma pero que sanará más pronto que tarde.

carmen
4 de junio, 2017

muy triste lo sucedido, pero más allá del loable gesto de abrir de nuevo y dar homenaje a la memoria de su padre, mi recomendación es que no abra, el título se lo dice todo, se lo volverán a tumbar, su racionalidad no entiende la irracionalidad de quienes le saquearon, sea estratega y espere el mejor momento para abrir, calcule el impacto de una segunda arremetida, es mejor pensar en frio aunque suene poco humano ahora, el mejor homenaje es triunfar, el 13 de julio la gente tendrá más hambre y verán que les ha puesto más comida fácil, lo siento pero intento ayudarle, al oponente hay que entenderlo, si la oposición hubiese entendido hace años contra quien realmente se enfrentaban no hubiésemos llegado a esta situación ahora. Lo mejor para ud.

Joeif Duroim
4 de junio, 2017

Porque el país será refundado gracias a la fuerza y la visión de señoras como Betty Amadio. Mi reconocimiento a su esperanza, que es mucho de lo que se necesita para salir de esta mala fase que atravesamos.

gerardo barboza
5 de junio, 2017

amen, te deseo lo mejor, sigue con ese ahinco esfuerzo que te dejo tu padre.

Leopoldo Betancourt
5 de junio, 2017

Bravo Betty asi se habla y se hace. Deseo que tu y tus hermanos juntos logren reconstruir lo hecho por tu papa y por todos uds. Adelante y Foŕza Venezuela

Lisbeth
5 de junio, 2017

Sra. Betty, entre lágrimas leí esta historia. Primero eran de tristeza, a medida que avanzaba la lectura se transformaron en lágrimas de admiración y agradecimiento, un profundo y sentido agradecimiento a Ud y su familia.

Cada día admiro más a los empresarios capaces de crear fuentes de trabajo dignas.

Dios los bendice y cuida.

Betty Amadio
24 de junio, 2017

Caramba! GRACIAS! Nunca imaginé el alcance de este artículo. Gracias Roberto por resumir tan bonito nuestra conversación, más bien monólogo, de ¿3 horas? O más! Agradezco Inmensamente a todos por sus comentarios llenos de buenos deseos, buena vibra y bendiciones… Amén! Gracias por apoyar mi decreto personal. Quiero que sepan que no guardo rencor hacia ninguna de las personas que hicieron esto, tampoco las justifico! He aprendido (de una manera muy dura por cierto: fui víctima de secuestro y, unos años después, fue secuestrada mi madre, rescatada por el GAES a los 9 días) que “Para verdades el tiempo y PARA JUSTICIA DIOS” Les recomiendo que siempre BUSQUEN EL CAMINO DEL PERDÓN! Es muy difícil pero es lo único que nos devuelve la paz. Con respecto a Productos Amadio sepan que estamos trabajando para reconstruirla, echándole pichón para reiniciar operaciones. Tarea difícil, pero haciéndolo con Fe, con pasión, con mucha energía y el compromiso de no quedarles mal! Gracias a todos!!!

Denny Luna
25 de junio, 2017

Historias, viéndolas en tiempo futuro, tragedias viéndolas en tiempo presente, pero que no pueden pasar por debajo de la mesa, con los hechos y personajes, protagonistas de como una equivocación masiva, de pueblo engañado, puede llevar a nuestra propia destrucción, pueblo de valores intermitentes o maleables, de acuerdo a la gravedad de la situación. Historias que posiblemente se repetirán en tiempos lejanos, para cumplir inexorablemente con la frase que reza “Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores”-Paul Preston. De ahí la importancia de plasmar en letras los hechos que hoy protagonizamos los venezolanos, debido a esa gran equivocación llamada “revolución”, que nos responsabiliza a todos y nos conmina a actuar en lo adelante con pie de plomo, estableciendo equilibrios sociales y trabajando reforzadamente en la reconstrucción. “Dicen que la historia se repite, lo cierto es que sus lecciones no se aprovechan”-Camille Sée.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.