#Ideas

La guerra ha comenzado; por Fernando Mires

Por Fernando Mires | 15 de noviembre, 2015

SHOOTING

El silencio ha sido roto. La palabra jamás pronunciada ha sido dicha. Ya no hay vuelta atrás. François Hollande ha violado el tabú pero también ha dicho lo que todo el mundo sabía: la lucha en contra del ISIS no es en contra de un terrorismo internacional abstracto.

Francia ha declarado la guerra al ISIS, organización islamista supranacional que a su vez ya había declarado la guerra a Francia y a toda Europa.

Los horrendos atentados, otra vez cometidos en París, no fueron actos de fanáticos sin control. Hollande lo expresó muy bien: son partes de un plan sistemático de guerra, organizado desde fuera y con ramificaciones múltiples al interior de Europa. Dijo: guerra.

Guerra: palabra que espanta a electores, que escandaliza a los bien pensantes, que asusta a los redactores de periódicos, que no deben escuchar los niños. Pero también es la palabra que mejor corresponde con el significado de los hechos que están sucediendo.

El atentado de París del 13-N será el Pearl Harbor de los franceses. Pronto lo será para toda Europa y aunque Angela Merkel todavía no se atreva a pronunciar la terrible palabra, ya no podrá silenciarla más.

Tal vez los gobiernos europeos que aceptaron formar parte de la gran coalición internacional en contra del ISIS, imaginaron que solo se trataba de un frente político simbólico. Como siempre creyeron que EE UU realizaría algunos ataques aéreos sobre posiciones estratégicas y ellos después se limitarían a enviar medicamentos y alimentos. Que las tropas del ISIS ya eran dueñas de Irak y de casi toda Siria, nadie quería saberlo. Mucho menos querían saber que nosotros (Occidente) estamos en guerra y que esa guerra la estamos perdiendo.

Pero Francia no es un país aislado. Francia es el corazón histórico de la Europa moderna. Las palabras bélicas de Hollande involucran a todos los europeos. Los gobiernos deberán revisar sus posiciones frente a la declaración de guerra hecha sin rodeos por el presidente francés. Más todavía, la que ya estamos viviendo, será una guerra asumida por todo el Occidente político y sus aliados del mundo islámico.

No hay tiempo para preocuparse demasiado con las razones de la guerra. Si la culpa la tuvo Bush o Bin Laden, Husein o Asad, el colonialismo europeo del siglo 19 o el imperialismo norteamericano del siglo 20, Obama o Putin, Adán o Eva, no es en este momento lo más importante. Nadie piensa demasiado en las causas de un incendio cuando se le está quemando la casa.

¿Qué-pasó-durante-los-atentados-terroristas-en-París-y-cuáles-fueron-las-reacciones-MonitorProDaVinci 640X60

La guerra que presenciamos es, para que nadie se engañe, una guerra mundial. No hay ningún motivo para designarla de otro modo. Ya de hecho hay más países involucrados que durante la Primera Guerra Mundial. Estamos viviendo, efectivamente, los primeros capítulos de la Tercera Guerra Mundial. El Papa Francisco, quien no es precisamente un belicista, ya la bautizó así.

La palabra guerra cambia todo el espectro gramatical. Por de pronto, las alianzas internacionales deberán adquirir un nuevo carácter. Las alianzas militares –hay que remarcarlo- no son lo mismo que las alianzas políticas. Steinmeier, ministro del exterior alemán, ya habló de re-estudiar las relaciones con Asad y con Putin. Probablemente pensaba en Churchill y Stalin. Los ejércitos kurdos, hasta ahora los únicos que luchan cuerpo a cuerpo en contra del ISIS, deberán ser considerados aliados de Occidente, guste o no al gobierno turco. Lo mismo Irán. Los califatos petroleros, Arabia Saudita antes que nada, deberán someterse a un sistema de vigilancia que controle las remesas destinadas a financiar al ISIS. Y si Hamas y Hezbollah ya se han distanciado de ISIS, deberán ser aceptados como aliados temporales.

La que ya ha llegado no será una guerra como las anteriores. Es una guerra donde un enemigo no usa uniforme ni es identificable a simple vista. Los aparatos de inteligencia y toda la modernidad digital deberán ser reactivados en su máxima intensidad. Los aeropuertos se parecerán en algunos momentos a las cárceles. En otros momentos parecerán hospitales. Hoteles ultramarinos con piscinas y campos de golf, serán convertidos en trincheras. La vida cotidiana será cada vez más restrictiva. Las mentalidades paranoicas reverdecerán entre las autoridades administrativas y en su celo, cometerán absurdos desmanes. Como dijo Joschka Fischer, Europa ingresa a la “normalidad” del mundo.

Las palabra guerra cambiará, además, otras palabras. Los fugitivos que huyen de los bombardeos en Irak y en Siria deberán ser designados -y por lo mismo tratados- como lo que son: refugiados de guerra. O población evacuada. Solo así podrán ser protegidos de las garras de los neofascistas que erigen alambradas y queman lugares de refugio.

Los neo-fascismos que abogan por la fragmentación de Europa y de sus naciones, también deberán ser vistos como lo que son: agentes objetivos de enemigos extra-continentales. Europa estará obligada a unirse más que nunca antes, ya sea consigo misma ya sea dentro de sus naciones. En el marco determinado por una guerra mundial no hay lugar para secesionismos étnicos.

Nadie se engañe; hay que decirlo con todas sus letras: La que ha comenzado será una guerra irregular, prolongada, y sobre todo, como todas las guerras, cruel; muy cruel. Para el enemigo de hoy, al igual que para los nazis de ayer, una guerra si no es total no es guerra. Eso hay que saberlo desde el primer momento. A la realidad hay que mirarla de frente aunque su rostro sea horrible. La otra alternativa es la locura.

Estoy escribiendo al lado de una radio encendida. No tengo tiempo para redactar frases impecables. Quizás en estos momentos, desde un hotel en Berlín, escribo como la persona en la que me convertiré sin desearlo ni saberlo: en un simple corresponsal de guerra.

Desde una ventana, Bataclan; por Doménico Chiappe 640x60

Foley-ISIS-690-e1408660838554 640X60

Fernando Mires 

Comentarios (35)

omar rojas
15 de noviembre, 2015

Muy bueno y lúcido ,como siempre, artículo.

Alexis Illarramendi
15 de noviembre, 2015

Tengo más de quince años diciendo eso, estamos en guerra con el Islam, mejor dicho ellos nos declararon la guerra. Además pronto veremos la otra guerra, la guerra del AGUA!!!, prepárense.

Belkis
15 de noviembre, 2015

Un artículo espeluznante. Mas, ciertamente la realidad hay que enfrentarla, como dice Mires. Quiera el Cosmos que su estimación de lo que ocurre y está por ocurrir no sea tan terrible, y que sepamos enfrentarlo con sabiduría y fortaleza

javier Monzon
15 de noviembre, 2015

He visto en Paris, luego de la masacre, las consignas, “Paz”, y “Muerte al Terrorismo”: son consignas equivocadas y que enmascaran la realidad. Las consignas que se ajustan a la actualidad son “Guerra al Terrorismo” y “Muerte a los Terroristas”; todo lo demas es seguir en la misma linea debil de las izquierdas, y de los ilusos que quieren DDHH a toda costa, y aplicables a todos, que no ha conducido a nada positivo. Otra aclaracion: para mi. “Fascismo” es igual a “Comunismo” pero con capitalistas y propiedad privada.

Rita
15 de noviembre, 2015

Desde el otro lado del mundo… en Venezuela, donde libramos nuestra propia guerra, aunque política… ahora se ve todo mínimo, ante tales palabras, ante tal realidad retratada… me ha llegado y me movió el corazón… que Dios nos ampare

ALAAN PLACENCIA
15 de noviembre, 2015

Hola recuerden las escrituras:

Marcos 13:7Nueva Versión Internacional (NVI)

7 Cuando sepan de guerras y de rumores de guerras, no se alarmen. Es necesario que eso suceda, pero no será todavía el fin.

Esto está sucediendo como dicen las escrituras, ánimo y paz para todos en el mundo especialmente, Paz para Israel.

Adriaan Van Ginkel
15 de noviembre, 2015

Estimado Sr. Mires,

lei su articulo con interes – un articulo que comenzo magistral y termino en una confusion tipica al estilo UE. Se nota que escribe desde alla, con todo respeto, porque aunque tomo toda la molestia en describir las ramificaciones, usted no hizo lo que tenia que haber hecho: analizar las raices de esta guerra. La guerra en Siria, en Libia, la inicio EEUU. Libia y Siria eran los paises seculares islamicos mas prosperos y estabiles, y hoy en dia son un monton de escombros, ex-paises en pleno holocausto. Usted podria preguntar: quien podria haber ganado con echar todo el Medio Oriente en un cataclismo? No tenia nada que ver con derechos humanos, el termino mas violado y mas abusado de nuestros tiempos. ….

Jose Tovar
15 de noviembre, 2015

Dios guarde las vidas inocentes de toda europa hablo de estos niños al igual que los de irak, siria el libano Dios tenga control de sus vidas la guerra no podemos detener porque realmente esta escrito pero si podemos buscar la salida en Dios para q cuando nos toque partir no sea demasiado tarde.

Alba de Nolivos
15 de noviembre, 2015

Es difícil comentar un artículo de Fernando Mires, un ser con amplia experiencia en los temas expuestos, pero a mi humilde entender, creo q tiene razon en muchos puntos que expone su alerta hacia una guerra decretada desde hace tiempo y detenida a base de muchas súplicas religiosas y conversaciones políticas pertinentes. Esa llegara si la humanidad no comprende q es hora de reflexionar y buscar salidas mejores que la posible destrucción del mundo q conocemos. Hay factores que siempre están en pugna, desde su origen pero…porque Occidente busca excusas poco lógicas para unirse a esa hecatombe mundial. El mundo está convulsionado pero busquemos las vías de resolver sin destruir, no busquemos culpables, solo soluciones enérgicas y contundente pero no violentas, La Paz es el camino, no hay vuelta atrás. Amen. Alba de Nolivos.

colette siwka
15 de noviembre, 2015

Creo que este artículo debe ser tomado muy en serio, y, como Mires, pienso que no es el momento para buscar en Adan y Eva o el “Origen del Hombre sobre la Tierra” explicaciones o por qués…

lars
15 de noviembre, 2015

Adriaan, no sé si leyó bien, pero Mires dice explícitamente que no hay tiempo para preocuparse demasiado por las causas de la guerra. Analizarlas no era el tema de este artículo. Personalmente pienso que hacerlo hubiera significado entrar en el terreno de las especulaciones, ucronías y falacias narrativas. Pero entiendo que la razón de no hacerlo es otra: imagine a Hollande gastando energías debatiendo con Valls sobre cuáles son las raices históricas del conflicto o echándole la culpa a Bush y a Sarkozy, cuando la situación lo pone en la obligación de actuar con base en realidades presentes (con base en la mejor lectura que pueda hacer de ellas), pensando en resolverla lo mejor posible. La dinámica no se detiene y se actúa sobre ella y a la vez se es prisionero de ella. Hablamos del reino de la necesidad, y es en ese sentido que entiendo la jerarquización que hace Mires, colocando el análisis de las causas en segundo plano.

Daniel
15 de noviembre, 2015

Muy fatalista!

angel
15 de noviembre, 2015

No es lo que opinemos, o lo que yo interprete, es la voz autorizada de quienes habiendo sido islámicos renuncian a su fe porque interpretan esa violencia con profundo conocimiento de causa. Y ni aun así les hacemos caso. Mientras en junio de 2014 nos encontrábamos en casa, precisamente “viendo el Mundial”, los yihadistas lanzaron una ofensiva en el norte de Irak junto con militantes suníes leales al antiguo gobierno baazista secular de Sadam Husein y las tribus antigubernamentales. Los combatientes empezaron atacando Samarra el 5 de junio, tomaron el control de Mosul la noche del 9 de junio y el de Tikrit el 11 de junio. Y a finales de ese mes, Irak perdió el control de toda su frontera occidental con Jordania y Siria. Después de eso siguieron las la masacre de cristianos y las amenazas directas. Y mientras tanto nosotros seguíamos “viendo el Mundial” y hablando y pensando como occidente…

Manuel Jaimes
16 de noviembre, 2015

Hace rato ya que comenzó la guerra, si bien nos tocó más de cerca y vivimos más de cerca las injusticias de la guerra no es sino una consecuencia más de ese conflicto bélico que se libra en territorio extranjero y toca principalmente a otros pueblos. Las atrocidades cometidas en Francia, no son ni más ni menos graves que lo ocurrido en Libano y en el mismo suelo Sirio hace cinco años. No es menos que la situación de los refugiados que atraviesan la frontera, y de lo que se ha hablado en los últimas semanas. Hay una guerra librada por el hombre en su lucha por el poder, que no mide consecuencias, y no tenemos que ir al medio oriente para vivir eso, basta con recordar los hechos de Mexico y los desaparecidos, la violencia que sigue dejando huellas en Colombia, la delincuencia que cobra victimas en mi país Venezuela por citar algunos ejemplos. Decir que apenas comienza la guerra sin identificar las causas es hacerse la vista gorda a lo que viene pasando en el mundo hace rato ya.

José Garrido
16 de noviembre, 2015

Me parece un artículo alarmista, en cierta forma. La Segunda Guerra Mundial fue contra un países totalmente armados, con ideologías y un objetivo claro. Cual Imperio Romano, Hitler producía sus armas, poseía campos de concentración, además de un esquema de mando organizado. El EI, aunque por esto no digo que no se le debe subestimar, es un grupo terrorista desorganizado en cierto aspecto, que busca mártires en cualquier lugar. No tengo la menor duda de que la alianza que se debe buscar (rusos, gringos, europeos, árabes, kurdos, etc) acabarán con esta banda de asesinos en un corto tiempo. Por eso, hablar de una 3ra Guerra Mundial, me parece una exageración. Si el problema fuese entre Rusos y norteamericanos, con fuertes amenazas y atentados, con otras potencias involucradas, sí lo creería.

Pier Savani
16 de noviembre, 2015

Es evidente que esta es un nuevo tipo de guerra. Es facil caer en la tentación de denominarla “guerra religiosa”. Creo que es mas que eso es el famoso y esperado choque de civilizaciones. Existen todos los componentes: etnicos, politicos, religiosos, economicos e ideologicos. Un nuevoreto

chelael
16 de noviembre, 2015

MUY CLARO

Luis Jaspe
16 de noviembre, 2015

Hago una sola pregunta ¿ Quién suministra las armas? Recuerden Los perros de la guerra

José Andrés Ponce
16 de noviembre, 2015

El análisis vale, el tono futurólogo, futurista y apocalíptico desdice mucho de la intención de la nota. Francamente no lo aprecié. En cristiano decimos que esto es como echarle leña al fuego. Por ser mas alarmistas que la propia situación del mundo no vamos a lograr la paz ni un mundo mejor y las supuestas advertencias sobre un futuro que está solo en una mente perturbada por la situación y que tiene un foro y un espacio son un ejercicio irresponsable del espacio que se ofrece. Con todo respeto, digo…

Alonso Lizaraz
16 de noviembre, 2015

Pienso que al Chavismo ya se le acabó la fiesta con el coqueteo que tiene con estos grupos terroristas, ya sea que tengan lazos cercanos o que los utilicen como simple simbolismo antiyankee, no creo que esto siga siendo tolerado por los países del primer mundo y toda manifestación alusiva será tomada muy en serio.

Alberto
16 de noviembre, 2015

Acertado, lamentablemente..

jose Rodriguez
16 de noviembre, 2015

Excelente y franco el analisis, cruel realidad para nada alarmista,simplemente objetiva. Lamentable que gente con poco o nada de conocimientos en estos temas, la subestimen como el que ya saco a relucir la psicosis antichavista que nada tiene que ver con el tema.felicitaciones por lo objetivo de su exposicion.

Claudio
16 de noviembre, 2015

Lamentablemente los Estados Unidos y la EU estén recogiendo lo que sembraron. Las constantes agresiones a los paises del Medio Oriente: Irak, Libia, Siria etc no han hecho más que incentivar el crecimiento de los grupos yihadistas más radicales. No es secreto que el financiamiento de estos grupos, en principio, vino de países occidentales y algunos árabes sunitas. El siembra vientos recoge tempestades. Al fin que propone este artículos? Una alianza general contra ISIS que consistiría en una invasion a Siria e Irak. Muy conveniente para quien? Tal vez para los mismos que en un principio alimentaron a estos terroristas.

ruben tupayachi
16 de noviembre, 2015

A mí que por primera vez leo a Fernando Mires me pareció (y parece) hasta desinformado. Inicia su artículo como si fuera la tercera parte de Los piratas del caribe, y todo para decir que por fin hay Guerra. Lo hubo desde que Francia quiso colaborar con EEUU y, es más, sorprende el dejar hacer del gobierno francés pues creo que se sabía que tales cosas (atentados) podía suceder. Guerra. Guerra. Hace años esta ocurre en Siria, Irak. Y son pocos corresponsales de guerra que informan sobre lo que sucede, son pocos pero son. Y leo a alguien que desde Alemania se declara uno de ellos. No sé qué decir ante esto.

Luis Chacón
16 de noviembre, 2015

Este artículo del Sr. Mires, aun cuando no deseo demeritarlo, peca de algo muy importante en el desempeño del trabajo investigativo-periodístico: desfase histórico de análisis. La 3GM se inició efectivamente hace más de quince años, y sabíamos, como ahora se confirma que esta guerra tendría modalidades, armas, herramientas, estrategias y tácticas muy distintas a esa guerra convencional que se constituyó el período de vigencia de la guerra fría. La 3GM en sus diferente modalidades, pero con mucho ahínco en el TERRORISMO la estamos viviendo a plenitud en estos momentos. Léanse las declaraciones de Vladimir V. Putin hoy, luego de concluir la reunión del G20 en Turquía. Nada de esto se inició ahora. Lo lamento Sr. Mires por su buena intención. Abierto a la discusión siempre.

gury olmos
16 de noviembre, 2015

Mientras existan los que quieren imponer una teologia global y piensen uen n unico cielo en el que tienen que ir todos a nivel global y por obligacion tienes que salvar el alma del no creyente ya sea llevandolo a la hoguera,lapiland. molo, volarlo por los aire ya sea con un coche bomba,una rafaga de plomo o una bomba lanzada por un avio Mnientras exista el totalitarismo teologico correra sangre como ha corrido en la historia humana en nombre de tal o cual dios o dioses y griten al matar un semejante “Fulano es el unico y verdadero”

Edward Duque
16 de noviembre, 2015

Y que pasara cuando ISIS se acabe? Habra otra guerra fria?

Venezolano
17 de noviembre, 2015

Desde Venezuela entendemos claramente que esta guerra empezó hace mucho, lamentablemente, desde Europa se armó, entrenó y apoyó a quienes hoy les atacan lo mismo que EEUU armó, entrenó y apoyó a Bin Laden, exactamente con el mismo fín: Bush, perdón, Hollande, ya declaró la guerra, con la diferencia que ahora Rusia, Irán y pronto China y quizás Corea del Norte, estarán en el medio, Europa es muy tonta si piensa que invadir Siria y pretender cambiar al gobierno o dividirla (que es su verdadero fín) será lo mismo que en Afganistán, como si Rusos e iraníes (por ahora) no significarán gran diferencia.

Acá la revolución ha formado un pueblo consciente, que no apoya ni aplaude el terrorismo en ninguna de sus formas, ni el que mata 160 personas en Paris, ni el que desde aviones franceses mata miles de niños en Lybia o ahora en Siria.

Putín se los tiene bien claro, solo que se hacen y Putín sabe por donde vienen, por eso sabemos que a este ritmo se vendrá una guerra.

fernando mires
17 de noviembre, 2015

Precisiones: 1 El artículo no es alarmista.La razón es simple. No hay ningún hecho descrito que ya no haya ocurrido. No he inventado nada. Por cierto, no ocurren todos el mismo día. No he hecho predicciones. Solo he hecho descrpciones. 2 EL EI o ISIS no es un Estado pro ya ha ocupado a dos naciones. Tiene fuertes ramificaciones en todos los países islámicos y sus destacamentos – no tengo por qué probarlo- se encuentran al interior de todas las naciones europeas. 3. Desde que Obama llamó a la gran coalición -no para tomar una taza de té- para derrotar a ISIS hay guerra. Pero, aparte de Hollande nadie quiere llamar a las cosas por su nombre. Asi los millones de refugiados aparecen como hordas hambrientas y no como refugiados de guerra. Es lo que busca la ultraderecha europea 4 Sobre la etiología de la guerra ya he escrito un libro “Islamismo, la última guerra mundial”, Buenos Aires 2005, más diferentes artículos en Prodavinci. Este no era el momento.

Ricardo Muñoz
17 de noviembre, 2015

Buenos dias. Muy buen articulo sr. Fernando. Lamentablemente aunque sea para hablar de guerra. Me pregunto después de esta barbarie ocurrida en paris, Turquía, etc.. como hacen estos grupos para comprar armas y municiones, ademas del dinero para financiarse?. Esta es una pregunta que pocos nos hacemo?, eso creo!. Comprar un arma y municiones no deberia ser fácil, ya que hay pocos fabricantes (Israel, España, USA, etc). Lo que quiero decir es que si son pocos y bien conocidos porque estos grupos tienen tantas y pareciese no acabarseles. Será que alguien esta detrás de todo porque es un negocio multimillonario el negocio de las guerras?. Es triste leer que en el mundo hay 22 países en conflictos armados actualmente y cada día se suman casos de muertes violentas. Aunque se que es una propuesta ingenua, sera posible que algún día no gobiernen el mundo los lobbies de poder relacionados con la industria bélica? . Saludos.

lars
17 de noviembre, 2015

ruben tupayachi, lee: Mires no dice que la guerra comenzó ahora (por favor, en qué cabeza cabe), lo que dice es que por primera vez un presidente europeo toma la decisión de afirmar con toda claridad que su país está en guerra.

Andres
17 de noviembre, 2015

Por desgracias las dos primeras guerras mundiales tuvieron sus causales en una fe extremista.

Victor Valdés
18 de noviembre, 2015

Un buen artículo, bastante veraz, pero un poco efectista, a mi modo de ver bastante fatalista también. Ciertamente, la situación que narra el escritor es real, pero la sensación que tengo al leer el artículo es como si no hubiera nada que hacer, una situación irreversible. La humanidad debe unirse y enfrentar los desafíos más allá de las ideologías y los partidos políticos ¿utopía? ¿anarquía? ¿indignados? No recuerdo qué poeta habló de establecer un sólo partido, el partido humano

Rafael Aparicio
19 de noviembre, 2015

Es tonto pensar que ISIS representa al Islam… es como pensar que el KKK representa al cristianismo purificador

francisco
3 de diciembre, 2015

Hoy ví y oí un comentario de un participante en un programa de opinión en el canal de TV Antena 3 de España. Este caballero toca un punto que es “la madre del cordero” del desaguisado, y es que según él, los involucrados, Francis, Gran Bretaña, EEUU en la persona del señor Obama, están clamando, y así lo han hecho, enviar fuerzas de guerra a destruír un supuesto, imaginario para mí, estado con el cual se está en guerra, Termina la intervención resaltando que nadie hasta ahora se ha dedicado a enfrentar la causa real, a mi entender es cierto, el hambre, la necesidad de trabajo de los refugiados, medicinas, médicos, educadores, y otros. Personalmente estoy de acuerdo en que aparte de la confrontación armada, debería desarrollarse una paralela que tiene que ver con la mejora de la pléyade de seres sumidos en una verdad mundial como son los puntos señalados.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.