Blog de Roberto Mata

Mami, ¿le puedes decir al señor que se vaya?; por Roberto Mata

Por Roberto Mata | 15 de diciembre, 2016
Fotografía de Roberto Mata

Fotografía de Roberto Mata

—Mami, ¿le puedes decir al señor que se vaya?

Esa fue la primera frase que te escuché, tenías poco más de dos años y me fui. Te hice caso, todavía lo hago, aún más hoy en día. Aunque no me haya ido del todo.

Así empezamos tú y yo. Así quiero terminar, haciéndote caso.

Ahora te vas tú y no sé qué hacer.

Es la vida la que dijo que vas a otro país, a otra cultura, a otro todo y me reclamo: ¿lo hice bien? ¿Te espanté? Quizás no te di ese sentir venezolano tan malversado en ocasiones, pero fundamental para mí.

Y me pregunto por lo que dejé de enseñarte, si es que acaso tuve algo que transmitir, y estoy seguro de que en el balance recibí más de lo que te di.

Oigo Gorillaz porque tú y tu hermano me enseñaron a hacerlo. Entiendo que la ciencia es algo importante porque tú lo consideras. Acepto la ponderación desde que te conozco. Aprendí a escuchar con paciencia tu hablar pausado porque me bajaste las revoluciones. Acepté tu pelo largo como un único acto de rebeldía.

Hace poco la vida se me puso chiquita y, ante todo un círculo de amistades imperecederas, sólo fui a ti.

Estoy empezando un raro proceso, quizás prematuro, de querer poner en tus manos no sentimientos, pero sí decisiones, y lo hago desde el egoísmo puro y genuino. No me avergüenzo. Y te consulto y te pregunto todo porque creo en ti.

No te escribo acerca del éxito que te deseo porque es inútil, eso está garantizado: eres un tipo superior y tengo testigos. Solo te pido perdón por lo que no hice bien en estos 16 años

Hoy cumples 18 años y te pido renovar el contrato.

Fotografía de Roberto Mata

Fotografía de Roberto Mata

Suscríbete al canal de Prodavinci en Telegram haciendo click aquí

Roberto Mata 

Comentarios (9)

Kathleen
15 de diciembre, 2016

¡Ay, Roberto! Hermoso texto.

oscar
15 de diciembre, 2016

Muy valiente, siempre es acertado ser sincero con humildad, respeto y amor.Éxitos en su pretensión.

Don Pablo Rivas
15 de diciembre, 2016

Que hermoso texto filial.

Alejandra
16 de diciembre, 2016

Una Belleza, Gracias por compartir algo tan íntimo de manera tan sencilla y humilde.

Carmen Bravo
16 de diciembre, 2016

Excelente historia, muy actual

carolina
16 de diciembre, 2016

Hermoso.

Irais de Gonzalez
17 de diciembre, 2016

La vida es un libro abierto, leamos!!!

Clarisa Perez
17 de diciembre, 2016

Muy bello mi Roto, pero recuerda que cuando es desde el alma, uno no se equivoca, y así como confías en él, confía en tí, el amor puro, honesto y sano solo genera puros, honestos y sanos seres humanos.

Irma Sánchez de Díaz
17 de diciembre, 2016

Que bonito Roberto,esto que compartistes ,pero triste a la vez,porque con 18 años, ya uno se siente más desprotegido,de cuando uno pide permiso para todo, y te dicen Si o No, pero la vida continua, y después de los 18 años, es que vemos que buen o mal, trabajo hicieron nuestros padres, y pienso que por eso, una pide renovar el contrato, para seguir rigiéndote por esas leyes. Hermosa foto.Es todo.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.