Blog de Alejandro Oliveros

Gedachtes: Heidegger poeta; por Alejandro Oliveros

Por Alejandro Oliveros | 10 de diciembre, 2016
El poeta frances René Char (izq) con su amigo, el filósofo Martin Heidegger (der).

De izquierda a derecha: el poeta frances René Char con el filósofo Martin Heidegger

Martin Heidegger, el “Rey de la filosofía”, en la entusiasta expresión de Hanna Arendt, y el influyente vate francés René Char, conocido por muchos por sus vinculaciones surrealistas, se conocieron en 1955. Un encuentro nada obvio, como tampoco lo fueron sus relaciones con la misma pensadora judía alemana. Heidegger había colaborado oblicuamente  con los nazis en 1934, al aceptar la rectoría de la Universidad de Friburgo, pero nunca negó sus simpatías por lo que consideraba la “grandeza esencial” del proyecto de Hitler. Char, por su parte, como “capitan Alexandre”, combatió abiertamente a los alemanes desde su activo puesto en la nunca especialmente activa resistencia francesa. Actitudes bien opuestas, si alguna vez las hubo. Sin embargo, a partir de ese año de aguda post-guerra, se establecería entre ambos una relación que algunos podrían  llamar amistosa. No pocas eran las opiniones que los distanciaban, pero no menos intensas las que los  unían. Como la deuda que ambos sintieron con Heráclito, el “oscuro” presocrático que, precisamente, había hecho de la reconciliación de los contrarios uno de los puntos más originales de su sistema. Heidegger nunca fue un poeta ni pretendió ser uno de ellos. No obstante, ningún pensador en la tradición occidental, los escuchó con tanta atención. Si no fueron muchos los escogidos, casi siempre Hölderlin, Rilke, Trakl, si fue mucho el tiempo y las pagina que les dedico. Después de él han sido en verdad pocos los filósofos, desde Gadamer a Cacciari, que no se hayan acercado a la poesía para tratar de entender las esquivas relaciones entre luz y sombra, verdad y falsedad; la altheia que inventaran los griegos y Heidegger actualizara para sus contemporáneos. Los Gedachtes no fue lo único que escribió en versos, pero esto que presentamos tal vez sea lo más permanente. Y lo hizo para el homenaje a su amigo Rene Char, preparado por Dominique de Roux, y publicado en uno de sus Cahiers de L’Herne en 1971; y luego recogidos en el volumen XII de las Gesantausgabe, de Heidegger (Klostermann, 1983).

 

TIEMPO

 Por cuánto tiempo?
Solo cuando el reloj se detenga.
el ir y venir del péndulo,
escucha: va, iba y
ya no va más,
Ya tarde en el día, el reloj.
Simple trazo pálido hacia el tiempo
que, próximo a la finitud,
viene de ella.

SENDEROS

Senderos,
senderos del pensamiento, ellos también en camino,
se escapan, cuando regresen
que es lo que habrán visto?
Senderos, ellos también en camino,
antes abiertos, cerrados de repente
más tarde. Muestran lo anterior,
lo nunca alcanzado, entregado a lo no dicho,
rehaciendo los pasos
al resonar de un destino confiable.
Y de nuevo la ansiedad
de una oscuridad incierta.

♦ 

SIGNOS

 Mientras más inoportunos los planificadores,
más extraviada la comunidad.

Mientras más escasos los pensadores,
más solitarios los poetas.

Más oprimidos los que presagian,
presagiando a lo lejos
signos de salvacion.

SITIOS

Para quienes piensan lo mismo,
en la riqueza de su ser-mismo,
dura es la longitud de los senderos,
en el siempre más fácil, más simple, en lo inaccesible
se niega a decir su sitio.

CEZANNE

Un reposo que se piensa, la insistente
calma de la figura del viejo jardinero
Vallier, que cultivaba su discreción
en el camino de Lauves.

En la obra tardía, la diferencia
entre lo que se presenta y la presencia,
se convierte en simplicidad
realizada y al tiempo superada,
transfigurada en enigmática identidad.

Se abre aquí un camino que lleve
a una presencia común de la poesía
y el pensamiento?

PRELUDIO

Deja que repose el decir de un pensamiento,
si se expone el mismo al juego de la calma de su rigor.

Así, algunos -raramente ahora-, mantenidos en la prueba,
sabrán atreverse a cantos solo posibles a los poetas,
pobre preludio largamente inescuchado.

Son diferentes, cantos y pensamientos, brotando de una
misma rama:

consagrase a gestos imprevistos
en la oscuridad del destino.

RECONOCIMIENTO

Consagrarse, dejarse decir que todo tiene lugar en la
chispa que se emplea, volviéndolo en sí. Qué largo
el camino que lleva a este sitio, donde el pensamiento,
según el ritmo, puede pensar contra el mismo para salvar,
de este modo, la reserva de su pobreza
Pero lo que es pobre salva, con serenidad, lo poco
que tiene.

Alejandro Oliveros Alejandro Oliveros, poeta y ensayista, nació en Valencia el 1 de marzo de 1948. Fundó y dirigió la revista Poesía, editada por la Universidad de Carabobo. Ha publicado diez poemarios entre los que figuran El sonido de la casa (1983) y Poemas del cuerpo y otros (2005). Entre sus libros de ensayos destacan La mirada del desengaño (1992) y Poetas de la Tierra Baldía (2000).

Comentarios (3)

Sheyla Falcony
11 de diciembre, 2016

HOLA Prodavinci..es sheyla..

¿ Quién es el Poeta Alejandro, oriundo de Valencia, otrora urbe industrial ?

..Hola Sheyla..Sí..Alejandro es un Poeta y amigo fiel de la Plaza Prodavinci, y como todo buen valenciano.. se levanta temprano, bendice el mar y la tierra de su amada patria, para que ..Estas.. purifiquen y soporten los delirios ensortijados y sofocantes de la inusual política del momento… Y desde luego, como todo Amigo fiel a nuestra Plaza, siempre contamos con su apoyo..¡y vaya que es importante !, ya que sus escritos se suman a otros escritos que con gran Relevancia ..OXIGENAN CON BUENA LETRA E INTELECTO..las demandas y el sentir criollo y cultural de nuestros asiduos lectores….je,je,je..amiga, ud. esá en esa lista. Saludos.

OK.. Prodavinci…ja,ja,ja,..y desde luego gracias por soportarme en estos espacios de hermoso mar eterno y librepensador..Saludos, y Feliz Navidad 2016..sheyla.

Victoria I
12 de diciembre, 2016

Hola Amigos de Prodavinci Hola Sheyla Falcony ……………… Hola Poeta Oliveros, gracias por traernos al “Rey de la filosofía” al Foro Prodavinci, seguramente estos hermosos poemas del gran filósofo van a despertar un renovado interés por la obra de un alemán-católico. Como cultura general, siempre he querido entrar en las profundas lecturas de su filosofía, pero luego se interpone la barrera de aquel insólito apoyo del filósofo alemán a la causa del oscuro período nazi. Sería interesante descifrar por qué un católico de cuna se dejó embaucar por tan nefasto movimiento político..PERO ASI SON LOS ESPEJISMOS POLITICOS, CAUTIVAN Y SE DESLIZAN CON SIGILO PARA ATRAPAR A SU PRESA..( el manso pueblo). Desde luego, también los grandes filósofos son personas que pueden cometer errores existenciales, tal vez éste fué el peor traspié de la vida pública de Heidegger. Pero Hoy, desde mi óptica, el gran filósofo queda reinvindicado e incorporado al gran mundo literario.

Estelio Mario Pedreañez
13 de enero, 2017

Amiga Victoria I: El afamado filosofo aleman Martin Heidegger es una de las mas dramaticas contradicciones intelectuales en un hombre del violento siglo XX. Aunque crecio en una familia catolica alemana recordemos que la Iglesia Catolica invento la mentira del “castigo divino” para pretender justificar la milenaria esclavitud y contra expresas enseñanzas cristianas, tambien oprimio a sus propios esclavos, y que su secular discurso esquizofrenico de odio contra los judios (olvidando que Jesus, la Virgen y los Apostoles eran judios) fue un ingrediente esencial en muchas matanzas. Y la Alemania de su tiempo era una nacion muy racista, que ya en 1904-1908 cometio el primer genocidio del siglo XX contra los negros Herero y Nama en la actual Namibia. No es tan insolito que Heidegger se convirtiera en un militante del genocida Partido Nazi (lider de mediana jerarquia que hasta uso uniforme), furibundo admirador y propagandista de Hitler, que fue un delator y perseguidor de judios. Un villano.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.