Ínsulas extrañas

Neoautoritarismos, por Antonio López Ortega

Por Antonio López Ortega | 1 de Noviembre, 2012
4

Mucho nos tocará reflexionar sobre los lustros penosos que estamos viviendo, porque finalmente la agresión contra la institucionalidad democrática ha sido considerable. Los cambios constitucionales, la alteración de los períodos presidenciales, la nefasta resurrección de la reelección, la cooptación de los poderes públicos, la vuelta al estatismo más centralista, un diseño económico hiperrentista, nos devuelven a períodos que creíamos superados y nos acercan al borde del quiebre del sistema. Los neoautoritarismos que ya vienen siendo estudiados con mucho cuidado en las últimas décadas han sabido reemplazar a las viejas dictaduras resguardando los revestimientos democráticos (las puras formalidades) para horadar desde adentro y pervertir las esencias. Bajo los neoautoritarismos el entramado legal se usa para castigar a disidentes, censurar a medios o acabar con empresas. Todo signo de diferencia o resistencia política es blanco de ataques, siempre bajo la nueva “legalidad”. La toma de los registros, donde la sociedad toda deja huella de sus transacciones e intercambios, es lugar idóneo para controlar, impedir o prohibir. Nunca habíamos tenido un Estado tan interventor, que mete sus narices hasta en los designios más efímeros.

El formato neoautoritarista, que cuida las formalidades democráticas pero subvierte la Democracia, puede pasar inadvertido ante el ciudadano común. Pero que desde la tribuna intelectual se le defienda bajo etiquetas como “socialismo del siglo XXI”, después de todas las perversiones vividas en el siglo XX, no deja de ser una ingenuidad imperdonable. Que el intelectual de hoy se deje seducir por cantos de sirena, sin ejercer su rol vigilante o crítico frente a toda forma de poder, conforma un grueso expediente de ineptitud, por lo demás difícil de tragar. Cuando se pueda alcanzar un balance de cuentas ya vendrán las escandalosas cifras de corrupción, muy superiores a las de cualquier gobierno democrático, y también el lastre de los neoconceptos de soberanía, en los que la industria petrolera se le entrega a China y los registros civiles a Cuba.

Las palabras son las verdaderas convalescientes de todo régimen neoautoritarista. Y lo son porque con ellas se miente, se falsea, se hacen promesas falsas. También con ellas se insulta, se rebaja, se humilla. El otro, el diferente, el que piensa distinto, se reduce a la condición de enemigo, de paria, de traidor. Curioso que los poetas que le cantan a la Otredad –ese neologismo que hicimos nuestro desde nuestras lecturas de Antonio Machado– abracen en el campo político a voceros o líderes para quienes la Otredad es poco menos que la escoria.

Antonio López Ortega ... ... ...

Comentarios (4)

Alfredo Ascanio
1 de Noviembre, 2012

El majunche,el capitalismo salvaje,la burguesía,la constitución moribunda,todas son palabras para quebrantar al opositor,y en el único país que se utilizan es en la Venezuela actual.

maría alvarez
1 de Noviembre, 2012

verídico y contundente lo escrito por el señor lópez ortega pero al menos eso es una gran ventaja que, lamentablemente, tenemos todos o sea, si verdaderamente estamos en una dictadura férrea y marrana (como la que sí vamos a tener con los años si seguimos permitiendo blandenguemente que el abusadorsito cercano al oeste caraqueño lo siga haciendo por cuenta gotas)no tendríamos ni pizca de oportunidad para expresarnos como lo hacemos hoy día y desde hace 14 años..ese es el gran problema, nos apreta poquito a poco con el alicate del miedo, las rositas, los margaritos, instaurando dizque salones de belleza como el inaugurado hoy por la señora varela(¿¿¿¿????), la piedrita con su mini-haciendita en las cercanías al museo militar, expoliando con uñas largas y sucísimas o sea, no pago nada de lo que quito a los demás, conindustria se hizo oír a las 48 horas del descarado robo, perdón digo situación inaceptable en sidetur…y acá seguimos leyendo buenos artículos relacionados con nuestra triste realidad y muchos nos preguntamos el por qué se le dió muy poca difusión hace 3 días en la prensa sobre la visita de militares venezolanos retirados al tribunal supremo de justicia buscando que se invalide (así lo entiendo) el actual ejercicio presidencial del señor chávez pues, según no recuerdo qué artículo de la constitución nacional prohíbe a militar en ejercicio el estar ocupando la sillita de miraflores..encima de la absurda anomia colectiva que tenemos, igual sigue vigente algo muy español: EL QUE ABUSA ES PORQUE SE LE PERMITE!!

María Carnicero
2 de Noviembre, 2012

Cuidado con el desaliento Cuenta la historia que un día, el diablo decidió retirarse de su actividad y vender sus herramientas al mejor postor. Cuando llegó la noche de la venta, tenía preparado todo su material, que por cierto, era un lote siniestro: odio, celos, envidia, malicia, engaño… y todo lo malo que puedas imaginar. De entre todas las herramientas había una muy gastada, como si hubiese sido usada muchísimas veces. Sin embargo, era más cara que el resto de las herramientas. Alguien le preguntó al diablo, cual era esa herramienta tan cara. “desaliento” fue la respuesta. ¿Por qué su precio es tan alto?, siguió preguntando. Porque esa herramienta, respondió el diablo, es la más útil de todas, con ella puedo entrar en la conciencia de las personas y una vez dentro, por medio del desaliento, puedo hacer de esa persona lo que se me antoje. Está muy gastada, porque la uso con casi todos los seres de este mundo. A pesar de la explicación y de ver la gran utilidad de esa herramienta, nadie la pudo comprar, porque el precio del desaliento era muy alto. Esa es la razón por la que aún sigue siendo propiedad del diablo. El desaliento es uno de los estados de ánimo contra el cual es indispensable fortalecerse. Nos desalentamos con las situaciones económicas, laborales, familiares, con el fracaso, con el engaño, con la mentira, con el desamor… Debemos mantenernos alertas contra el desaliento. Si hay un tropezón o una caída no hay que rendirse. Cada día podemos empezar otra vez desde el punto más alto. “Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible”. San Francisco de Asís. http://www.frasesypensamientos.com.ar/

Armando Chaguaceda
2 de Noviembre, 2012

Imperdible la crítica del cierre a tanto intelectual que vive de cónclave en cónclave al amparo de becas estatales y cantando a la emancipación en abstracto mientras al lado se vulneran los derechos de propios y ajenos…saludos al autor

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.