El Vestier

¿Hasta la victoria siempre, Karl? (o “Desembarco de Chanel en La Habana”); por Amira Saim

Por Amira Saim | 5 de mayo, 2016

Chanel en La Habana. ¿Hasta la victoria siempre, Karl; por Amira Saim #ElVestier 640

Ya es una costumbre: Karl Lagerfeld presenta la colección Crucero 2016 de Chanel fuera de París. El asunto es que esta vez la ciudad elegida fue La Habana, en Cuba, un destino inesperado pero, eso sí, de moda.

Locaciones como Miami, St. Tropez y Seúl ya han servido de escenario e inspiración para algunas colecciones de mitad de temporada como éstas, pensadas para las mujeres que huían de los inviernos en largas vacaciones, casi siempre en cruceros junto al mar. Sin embargo, es bien sabido que, más que de satisfacer estas necesidades particulares, esto se trata de una estrategia de mercadeo muy exitosa. Y su autor intelectual es el propio Karl Lagerfeld, quien siempre es el primero en mover tanto a la prensa como a su equipo a distintos lugares del mundo con el fin de develar sus colecciones.

Pero, además de imponer tendencias para estos viajes de lujo, el paso de la casa francesa por estas latitudes del Caribe significa una suerte de sello de aprobación que colocaría a estos lugares como puntos de interés dentro del mundo de la moda y el lujo, ya fuese por su atractivo, por su historia o por su potencial comercial. Y este año Karl ha escogido La Habana como tema de inspiración y como destino de su más reciente propuesta. Sin embargo, más allá de virar la atención a la apertura que está teniendo ahora mismo Cuba hacia el resto del mundo, las intenciones del Kaiser de la Moda parecen ser mucho más personales de lo que la prensa especializada ha elucubrado.

Todo apunta que Karl Lagerfeld escogió la isla caribeña para despedirse de su rol como Director Creativo de Chanel y así poner fin a una (muy) larga era.

La Guerra Fría:
Yves Saint Laurent vs. Karl Lagerfeld

Karl Lagerfeld llegó a París en 1953: el mismo año en que los revolucionarios de Cuba, liderados por Fidel Castro, intentaron tomar el Cuartel Moncada.

Al año siguiente, en un concurso patrocinado por el Sindicato de la Lana de Francia (y que tuvo como jurados a Hubert de Givenchy y Pierre Balmain), dos jóvenes diseñadores fueron premiados por sus creaciones: Yves Saint Laurent y Karl Lagerfeld, el primero por el vestido de noche que creó y el segundo por su abrigo para mujer.

CHANEL_RES17_491

Haga click sobre la imagen para ampliarla.

A partir de este momento nacieron dos nuevos pilares de la moda. Saint Laurent se convirtió en una leyenda con una marca bajo su propio nombre y Karl Lagerfeld, hoy en día un rock-star de la moda, evolucionó hasta ser un ícono que ganó respeto e influencia continuando el legado de importantes creadores como Jean Patou, Chloé y, por supuesto, Coco Chanel.

Y mientras todo esto pasaba, el mundo también se dividía también: unos de izquierda y otros de derecha.

Fue una contienda creativa, tácita, lujuriosa y llena de ambiciones.

La de Yves Saint Laurent terminó en 2002 con su retiro.

La de Karl Lagerfeld sigue viva, aunque quizás muchas ya piensan que toca ir cerrando etapas.

Paradójicamente y una vez más en su historia, el apellido Saint Laurent lo rodea, esta vez en forma de rumores y posible relevo.

No contaban con la astucia de Karl

Lagerfeld llegó a Chanel en 1983. Los desfiles de la casa francesa son los más esperados todas las temporada, aunque cada vez menos por la ropa y cada vez más por sus llamativos montajes. No olvidemos algo: fue el Kaiser quien revolucionó los lanzamientos con decisiones como la de mandar a hacer un iceberg para la presentación de su colección Otoño/Invierno 2010.

En esta oportunidad, Karl no recreó su inspiración: fue hasta el centro de su temática y mostró una de las colecciones más frescas y alegres que ha presentado en mucho tiempo. Y lo hizo en el Paseo del Prado, un bulevar que separa a La Habana Vieja de la nueva. Touché!

Cuba, un lugar donde los ciudadanos no pueden comprar su ropa, pero donde las despedidas y los cambios han empezado a adquirir un significado mayor.

Chanel en La Habana. ¿Hasta la victoria siempre, Karl; por Amira Saim #ElVestier 640B

Después de mostrar 86 looks adornados con tabacos, boinas y sombreros Panamá, Karl Lagerfeld salió a la pasarela, como de costumbre, a hacer su saludo final. Esta vez iba vestido con un blazer dorado de la última colección del diseñador Hedi Slimane, precisamente para Saint Laurent, quien dejó su cargo como Director Creativo de esa marca en septiembre y cuyo nombre, desde hace varias semanas, suena en las bocas de quienes rumoran que será él quien reemplace a Lagerfeld en Chanel. Touché!

Además del gran detalle del blazer Saint Laurent, hubo muchos otros síntomas y muchas otras ideas que permitieron leer entre líneas el espíritu de este desfile como una despedida. Vale la pena resaltar que si Karl Lagerlfeld es capaz de dejar su cargo en manos más jóvenes, otros también podrían hacerlo, ¿no es cierto? En caso de que se trate de dar el ejemplo, no parece haber un mejor lugar en todo el Caribe que La Habana entregar el cargo a nuevas generaciones. Una vez más: touché!

♦♦♦

ARTICULO_desfile_chanel_la_habana_04052016_640b-768x512 640X60

Amira Saim  Comunicadora Social egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Como editora, se ha especializado en moda y cultura pop. Fashion blogger desde 2009. Conduce el proyecto Dress Code Magazine.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.