Blog de Julio Castro Méndez

¿Ha mutado el Chikungunya?; por Julio Castro Méndez

Por Julio Castro Méndez | 7 de noviembre, 2014

Ha mutado el Chikungunya por Julio Castro Méndez 640

Varias informaciones de baja confiabilidad han referido que el virus que causa el Chikunguya ha mutado. Se trata de declaraciones basadas en observaciones no científicas, con base en el alto numero de infectados y la rapidez con la que se multiplican los casos dentro de una misma vivienda.

El virus de Chikungunya tiene dos grandes sub familias: una asiática y otra africana. A pesar de que los virus tienen una posibilidad cierta de mutar, todavía no se ha registrado ninguna evidencia científica que confirme que el virus haya mutado. De hecho, hay estudios que identifican partes del genoma del virus, realizados en Venezuela y en otros países de la región por laboratorios de la más alta confiabilidad, y revelan que en  los casos estudiados hasta ahora no existe ninguna razón para pensar en una mutación.

Es importante entender que Chikungunya es una enfermedad trasmitida única y exclusivamente por un vector (el mosquito Aedes) que está altamente distribuido en todo el territorio nacional. Al consultar los datos oficiales y otros referidos por el entorno científico, se revela una probabilidad mayor al 15% de las viviendas del país que tienen reservorios de Aedes. Esta cifra es muy elevada, si consideramos que la Organización Mundial de la Salud usa como referencia permisible de domiciliación aédica una cifra hasta 1%. Incluso: históricamente se conoce que cuando los valores de domiciliación aédica llegan al 5% se asocian con epidemias de dengue. Estar entre 15 y 20% es un riesgo extremadamente alto.

Una de las pruebas mas contundentes para entender el impacto del Aedes es el comportamiento del dengue durante los últimos 20 años en Venezuela. Las cifras son preocupantes, con un aumento progresivo del número de casos por año, de hecho este año va a cerrar con una cifra de las mayores de casos de la última década.

Ha mutado el Chikungunya; por Julio Castro Méndez

Las razones por las cuales vemos muchos casos de Chikungunya radican en la alta densidad aédica y el hecho de que se trata de un virus nuevo en el continente, así que no hay protección de anticuerpos en nuestra población.

Lo urgente es que las autoridades sanitarias nacionales entiendan que las estrategias para el combate del dengue y del Chikungunya van mucho mas allá de los planes de fumigación. Si no hay una política integral de saneamiento que incorpore tanto a los gobiernos como a los ciudadanos con la cual se logre una disminución drástica de la cantidad de Aedes en los domicilios, entonces estaremos condenados a que la situación se siga agravando.

Debemos resistirnos a la tentación humana de explicar a como dé lugar lo que no comprendemos, y mucho menos pretender hacerlo mediante factores que no podemos modificar, como la mutación de un virus. La posibilidad real de combatir el mosquito y, con ello, las enfermedades transmitidas por ese vector ellas está en nuestras manos. Basta generar los cambios de conductas necesarios e identificar de manera eficaz los reservorios. Pero para que esto sea posible debemos manejar una información cierta y veraz. Y el Estado es parte fundamental de esta ecuación. No sólo podemos generar el impacto necesario: debemos hacerlo.

Julio Castro Méndez es Médico Cirujano (UCV) con postgrados en Medicina Interna (UCV) e Infectología (Hospital Vargas de Caracas). Research Fellow en enfermedades infecciosas Deaconess Beth Israel Medical Center y maestría en bioestadística en Harvard School of Public Health. Profesor UCV.

Comentarios (16)

manuel gil palenzuela
7 de noviembre, 2014

La rapidez de propagación de Chikunguya me ha llamado la atención desde las primeras informaciones publicadas. Dejo de lado la falta de sindéresis del Gobernador de Aragua ante las declaraciones del Presidente del Colegio M{edico. Amenazar con persecución y cárcel en lugar de solicitar un estudio serio, profundo, estadístico de algo que parece afectar gravemente a los ciudadanos, denota mentalidad nasal -no ver más allá de la punta de su nariz- y carencia de preocupación por las consecuencias globales ciudadanas. La realidad está dando la razón a todos aquellos que se preocuparon socialmente y realmente -no ideológicamente- de este problema. Hoy es una epidemia. Las cifras lo están demostrando. Caso concreto: mi familia. Viviendo en unidades poblacionales diferentes y, dentro de cada población, en unidades habitacionales, a veces distantes, puedo calcular, alrededor de un 50/60 % de afectados familiares. Esto, en términos familiares es una epidemia. Si amplío a la población donde habitamos mi esposa y yo, mis relaciones y contactos confirman lo que acabo de exponer. No soy médico, por tanto no puedo opinar sobre orígenes, mutaciones, etc. Pero soy un ciudadano preocupado por mi entorno, estudioso, analista, y las conclusiones son las mismas. Esta mañana el gerente de un comercio importante me decía: “de cada 12 clientes que entran al negocio y con los que hablo, 5 o 6 tien o han tenido Chikunguya. No se trata de oficialismo, de oposición, de ni-ni, de patria o de apátridas. Se trata, sencillamente, de una enfermedad, cuyo vector parece ser el mosquito Aedes, que está afectando a una parte importante de la población, a veces con consecuencias graves -mi esposa ha sido hospitalizada dos veces porque padece de artritis reumatoide y ha pasado por momentos graves-, pero oigo a un Presidente de la AN gritar porque un cantante -según él por error- se colocó sobre la cabeza la bandera nacional invertida, pero no lo oigo gritar contra los padecimientos de los ciudadanos de este país, afectados por una especie de epidemia, y de los que nadie parece ocuparse: instrucciones claras y precisas -la fumigación es importante pero secundaria-, búsqueda de remedios o impulso del trabajo de investigación -como se ha hecho con el ébola-, disponibilidad de los mejores medicamentos conocidos, que pueden influir positivamente en el ataque frontal a la enfermedad, gratuidad de dichos medicamentos. Esta crítica no es ni pro ni anti-política. Eso no detiene una epidemia ni cura un proceso degenerativo. Y por ello , desde ese punto de vista, me importa un bledo. Es una crítica ciudadana para que los ciudadanos-societarios de a pie y los que nos gobiernan, se centren, no en la publicidad ni en el ataque, sino en la búsqueda por todas las vías, cueste lo que cueste, de la solución que los ciudadanos necesitan y, en consecuencia, exigen.

Esther Mendez
8 de noviembre, 2014

Excelente articulo sobre todo para el ciudadano de a pie que oye los RUMORES de cualquier parte y se pone a ELUCUBRAR sobre los diferentes aspectos de la EPIDEMIA . Y excelente el comentario de la persona que me antecede con conocimientos sino CIENTIFICOS de EXPERIENCIA PROPIA

Rosaura Morett
8 de noviembre, 2014

Manuel Gil Palenzuela..EXCELENTES palabras para describir este desastre.ES INCREÍBLE que hasta las enfermedades sean utilizadas por el régimen como “ataque”,cuando en cualquier país del mundo estarían declarado UNA PANDEMIA ,importando y distribuyendo medicinas,combatiendo la propagación.Dudo que esto sea un mosquito,la trasmisión se está realizando como describes,entre gente ubicada en diferentes sitios.Me gustaría saber la opinión de un médico,sobre las teorías de envenenamiento del agua por el bombardeo a las nubes que ha hecho este desastroso régimen.Así mismo,los efectos secundarios de LAS BOMBAS LACRIMÓGENAS vencidas usadas en todas las ciudades que desde Febrero hicieron protestas.Se dice que a través de estos gases,se desarrolló esta “mutación” hoy convertida en pandemia,y que puede detectarse mediante un examen de sangre específico.Las teorías que corren,por supuesto son originadas por la desinformación en que nos mantienen.

elenasantacruz
8 de noviembre, 2014

esta muy bueno, personas asi es que necesita Venezuela valientes sin miedo, y es una realidad, ya voy por la segunda ves que me da Repite en algunas personas, Dr. lo felicito por preocuparse por la salud de los venezolanos

Mauro Martinez
8 de noviembre, 2014

muchas gracias por sus comentarios, hay que ayudar a comprender a la población que lo de la mutación de este virus puede ser posible, pero el problema de propagación del mismo se debe mas a la alta población de mosquitos en el país. Y hasta que un laboratorio serio se pronuncie solo es especulación de personas mal sanas.

Anizabel Pérez
8 de noviembre, 2014

Dr. Castro, por el bien de todos, por favor explique a las autoridades sanitarias, QUE ES UNA POLITICA INTEGRAL DE SANEAMIENTO,CUALES SON LOS CAMBIOS DE CONDUCTA NECESARIOS PARA ENFRENTAR ESTA EPIDEMIA, COMO PROMOVERLOS,Y COMO SE IDENTIFICAN DE MANERA EFICAZ LOS RESERVORIOS. Se necesita con urgencia INFORMACION VERAZ Y FORMACION SANITARIA .

rupesa
9 de noviembre, 2014

Me gustaría aclarar si éste virus deja inmunidad permanente y si podemos o no reinfectarnos?

Ligi Josefina
9 de noviembre, 2014

Excelente artículo… Gracias…

manuel gil palenzuela
11 de noviembre, 2014

Agradezco a Rosaura Morett su crítica positiva. Mi preocupación continúa viva. Las informaciones posteriores publicadas en revistas, prensa y en este mismo diario virtual PRODAVINCI, obligan a profundizar el tema. Repito, una vez más, que hablo como ciudadano desde mi preocupación ciudadana sobre diferentes temas centrales del vivir y convivir socio-político. Sin más. Por ejemplo, no comprendo que Venezuela haga una inversión millonaria para prevenir el ébola -positivo- si hiciese lo mismo con relación a otras epidemias -y pandemias- que afectan amplia y numerosamente a la población venezolana. Me refiero, en primer lugar, al dengue y ahora al chikungunya. Si no existe vacuna o mnedicación directa, ¿no representaría una mejor inversión, a todo punto de vista, que esos millones de dólares se destinen a la investigación (en el IVIV o en cualquiera otro Instituto, Laboratorio, etc. especializado) de vacunas destinadas al ataque directo del dengue, del chikungunya…? Eso sí sería una demostración directa de preocupación -ni ideológica, ni palabrera- por la salud de todos los ciudadanos societarios venezolanos. La preocupación ÉBOLA es, a estas alturas, pol{itico-ideológica. Que nos consideren los supermen anti-ebolistas de América Latina. Según las informaciones publicadas ha habido un aumento en un 54 % de los casos de dengue. Y debemos estar entre 300.000 y 400.000, si no más, casos de Chikungunya. Insisto, como exponía en mis anteriores reflexiones, que esto es ya una EPIDEMIA, por no utilizar el término, mucho más grave, de PANDEMIA. Todo lo que los responsables oficiales han hecho es una publicidad televisiva -muy bien hecha- y nada más. Pero lo real, lo concreto, lo eficaz :investigaciones de laboratorio, búsqueda internacional de situaciones paralelas y remedios aplicados, NADA. Así no se recupera una nación y menos si se trata de una enfermedad en expansión

heddy paolini
17 de noviembre, 2014

muy bueno los comentarios para mi creo que si muto porque en mi caso muy personal me ha repetidoel dengue en varias oportunidades muy distante unas de otras y esta vez me dieron los mismos sintomas pero acompañado del virus chicungunya en resumen se me unieron los dos sintomas y ya hace dos meses y medio y todavia me duelen las manos y estoy coja de la pierna izquierda y he tomado de todo y nana y soy una de las personas que no acudio al medico y asi como yo muchas personas de mi urbanizacion y de paso aqui murio uno por complicarsele el virus y se de 3 casos mas aqui en valencia que murieron porque nunca le subieron las plaquetas y los medicos tuvieron que quedarse callados porque sino ya ustedes saben como actuaria el gobierno . es todo mi comentario al respecto

tahiana duran
21 de noviembre, 2014

yo tuve ese virus hace mas de un mes pero todavia se me hichan los piez muy feos tengo que tomar algun desinflamatorio por que casi no puedo caminar y las manos tambien no puedo ni destapar una botella quisiera saber por que si ya casi hace 2 mese que lo pase ?

jose rafael escalante
26 de noviembre, 2014

buenas noches soy un afectado por el virus cual de los dos no se por no saver a donde ir pero hace aproximadamente de cinco a seis años me vi afectado por un mal parecido a esto y los medicos q fui uno q era reumatismo otro artritis una me dijo q una crisis de acido urico a la final despues de pastillas inyeciones terapias y guarapos de ciertos llerbateros me mejore despues de cinco o seis meses en muletas sera q hera uno de estos virus y si fuera asi cual seria su remedio por q ando caminando mal gracias y disculpen mi escrito

marmagd mendez
26 de noviembre, 2014

Yo tengo el chinkungunya voy para los 3 meses. Fui a 3 médicos entre ellos un infectologo diagnostico oficial en informes “síndrome Febril agudo ” aunque verbalmente expresaron su diagnostico como chinkungunya tengo una pepas en el cuerpo que me salieron después de la fiebre parecidas a lunares de sangre y me pican,ya teniendo tal “Drama” me dio fiebre de nuevo al día siguiente la mayoría de mi cuerpo estaba cubierto de una erupción roja mi piel hinchada casi como si se fuera a romper y pica increíble. Voy al medico me dice “también tienes Dengue” pasadas dos semanas mi piel se convirtió en una dura concha escamando como cuando sufres quemaduras de sol. Y así mi historia sigue hoy casi escribo con una sola mano pues mi muñeca derecha no colabora, el pie derecho hoy esta torcido mi tobillo adolorido tieso hinchado. La infectologo llamo “manchas violáceas” a las pepas referidas antes y les saco fotos para mostrarla a sus colegas según sus propias palabras. Mi conclusión 1- médicos no saben de enfermedad 2- no hay mucho para hacer tomar atamel (ojala lo consigan) muchos líquidos de ser posible sueros. Aqui a ver si se me quita esta “COSA” de encima Diosito.

josias bravo
27 de noviembre, 2014

Tengo mis dudas con respecto a esa información , ya que los Virus por su condición de no poseer Núcleo y Ácido desoxirribonucleico, solo Acido Ribonucleico, tiene una capacidad de poder mutar y solopara poder subsistir en un medio hostil en todos los casos.

Por lo tanto, si fuese todo lo contrario ya hace mucho tiempo existiese una vacuna estable para su control, pero por ser Virus tiene que dejar que siga su proceso y esperar que nuestro organismo desarrolle resistencia a este Alfavirus. Saludos.

Miguel A. B. Heredia
23 de enero, 2015

He buscado información de algún tipo de anticuerpo o vacuna sobre el tema del virus Chikungunya y no consigo ningún tipo de información. Vivo en un lugar propenso a picaduras y criaderos. Me pican zancudos a cada momento y A mis familiares les dio la enfermedad, me parece muy extraño que a mi no me dio y quería compartir la información. No se si existe algún tipo de anticuerpo que ha creado mi organismo y quería compartir esta información por si sirve de algo. Saludos..!!

JUNIOR GP
27 de enero, 2015

Para entender la magnitud de la problemática debemos analizar los cimientos en los que se basa la palabra VIRUS.. Un virus no se destruye se controla, en el organismo los medicamentos y demás tratamientos solo evitan su propagación y es el sistema inmunologico el que se encarga de su expulsión por las diferentes vías de segregacion que tiene el cuerpo humano (sudor, orina etc) pero algo que si se debe tener en consideración es que los virus tienden a mutar con el fin de volverse inmune a los medicamentos que lo controlan y asi poder subsistir al medio. Al sur del tolima se extiende y toma fuerza la noticia de que este virus patógeno ha mutado al parecer y aun no comprobado por ser esta una zona arrocera los químicos y demás insumos utilizados para el cultivo de este grano ha provocado que el chikungunya sea letal se habla que ya ha cobrado victimas y se analizan diferentes factores toda vez que sus síntomas se asemejan a una mezcla entre paludismo y dengue hemorragico con la sintomatologia de estos pero con un doble de intensidad, mucho mas rápida su propagación a nivel sistemático en el organismo y aunque son tratados de manera medicada esta ultima poco o nada hace efecto.Seria bueno poner mas atención a este mosquito no sea que se convierta en un problema aun mayor.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.