Blog de Valentina Oropeza

“Le pedí a los guardias que me mataran para que no me pegaran más”; por Valentina Oropeza

Por Valentina Oropeza | 14 de abril, 2017
Fotografía de Giovanna Mascetti. 8 de abril de 2017

Fotografía de Giovanna Mascetti. 8 de abril de 2017

I

“El lunes me levanté con ganas de manifestar. Quería saber qué se siente. Tengo veintidós años y era la primera vez que salía a protestar. Como en los días anteriores hubo tanto gas y plomo, me fui con dos amigos para no andar solo.

Yo estaba parado cerca del puente y entonces no me fijé bien que los policías y guardias estaban montándose en las motos y que las tenían prendidas para emboscarnos. Cuando vi que ya venían, salí corriendo pero lanzaron muchas bombas lacrimógenas, una me cayó casi en toda la cara y me asfixié, no pude correr más. Cuando agarré aire y pude correr, ya los tenía encima. Entonces uno de los guardias se bajó de la moto corriendo y me emboscó tipo jugador de rugby, me emboscó violento y pegué contra el escalón de un negocio que está ahí. La costilla la pegué del maldito escalón ese.

En el piso empezaron a darme coñazo pero salvaje. Lo que hice fue taparme la cabeza. Me dieron por la espalda, las costillas, los brazos, las piernas. Me dieron con el rolo ese por todos lados. Hasta con la peinilla y con el casco también me dieron por la cara. Me daban puñetazos, patadas y me golpearon con la culata del lanzabombas, me halaron el pelo durísimo, y uno de ellos intentó meterme el dedo por el trasero. Eran como veinte guardias y también había dos PNB (Policía Nacional Bolivariana). A mis panas no los vi más.

Entonces me llevaron para donde ellos se estaban refugiando y ahí me hicieron un poco de mierdas: me taparon la cara con una camisa, me echaron gas pimienta de cerquita en la cara y me amarraron. Una maldita guardia me quitó la cadena. Como yo no la quería soltar, la maldita me pellizcó con las uñas para arrancármela. Ella me amarró las manos hacia atrás con una trenza y me apretó burda ‘e feo. Mírame las marcas, sentía que me estaba cortando.

Lo más arrecho no fueron los coñazos sino el psicoterror. Mientras me pegaban me decían: ‘te vamos a matar, mamagüevo’, ‘te vamos a violar’, ‘vamos a acabar con tu familia, maldito’, ‘¿quién te manda a meterte en esto?’. Eso mismo pensé yo: ¿quién me manda a meterme en eso? Pero es que la vaina está muy jodida. El dinero no alcanza, no hay medicinas y la calle está llena de malandros. ¿Y encima no me vas a dejar protestar?

Ya cuando estaba sentado en el piso, ellos empezaron con una mamadera de gallo. Me decían: ‘párate’. Y cuando me paraba, me daban coñazos. Me decían: ‘siéntate’. Y vuélvete a parar. Así estaban a cada ratico. En lo que agarraron a otro chamo, que empezaron a ensañarse con él, los policías se agüevonearon y ahí fue cuando me paré y salté la defensa de la autopista y me lancé para el Guaire. Rodé por un barranco ahí burda ‘e feo y caí como de una pared de dos metros, que fue cuando me escoñeté las nalgas y la mano. Cuando me golpee con el piso, se me soltaron las manos. Salí corriendo por la orilla del Guaire pero cuando vi que venía un guardia detrás mío, crucé esa mierda y empecé a subir por un barranco que está ahí.

Te juro que ni pensé en que era agua de mierda. Estaba tan desesperado que fue lo único que se me ocurrió. No llegué a meter la cabeza pero sí tuve el agua hasta el cuello. Y la corriente es durísima. Entonces salí y cuando iba subiendo el barranco ya venían los malditos esos otra vez en las motos y me dispararon a quemarropa una bomba lacrimógena. Y me volvieron a agarrar.

Me batuquearon contra el piso y me empezaron a dar coñazos otra vez. Me montaron en la moto y como no me quería dejar, los bichos me arrastraron por el piso y me daban coñazo, no joda, a cada rato. Le pedí a los guardias que me mataran para que no me pegaran más, para que no me torturaran más.

Luego a otros chamos y a mí nos trasladaron en moto: un guardia iba manejando, yo iba en el medio y otro iba atrás. Los tumbé de la moto como tres veces. Tres veces me montaron, tres veces tumbé a los malditos esos. Pero tanto dieron que terminaron llevándome. Ahí fue cuando nos empezaron a ruletear. Primero nos llevaron para el puente que conecta el Recreo con Bello Monte y después para la PTJ (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas) en Parque Carabobo. De allí nos llevaron a la Urdaneta (Fiscalía) y ahí les dijeron que no, que estábamos muy coñaciaos, que nos tenían que llevar al hospital para chequear que estuviéramos bien y que luego nos llevaran otra vez para allá.

En el hospital nos recibieron los doctores y los guardias se pusieron muy payasos y los médicos les dijeron que no nos iban a sacar más del hospital, que no nos iban a llevar presos. Ahí fue cuando llegó mi papá y empezó a lidiar con los tipos.

Los médicos no hallaban por dónde tocarme porque me dolía todo. Empezaron a quitarme la ropa y a revisarme las heridas. No sé cuánto tiempo pasó pero cuando ya estaba acostado, uno de los guardias volvió a entrar y dijo que tenía que llevarme a la Fiscalía para presentarme, que me prepararan, que me tenían que llevar.

Mi mamá luego me contó que la doctora que me atendió se le plantó al guardia y le dijo que no me podían sacar porque yo era un paciente. Me dijo que las enfermeras, otros médicos, todo el mundo se metió para que no nos sacaran del hospital. Si no, quién sabe qué hubiese pasado. Después los guardias regresaron e hicieron que mi papá firmara un papel que decía que yo estaba bien y que la guardia no me había hecho nada. No tenemos copia de ese papel, no sabemos qué pueden hacer, por eso no te puedo echar este cuento con nombre y apellido. Y habrá detalles que no puedes poner porque no sé si luego van a querer buscarnos para jodernos.

Al final no me presentaron ni en el CICPC ni en la Fiscalía. Dicen que nos querían imputar por terrorismo, que a todos los chamos que agarren en las marchas los van a condenar por terrorismo. Dicen que hay gente a la que le ponen régimen de presentación y a otra que le dan diez años de cárcel. No sé bien cómo es eso, lo que sí puedo decirte es una cosa: después de esto, ni de vaina vuelvo a salir a protestar”.

II

“Me enteré de que mi hijo estaba metido en este lío porque uno de sus amigos le tomó una foto cuando lo agarraron los guardias y la puso en Facebook. Yo salí en la mañana a trabajar y escuché cuando le dijo al papá que él quería salir a ‘guarimbear’ y el papá le dijo que se dejara de cosas, que se fuera a dormir o a jugar Play con sus amigos.

Resulta que mi muchacho salió a protestar y yo ni sabía. En la tarde, cuando llego del trabajo, una vecina me para en la puerta del edificio, me muestra el teléfono y me dice: ¿éste no es tu hijo? A mí se me iba a salir el corazón por la boca. Al principio tuve que verlo bien, no quise creerlo. Pero cuando vi que fue uno de sus amigos quien publicó la foto, entendí que mi muchacho estaba en problemas.

Su hermana tiene muchos contactos y empezó a buscar por aquí y por allá hasta que nos dijeron que estaba en el hospital. Le dieron golpes por todas partes. ¿Tú tienes idea de lo que nos ha costado a nosotros, a su papá y a mí, sacar adelante a ese muchacho? Para que vengan unos desgraciados a malograr lo que tu has visto crecer durante 22 años. ¿Por qué les pegan? ¿Quién les da derecho a esos tipos de pegarle a esos muchachos? ¿Qué clase de democracia es ésta en la que uno no puede protestar y quejarse? Además, nos hicieron firmar ese papel de que no le hicieron nada pero ni sabemos bien qué dice. Nos friegan la vida todos los días y ¿también tenemos que quedarnos callados? Esto ha sido una pesadilla.

Además de que le pegaron, entonces se devolvieron a buscarlo para llevárselo herido como está. ¿Para qué? ¿Qué iban a hacerle? Si no es porque la doctora que lo atendió se embragueta y se le enfrenta al guardia, se me pierde mi muchacho. Por eso fue bueno que sacaran la información por Facebook, de lo contrario lo perdemos y después no íbamos a tener a quién reclamarle.

Esta es la primera vez que él nos hace esto. Él es un muchacho muy tranquilo, uno de los pocos de su grupo que sirvió. La mayoría de los muchachitos que estudiaron con él en la escuela y el liceo se perdieron, se metieron a malandros o usan drogas. Mi muchacho no, mi muchacho sí salió adelante. ¿Tu sabes lo difícil que es tener un hijo varón tranquilo en esta época y que no se meta en problemas? A mi hijo lo salvaron los médicos y las enfermeras que no dejaron entrar a esos guardias.

En la noche lo bañé, estaba sucísimo por el agua del Guaire. ¿Tú te imaginas eso? Mi hijo metido en el Guaire. Ahora lo que me preocupa es buscarle los antibióticos para que no se le infecten esas heridas. Las doctoras me dijeron que lo limpiaron bien, pero ahora solo quiero que se quede en casa para cuidarlo”.

III

“Él tenía traumatismo toracoabdominal cerrado no complicado y un traumatismo craneoencefálico leve. El muchacho me comentó que tenía lesiones en el tórax y en el abdomen, en vista de que lo habían golpeado en múltiples oportunidades, lo habían pateado. Yo intenté preguntarle al guardia nacional cómo se llamaba el rolo que ellos utilizan. Él se negó a decirme el nombre pero sí me comentó que le dispararon a quemarropa en distintas oportunidades, es decir, le pegaron las bombas lacrimógenas ahí mismo. Él tenía una lesión que fue a quemarropa.

Él llegó con otros muchachos y cuando los recibimos, los guardias me dijeron: ‘no doctora, es simplemente para que ustedes los evalúen’. Cuando los vimos, inmediatamente buscamos la manera de contactar a los familiares para que se llegasen al hospital. Les comenté a los guardias que los muchachos se tenían que quedar hospitalizados. Ellos me dijeron que eso era imposible, que era nada más para evaluarlos, hacer un informe y que se los iban a llevar. Yo les dije que los muchachos tenían múltiples contusiones y que en ese caso, con pacientes con ese tipo de lesiones, los dejamos aproximadamente entre doce y veinticuatro horas, les hacemos estudios de rayos X, varios controles de hematología y posteriormente, si todo está bien, les damos de alta.

El guardia lo primero que me dijo fue que eso no se iba a poder hacer. Tuve que llamar al jefe de la guardia para comentarle esto y hablé también con el jefe de Anestesiología. Ahí fue cuando todo el hospital se dio cuenta de lo que estaba pasando y la actitud que tomaron los guardias fue bastante agresiva, ellos no querían que se les diese la atención médica, querían llevárselos así de todas formas. Se les explicó muchas veces que no podían abandonar el hospital en las condiciones en las que estaban y el argumento de ellos fue que pertenecían a una jurisdicción distinta, que los iban a llevar a un lugar cercano a su jurisdicción.

Se los iban a llevar a la fuerza pero el personal médico y el de enfermería se impuso y no se los llevaron. Simplemente nos paramos en la parte de afuera de la Emergencia. Eran cuatro guardias, de unos treinta o treinta cinco años, no eran jovencitos. Ellos estaban armados cuando llevaron a los muchachos, pero no utilizaron las armas en ningún momento. Lo que hicieron posiblemente fue llamar a sus superiores. Nos consultaron un poco y mi adjunto habló muy claro con ellos y les dijo que no se los iban a llevar. Todos los residentes se opusieron. Hablamos de hospitalizarlos por lo menos hasta que ellos se pudiesen retirar de la institución. Se alzó mucho la voz y había gente que no era ni médicos ni enfermeras, sino pacientes que estaban observando la situación y les preguntaban que si no tenían hijos o sobrinos. La respuesta de los guardias no fue buena, su actitud fue hostil.

No dijeron a dónde se los iban a llevar. No recuerdo cuánto tiempo tenían los muchachos con los guardias ya pero tengo entendido que sus familiares desconocían si ellos estaban bajo algún tipo de arresto. Nos comunicamos con las familias a escondidas de los guardias nacionales porque teníamos miedo de que se los llevaran de forma brusca. La actitud del guardia siempre fue: ‘mírelos rapidito que me los tengo que llevar’.

Ellos me pidieron un informe y yo me negué a firmar o a hacer cualquier informe médico. Les expliqué que solamente iba a firmar la historia médica. No estoy autorizada para firmar ningún tipo de informe. Claro, es verdad que existe la opción legal de que el médico sirva como perito, pero en este caso yo hice la historia para describir cómo pasaron los hechos.

Hemos recibido delincuentes que vienen con la policía, con el CICPC, y ellos permiten que se les haga toda la evaluación y se les ponga tratamiento. Pero en ningún momento la actitud es como esto, nunca había visto algo así. Esto nunca nos había pasado antes con heridos en manifestaciones.

Le pregunté a un guardia por qué los habían detenido y él me comentó que estaban siendo solicitados por terrorismo. Los muchachos estaban severamente golpeados y los guardias como si nada. Me dijeron: ‘es que ellos son unos terroristas, doctora’. Esa fue la palabra que él usó: terroristas”.

Valentina Oropeza 

Comentarios (37)

Migda Elizabeth Soto
14 de abril, 2017

Dios mio! Este relato es terrible. Me pregunto y que habrá pasado con los muchachos o las personas que no tuvieron la suerte de toparse con estos maravillosos angeles en el hospital?

Alfredo Piñero
14 de abril, 2017

Solo para decirle a Valentina Oropeza que es lo máximo, excelente todo lo que publica.

Belkis De la Rosa
14 de abril, 2017

¡Indignación! ¿Qué clase de adoctrinamiento están recibiendo las fuerzas de “seguridad”? ¿Por qué tanto ensañamiento? Fiscalía y Defensoría están obligadas a investigar testimonios como estos. Su omisión las hace cómplices de los abusos.

Fernando Reyna
14 de abril, 2017

Se ve en el futuro, claramente: Un Nuremberg para Venezuela. Porque no se trata de venganza, si no de justicia. Porque si no se hace justicia, estariamos diciendo que está bien que una dictadura como el chavismo suceda de nuevo. Si los dejamos libres, nuestro mensaje es: “pueden hacerlo, no les pasará nada”

Nunca más.

jose maria vargas
14 de abril, 2017

EXCELENTE ARTICULO, SOBRE TODO MUY REAL Y EXPLICITO DE LO QUE ESTA PASANDO EN EL PAIS, SE NOTA QUE LA NARRATIVA DEL ENTREVISTADO NO FUE CAMBIADA POR LA PERIODISTA CUMPLIENDO CON LA “INFORMACION VERAZ Y CIERTA ” SIN CAMBIAR LOS DETALLES DEL LENGUAJE MUY COLOQUIAL DEL JOVEN,GRACIAS Y MIS FELICITACIONES. PERIODISMO DEL SIGLO XXI

Pedro Villavicencio
14 de abril, 2017

Es la fotografía imaginada de una cruda realidad. La represión de la autoridad sale a la calle con su cara de ogro, no para combatir al delincuente, sino, al que protesta cívica y democráticamente.

Eva Polgar
14 de abril, 2017

Una lee esta crónica y se pregunta… qué ha pasado con los Venezolanos? a dónde fue a parar nuestra supuesta reputación de gente amistosa, bonachona, generosa? están retratando a las últimas generaciones? violentos, malandros, sádicos y de lo peorcito que puede reunir la fauna urbana.

Esperemos que esta fauna sea temporal, que no deje su huella sobre futuras generaciones de Venezolanos, porque si no va a ser así, estamos hundidos…

jose Rodriguez
14 de abril, 2017

Por favor sres de provadinci,escriban un articulo sobre la profanacion en el cementerio del municipio guaicaipuro los teques, donde sacaron urnas y las utilizaron en las guarimbas,en plena semana santa,creo que es una accion unica en el mundo.

Ruben Hurtado
15 de abril, 2017

Es terrible lo que puede hacer un proceso de degradación, de deshumanizacion, como el que transitan o a la que someten a estos seres de verde oliva. Cabe o no el calificativo de esbirro? Por decisión propia los jóvenes, y los no tan jóvenes, en fin, los ciudadanos, salen a manifestar. Nos creemos amparados por derechos naturales, reconocidos en la Constitución, y enfrentamos represión tan brutal que algunos dicen que es inventada, que no ocurre, que no es cierta. Por eso la lucha por el rescate de un Estado de Derecho y de Justicia. Y esto seguirá !

susana valdive
15 de abril, 2017

hola va!entina el 6 de abril pasó esto al hijo de mi entrenenadora de bailoterapia en Barquisimeto el hijo está aún en el hospital central lee el relato y contactame para darte su número puedas documentar esto es urgente .

Carlo Enrique Cutarelli de 28 años, perteneciente a los Trotones del Estado Lara, se encontraba el 06 de abril a las 5:30p.m. entrenando para la carrera 10K del retorno de la Divina Pastora a Santa Rosa por las inmediaciones del Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo. Su destino era la repostería La Martorana donde acordó encontrarse con su hermana, mientras la esperaba observó junto al vigilante del local quien es un señor mayor y otros testigos del hecho, cómo efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) cuyo “honor” es su divisa, perseguían a jóvenes y transeúntes amedrentándolos con sus armas, cada vez estaban más cerca y él junto a los demás espectadores decidieron correr y esconderse.

Katiuska Sanchez
15 de abril, 2017

Hasta cuando? Sufrir el abuso de un gobierno hipócrita.Dicen que están permitidas las manifestaciones pacíficas y agreden salvajemente a los manifestantes.Asesinos!!.Bravo por los médicos y enfermeras venezolanos!!

Giovanni Peña
15 de abril, 2017

Muy buen guión para una pwlicula, pero a los terroristas hay q tratarlos como lo que son, con todo el peso de la ley, impunidad cero.

JESUS
15 de abril, 2017

DEJE DECIRLE QUE USTED ES UN GRAN MENTIROSO 1 LA GUADIA NACIONAL BOLIVARIANA NO USA PEYNILLA ESO ERA EN LA CUARTA REPUBLICA 2 LAS ATROCIDADES QUE USTED DICE QUE LE HICIERON NO LAS AGUANTA NI UN ELEFANTE HECHE SU CUENTO COMO ES

Jesus Sanchez
15 de abril, 2017

Nos quieren asustar con este tipo de relatos…… Nuestros Jóvenes ya estan preparados para no cesar la lucha hasta que este gobierno caiga.

MILAGROS
15 de abril, 2017

ES TRISTE VER COMO LOS CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO QUE ESTÁN PARA PROTEGER AL CIUDADANO LO AGREDE, ESTA SITUACIÓN SE PRESENTA TODO EL TIEMPO, HE SIDO TESTIGO DE COMO AGARRAN AL PRIMERO QUE CONSIGUEN Y DRENAN LA RABIA QUE TIENEN CONTENIDA, ES MAS SEGURO A VECES MEDIAR CON UN ANTISOCIAL, QUE CON UN POLICÍA, GUARDIA NACIONAL, PTJ, PNB SE CREEN QUE TIENEN LA VIDA DE LOS CIUDADANOS EN SUS MANOS Y NI HABLAR DEL LENGUAJE QUE UTILIZAN, NO CONOCEN DE DERECHOS, NI DE VALORES.

CArolina
15 de abril, 2017

Se me arruga el corazón de leerlo… Terrorismo palabra que implica muchas cosas y jamas en mi vida la había escuchado tanto y ahora es usada con ligereza En todo caso es Terrorismo de estado porque ejercer el terror contra la población civil y NO ME ACOSTUMBRO a esto que nos quieren vender como la felicidad suprema…

jesus
15 de abril, 2017

no creo… pienso que quiere meter miedo para que la gente no proteste. bueno eso pienso yo.

jesus torres
15 de abril, 2017

Me duele y me preocupa mucho que esto este pasando en nuestro pais, y cuando digo nuestro me embargan muchas dudas, porque pareciera que ya lo hubiesemos perdido, cuando vemos que no pueden nuestros hijos salir a protestar por lo que ellos creen son sus derechos y que estan consagrados en nuestra Constitucion, me pregunto donde estan las instituciones que deben velar porque se respeten los derechos humanos de estos Venezolanos,muy sinceramnte pido a Dios, porque estos srs, encargados del orden publico, piensen que esto puede pasarle a un familiar suyo, locual tambien sentiria, sean mas justos y humanos alreprimir a quienes protestan

Vzlana
15 de abril, 2017

Y siembran miedo terror a punta de golpes y maltratos.. tenemos q defendernos unos a otros como hicieron los médicos en el hospital.. esos militares no pueden ser tan malos y crueles..

Andreina
15 de abril, 2017

Terrible situación que estamos viviendo. Leer este relato te parte el corazón, pensar que esto nos puede pasar a cualquiera a un hermano, amigo un hijo. Dios te piedad de nosotros y ayúdanos a salir de esto. Saldremos del gobierno pero la guardia qué?

cipriano bracca
15 de abril, 2017

Por eso es que estoy de acuerdo en eliminar las FANB, la PNB y GNB, reestructuración profunda de todos los cuerpos de seguridad y apresar a todos los Funcionarios que han sido identificados violando los DDHH de la ciudadanía y cometiendo delitos.

Marta
15 de abril, 2017

Es una guerra del estado contra la oposición tildada como terrorista como en Siria

EGLEE MIRANDA
15 de abril, 2017

MI OPINION ES LA SIGUIENTE : ESTA HISTORIA LA ESCRIBIO UNA PERSONA DEL GOBIERNO PARA INFUNDIR MIEDO A LOS VENEZOLANOS PARA QUE NO SALGAMOS A LA CALLE A PROTESTAR…ES LO QUE PARECE,

maria rodriguez
15 de abril, 2017

Premio nobel …..mentiroso vergüenza debe darte….eso hacían los funcionarios en años anteriores….vaya y confiese sus pecados oyo

luis gustavo
16 de abril, 2017

Nadie los manda a meterce en esos peos cada persona mayor de 18 años sabe el riesgo q corre en meterse en ese tipo de líos los riesgos tomados son por voluntad propia y x una Venezuela libre y no solo los guardias son los malos xq así mismo las protestas los protestantes también hacen daño

Jesús García
16 de abril, 2017

Actualmente los únicos terroristas son los perros de presa de “Seguridad Ciudadana”, sea PNB o GNB o Policía política. El asunto es que ni con ellos, ni con los malandros (Malandros civiles me refiero) y políticos del GPP tenemos vida en Venezuela. Si lo escrito aquí es verdad (Y en vista de los personajes involucrados no tengo por que dudarlo) regresamos a la época atroz de la Dictadura perezjimenista; cosa que habíamos olvidado en los 40 años de democracia, frente a estos 18 de dictadura superhambreadora y no vista jamás por venezolano alguno.

Ligda
16 de abril, 2017

No creo nada de lo que escribieron aca, solo es para meter miedo y que los muchachos no salgan a protestar, muy ficticio el cuento!!!

ale
17 de abril, 2017

solo lo que les digo a todo los opostores yo como chavista que no volverias a votar por ellos pero ,con todo lo que he visto los saqueo las quema de todos los supermecado las guayas para ques los motorizado queden degollado, los autobuses licorelias panaderias saqueado y quemdo como todo lo que pso en los teques , prefiero seguir con ellos no son tan locos

cruzcaya orozco
17 de abril, 2017

lo que no entiendo es porque si las protestas son “pacificas” ¿porque se tapan la cara? y ese cuento de que salio a protestar el angelito ese y que los MALDITOS policias lo acribillaron a coñazos, no se lo creo, para haber recibido tanto coñazo, y luego lanzarse al guaire jajajaja era para que tuviera por lo menos inyesado, que le caiga a mojones a sus padres

Cesar Westin
17 de abril, 2017

Que es lo que hay que hacer para que los ciudadanos recobren sus derechos como manifestar, votar y decir su opinión sin tener miedo. Está claro que todos los derechos de los Venezolanos han sido violados por el régimen dictatorial que implantó Chávez y lo continúa maduro, no hay ninguna duda que tarde o temprano habrá un derramamiento de sangre en Venezuela ya que la paciencia del pueblo también tiene limite y con los acontecimientos de los últimos veinte años, hambre opresión y violacion de los derechos humanos no queda mucha de ella.

Elisander Sánchez
17 de abril, 2017

Si ya el bendito muchacho sabia que asesinar a personas, interrumpir el libre transito por el territorio nacional, robar centros de distribuciones de bebidas alcoholicas, incendiar casas, instituciones con personas dentro de ellas, inclusive niñ@s, carros (camiones) distribuidores de alimentos, atacar salvajemente a las autoridades de cualquier cuerpo de seguridad del Estado, por nombrar algunos de los delitos que ellos hacen, son penados por las leyes venezolanas. Ahora separemos la violencia y de la guardia en contra de este “inocente” venezolano que sabia q estaba pecando sin embargo, salío a pelear por sus “ideales” el sabia a lo q se enfrentaba, es decir, PECÓ CON CONOCIMIENTO.

Rafael
17 de abril, 2017

Excelente imaginación la de esta bloguera

gisela
18 de abril, 2017

cuando yo tenia 18 hoy 57 me llevaron presa por aplicacion de ley de vagos y maleantes por encontrarme en allanamiento en la casa del partido de izquierda ruptura la policia politica disip me acoji al precepto constitucional de la vieja constituciòn .. jamas delate a nadie a pesar que me amenazaron y me empujaban diciendome preso politico? preso es preso amenazaban con matarnos saben porque NO DELATABAMOS por QUE TENÌAMOS IDEOLOGÌA cosa que hoy no existe… carecen de conocimiento de causa averiguen sobre como actuaban en el pasado. Mataron a mi lado en las 3 gracias en la UCV a estudiante disparando desde helicoptero de P.M. Mataban a mansalva cada protesta como politica de EDO. excesos debe haber pero no han entendido que este es un Estado social de Derecho y de Justicia. Por ello quien sale a protestar con todo derecho debe correr riesgos y asumir con valentìa no ponerse a llorar como mamitas y luego a llamar a los papas pa que los saquen de la carcel donde cuentan todo y mas.

eddy
19 de abril, 2017

hola, esto es demasiado inhumano, yo también estuve preso hace 2 años también lleve coñazo parejo pero no como a el, yo soy enfermero y puedo ayudarle a conseguirle los antibióticos que necesite pero intravenosos si te pones en contacto conmigo puedo ayudarte a administrártelos y te ayudo porque eres mi hermano un venezolano mas que esta harto de esta situación.

Haydee Rodriguez
19 de abril, 2017

Buenas tardes, de verdad nunca respondo los correos poco los leo, solo que me llamó la atención grato y no tan grato tu email. Estuve cuando el allanamiento a la Universidad por Caldera en 1972, compadre del papa del Presidente Fallecido Chavez,Yo pertenecí al Comité de los Derechos Humanos y a la organización que señalas y siempre Trabaje 34 años a la nación todo en el sector publico, me reincorpore y me gradué en la UCV en 1984, donde los de origen humilde podíamos ingresar ya que una privada al igual q hoy era muy costosa y todavía doy mi aporte con talleres en la Primera CASA DE ESTUDIOS de América Latina y de la cual me siento MUY ORGULLOSA DE PERTENECER y todavía sigo aportando a través de talleres de Desarrollo Humano, jubilada hace mas de cinco años.Disculpa la historia, y sugiero que mientras menos insultemos a los demás mejor, porque en tus comentarios estoy incluida por generalizar y para nada, pertenezco a lo que señalas, y por mi edad debo lidiar con personas que pasamos por las mismas circunstancias y también por las que no. Ojala tengamos la oportunidad de conversar personalmente y humildemente te invito a pasar por la USE (Unidad de Servicios Estudiantiles de la Facultad de Humanidades y Educación) y ver los maravillosos talleres de Desarrollo Humano y Profesional, en los que muchos egresados participan algo de lo que nos Aporto y nos Aporta. Así retribuimos a la UNIVERSIDAD CENTRAL de VENEZUELA su valiosa formación y el pertenecer a esa CASA de ESTUDIOS, la Primera a nivel Superior en América Latina creada por Simón Bolívar y ya cuenta con 200 años. . Feliz tarde y disculpa el discurso.

Claudia
27 de abril, 2017

Ojala Que llegue la JUSTICIA a Venezuela, que cuando caiga este régimen no se perdone a ningún funcionario publico, policia, guardia nacional, sino corremos el peligro que esto vuelva a pasar, pareciera que esta gente no fuese humana

Miguel
16 de junio, 2017

“uno de ellos intentó meterme un dedo en el trasero” estos guardias ya cayeron en actitudes homo-eróticas, que putrefacción humana

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.