Blog de Alberto Barrea Tyszka

La caligrafía de los tomates; por Alberto Barrera Tyszka

Por Alberto Barrera Tyszka | 16 de abril, 2017

 

maduro-aristobulo-isturiz-640

Como si se tratara de una película extranjera, que ninguno de nosotros puede comprender, Aristóbulo Istúriz se presenta en la televisión como un gran intérprete, queriendo traducirnos y explicarnos lo que ocurrió en San Félix.  Lo que ustedes vieron no es en realidad lo que ocurrió. Lo que pasa es que la gente en Guayana es muy rara. Se expresan de otra forma. Tienen sus puntadas de rabo, pues. Ellos cuando quieren expresar su amor, te lanzan cuanto tengan al alcance de su mano: un huevo, una pelota de béisbol, un pimentón,  una concha de plátano, lo que sea. Esa gente es así, chico, yo los conozco. Mira, a ellos no les gusta escribir en papeles, ni están pendientes de los emails, ni nada de eso. A ellos les encanta mandar mensajes con tomates. ¡Ah, pues! Yo soy maestro. Por eso te lo estoy diciendo. Ese día, a Nicolás,  lo que le estaban tirando era pura correspondencia, puros mensajes de amor en clave tomate perita: ¿no es una maravilla? Pero, claro, si ustedes no los conocen, se confunden. Ven cualquier imagen medio distorsionada por la derecha televisiva y, listo, luego piensan que las cosas son de otra manera. Pero no. Las vainas no fueron así. Yo que se los digo. Cuando un guayanés te quiere mucho, te persigue, te lanza cosas, te grita, te manda pal carajo ¡Esa es su forma de expresar amor!

Como si todos los venezolanos fuéramos ciegos, como si nada más tuviéramos media neurona despierta debajo del pelo, el Ministro Vladimir Padrino de pronto pretende reinventar los días de feroz represión que hemos vivido con una nueva y sorprendente declaración. Después de gastarse todas las bombas lacrimógenas del inventario, de repente descubre que manifestar pacíficamente es un derecho consagrado en la Constitución que no se puede tocar “ni con el pétalo de una rosa” ¿Qué dice, entonces, el General?  Que no nos están atacando. Que todo es un espejismo. Que no sabemos ver bien lo que ocurre. Que esos militares que disparan y que golpean, en el fondo, no nos están reprimiendo. Todo lo contrario: nos están defendiendo ¿Por qué no nos damos cuenta? ¿Por qué confundimos los abrazos con coñazos?  Los 470 arrestos, las 180 personas que aun están detenidas, todo eso es pura protección. No le presten atención a las denuncias de tortura de los hermanos Sánchez. Eso también es para defenderlos. Lo nuestro es pura prevención.

Como si todos no conociéramos ya la rutina, Tarek El Aissami anunció ayer que el oficialismo realizará el próximo 19 de abril “la marcha de las marchas”. Lo dice como si fuera una novedad. Como si nadie hubiera escuchado a la MUD convocar con anterioridad a una concentración en esa misma fecha. Como si nadie en este país supiera lo que ocurre y cómo se organiza, desde el Estado, toda la participación popular en los actos pro gobierno. El Vicepresidente llama al diálogo, invoca la democracia, exalta la diversidad, pero advierte que “hasta ahora” lo que ha convocado la oposición son “actos terroristas de carácter violento y criminal”. No como los nuestros, por supuesto. No como nuestros muchachos de los colectivos, siempre dispuestos a evitar conflictos en la ciudad.

Como si no le importaran las angustias de los otros, Nicolás Maduro intenta día a día  convencernos de que nuestra vida es una ficción. El hambre no existe. La escasez es una truco de la imaginación. La inflación solo es una fantasía. Aquí todo está bien. Aquí la estamos pasando chúpili. No se dejen marear por la derecha y sus inventos. Esas colas son pura paja. Aquí hay de todo. Aquí hay hasta para regalar. No se los estoy diciendo: ya estamos a puntico de ser potencia. Lo que pasa es que ustedes aun no se han dado cuenta. Van pal cielo y van llorando, como dicen. Tienen que bajarle dos al estrés. Tienen que hacer como yo. Bailen salsa. Colúmpiense sobre la realidad. Engorden. Acepten la enorme felicidad que tenemos y déjense llevar por ella. La vida es bella ¿No ven el estado de plenitud en el que estamos y vivimos siempre Cilia y yo?

Nunca antes, en Venezuela, un gobierno se burló  tan cruelmente de las necesidades del pueblo. Han ignorado las preocupaciones y problemas de las mayorías. Peor aun: se han reído del dolor de la gente. Han hecho chistes públicamente, negando la realidad, minimizando las tragedias cotidianas de millones de venezolanos. Y encima, todavía, siguen mintiendo. De manera patética, insensible. Insisten en negar lo que ocurre. Se aferran al engaño, quizás piensan que es lo único que puede salvarlos.

¿Se puede creer en ellos? ¿Se puede creer en un gobierno que cierra las estaciones del metro para evitar que la democracia sea participativa y protagónica? ¿Se puede creer en un poder que controla los medios de comunicación para invisibilizar la realidad, para impedir que el pueblo sea noticia?

En las sociedades sin transparencia, sin datos claros, sin auditorías,  comienzan a aparecer otros indicadores estadísticos: el descontento popular, las protestas, también la represión…Mientras el oficialismo siga empeñado en no leer lo que ocurre, seguirá hundiéndose en su propio fracaso y continuará, también, creciendo la indignación y el rechazo. La caligrafía de los tomates es cada vez más clara.

Alberto Barrera Tyszka 

Comentarios (17)

Luis J. Martínez J.
16 de abril, 2017

En las palabras de Jesús podemos encontrar la verdad. Ël dijo en Juan 8:32: “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” . Un Pueblo instruido en el Conocimiento de Dios (Lectura de la Biblia), jamás será engañado con mentiras, vengan de donde vengan. En Isaías 3:12, se demuestra esta verdad:” Líderes inmaduros oprimen a mi pueblo, y las mujeres lo gobiernan. Oh, pueblo mío, tus líderes te engañan; te llevan por el camino equivocado”.

Ramón Sánchez Barreto
16 de abril, 2017

Ciertamente, el régimen ha institucionalizado la retórica del maquillaje semántico y la traslación sicológica: a los presos los llama privados de libertad, a los malandros paramilitares, colectivos; a los mercenarios, pueblo; a la tortura, métodos de ablandamiento; a la protesta, guarimba y la ignorancia de Aristóbulo, análisis semiológico. Estoy seguro que Aristóbulo, jamás se ha leído ni el libro Mantilla. Pero el publo despertó y los tiene en franca retirada, huele a gas de mapurite,

June Faria
16 de abril, 2017

La tiranía de Nicolás Maduro es a la gata loca lo que el pueblo es a Ignacio. Quien recuerda la comiquita de Ignacio y la gata loca. Esa orate gata que recibía desprecios de Ignacio y ella creía y juraba que era puro amor. Así es el cuento que pretende que nos comamos los venezolanos. Fuera la tiranía. Fuera Maduro y sus secuaces.

Robert Sassi
16 de abril, 2017

Las mentiras que dice Aristobulo Isturiz son muy peligrosas porque las dice por television, describiendo una falsa realidad que desgraciadamente todavia creen muchos venezolanos. Acuerdense que la mayoria de los venezolanos no tienen acceso a internet a diario para ver el video real de los tomatazos a maduro. Por lo tanto su mentira se hace plausible para todo aquel que no vio la verdad evidente en los videos. Isturiz es un mentiroso cobarde, les apuesto a que el primero en abandonar el pais cuando caiga el regimen va a ser ese mono.

Fernando EGui
16 de abril, 2017

La aguda pluma de Barrera Tyszka zigzaguea como quien blande una espada… Para quienes le hemos leído y estudiado, Tyszka bien sabe reproducir ciertas radiografías de nuestro gentilicio.

Habría que ver ahora qué opina otro gran exégeta: Héctor Torres (autor de Caracas Muerde y Objetos no declarados).

Es curioso que el gobierno identifique una suerte de comunicación establecida por un segmento del pueblo, el cual, supuestamente, se exprese a través de la incrustación de caracteres, palabras y frases escritas en: mangos, huevos y hasta en piedras… En la transición del Paleolítico al Neolítico supimos encontrar pinturas rupestres, allá en la Cueva de Altamira; hoy por hoy, tras la sombra epistolar de nuestra distópica Venezuela, quienes “aman al gobierno”, apuntan con cuanto tienen a su disposición para que luego del disparo le pongan un post it a la bala…

erwin fandiño
16 de abril, 2017

si llevaban mensajes y no subliminales,mewnsajes directos y concretos de mucho amor ,como dijo aristobolo el genio ,,,por ejemplo,,,, en un pedazo que quedo de un huevo,,,decía,,,,,ESTE HUEVO ES PARA TI PRESIII,,,Y EL OTRO QUE VIENE DETRAS MIO ES PARA CILITA,VEN SON MENSAJES AMOROSOS,,,,,,,,,,,,,,,,,LOS DEMAs que se los repartan hagan cola que ya viene una tropa de huevos cariñosos,,,hay para TODOS ,,,,,ESO ES PURO AMOR ,,MENSAJES DE ALIENTO NAL PRESI Y SU TROPILLA ,,,,,,NO NSEAN MAL PENSADOS

Enrique Rojas
16 de abril, 2017

Este artículo dice claramente lo que pienso y creo ha hecho este régimen: Demostrar desprecio por la gente, aún llamándose socialista. Tú ves la pared amarilla pero ellos te dicen que es roja o del color que les venga en ganas. Aristóbulo se está peleando el lugar de ” el más despreciable”, ya por su presencia tan desagradable, tan nula de carisma para ser “político”. Ahora es el traductor de lo intraducible. Ya una vez en un foro en el Pedagógico de Caracas le dijo a una joven (muy bonita por cierto) que le preguntó sobre si le parecía que lo anunciado por ese contrato colectivo a los docentes le parecía alcanzaba a satisfacer los requerimientos​. Y el con su ” sonrisota” dijo:” Ah no mija , si querías tener dinero no hubieses estudiado para docente”(¿?). Pregunto: ¿Enseña el con el ejemplo? Esto es un sistema que irrespeta por decir lo menos. La inteligencia de la gente, es la revolución de las miserias definitivamente

Marvin Méndez
16 de abril, 2017

Definitivamente, este gobierno tiene el pensamiento machista, y por supuesto nosotros,los ciudadanos,somos su mujer: “Porque te quiero, te pego” esa es su filosofía. Ese es el verdadero pensamiento del socialismo del siglo XXI

maridelfy
16 de abril, 2017

En serio que Aristobulo se cree eso , es que nosotros los guayaneses somos seres irracionales o de otro planeta, podremos estar al sur del pais ,pero eso no le da derecho de insultarnos de esa manera . como piensa el que nosotros no distinguimos en lo que e s amar y lo que es decirle a “no te queremos”. Prof , ud esta muy equivocado se ve que no conoce la cultura guayanesa. No somos ningunos lerdos.

Diógenes Decambrí.
16 de abril, 2017

Diosdado no es de Guayana, por eso él no manda mensajes escritos en tomates o huevos. Como él es de Monagas, Diosdado dice claro y raspao lo que quiere que su audiencia reciba y cumpla, como orden cuartelaria. Su delicada, amable y democrática invitación a la marcha del Oficialismo, el mismo 19: “No puede haber dirigente, ni ministro ni burócrata que se quede en la oficina, porque si no está aquí no puede tener un cargo”. A buen entendedor, pocas palabras y escuálida asistencia, enfranelados de rojo rojito y pendientes de cuando pasen Lista.

Kondorito Konstitución
17 de abril, 2017

Excelente artículo (“para variar”) pero lamentablemente nada ha cambiado desde el grotesco acto de juramentación del 2 de febrero de 1999.

Carmen Yanes
17 de abril, 2017

Excelente articulo… No podia estar mejor descrito el cinismo e irreponsabilidad de nuestros gobernantes.

Arturo G. Bello
17 de abril, 2017

No olvido aquel mango en el que le “enviaron” un mensaje a Maduro. Hay que cuidar bien al presidente, cualquier día de estos pudieran mandárselo en un coco. Mosca, pues..

HECTOR ESTRADA
17 de abril, 2017

Cuando se hace eco de una noticia, se deben presentar las pruebas para darle credibilidad a la misma. Se escuchan rumores pero siempre seran rumores. Necesitamos evidencias del rumor.

Jesús Zurita Peralta
17 de abril, 2017

Excelente maestro, como es costumbre. Recuerdo que hay muchas frases celebres sobre las mentiras, pero en particular una atribuida a Pope es extraordinaria, “el que dice una mentira no sabe que tarea ha asumido, porque estará condenado a inventar veinte mas para sostener la certeza de esta”. Así que la mentira es eso, un síntoma, una condena, y también es una forma de aproximarse o encontrarse con la realidad. Y tal como lo expresa Nietzsche, la mentira más común (y la más fácil) es con la que el hombre se engaña a si mismo, engañar a los demás (o intentarlo) es un asunto vano. Pero de todo este discurso irreal surgen pregunta, por qué nos hicimos cómplices de las mentiras y el engaño? y cuánto tiempo más las toleraremos?

Jose Abel Ramirez Herrera
17 de abril, 2017

Gracias a ABT por sus excelentes Artículos.

yo
18 de abril, 2017

Que buena reflexión. Dios nos cuide en la protesta y baje sus bendiciones para construir un mejor país, y no es la oposición la que debe gobernar, ni el chavismo, es y debe ser un hombre integro rodeado de gente que quiera echar para adelante, justo y que definitivamente quiera a Venzuela y le duela en las condiciones que esta… Yo solo quiero elecciones y ver otro futuro para mis hijos y para mis dias de vejez

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.