Blog de Alberto Barrea Tyszka

El sonido de una olla; por Alberto Barrera Tyszka

Por Alberto Barrera Tyszka | 4 de septiembre, 2016
AndresKerese-1S-5-of-79

Fotografía de Andrés Kerese [01/09/16]

La periodista Luz Mely Reyes lo dijo con unas frases luminosas: “Mientras más tarde el chavismo en irse, menos chance tiene de volver”. Pero el desespero de los poderosos suele ser ciego y sordo. Ni pueden leer lo que ocurre, ni tienen la capacidad de escuchar a los otros. Todo lo sucedido antes, durante y después de la marcha del 1 de septiembre solo muestra, de manera evidente, la impotencia y el desconcierto de quienes están en el gobierno. La sala situacional se ha convertido en un horóscopo errático. El oficialismo ya no sabe cómo escapar de sí mismo.

Es sorprendente el esfuerzo y el gasto que se realizó para promover el miedo y la parálisis, para amedrentar al pueblo, para tratar —por todos los medios— de evitar que se diera la manifestación. El gobierno que habla de la democracia “participativa y protagónica” se dedicó a impedir la participación y el protagonismo popular. Peor aun: usó el dinero, los bienes y los espacios, de los ciudadanos para actuar en su contra, para impedirles ejercer su ciudadanía.

Organizaron actos públicos por todo el país, realizaron dos marchas alternativas en las mismas fechas, aplicaron formas de control de la información, impusieron cadenas mediáticas…trataron todo el tiempo de imponer la idea de que marcha no era una marcha, de que el pueblo no era el pueblo, de que lo único que se pretendía el pasado jueves era dar un golpe de Estado. Descalificar la democracia es una extraña forma de suicidio: se dedicaron a deslegitimar lo único que puede darles legitimidad.

Todo esto tiene, además, un costado más brutal y trágico. Viene acompañado de violencia: agresiones, abusos, violaciones a los derechos humanos y a los debidos procesos judiciales. Si existe algo que pueda llamarse “madurismo” no es ciertamente una corriente ideológica, ni siquiera un movimiento político claro. Ese término define, cada vez más, una reacción de fuerza, una tendencia a ejercer el poder desde los aparatos represivos del Estado. Maduro está eligiendo la peor versión de nuestro pasado: detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, encarcelamientos sin juicios, censura…Su actuación personal en la isla de Margarita solo es una expresión de su opción como política de Estado. No tolera ni siquiera el sonido de una olla. Ante la expresión popular, tiene un arrebato de intolerancia, elige una víctima débil, se comporta de forma violenta y, luego, intenta controlar los daños a punta de maquillajes mediáticos o de silencio.

Siguen viviendo desde la fantasía de la eternidad. Hablan y actúan como si nada tuviera consecuencias. Maduro denuncia que descubrieron un campamento paramilitar a “500 metros de Miraflores”. Afirma que han sido capturados “92 colombianos, paramilitares y mercenarios”. Y ya. No hay nada más ¿Dónde están? ¿Quiénes son? ¿Qué han declarado? ¿Cómo llegaron a ese lugar? ¿Quién los contrató? Silencio. De la misma forma se comportan. Secuestran, detienen, encarcelan, enjuician… sin dar explicaciones, como si fuera normal esa manera de proceder. La impunidad oficial es inaceptable. Y la complicidad del llamado “poder moral” da verguenza ¿Cuál es el pronunciamiento de la Defensoría del Pueblo ante todo esto? Tarek William Saab ignora de manera deliberada la arremetida oficial y habla de civismo, de paz. Están poniendo a prueba el sentido común. El oficialismo está desafiando la capacidad de indignación de todos los venezolanos.

Hugo Chávez se enfrentó en dos oportunidades a situaciones límites, a conflictos extremos. Tanto en el golpe del 92 como en el golpe del 2002, Chávez paradójicamente decidió no actuar como militar sino como político. En ambos casos, renunció. Y, a la larga, ambas renuncias lo beneficiaron. Maduro ahora hace totalmente lo contrario. No piensa, no escucha. Solo elige la fuerza. A pesar de la derrota aplastante del 6 de diciembre del año pasado, sigue instalado en el “como sea”. Mientras no acepte su fracaso, seguirá fracasando. Las frases de Luz Mely Reyes deberían ser su mantra: mientras más tarde en irse, más le costará regresar.

♦♦♦

qué es lo relevante de la marcha

análisis del #1S Qué viene ahora

100 de la toma de Caracas

Ésta son las acciones comunicadas por la MUD para después de la #TomaDeCaracas MonitorProDaVinci-1

ÇQué puede pasar con la inmunidad parlamentaria, tras el anuncio de Maduro; por José I. Hernández

Qué fue lo que dijo Nicolás Maduro sobre la #TomaDeCaracas y la inmunidad parlamentaria

Alberto Barrera Tyszka 

Comentarios (12)

elias reveron
4 de septiembre, 2016

Creyeron q su tutela era eterna, q su visión de soberanía, d patria, democracia, d protesta, d paz, d bienestar, en resumen d gobernar, tiene y debe ser la misma d los ciudadanos, quien por lo tabto la debe acatar, aceptar, aclamar y practicar, porq los castros d cuba, asi lo han podido mostrar e imponer durante mas d 50 años, no se convencen q ni somos cubanos, ni Vzla, es Cuba, ni estamos en tiempos de esclavismo, ni dictadura, ni al estilo d pinochet, ni d goriletti, pero tampoco fidelista, ni chavista, ni madurista, ni china, ni rusa, hemos sido y seguimos siendo inconformes, irreverentes, rebeldes, valientes en la 4ta. en la 5ta.y las q vengan, nunca hacia atrás, sino pálante, avanzar, progresar y desarrollarnos, paso a paso, sin pausa, pujante, vibrante, no aceptamos el disfraz d protagonismo, participativo, se es o no se es, nada d medias tintas, solo democracia completa, sin tapujos, sin condiciones ni restricciones, solo gobierno palanca de emprendimiento

Carlos
4 de septiembre, 2016

Siempre lo he dicho este gobierno es un abusador y ineficiente

Santos Palacios
4 de septiembre, 2016

Este señor escribe excelente, buena pluna

Inés
4 de septiembre, 2016

Pues, ¿entonces será mejor que se tarde bastante para que no regrese nunca?

Ricardo
4 de septiembre, 2016

Escribo desde Colombia. No voy a Venezuela hace muchos años, pero amo y admiro ese país. Me duele lo que están pasando. El maestro Barrera T. tiene una capacidad verbal asombrosa. En pocas frase puee compendiar la indignación, la ira que deben estar sintiendo todos los venezolanos. Adelante, hermanos!

@manuhelm
5 de septiembre, 2016

Estos tipos ponen cara muy seria cuando lo que están es reciclando paramilitares. Mucha formalidad cuando lo que están es inventando epopeyas. Maduro y su combo quedan afónico de tanto luchar y Ganarle batallas de ideas al espejo. Al menos el Quijote se enfrentaba a molinos reales.

Lo cierto es que la Agenda la perdieron. Ahora es Maduro quien tiene que improvisar y moverse fuera de su zona de comodidad.

José Daniel
5 de septiembre, 2016

Mis respetos, todo claro y también el complemento que le hace el Sr. Elías Reverón

Henry
5 de septiembre, 2016

Yo opino lo mismo: Mientras más tiempo se quede Maduro y su camarilla en el gobierno, más se desprestigian, porque en vez de intentar solucionar los problemas de país, siguen haciendo lo que hasta ahora han hecho, es decir, lo que está reseñado en el artículo. Por eso pienso que es preferible que el revocatorio se haga el año que viene, para haya un presidente de la misma tendencia y se termine de desprestigiar el PSVU. Lamentablemente, que esto sería a costa de más sacrificios por parte del pueblo.

Virgilio Alvarez
5 de septiembre, 2016

Tratar de tipificar el gobierno de Maduro dentro de una doctrina, ideología o movimiento es una soberana tontería. La historia solo hablara de la más grande entelequia de ignorantes jamás ensamblada en la historia de la humanidad acompañada de un pueblo que se dejo engañar porque la realidad no le cabía en la cabeza.

Malula C
5 de septiembre, 2016

Si muy buen artículo.. ………. El extravío rojo en su peor momento.. Yo solo veo a una serpiente roja que se suicida mordiéndose así misma…..Será que no queda ningún cerebro SANO en el núcleo del gobiernno como para detener a la serpiente?. CAMBIO DE GOBIERNO YA !!!

…………………Y POR FAVOR LIBEREN A LOS PRESOS E INOCENTES MARGARITEÑOS..SOLO ESTABAN EJERCIENDO UN DERECHO CIUDADANO, con una tapa y una olla.

nalet
6 de septiembre, 2016

La desesperación de perder el poder,los hace más vulnerable porque sencillamente ya no tienen con que

gerardo
6 de septiembre, 2016

Creo que el venezolano sigue tropezandose con sus fantasmas historicos de desigualdad social, corrupcion, caudillismo y barbarie para expresar su razon de ser como pais. Lo que avanzamos en intitucionalidad y progreso, lo destruimos en un dia por resentimiento social y estupidez politica. Somos los reyes de las soluciones magicas, Boves y Chavez en politica, el precio del petroleo o el kino en economia, Jose Gregorio Hernandez ( ya muerto por supuesto) y los brujos, en salud y asi hasta el infinito en todo lo que hacemos y pensamos. Entonces toda esta improvisacion trae las consecuencias que vivimos, un pais caotico y desesperante, que paso de Valores humanos con Uslar Pietri a la Hojilla o a Con el Mazo Dando de Cabello. Todo irracional, todo ilogico, todo un fracaso, lamentablemente un gran fracaso como sociedad, donde los instruidos se van y los excluidos se siguen reproduciendo a pesar del hambre. Verdaderamente una calamidad!

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.