Blog de Alonso Moleiro

La Misión Vivienda y la propiedad; por Alonso Moleiro

Por Alonso Moleiro | 1 de febrero, 2016
La Misión Vivienda y la propiedad; por Alonso Moleiro 640

Imagen de ANRadio.

El debate sobre el derecho de propiedad de los beneficiarios de la Misión Vivienda, planteado a partir de un proyecto de ley que presentó Primero Justicia, puede terminar siendo uno de los más interesantes de la política local en todo el año.

Queda retratado en sus entrañas una discusión con un contenido muy hondo, de hecho bastante universal. Toca, no sólo la polémica nacional, sino el eterno planteamiento que nos hace la política sobre los derechos individuales y los colectivos; el fuero personal y el compromiso social; el sentido de la propiedad y el valor moral del sistemas político en el cual queremos vivir. Delata, de nuevo, a mi parecer, no sólo la duplicidad moral de la clase dirigente chavista, sino el siniestro chantaje que, con eterna impunidad, le plantea el comunismo a la pobreza.

Resulta, entonces, que los dirigentes del PSUV están en contra de que las personas que habitan las casas que les ha construido el gobierno puedan adquirir sobre ellas derechos definitivos de propiedad. No quieren que esas viviendas valgan dinero. Están opuestos a que estas familias obtengan un bien que puedan heredar sus hijos, que pueda ser arrendado, heredado. Que pueda ingresar al mercado inmobiliario como un activo, que pueda ser tasado de acuerdo al mercado. Los chavistas no quieren que la gente use y disfrute su propiedad. Queda vetado por la ley, pues, todo interés personal en la mejora familiar y el progreso.

De acuerdo a la óptica chavista, el proyecto se propone bastardear el contenido socialista de este comentado programa social. El propio Maduro se encargó de explicar lo que pensaba al respecto en la presentación de su Memoria y Cuenta. Aún reconociendo el esfuerzo hecho por el gobierno en la construcción de apartamentos, no deja de ser inconcebible la renuencia a la sola palabra “propiedad”. “Privatizar” la Misión Vivienda: de esta forma, como si la venta fuera hecha a una multinacional, lo está presentando el aparato de propaganda oficial.

Muchas personas, muchísimas, podrían terminar extrayendo reflexiones concluyentes sobre el verdadero rostro del gobierno, sobre todo al calor de esta crisis. Ricardo Molina ha llamado a los militantes chavistas a marchar: a protestar porque las familias venezolanas serán dueñas de los apartamentos que el gobierno les ha construido. Así como suena.

Porque lo cierto es que, haciendo ascos todos los días del capitalismo y los bienes del mercado, ni Maduro, ni Molina, ni ninguno de los dirigentes del gobierno horrorizados con el neoliberalismo, han dejado de procurarse la propiedad de su casa, el fortalecimiento de sus ahorros y el disfrute de sus propiedades.

En Cuba, Fidel Castro prohibió con frecuencia libros que él sí se leía, como el perfil que le hizo el periodista estadounidense Tal Szulc, las publicaciones soviéticas de la perestroika y las obras de León Trostky. Maduro y los chavistas, que tienen casa propia, no quieren que los demás sean dueños de las suyas.

Alonso Moleiro 

Comentarios (6)

Rafel vivas
1 de febrero, 2016

Un problema parecido se presento durante la cuerta cuando el IAN dotaba los campesinos de tierras para que las trabajaran y estos recibida la tierra buscaban venderlas para irse a la ciudad. Entiendo que para evitarlo se suspendieron las entregas de titulos para que el proposito de la dotacion puediera cumpirse. Sospecho que algo parecido pudiera ocurrir ahora. Que el beneficiario de la vivienda al recibir el titulo se lucrara vendiendola aunque no le halla costado nada . El titulo deberia otorgarse bajo condicion de que no podra transferirse sin pagar su precio al Estado o despues de 20 anos de ocupacion …Lo otro es que el regimen seguramente ha usado la entrega de viviendas para premiar la lealtad de sus proselitos y si estos en el futuro cambian de posicion politica podria chantajearsele con la amenaza de quitarsela . Si el propietario tiene el titulo ( con alguna restriccion para su reventa , este chantaje se hace imposible . Tambien se dice que si se pasa la ley y se hace el catastro se sabra que el numero de vivienda construida es muy inferior a la que el regimen publicita y de alli su oposicion a la misma .!!

Javier Monzon
1 de febrero, 2016

El chavismo utiliza las viviendas, como instrumento de chantaje contra sus moradores:o apoyan al chavismo, o los echan a la calle. Por eso no quiere que los ciudadanos sean dueños de sus hogares.

Odoardo Graterol
1 de febrero, 2016

En las relaciones de poder se utiliza siempre la conceptualización de ideas “librescas”, por decirlo de alguna manera, para señalar que quienes pretenden ser “liberadores” son personas que han “leido” (tal vez sin reflexionar sobre su condición humana – la conciencia – y la de sus semejantes) ¿acaso un ser humano puede ser liberado de sus limitaciones por otro ser humano que “piense y actúe por él y lo gobierne porque conoce mejor sus necesidades e intereses”?¿Y no es esto lo que “pretende” confrontar?¿Es la condición humana “algo” que se pueda “liberar” por “otro” ser humano con las características propias de dicha condición: apetitividad y vulnerabilidad? La historia muestra suficientemente que los pueblos dirigidos por tales “liberadores” han sido “esclavizados y vejados” en mayor medida que lo que han pretendido substituir. Sería mejor “sugerir” a tales liberadores que se liberen a sí mismos (y sus “compinches”), previamente, de la apetitividad y vulnerabilidad humanas.

William
1 de febrero, 2016

Definitivamente este proyecto politico va en decadencia, vienen planteando la inclusion social, y resulta que toddas sus politicas implementadas conllevan a la exclusion de quienes no conjugan con sus ideas, las cuales carecen de todo fundamento ideologico. Se niegan aceptar que los venezolanos regularicen su situacion habitacional, ya que solo les dan una carta de adjudicacion, y no la titularidad de la misma,pero ellos (Dirigentes PSUVISTAS), gozan y disfrutan de buenas tierras, fincas, vehiculos y lujosos apartamentos, casas, etc.Asi que estoy de acuerdo con el proyecto propuesto por el diputado Julio Borges, y esperemos que en corto plazo arroje resultados positivos en funcion y bienestar de la gran mayoria que accesan a viviendas.

jose
2 de febrero, 2016

es simple, si les dan los títulos de propiedad se quedan sin votos!!, no es una novedad saber que a los adjudicados de las viviendas los tienen presionados en los procesos electorales y que ademas instalan mesas de votación en estos edificio para que voten por ellos ajuro!! le quitan la carnada y si sacaron 42% en estas elecciones, para la proxima no llegan ni a 20%..

Enrique Sucre
10 de febrero, 2016

Sres. el gobierno no le ha quitado hasta ahora ninguna vivienda a los adjudicatarios. Sean sinceros, opinen con certeza y la verdad verdadera. Ningun gobierno habia construido tantas vivienda como hasta ahora. Eso por el deficit que dejo la cuarta republica. Ahora <ufds. opinan lo mal en los procedimientos del gobierna en la adjudicacion. Lena la Ley de la GMVV en relacion a la adjudicacion tambien la C.N. Este gobierno haciendo justicia implemento el proyecto de la GMVV tal como lo manda la constitucion. Ecxisten personas que quieren pescar en rio revuelto. Especialmente aquel que se burlaba del gobierno diciendo que solo eran maquetas, ahora sale cono degensor , que hipocresia.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.