Blog de Willy Mckey

El ministro Padrino López y el vocablo “atrocidad”; por Willy McKey

Por Willy McKey | 6 de junio, 2017

padrino640

De todas las palabras que caben en el discurso de Vladimir Padrino López, “atrocidad” fue la que escogió para referirse a los hechos que han cometido varios guardias nacionales en la calle.

Y “atrocidad” no es una palabra cualquiera.

El adjetivo atroz, en sus orígenes, está vinculado con el luto. Es una palabra derivada de ater, el color negro y sin brillo de lo luctuoso que resultaba del humo negro de las quemas destructivas.

Atrocidad es una palabra que viene del humo, de ese humo que no deja ver.

Visto así, detrás de tanto humo, resulta lícito preguntarse qué mueve a un Ministro de la Defensa a decir “No quiero ver un guardia nacional más cometiendo una atrocidad en la calle”.

Aquí mismo, en Prodavinci, se han recogido testimonios vinculados con el ater, con el color del duelo. En uno de ellos un padre afirma que los destacamentos no han puesto a la orden de la investigación a los efectivos que asesinaron a su hijo. En otro, una mujer recuerda cómo aguantar el espanto de saber que a un ser querido le ha pasado una tanqueta por encima. En varios la muerte llega en forma de terror uniformado.

Hemos conocido el testimonio de quienes ya no necesitan de gas lacrimógeno para llorar, porque las fuerzas públicas los han obligado a vivir un funeral, uno de los ritos atroces que hemos padecido durante dos meses de represión.

Dos meses de atrocidades.

Y aquí de nuevo aparece el timing como un elemento fundamental durante las crisis políticas.

En las declaraciones del ministro Vladimir Padrino López hay una palabra mucho más pequeña que pone en evidencia la profunda deuda que implica decir “No quiero ver un guardia nacional más cometiendo una atrocidad en la calle”. Ese brevísimo adverbio: “más”.

¿Cuántas atrocidades tuvo que ver el ministro para no querer más?

Después de dos meses, utilizar la palabra “atrocidades” en el discurso oficial puede dar la impresión de que el ministro reacciona a los registros audiovisuales de efectivos robando.

¿Es eso lo único nuevo?

¿Es eso lo que despierta está advertencia?

Atroz es un adjetivo muy grave como para tomárselo a la ligera.

Según Padrino López, la conducta de un soldado venezolano debe estar dirigida a garantizar la paz, advirtiendo que quien “se aparte de la línea de Estado, de la preeminencia de los Derechos Humanos, el respeto de los Derechos Humanos” y que no se comporte “como un profesional”, debe “asumir su responsabilidad”.

Son dos meses de actuaciones, de videos, de denuncias y humo negro. Y desde hoy le resultan atroces.

¿Quién asume la responsabilidad de esas atrocidades cometidas hasta hoy?

¿Quién responde?

¿Quiénes son los responsables de las armas largas, de los casquillos de balas, de las lacrimógenas vencidas en la cabeza, en el rostro?

¿Algo comienza a cambiar, ministro?

***

LEA TAMBIÉN:

¿Cuáles son las implicaciones de las declaraciones de Padrino López?; por José Ignacio Hernández

Willy McKey  Parte del equipo editorial de Prodavinci. Poeta, escritor, docente y editor de no-ficción y nuevo periodismo. Especialista en semiología política y conceptualización creativa. Puedes leer más textos de Willy McKey en Prodavinci aquí y seguirlo en twitter en @willymckey Haga click acá para visitar su web personal.

Comentarios (10)

Lino Valera
7 de junio, 2017

El Ministro podra controlar las atrocidades de la Guardia Nacional Bolivariana, pero quien controla las atrocidades d elos colectivos, que no solo comenten delitos de lesa humanidad sino que se dedican a robar a todo el que pueden y con pistolas, recubiertas las caras y bajo la venia de los gobernadores de estado

Milosevic
7 de junio, 2017

A mí me huele a “bardas en remojo”…

Brother Full
7 de junio, 2017

Por favor,

El que dijo:

“No quiero ver un guardia nacional más cometiendo una atrocidad en la calle”

Es el mismo que dijo:

”¿Cuántos muertos más necesitan los extremistas opositores para abandonar la violencia?”

Entonces: ¿Cómo siendo tan extremas y opuestas diichas afirmaciones calzan en una misma cabeza?

¿Ahora la incongruencia y la contradicción corresponden a la lógica?

Sencillo: Es a lo que en Venezuela se justifica con el nombre de Chavismo.

yadira guerrero
7 de junio, 2017

Brillante y agudo análisis.

mijhail
7 de junio, 2017

Un clásico movimiento de “huida hacia adelante”.

Leonardo Martinez
7 de junio, 2017

A mi me gustaría que alguien con conocimiento del lenguaje corporal, hiciera un analisis de la gestualidad del GJ Padrino López. Por momento parece que fuera sincero, por otros pareciera que miente o engaña…

Guido De Stefano
7 de junio, 2017

Transporto mi vida en mi esquina, teniendo la maligna y poca consolacion que, un hombre inteligente no puede en verdad llegar a ser nadie y que, solo los tontos llegan a ser alguien. Fedor Dostoyesku

Angel Zambrano
7 de junio, 2017

No quiere ver más una atrocidad… No quiere ver más… No quiere ver… No quiere.

Iñaki Matanza
7 de junio, 2017

¿Empiezan a aparecer las grietas ante las fuerzas sociales desatadas?

Ójala.

Eduardo
12 de junio, 2017

Pienso que existe entre ciertos funcionarios una evidente inquietud frente a la situación casí miedo de lo que pueda suceder y el <Ministro tan solo poner sus barbas en remojo por si acaso ocurre "algo" o tenemos que reconocer que en el fondo es un hombre conciente y sabe que lo que ha sucedido esa represión daña la imagen de las FAN y los excesos no son buenos para nadie.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.