Blog de Willy Mckey

Heridos de bala (o “Creerse de izquierdas y allanar universidades”); por Willy McKey

Por Willy McKey | 6 de abril, 2017

consejo-universitario-640

1

Cuando la rectora de la Universidad de Carabobo pudo denunciar que la Guardia Nacional Bolivariana había violado la autonomía universitaria, ya más de una centena de efectivos tenía rato reprimiendo y disparando dentro del campus.

Al final de la tarde se sabía que había estudiantes heridos, aparentemente por perdigones.

Antes de las nueve de la noche se confirmó que había heridos de bala.

Heridos de bala mientras protestaban.

Heridos de bala puertas adentro de su universidad.

Heridos de bala.

2

Durante décadas, la autonomía universitaria fue de los argumentos más poderosos del pensamiento izquierdista en Venezuela, principalmente porque esa autonomía universitaria que protegió a los estudiantes que protestaron durante las décadas de los ochenta y los noventa fue uno de los primeros logros de la democracia venezolana.

Tras la caída de la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez, un grupo de legisladores trabajó en una Ley de Universidades que entró en vigencia a finales de 1958. Desde entonces la autonomía aseguraba que los profesores y el estudiantado pudieran relacionarse con el conocimiento en un ambiente de tolerancia entre todas las corrientes de pensamiento.

El poder se vio tentado en más de una oportunidad a violentar la autonomía con excusas políticas. Desde el gobierno de Rómulo Betancourt hubo persecuciones a liderazgos estudiantiles vinculados con el comunismo, el socialismo y las ideas de izquierda.

La tensión entre la policía política y el liderazgo de izquierda llegó a su punto más sensible durante el mandato de Rafael Caldera. En octubre de 1970 se ordenó el allanamiento militar de la Universidad Central de Venezuela, violando la autonomía universitaria y ocasionando el cierre de la casa de estudios más grande del país.

3

En abril de 2017, durante el gobierno de Nicolás Maduro, la Universidad de Carabobo fue allanada por fuerzas de la Guardia Nacional, violando la autonomía universitaria. La misma autonomía universitaria que, durante sus años de liderazgo estudiantil, le sirvió de escapulario a muchos de las actuales figuras del gobierno en ejercicio.

4

Tanto en 1970 en la UCV como en 2017 en la Universidad de Carabobo, quienes allanaron la autonomía universitaria fueron los cuerpos de seguridad del Estado, los silenciadores de protestas, los uniformados, los mismos. Tanto en 1970 en la UCV como en 2017 en la Universidad de Carabobo, las víctimas durante el allanamiento de la autonomía universitaria fueron los estudiantes universitarios, el derecho a disentir, los mismos.

La violencia de Estado es feroz. Siempre. Incluso cuando no tiene que ver con las armas.

5

Durante los últimos quince años el gobierno nacional ha asfixiado presupuestariamente a las universidades autónomas. Los sueldos de hambre que tienen los profesores universitarios, el estado en que se encuentran las infraestructuras y la incapacidad para llevar adelante investigaciones de alto nivel se han convertido en apaciguadores del espíritu universitario.

Aún así hay profesores llevando adelante la comprometida tarea de la formación. Aún así hay liderazgo estudiantil cohesionando las fuerzas que provee la simple idea de formarse en libertad y creer en las ideas. Porque este desencuentro que tiene la Revolución Bolivariana con las universidades y su autonomía no sólo es un desencuentro con la academia: también es un divorcio del pensamiento, de las ideas, de la inteligencia.

Pero al parecer la asfixia presupuestaria no fue suficiente.

6

Las fuerzas públicas hirieron a estudiantes y allanaron la autonomía de la Universidad de Carabobo, yendo contra todas las ideas que muchos de los voceros del gobierno alguna vez usaron como argumento a la hora de autodefinirse de izquierdas. Porque la lista de nombres posibles dentro del organigrama del gobierno es amplia: ministros, diputados, gobernadores, alcaldes, jerarcas, directores de organismos y hasta periodistas simpatizantes del partido de gobierno que alguna vez pertenecieron a la Juventud Comunista, fueron paladines de la Liga Socialista o, simplemente, simpatizaban con sus causas siendo estudiantes de la UCV, de la ULA, de la UC, de LUZ, y ampararon su activismo político en la autonomía universitaria.

¿Aquellos líderes estudiantiles de los ochenta y los noventa saben que hoy están del mismo lado que los agresores, los efectivos armados, los cómplices del poder? ¿Hasta dónde pueden llevar esta pelea contra la juventud, la libertad, la inteligencia?

7

Debe ser un doloroso ejercicio político para cualquiera descubrir que se ha convertido en aquello que alguna vez combatió.

¿Cómo ponerse en la boca una vez más nombres como el de Livia Gouverneur, cuando se tienen heridos de bala en la Universidad de Carabobo?

¿Cómo insistir en el espejismo de creerse de izquierdas, mientras allanan universidades?

LEA TAMBIÉN:

Sobre la violación de la autonomía universitaria; por José Ignacio Hernández

Willy McKey  Parte del equipo editorial de Prodavinci. Poeta, escritor, docente y editor de no-ficción y nuevo periodismo. Especialista en semiología política y conceptualización creativa. Puedes leer más textos de Willy McKey en Prodavinci aquí y seguirlo en twitter en @willymckey Haga click acá para visitar su web personal.

Comentarios (6)

Gabriel
6 de abril, 2017

El 12 de marzo de 2014, en el marco de las enérgicas protestas que se dieron para ese año, la UCV también fue allanada, y no se denunció con la energía que requería, era otra más de las muchísimas acciones que en ese momento dejaban más claro aún que lo que rige en Venezuela desde 1999 es una dictadura, una dictadura de izquierda, de izquierda, porque basta ya de intentar lavarle la cara a ideologías perversas desligándolas del horror.

Joeif Duroim
6 de abril, 2017

Todavía alguien puede creer que esta gente precaria tiene algún vestigio de un valor tan romántico como “el respeto a las Universidades”? Son unos rencorosos, llenos de odio y envidia. Cualquier cosa que sea conocimiento, sabiduría, justicia ni siquiera alcanzan a comprenderla. Los pocos del gobierno que pasaron por la Universidad, sólo ocuparon un espacio, jamás sintieron o vivieron el espíritu universitario. Siempre en plan de revuelta o protesta, no vivieron el mundo universitario real.

Freddy Carquez
6 de abril, 2017

Considero util y oportuno el artículo, recordarle a la “inteligencia”gubernamental su inconsecuencia y su complicidad con el militarismo, disfrazado hoy de “socialismo”, es una contribución significativa en el debate ideo-politico venezolano y universal.

Luis Euardo
7 de abril, 2017

Gracias por esto y otros tantos. Ingresé a la Escuela de Letras en 1973 en el llamado Semestre intensivo (de dos meses, y solo podíamos hacer dos materias) aunque asistía desde antes como oyente pues siempre tuve profesores muy amigos allí. Egresé de esa maravilla de escuela en 1979. Asistí, ya graduado, en diferentes períodos, a muchos cursos en calidad de oyente (creo que fueron alrededor de veinte), siempre que mis actividades y el vivir me lo permitían… ¿Tutor? María Fernanda. Fui preparador por concurso dos años de Rafael Cadenas, Jaime López-Sanz, Adriano, y, ad honorem, de otros profesores. Nunca se va uno de allí, siempre se está llegando… como caminando de espaldas diría con Rilke. En fin, reitero: por este escrito y otros ¡Gracias!

Eduardo
8 de abril, 2017

Poner al mismo nivel el allanamiento de 1970 con el de 2017 me parece no del todo coherente en 1970 la pasión isurreccional estaba a flor de piel, de hecho existían grupos que reivindicaban todavía la lucha armada y por supuesto no era extraño ver gente armada dentro de la UCV. De todos modos pienso que eso se pudo evitar con diálogo algo que el gobierno de entonces pudo hacer y no hizo pero y que no todos los grupos guerrilleros tampoco querían. De todos modos pienso que fue un acontecimiento lamentable.

alexa
10 de abril, 2017

Lamentable . Nuestros respetos a la comunidad universitaria de la UC y a su rectora. La UCV a donde pertenezco ha sufrido por años el atropello de policia y bandas armadas que entran a agredir impunenemente . Hasta quemaron un carro en la entrada del rectorado atentando contra las personas que alli laboran. Nuestras universidades estan desamparadas frente al atropello del gobierno, igual que estamos todos los ciudadanos. Basta!!

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.