Blog de José Ignacio Hernández

La encrucijada: ¿cómo salvar el revocatorio?; por José Ignacio Hernández G.

Por José Ignacio Hernández G. | 31 de agosto, 2016
La encrucijada del revocatorio; José Ignacio Hernández G.

La manifestación para reclamar celeridad en el proceso de verificación de las firmas entregadas a favor del Referendo Revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. Fotografía de Diego Vallenilla. 18/05/2016.

El Referendo Revocatorio se encuentra en una encrucijada, en un punto en el cual comienza a elevarse el riesgo de que no pueda llevarse a cabo antes del 10 de enero de 2017.

Dos conductas del Consejo Nacional Electoral (CNE) han llevado al límite el tiempo del referendo revocatorio. La primera conducta es la violación de las normas que regulan el referendo, al crear trámites y controles que han extendido su procedimiento. La segunda conducta es la interpretación —errada— según la cual los lapsos previstos en las normas deben dejarse transcurrir íntegramente.

¿Qué puede pasar en esta encrucijada?

El punto límite del revocatorio

La manera correcta de efectuar cálculos legales de procedimientos como éste, sujetos a una fecha determinada, es haciendo ese cálculo de adelante para atrás. Es decir, debemos partir del 10 de enero de 2017 —fecha máxima para  que el revocatorio pueda significar en un cambio de gobierno— y a partir de allí, computar los lapsos máximos previstos en las normas del CNE.

En la etapa de la convocatoria hay dos lapsos. Así, una vez que el CNE declara que al menos el 20% de los electores desean convocar al revocatorio, dispone de un lapso máximo de tres días hábiles para convocar el referendo, que deberá realizarse en un lapso no mayor de noventa días continuos. Si contamos hacia atrás esos noventa días, partiendo del 10 de enero, llegamos a la fecha citada: jueves 13 de octubre de 2016. Como el CNE tiene tres días como máximo para convocar, ésta debería hacerse entre el 7 y el 11 de octubre (pues el 12 es feriado).

De allí surge esta pregunta: ¿es posible que para el 13 de octubre de 2016 el CNE pueda convocar al referendo revocatorio?

El anuncio de nuevos retrasos por el CNE

Como se recordará, el CNE anunció el cronograma para la etapa del 20%. Al dar ese anuncio, el CNE anticipó nuevos retrasos injustificados al procedimiento del revocatorio.

Tomando en cuenta que el escrito de participación para la recolección del 20% fue presentado el 2 de agosto, el lapso “máximo” para que el CNE aceptara ese escrito venció el 19 de agosto de 2016. Pero el CNE sólo anunció que el escrito de la MUD sí cumplía con esos extremos el miércoles 24 de agosto, o sea, con tres días de retraso.

El lapso de quince días hábiles para definir los centros de recolección del 20%, de acuerdo con las normas, vence el 9 de septiembre. Pero el CNE anunció que esa etapa culminará 13 de septiembre, agregando tres días más para adoptar la “decisión” sobre los centros de recolección, es decir, el 16 de septiembre. Esto implica, en total, siete días de retraso.

Pero hay más. La interpretación racional de la normas es que todos los lapsos son consecutivos: finalizada una etapa, de inmediato, se inicia la siguiente. Por eso, como el 9 de septiembre vence el lapso para definir los centros de recolección de manifestaciones de voluntad, los tres días para llevar a cabo esa recolección deberían realizarse entre el 10 y el 12 de septiembre.

Pero de acuerdo con el CNE, esa recolección tendrá lugar a finales de octubre, o sea, con un retraso de mes y medio.

No es legal diferir la recolección de firmas hasta finales de octubre. Así, el CNE prevé que la decisión final sobre los centros de recolección se adopte el 16 de septiembre. ¿Qué justifica entonces diferir más de un mes la recolección de las manifestaciones de voluntad?

La respuesta que daría el CNE, probablemente, sería similar a la que ha dado hasta ahora: “razones técnicas”. Pero la violación del procedimiento del Referendo Revocatorio en contra del derecho de participación ciudadana, no puede ampararse en “razones técnicas”.

El revocatorio en riesgo

Si la recolección del 20% se lleva a cabo a finales de octubre, implica que el CNE sólo estaría en capacidad de decidir si convoca o no el referendo a comienzos de noviembre. Probablemente, como ha hecho hasta ahora, el CNE se tome algunos días más para tomar esa decisión. Además, también es probable que el CNE convoque el referendo dejando correr, completamente, el citado lapso de noventa días.

Todo esto significa que si el CNE recolecta el 20% a fines de octubre, tal como anunció, el revocatorio probablemente se realizará en febrero de 2017.

Ese riesgo puede evitarse.

Salvar el revocatorio

Si el CNE cumple con los plazos, la recolección del 20% podría realizarse entre el 10 y el 12 de septiembre, lo que daría tiempo de sobra para realizar el revocatorio en 2016. Pero incluso si el CNE viola las normas y fija la recolección del 20% para finales de octubre, el revocatorio podría realizarse en 2016 si el CNE simplifica el trámite de la convocatoria.

Legalmente, lo repito, es posible realizar el revocatorio en el 2016.

El problema ha sido que, hasta ahora, no se han aplicado controles suficientes para forzar al CNE a cumplir con los plazos del revocatorio.

Cuando la Administración no cumple los plazos que le fija la Ley para llevar a cabo una actuación, hay dos controles básicos que están llamados incidir en la Administración: el control de los tribunales y el control del Poder Legislativo. Actualmente ninguno de esos controles es una garantía cierta: no luce probable que el TSJ obligue al CNE a cumplir con las normas del revocatorio, ni tampoco luce probable que el Poder Legislativo pueda incidir, efectivamente, sobre el CNE (por el acoso al cual ha sido sometido por el TSJ).

Sin controles judiciales y legislativos que permitan asegurar que el revocatorio supere con éxito la encrucijada en la cual está, ¿qué opción queda?

Cuando fallan los controles judiciales y legislativos sobre la Administración, solo queda el control ciudadano. O sea, el control que los propios ciudadanos pueden ejercer sobre el CNE, para asegurar el cumplimiento de los plazos que asegurarían realizar el referendo revocatorio en 2016.

Que el referendo revocatorio logre superar con éxito esta encrucijada es más un asunto político y de la capacidad de los ciudadanos convocantes de presionar en democracia y bajo el amparo de la Constitución.

José Ignacio Hernández G.  José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV y UCAB. Puedes seguirlo en Twitter en @ignandez

Comentarios (9)

Leonardo Villamizar
31 de agosto, 2016

Excelente análisis que nos arroja luces sobre las dilaciones del CNE que se empeña en explicar la complicada logística de un referendum revocatoria donde las opciones son un simple si o no.

Gabriel C
31 de agosto, 2016

Que triste es ver como las instituciones que deberían velar porque se cumplan las leyes, más bién se prestan para entorpecer salidas democráticas y constitucionales a la población. Está nefasta etapa nos tiene que dejar una profunda reflexión sobre muchas cosas, empezando por el populismo.

VICTOR ACOSTA F.
2 de septiembre, 2016

COMO TODOS LOS ANÁILISIS DEL PROF.HERNÁNDEZ, EXCELENTE!!!!! AHORA BIEN, LA MUD (SUS DIRIGENTES)DEBEN TOMAR NOTA DE LA SITUACIÓN (SEGURO YA LA TOMARON) Y, SACANDO PROVECHO DE LA JORNADA DE AYER (TOMA DE CARACAS), PLANIFICAR Y EJECUTAR UN PLAN ESTRATÉGICO PARA MANTENER LA MOTIVACIÓN Y LOGRAR, COMO LO EXPLICA EL PROF. HERNÁNDEZ QUE SEA EL PUEBLO QUE EL QUE “OBLIGUE AL CNE A CONVOCAR EL REFERENDUM EN 2016. FÁCIL????NO LO LES…POSIBLE?? SI LO ES!!!!! SLAUDOS.

Vicente Villasana Conde
2 de septiembre, 2016

DEBEMOS DUPLICAR el 20% para activar el REVOCATORIO. Solo logrando eso podríamos exigir al régimen: REVOCATORIO YA!! De seguir el CNE con sus morisquetas sobrevenidas. Paralizaremos al país y nos dirigiremos a Miraflores. Y punto!!

Nelson Arias
2 de septiembre, 2016

quien tomara la presidencia de la republica en caso de revocatorio? Ramos Allup si se hace antes del 10 de Enero del 2017 o Aristobulo Isturiz si se hace despues del 10 de Enero del 2017? me explican constitucionalmente? gracias

Cristian Uzcátegui
3 de septiembre, 2016

Acertado su análisis como siempre. Hay algo que los expertos y analistas parecen olvidar cada vez que esbozan el deber ser procedimental de la Constitución.

Este gobierno no es democrático y actúa según la Constitución cuando le conviene, eso tenemos que interiorizarlo, es así de simple, veo que cada vez que se presenta un exabrupto legal, nos escandalizamos y no entiendo el porque, no se que más muestras queremos del carácter tiranoide de las revoluciones.

Ahora, en esta compleja lucha social, los partidos políticos y sus dirigentes tienen la obligación histórica de acompañar hombro con hombro al pueblo organizado, de forma pacífica, para que en la calle se presione para conseguir ese logro. A los regímenes antidemocráticos, los logros sociales se le arrebatan de las fauces, no esperemos que cumplan la constitución.

Paul
3 de septiembre, 2016

“Que el referendo revocatorio logre superar con éxito esta encrucijada es más un asunto político”. Ha dado usted en el clavo querido Profesor. El cambio de Gobierno ya es un Asunto totalmente pertinente a los políticos. El Pueblo ya habló desde el 6 de Diciembre del 2015. Si para el 10 de Enero 2017 Nicolás Maduro permanece investido como figura del Ejecutivo Nacional, entonces pueda q no sea lo más sensato pero la Mesa de la Unidad Democrática(MUD)habrá de ser Sepultada y q sus integrantes queden a la merced de lo que el Régimen disponga.

Rossy
3 de septiembre, 2016

oye! Pero si cumplen los lapsos…se recolecta el 20%. Casi a mediados de septiembre y de dan resultados finales ppios de octubre igual los 90 días para celebrarse quedan apretadisimos! Claro sin la tardanza previa no hubiese sido tan apretado…

Edgar Hernandez
7 de septiembre, 2016

¿Quien puede simbolizar como una victoria la no realizacion de una consulta popular?. “Aquellos que precisamente han dejado de ser populares”

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.