Blog de José Ignacio Hernández

Hugo Carvajal había sido nombrado Cónsul. ¿Es legal su detención?, por José Ignacio Hernández

Por José Ignacio Hernández G. | 24 de julio, 2014

Según reportan los medios, el 23 de julio de 2014 “las autoridades de Aruba detuvieron al exdirector de Inteligencia Militar de Venezuela Hugo Carvajal en esa isla caribeña a petición de Estados Unidos, que le reclama por narcotráfico y ayuda a la guerrilla colombiana, informaron hoy medios locales y estadounidenses“.

En un Comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, se señaló que “el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela rechaza enérgicamente la detención ilegal y arbitraria del funcionario diplomático venezolano, portador de pasaporte que lo acredita como tal; Hugo Armando Carvajal Barrios, llevada a cabo en la isla de Aruba por parte de autoridades holandesas, que han actuado en violación de la normativa internacional vigente, en particular, de la Convención de Viena Sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, reconocida por ambos Estados“.

Este Comunicado plantea la duda de si la detención de Carvajal fue legal o no. A continuación despejaremos esas dudas, y aclararemos algunas imprecisiones.

0. Despejando algunas incógnitas

El Comunicado afirma dos hechos: que Carvajal es un “funcionario diplomático” y que porta un pasaporte que lo “acredita como tal”. De allí afirma una conclusión: Carvajal no podía ser detenido.

Sin embargo, los medios contradicen esas afirmaciones. Así, lo que se refleja es que “Carvajal fue nombrado cónsul de Venezuela en Aruba en enero pasado, aunque el país isleño no le había concedido el placé“. Es decir, que no ejercía, al momento de la detención, el cargo de cónsul, a pesar de lo cual, tenía pasaporte diplomático.

1. La Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.

El manejo de las relaciones exteriores de los Estados se confía a un cuerpo diplomático que, por tal  carácter, se sujeta a un régimen especial de Derecho Internacional. Ese régimen está contenido en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, y alcanza, entre otros aspectos, a la inmunidad del agente diplomático (artículo 31).  A ese régimen parece aludir el Comunicado de la Cancillería venezolana.

Sin embargo, esa Convención no aplica a los cónsules, que es el supuesto cargo que tendría Carvajal. En efecto, de conformidad con el artículo 4, el agente diplomático podrá ser embajador o nuncio; enviado, ministro o internuncio o encargado de negocios.

El cónsul, en realidad, se rige por otro Tratado Internacional: la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, que regula igualmente, en su artículo 43, la inmunidad de jurisdicción. Es decir, que el Comunicado parece haber citado mal la Convención que, supuestamente, aplicaría a Carvajal.

¿Tenía Carvajal inmunidad de jurisdicción? De acuerdo con la prensa, el nombramiento de Carvajal como cónsul no había sido aceptado, en tanto el Estado receptor -el Reino de Holanda- no había dado conformidad a ese nombramiento. De hecho, Carvajal no aparece como funcionario consular en la página web de ese consulado.

Las relaciones consulares requieren el consentimiento del Estado proponente y el Estado receptor. Por ello, el nombramiento del jefe de la oficina consultar debe ser aceptado por el Estado receptor, tal y como reconocen los artículos 10  y 11 de la Convención. Por ello, si Carvajal había sido nombrado jefe de la oficina consular (cónsul) de Aruba, pero ese nombramiento no había sido aceptado por el Reino de Holanda, no era un funcionario consular al momento de la detención.

Sin embargo, la inmunidad de jurisdicción se extiende a todo funcionario consular, cuyo nombramiento no requiere, como regla, aceptación del Reino de Holanda. Pudo haber sucedido que Carvajal no fuese nombrado cónsul pero sí era funcionario consular, caso en el cual estaría beneficiado por la inmunidad de jurisdicción del artículo 43.

Pero aun así, la inmunidad de jurisdicción no es una carta en blanco. Esa inmunidad aplica solo para “los actos ejecutados en el ejercicio de las funciones consulares“. Y no parece que la detención de Carvajal sea consecuencia del ejercicio de funciones consulares.

Así lo aclaró la funcionaria de Aruba, Ann Angela, según reflejó ABC News. La inmunidad está unida a la función, y Carvajal no ejercía función consular alguna en Aruba al momento de su detención.

Por ello,  la inmunidad de jurisdicción reconocida a los funcionarios consulares no podía impedir la detención de Carvajal.

2. El pasaporte diplomático

La Cancillería dio un segundo argumento: Carvajal tenía pasaporte diplomático. Sin embargo, incluso siendo ello cierto, resulta un dato irrelevante para cuestionar la detención.

Según el Reglamento de Pasaportes venezolanos, el pasaporte diplomático es un documento especial otorgado a ciertas personas y funcionarios, aun cuando no sean funcionarios diplomáticos. Por ejemplo, los rectores de las Universidades Nacionales. Es decir, todo funcionario diplomático o consular que goza de inmunidad tiene un pasaporte diplomático, pero no toda persona que tiene un pasaporte diplomático goza de inmunidad de jurisdicción.

El otorgamiento de ese pasaporte es un acto discrecional del Gobierno de Venezuela, por ello, y en modo alguno concede a su titular inmunidad en el extranjero. Esa inmunidad procede únicamente en los casos reconocidos en las dos Convenciones de Viena, ya señaladas.

Por ello, que Carvajal tuviese un pasaporte diplomático no implicaba que, por ese solo hecho, tenía inmunidad. Esa inmunidad solo se reconoce si Carvajal era, al momento de su detención, funcionario consultar y por actos ejercidos en tal carácter, lo que no parece ser el caso.

Incluso teniendo un pasaporte diplomático, el General Carvajal podía ser detenido. El fondo de la acusación es otro tema sobre el que no contamos información que nos permita realizar un análisis.

******

LEA TAMBIÉN: ¿Y por qué la Sala Constitucional protegió al General Carvajal?, por José Ignacio Hernández

José Ignacio Hernández G.  José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV y UCAB. Puedes seguirlo en Twitter en @ignandez

Comentarios (10)

VO
24 de julio, 2014

Ya es hora de acabar con ese relajo discrecional de otorgar pasaporte diplomático a cualquier amigo o familiar de funcionario público. Recuerdo el caso de la hija de un gobernador que pasó un mal rato en Hong Kong. La credibilidad de los viajeros venezolanos se ve afectada por esa falta de seriedad con los pasaportes y a todos cada vez más nos revisan con lupa.

Andres Rojas Ginnari
25 de julio, 2014

Increible que hagan citas a Tratados de forma escueta y errónea como si fuesen apenas estudiantes y no verdaderos funcionarios diplomáticos. Da pena una respuesta del gobierno venezolano, más aún con la posible designación de ese señor como Cónsul.

S. Freites
25 de julio, 2014

El desconocimiento del area y sus opiniones me dan pena Como Venezolano. La falta de funcionarios de carrera en el area diplomatica, ha sido el factor que ha descarrilado la imagen de Venezuela en el exterior, lo que conlleva que cuando visitamos algun pais,al ingreso vemos como nos tratan, los encargados de los controles migratorios, vale decir como ejemplo en Espana y U.S.A.

Héctor Quintero Montiel
25 de julio, 2014

Los funcionarios consulares se rigen, como bien lo señala, por la Convención de Viena de Relaciones Consulares suscrita en 1963. En su artículo 12 se estipula que el agente consular entrará en funciones cuando le sea concedido el exequátur, puede actuar sí hay un reconocimiento provisional. En este caso, por lo que conocemos públicamente estaba llegando a tomar posesión de su cargo. Se identificó con pasaporte a nombre de tercera persona, delito de usurpación de identidad. Luego presentó el diplomático. Era buscado por Interpol por delito grave, tráfico de droga y enlace con las FARC, según el artículo 41 de la misma convención los funcionarios consulares pueden ser detenidos al instante, es la gran diferencia con la inmunidad diplomática. Como bien lo dice en su artículo la simple posesión de un pasaporte diplomático no le concede inmunidad a su titular, debemos recordar que Pinochet fue arrestado en Gran Bretaña aunque portaba un pasaporte diplomático chileno, pero no gozaba de inmunidad de jurisdicción porque no estaba acreditado ante ese país.

Marienca ferrero
25 de julio, 2014

Excelente tu explicación. Digna de ser escuchada por cualquier estudiante de derecho que se precie de tener un buen profesor. Marienca Ferrero

KBULLA
25 de julio, 2014

¿Y qué será de la vida de Aponte Aponte y Rafael Isea?

Edmundo F. Felipe
25 de julio, 2014

Un artículo como el presente es de agradecer, ya que aclara, de manera directa y sencilla, con el respaldo de las citas correspondientes, la realidad de la situación con respecto a la supuesta inmunidad diplomática del señor Hugo Carvajal. El curriculum del profesor José Ignacio Hernández le da credibilidad a su planteamiento. Creo que en la base del problema subyace una debilidad institucional. La diplomacia venezolana ha sido desprovista de su personal profesional, los funcionarios de carrera brillan por su ausencia, cualquiera puede ser Canciller, incluso un bachiller, como de hecho ha sucedido. Por otro lado, habría que considerar la actitud prepotente que ha sido propia del comportamiento diplomático de Venezuela en los últimos tiempos.

winstonsanchez
26 de julio, 2014

Tambien hay que tomar el cuenta que Venezuela es parte de los tratados internacionales contra el narcotrafico, por lo cual esta obligada a combatir esos delitos.

Rhadames Barroeta
27 de julio, 2014

Si tanto le preocupa la integridad de su cuerpo diplomático al estado Venezolano que ha pasado con el Asesinato de Olga Fonseca, Encargada de Negocios de Venezuela en Kenia, ese caso se olvido, es que hay funcionarios de 1era y otros de 2da ? evidentemente es este caso el afectado es una verdadera caja de pandora por todo lo que sabe

Olga Lavieri
27 de julio, 2014

El papel vergonzoso que hizo el gobierno de Holanda es increíble. Los había considerado siempre como un pais serio. Pero después de este negociado con los chavistas y el haber cedido a las presiones de un gobierno forajido, me ha decepcionado. Los chavistas estaban muriendóse de miedo por la información que le iban a extraer los de la DEA a Carvajal, y como todos están coludidos, no podían arriesgarse y se la jugaron toda. Hasta Maduro hubiera ido a buscarlo!Olga Lavieri

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.